Inicio » Sin tapujos

Hacia un Estado distáxico

- 2 marzo, 2021 – 07:1616 Comentarios

Gustavo Bueno se apropió de un término utilizado por Aristóteles en su Política. Lo reformuló para adaptarlo a su propia Teoría Política; hablamos de eutaxia: el conjunto de planes y programas dirigidos a la pervivencia del Estado a lo largo del tiempo.

Lo opuesto sería la distaxia: los planes y programas cuya finalidad sería el debilitamiento del Estado, el resquebrajamiento del mismo e, incluso, su fractura.

La II Transición borbónica se ha caracterizado por su devenir distáxico. Lo de menos es si fue o no premeditado. Bueno nos recordaba que Sancho lavaba su burro porque estaba sucio; San Agustín lo hacía para mayor gloria de Dios. En cualquier caso, el resultado final era el mismo: El burro quedaba limpio.

La consecuencia de las políticas aplicadas en los últimos 45 años es evidente: Un Estado debilitado, dominado por las pulsiones centrífugas; esto desde un punto de vista meramente material, agravado por una división moral de la comunidad política; entendiendo como moral al conjunto de normas que rigen el comportamiento social. Así, hoy en día se constata cómo una parte de dicha comunidad ve con buenos ojos la existencia de un Estado débil, sin advertir, quizá, las consecuencias para su propia calidad de vida.

La política de la II Restauración ha sido tan confusa que ha logrado que un asunto tan capital como la pervivencia del Estado no haya sido compartido por una importante mayoría de españoles, que no entienden que nuestros derechos están tajantemente condicionados por la solidez de aquél.

De forma incomprensible, un español de Cuenca o de Asturias, por ejemplo, puede llegar a pensar que cualquier reorganización del modelo territorial a una federación asimétrica de sus regiones no le afectará lo más mínimo ni en su pensión, sanidad, educación, etc.

De toda la cadena de decisiones distáxicas, el nombramiento de Miquel Iceta como Ministro de Política Territorial y Función Pública tiene una importancia transcendental. Este parásito de partido, con un C.V. especializado en vivir del resto de los españoles, en tanto militante de una de las formaciones políticas constructoras de la partidocracia existente y, por tanto, financiado para que una legión de indolentes hayan vivido y vivan del sudor de los demás; este parásito de partido se encargará de avanzar todas las casillas posibles hasta finalizar el juego de la secesión encubierta mediante un Estado Federal asimétrico; el gradualismo, el veneno en pequeñas dosis, para que el efecto letal de cada pequeña decisión pase desapercibido.

La primera misión de las autoridades de cualquier Estado es velar por la existencia del mismo y su fortalecimiento: su eutaxia, ya que de las mismas dependerá irremisiblemente la cantidad y calidad de las prestaciones sociales, así como de los derechos de sus nacionales. Las acciones antojadizas, inconsistentes, son distáxicas; ponen en peligro el futuro desarrollo y bienestar de toda la comunidad política residente en aquél.

Que las leyes de un Estado y/o los responsables de legislarlas, imponerlas o interpretarlas, amparen a quienes promueven su distaxia es una sinrazón, catalogada en cualquier parte del mundo, hasta no hace tanto, como delito de traición; la aceptación de esta práctica, un suicidio colectivo que, fuera de toda lógica, una parte importante de la población no acierta a ver o prefiere no hacerlo.

_

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

16 Comentarios »

  • Partitocracia dice:

    «El negocio de los progresistas es el de seguir cometiendo errores. El negocio de los conservadores es el de impedir que los errores sean corregidos.»

    —G. K. Chesterton

  • Hiprogritas dice:

    Me parece surrealista leer (mucho) mejores artículos de opinión en un diario de comarcas que en «El País» o «El Mundo». Dice mucho del periodismo de hoy en día. En fin, mis felicitaciones al autor.

  • Hobbes de luto dice:

    La consecuencia de las políticas aplicadas en los últimos 45 años es evidente? Si? Y de los 50 anteriores, que es de donde procedían los que fundaron la nueva derecha española en 1978 y luego pusieron a sus descendientes en todo el arco funcionarial, militar y de Justicia de Madrid, capital de España? Si, los del todo atado y bien atado…esos que no dudan en constituirse en un poder en la sombra para destrozar a todo aquel que les toque las olivas y que tienen a Castilla La Mancha como corral para sus venaos.

    Dices que la sociedad ve con buenos ojos un Estado Débil??? Pero no es la Derecha para la que cacareas en MCR, la que quiere un estado débil??? Yo creo que los 26 millones de hijos de puta a los que hay que fusilar, entre los que estoy orgulloso, orgulloso y muuuuy orgulloso; lo que queremos es un Estado fuerte que pueda dar una respuesta contundente a este momento de crisis económica, social, sanitaria que ha generado la Pandemia.

    Son los Trifachitos los que provocan la distaxia allá donde gobiernan. Así fue con Aznar y Rajoy, así es con Moreno Bonilla y Ayuso (bueno, con quien le mueve los hilos a Ayuso en Madrid, el de las borracheras y choques de coches ese).

    Hablas de una división moral, como si la gente de buena voluntad en España, que es mucha y de diversas ideología, no la tuviera. Y no mencionas que la bajeza moral (la peor en siglos) desfiló en su día por la puerta principal de El Escorial, y ahora lo hace por la puerta del Supremo y la Audiencia Nacional. Una bajeza moral soportada en Villarejos, kitchenes, ministros opusinos del Interior y demás ralea. Y no ves la altura moral de una inmensa cantidad de españoles y españoles que trabajan a destajo, pagan sus impuestos y quieren la mejor educación para sus hijos, no que acaben en colegios privados donde lo que prima son las relaciones sociales.

