Inicio » Una Cosa Más

Cuaderno de pandemia (7)

- 1 abril, 2020 – 12:3511 Comentarios

Manuel Valero.- A primeras horas de la mañana me llegó la noticia del fallecimiento del sacerdote don Mariano Mondéjar. Minutos después de recibirla me dije que era una muerte esperable. No. No por viejo, no por cura, no por ser humano, que era humano y grande, sino por apóstol.

¡Cómo no iba a dejarse la vida, don Mariano si no había enfermo en el hospital de Santa Bárbara que no lo conociera en sus visitas a las camas de los postrados! Y en el Hospital General de Ciudad Real ha muerto. En el corazón de un tiempo de tribulación que nos hurta acompañarle en su último tránsito.

Pero me consuela la ejemplaridad de don Mariano. De haber estado en buen estado de salud y cargado con menos años se hubiera enguantado y enmascarado para ir de cama en cama, con su soplo de aire solidario. Pero ya andaba muy tocado este cura de las minas, viviendo sus años en la residencia de Miguelturra. Este cura escritor, figura imprescindible de Puertollano, cuya historia resumió en un delicioso y breve relato.

Su libro me sirvió en su día para mis escritos y de ello hablamos una vez que me visitó cuando yo andaba convaleciente de una operación. No podemos asistir a su entierro pero su figura histórica ya ha quedado incrustada para siempre en la memoria de la ciudad, desde Asdrúbal a la Asunción, desde la Virgen de Gracia a la pequeña capilla del Santa Bárbara. Descansa en paz.

Por eso la calle hoy me ha parecido aún más triste que ayer pese a los rayos de sol que iluminaban el solitario asfalto y las hojas que le crecen por días al árbol frente a mi balcón. Tan aislados nos sentimos y tan unidos al mismo tiempo. Una bella paradoja que hace respirable esta amenazante atmósfera de inquietud. Lo que hacíamos hace apenas un mes lo recordamos ahora como retazos de otra vida. La muerte le va poniendo nombres y apellidos a paisanos y amigos que no sobreviven al ataque criminal pero nos mantiene en la esperanza de la pronta recuperación de los heridos.  Hoy más que ayer, con más fuerza,  cobra sentido el himno patriótico contra el coronavirus: resistiremos.

Y abrimos un nuevo mes. El debate político me parece deleznable. Todo parecía ir bien hasta que de nuevo surge el zarandeo político con el argumento de que desde el Gobierno se está ensayando una mis en scene comunista, ni más ni menos. Y en la provincia no falta quien está a la que salta para meterse con el contrario, el que gobierna, claro, y hurgarle en el ojo de los errores. Me aterra pensar que en un recodo de esa intención de aparente crítica se esconda la aviesa intención de una inversión de  votos a futuro. En estas circunstancias que son la antesala posiblemente del año cero de un tiempo nuevo la crítica constructiva no existe. Lleva implícita unos intereses. Y así vamos.

El recuento de datos exactos y la presencia, virtual o física, de nuestros gobernantes locales, es otro asunto que te asalta y se te cuela en este superávit de horas domésticas. La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, se ha saltado la regla y le ha dicho a sus paisanos lo que hay. Y me parece bien. Tanta disciplina para ocultar LA cifra temida de los muertos. ¿Por qué no debemos conocer exactamente el estrago que causa en nuestros pueblos y ciudades esa diminuta criatura criminal? La gente ya ha demostrado con creces la musculatura social en estos momentos desconcertantes e inéditos. 

Las cifras no se corresponden con la realidad. Todas aquellas personas con las que hablo coincidimos en los mismo, a falta de un test a discreción, la cifra de contagiados oficiales es sólo una pequeña muestra. La información veraz, clara y rigurosa vuelve de nuevo a ser motivo de reflexión en una sociedad democrática. Es comprensible que los gobiernos autonómicos y locales, siguiendo la instrucción –algunos al pie de la letra-traten de aliviar la carga de preocupación. Y sin embargo una sociedad que es capaz de actuar civilizadamente en su inmensísima gran mayoría está preparada para darse de bruces con la realidad. Por dura que sea. Otra cosa son los fallos y la falta de coordinación y negligencias. Conviene denunciarlas pero no cebarse en ellas. No son tiempos de hacer oposición al uso.

