Banderas sueltas

Dice El Roto, en su viñeta del 12 de marzo que “El patriotismo es una franquicia de los fabricantes de banderas”.

Entendiendo con ello, que todo es franquiciable.

Hasta los mejores sentimientos y los peores instintos.

Pueden comprarse y pueden venderse.

No solo las hamburguesas y los relojes.

Como si no hubiera, además, patriotismo sin banderas.

O como, si la bandera en su urdimbre de telas y escudos, y en su simbología de colores escondiera las vísceras del patriota y ¿el alma de un pueblo?

Patriota abanderado, por supuesto.

¿Por qué llamar Abanderado a una marca de calzoncillos?

¿Unicidad de la tela?

Las vísceras del patriota y su proyecto.

O su falta.

Toda la lógica de las banderas –su nacimiento, sus emblemas y representaciones– tienen que ver con la lógica de la milicia y con el desempeño de la guerra.

Y de allí pasaron las banderas a la normalidad de la vida civil.

Nuevamente abanderada, para definir fronteras y límites de dominios.

Estados abanderados.

Igual que ocurre con los uniformes de batalla –lo cuenta Norbert Elías– nacieron para distinguir a los enemigos de los amigos.

Antes de ello, todos luchando contra todos, con los mismos colores y uniformes.

 Todo eran bajas imprevisibles entre fuerzas iguales; bajas del fuego o arma amiga.

Como ocurre en la reciente guerra de Ucrania: tanques y vehículos rusos diferenciados de los rivales, por una V y luego por una Z, pintadas de blanco sobre el carrozaje del blindado.  

Digo todo esto, además, desde la proliferación de enseñas de Ucrania que se despliegan tras la invasión rusa del mes de febrero.

Edificios iluminados con los colores de la bandera de Ucrania: azul y amarillo.

Pegatinas bicolores sobre solapas, como muestra de un apoyo o una solidaridad.

Cintas de tela y pines solidarios.

Viñetas en los programas de televisión con el icono bicolor.

Que expresa la convencionalidad del cielo –Azul– por más que haya muchos azules en el celaje cambiante.

No sólo el convencional Azul Celeste.

Ni tampoco el convencional Amarillo que evoca un campo de trigo de los campos ucranianos –me resisto a usar el patronímico ucranio–.

Por más que ese Amarillo pueda ser de la mostaza o del limón.

La bandera de Ucrania aparece descrita en el artículo 20 de la Constitución y está compuesta por dos franjas horizontales de igual tamaño de color Azul la superior y Amarillo la inferior.

Fue adoptada el 28 de enero de 1992.

La insignia Azul y Amarilla fue empleada por primera vez durante la Revolución de 1848 y tuvo carácter oficial durante un corto período, en noviembre de 1918.

Varias fueron las banderas usadas por Ucrania en diferentes períodos a lo largo de la historia. La primera referencia a los colores utilizados data de la época de los Hetman y fue encontrada en la crónica de Leópolis del siglo XVII.

En las descripciones que se hacían den los tiempos de los Hetman de las banderas militares, tras el Consejo de Periaslav de 1654, ya se mencionaba el Azul cielo como el color de la bandera.

La misma llevaba diferentes emblemas y lemas.

Además del Azul y del Amarillo, otro de los colores empleados por el Estado cosaco era el Rojo. 

Casi una bandera rusa.

Incluso en la proximidad de colores, el Amarillo de la enseña vaticana como otra proximidad.

Que dicen que representan las llaves de oro de la cátedra de San Pedro.

 Acompañadas de un Blanco, que, a su vez, representa el Cielo.

En este caso diferente del Cielo-Azul-Ucrania.

Y es que toda bandera esconde una historia.

La bandera de Prusia es Blanca y Negra, según Michel Tournier, en honor a los caballeros teutones y a su manto blanco cuartelado de negro.

¿Por qué si la bandera de Prusia era blanca y negra, es más conocido el color azul de Prusia? Cuando debería de ser blanco de Prusia o negro prusiano.

Al Negro y Blanco de los teutones, habría que añadir el Rojo de los Portadores de Espada y obtendríamos la bandera del Imperio Germánico: Blanca, Roja y Negra.

Y ¿Cuándo cambió el blanco del Imperio Germánico por el Amarillo oro de Alemania/Weimar, a secas?

Otro Amarillo, el oro, que añadir al trigo y a las llaves de Pedro.

Esa bandera tricolor fue denostada por los junkers prusianos como “mostaza roja y negra”.

También fue cuestionada por los nacionalsocialistas que veían en ella la presencia del Rojo de los marxistas, del Amarillo del mammón judío y del Negro del catolicismo.