    Decía Aznar el otro día, que si quieres mantener las instituciones, hay que creer en ellas. Buena hostia al Emérito. Otro ejemplo de bajeza moral que aún no ha pagado, siquiera, los impuestos que debe por su tren de vida absolutamente imposible con el sueldo que le pusimos los españoles y que estaba a años luz de cualquier españolito mortal.
    Por supuesto que estoy de acuerdo en la baja calidad de la política española desde 1978 (ojo, de la política en general, pero NUNCA de todos los políticos, porque hubo y hay muchos que son un ejemplo a tener en cuenta, y que se les denosta solamente por su pertenencia a un partido político), pero solo hay un culpable: el ciudadano analfabeto político que lleva la papeleta como el que va a un partido de fútbol. Sin leer programas, sin exigir luego en las instituciones y la calle que se cumplan, o callando ante palmeros y lameculos que han nacido dentro de los propios partidos políticos.

    Pero amigo, esa es la grandeza de la Democracia, que el voto de un español vale lo mismo que el de los otros 46 millones. Y, sin embargo, entre los 46 millones no somos capaces de echar a escoria política que NUNCA debió llevar a parlamentos o plenos. Y ahí debes mirarte al espejo ideológico y ver quién dirige los pasos del Trifachito.

    Haces referencia a Iceta, pero te callas que Casado creció dentro de Génova, que no ha tenido un puto trabajo en su vida y que ni siquiera fue capaz de sacarse la carrera como tú o yo, aprobando exámenes; sino en los tribunales. No hablas de Abascal, quien debió provocarle varias mastitis a Esperanza Aguirre con sus mamandurrias, de quien no hay una sola línea en su vida laboral fuera de la mamandurria pública, o de Arrimadas, con solo un año y medio de trabajo. En fin, que no te ves la viga en el ojo y aprovechas para lanzar el discurso suicida contra la política y por el advenimiento de otra dictadura, pero vas de culo, amigo.

    Sin embargo, me encandilas cuando dices que la “primera misión de las autoridades de cualquier Estado es velar por la existencia del mismo y su fortalecimiento”…verás cuando te lea la liberal Esperanza Aguirre, te va a soltar cuatro hostias que no vas a saber por dónde te han entrado. Si es que no hay quien te entienda, eres un furibundo vocero de la ultraderecha y pones que hay que velar por la existencia del Estado ¿Pero qué Estado? ¿Algo parecido ala Comunidad de Madrid o de Andalucía o Murcia que ni están, ni se las espera? O algo más parecido a Galicia, donde la diferencia con el modelo socialdemócrata es realmente escasa, aunque solo sea de cara a la galería, porque Feijóo tiene también lo suyo?

    En fin…, repito, no hay quien te entienda…eso sí, ya he aprendido dos palabras nuevas que no forman parte de mi entorno laboral, y que te agradezco. A cada cual, lo suyo.

  • pasmao dice:

    Bien visto Don Marcelino

    El problema de la distaxia esa que usted comenta, es que ha sido habitual en los niños ricos mimados, que disfrutan destrozando todo lo que encuentran porque en su amoralidad sólo disfrutan destrozando; a falta de que alguien los ponga en su sitio de cuatro **stias bien dadas.

    Los pobres no han tenido ese problema, esa pulsión autodestructiva, porque por pura selección natural los que se querían autodestruir lo hacían bien pronto. Sin que nadie cuidara de esos juguetes rotos.

    Ahora lo que pretenden esos Icetas (al que habría que añadir mas resentimientos que los devenidos de su condición de antiespañol) es que esas amoralidades de ricos se puedan extender a todos.

    Y que el problema que antes quedaba circusncrito a unos pocos (aunque poderosos) sea universal. De ahí el peligro.

    Con el peligro añadido de que antes la «cretinidad» era un handicap. Ahora es un requisito.

    Para recordarlo no está de mas recuperar aquel chiste de la época de Franco en el que se relataba el alborozo de un mindundis al comentar a su madre que lo iban a hacer ministro. Que no luego no entendía la decepción de su madre, hasta que esta le explicaba que lo que pasaba es que lo de su tontería se sabía sólo en casa pero que expuesto lo iba a saber toda la nación.

    Supongo que visto el percal de ministros que tenemos ahora nadie podrá entender el chiste. Tampoco sus madres.

    Sólo hay que recordar a ese que se quejaba de su minsitro de Hacienda porque no había dinero para hacer política.

    Que los pobres se crean ricos y que quieran «disfrutar» de sus vicios autodestructivos hasta que eso se convierta no en algo a ocultar, si no a mostrar; es lo peor que nos podía ocurrir.

    Sólo así se puede entender (en el supuesto otro lado del espectro) que Casado o Arrimadas puedan tener algún crédito para alguien.

    Un cordial saludo

  • Charles dice:

    Estos mimbres distáxicos vienen de muy atrás……

  • Charles er güeno dice:

    Las 134 toneladas de oro que vendió Zapatero y Solbes en 2008 valdrían hoy unos 6.000.000.000€ más en el mercado.

    Y el oro que regaló y robó Largo Caballero y Negrín a Moscú y París (630T) valdrían hoy unos 35.000.000.000€.

    Siempre que España se empobrece, allí está el PSOE.

  • Censor dice:

    Nada cambiará hasta que reconozcamos que el problema está en la solución. ¿Cómo puede provenir la unidad de la separación en diecisiete partes? ¿Cómo se puede ser tolerante con los albaceas de los etarras y ser intolerante con los que reciben pedradas por ejercitar sus derechos de sufragio activo y pasivo? ¿Cómo se puede defender la igualdad promoviendo el privilegio? En fin. Es el mundo Orwelliano.

    Un placer leerle de nuevo.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.