Muchos ciudadanos de Puertollano  echamos en falta la presencia virtual o física del equipo de gobierno. Supimos que Isabel Rodríguez está pasando unos días difíciles. En su rol de alcaldesa y como paciente del Covid. No sabemos nada más de otros miembros del equipo de Gobierno o de la Corporación si están sano o tacados, en cuyo caso les deseo una pronta y rápida recuperación. Pero detecto un cierto déficit de información y de ánimo. Por video o presencial. El cargo es muy soportable en días de normalidad, tan solo incomodado por la fiscalización democrática de la oposición, con mayor o menor tino y tiña, pero en estos tiempos aunque constituya un riesgo, es cuando nuestros alcaldes y alcaldesas deben estar a la altura de las circunstancias, visitando los frentes hospitalarios, los servicios de limpieza, los soldados de la UME, dirigiéndose a la población a través de las redes, explicando pormenorizadamente la gestión y teniendo la valentía de contarle a sus paisanos toda la verdad. TODA. Si no el primer edil, el segundo, o el tercero, por mandato. 

No dudo del trabajo y el estrés al que están sometidos. En Puertollano se trabaja contra la pandemia,  pero alcanza una nota de simple aprobado, en el aspecto de visibilización de quienes nos gobiernan. En ese sentido la alcaldesa de Tomelloso ha sido una excepción. No se trata de pedirles  temeridades sino un poco más de valentía porque tendrán todo el apoyo que nos pidan y la gratitud por su coraje. Esas cosas los ciudadanos las detectan y las valoran.

Nuevos ánimos desde el confinamiento.

Y don Mariano, saludos desde este valle de lágrimas. Ahora estás en un sitio mejor.

PD.- Poco antes de acabar este texto me ha llegado la noticia del fallecimiento de Antonio Larrondo Cano, que fue director de los colegios públicos Ramón y Cajal y Gonzalo de Berceo de Puertollano. DEP y que la tierra le sea tan leve como amplio el cielo.

Etiquetas:

11 Comentarios »

  • menda dice:

    Sí, la alcaldesa de Tomelloso y también los concejales de IU de Argamasilla de Cva. ,que han hablado de casos en el hospital sin revelar nombres, obviamente, son un ejemplo de empatía con sus ciudadanos. El resto de alcaldes debería salir a la palestra para dar una cifra aproximada de los contagiados que pasan por los centros de salud , qué menos. Ellos tienen facilidad para comununicarse con los médicos de atención primaria interesándose por sus ciudadanos. Isabel Rodríguez tampoco está siendo un dechado de transparencia.

    Está comprobado que, cuando no hay tontadas que promocionar para promocionarse, se agazapan *MODERADO*. Vale que el desglose por poblaciones se haga cuando se extirpe el puto virus, a través de la página del INE, como nos recordaba el consejero ayer. Pero creo que los ciudadanos nos merecemos conocer cuál es la carga vírica en nuestros pueblos. Aunque sea como motivo disuasorio para los rebeldes que salen a la calle con cualquier pretexto.

  • asombrado dice:

    ¿De qué se sorprende, don Manuel? Hay una canalla suelta que está propagando los bulovirus a una velocidad supersónica. Son legión de gente incapaz de leer un artículo argumentado y razonado. No lo han hecho en su vida. Ahora tienen todo el tiempo del mundo y poco cerebro pero, ay, lass consignas apocalípticas , difamatorias y repugnantes se leen con suma facilidad y se propagan a la velocidad del rayo gracias a las redes. Ayer se preguntaba un chaval, parroquiano de Vox por el paradero de Abascal. Y alguien le conestó : Abascal eres tú y todos los que les estais haciendo el trabajo sucio , mientras él se come las palomitas repantigado en el sofá.