Otra leyenda popular sitúa el origen de la bandera de Rusia en una visita realizada por el emperador Pedro el Grande a los Países Bajos, entonces Provincias Unidas, en 1699.

El Zar, que estaba allí para estudiar construcción de barcos, se dio cuenta de la necesidad de dotar a su futura Marina de una bandera.

Basó la bandera de Rusia en la de los Países Bajos, pero eligiendo los colores rusos.

La bandera de los Países Bajos de aquella época era de color Naranja–de aquí los Orange–, Blanco, Azul y sin Rojo.

De acuerdo con otra hipótesis, los tres colores rusos provendrían del escudo del Principado de Moscú.

En el cual aparece San Jorge con una armadura blanca, montando un caballo blanco, llevando una capa y un escudo azules sobre un fondo rojo.

Entre 1858 y 1883, otra bandera oficial fue usada en Rusia.

Fue un tricolor horizontal de Negro, Amarillo y Blanco, derivados de los colores del escudo imperial.

Pero también alusivos a la muerte el Negro, al oro el Amarillo y a la nieve el Blanco.

Esta bandera continuó siendo usada, así como la bandera de Blanco, Azul y Rojo hasta la caída del imperio.

Tras la Revolución rusa de 1917, los bolcheviques cambiaron la bandera por otra enteramente roja con las siglas РСФСР (RSFSR - República Socialista Federativa Soviética Rusa) en cirílico en la esquina superior del lado del asta.

En 1954, se adoptó una nueva bandera similar a la de la Unión Soviética, pero con una franja vertical azul en el lado del asta.

El tricolor fue adoptado de nuevo el 22 de agosto de 1991.

Y ahora es una bandera de la invasión.

Relacionados

Euromillones

8 COMENTARIOS

  1. ilustrativo articulo histórico, amigo Pepe. De tu exposición me viene que LA PAZ tambien tiene bandera. Es un trapo blanco sin nada. El blanco es la fusión de todos los colores. Es la unica bandera sin franquicia porque la puede hacer cualquiera en un momento. Debe ser por eso que es la única bandera sin colores y con todos los colores que no causa espanto. Un placer y buen domingo.

    • Las banderas solo para sonarse los mocos y las fronteras, exclusivamente para las mafias y criminales.

      Dos inventos del diablo para hacer lo que mejor sabemos hacer los humanos: odiar al diferente.

      Gracias a ambas, los nazionalistas de cualquier ideología y cualquier lugar tienen la perfecta justificación para liarla parda.

      Me quedo con la blanca de Valero y con el muro que el Mundo entero está construyendo contra el sátrapa financiador de la extrema derecha europea y genocida Putin.

  2. Antonio Escohotado: «la extrema derecha no existe, es un invento de la extrema izquierda, que sí existe y goza de excelente salud… La extrema izquierda necesita de un reflejo especular para justificarse». No olvidaremos nunca tu sabiduría, maestro.

  3. Se empieza faltando el respeto a los símbolos, se continúa excarcelando y pactando a terroristas y golpistas, y tomando por siervos a los ciudadanos. Quítate bandera que me pongo yo, político oligarca. Casta.

  4. Jamás existió la lucha de clases, porque los pobres no tienen conciencia de clase.

    Un falangista.

    «En el mundo solo hay tres clases de personas: los de arriba, los de en medio y los de abajo. Los de abajo siempre están abajo. Los de en medio luchan contra los de arriba para ponerse en su lugar. Y los de arriba que pasan a estar en medio (nunca abajo), conspiran a su vez para volver arriba. »

    Orwell, 1984

    »
    «Y careciendo los obreros de manera alguna de organizarse, fundamos este partido.»

    Pablo Iglesias. Fundador del PSOE

    «La prensa ha de ser controlada.»

    Pablo iglesias. Fundador de Podemos,

    «En Ucrania se han visto demasiadas esvásticas.»

    Monedero. Fundador de Podemos.

    «A mí, dejad de hablarme de los socialistas. A mí, traedme un socialista con un tiro en la nuca.»

    Jose Antonio Primo de Rivera: fundador de FALANGE.

    «¿Libertad? ¿Libertad para qué?»

    Lenin.

    «Votadme y acabaré con la democracia.»

    Adolf Hitler.

    »
    Ignoro con qué armas se luchará en la Tercera Guerra Mundial. Pero sí sé que en la CUARTA GUERRA MUNDIAL se luchará con piedras y palos.»

    Albert Einstein.

    «¡¡¡¡Otra copa!!!»

    El Pringao.

Responder a Manuel v. Cancelar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img