  • Acemila dice:

    Estoy totalmente con usted en su artículo, solo desde aquí, rendir un pequeño recuerdo y homenaje, a D. Mariano y todas las personas, amigos, familia, vecinos, padres y madres, hijos que están marchándose de nuestro lado solos, sin poder acompañarlos en su último viaje.
    D.E.P. todos ellos, que seguro velan por nosotros, donde quieran que estén y mucha fuerza a las familias que se ven en soledad en estos momentos.

  • Alonso Quijano dice:

    Sin quitar importancia al Covid-19, continúo teniendo mis dudas al respecto de la crisis que éste virus nos está conllevando y que, otras «pandemias» más conocidas NO han representado, ahora ni con anterioridad, la debacle a la que estamos siendo sometidos.

    Datos constatables:

    * 8.500 niños mueren cada día de desnutrición y según las estimaciones de Unicef, el Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la División de Población de Naciones Unidas, se calcula que 6,3 millones de niños menores de 15 años murieron en 2017 por causas, en su mayoría, prevenibles. Eso solo en niños. Y hay medicina….se llama COMIDA.

    * Día Mundial de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Cada 25 segundos muere una persona en el mundo por un accidente de tráfico.
    Estos siniestros causan la muerte de 1,25 millones de personas cada año en el mundo.

    *El 54,7% de las muertes en España en 2018 fueron por enfermedades del sistema circulatorio (primera causa de muerte en mujeres) y por tumores (principal motivo en hombres).
    Según la estadística «Defunciones según la causa de muerte» difundida por el Instituto Nacional de Estadística, en 2018 se produjeron en España 427.721 defunciones, que si aplicamos el porcentaje, representan 233.963 personas.

    ….podemos seguir consultando datos en la web….. Insisto, no entiendo lo que estamos viviendo.

    • Censor dice:

      La de cosas que ocurren en el mundo, y Pablo Iglesias y Sánchez dando a la Sexta y Telecinco 15 millones de euros, oiga.

      Qué diferente el mundo de las tragedias cuando es la izquierda la que provoca las muertes. No aparece una Pilar Manjón ni los compañeros y familiares de Couso a clamar por el crimen y la injusticia.

      Pues no sé preocupe, que nuestro gobierno tiene atención para ese mundo pobre y abandonado. A Marruecos le van a dar algún dinero en ayudas para el coronavirus. Espero que el dinero no acabe en otro yate de 100 millones de dólares para el sultán.

      Y ahora, siga proclamando que la muerte de 9.000 inocentes, muchos viejos y enfermos, carece de importancia. Hay que relativizar…

      • Voxtarate dice:

        Decadente rima con indecente. Eso es lo que sois censin y manolin. Bueno, tú además, por no tener no tienes ni orgullo. A mi me dan los zascas que te ha dado en diversas ocasiones Valero y no vuelvo por su columna. Claro, yo tengo dignidad. Y conste que asumo la eliminación de este comentario, que pierde su razón de ser cuando supriman el tuyo, jeje

  • Antonio Fernandez dice:

    Efectivamente

  • Charles dice:

    Dada la situación cambiante que estamos viviendo, los datos son revisados y actualizados permanentemente. Nadie dispone de una bola de cristal para prever el futuro al 100%……

    • Censor dice:

      Tenemos datos destilados como las ruedas de prensa del Presidente y sus enterradores. Un parlamento cerrado, censura a la prensa en sus preguntas al gobierno, pago de 15 millones de euros a Mediaset y Telecinco… Un ministro de sanidad inútil para el cargo, actitudes y normas totalitarias… La economía rota y dos millones de parados, que serán más a pesar de prohibir despidos. Vamos de cráneo y lo único que hace nuestro gobierno es prohibir la realidad. Cómo no espabilemos los españoles…

  • Voxtarate dice:

    Ángel Manuel, disfruta de tu libertad en tu hedionda cloaca. Disfruta los deleites que te proporciona el hedor a muerte y dolor.

Leave a comment to menda

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.