Los obispos nos odian

Mariano Donate Delgado. ALEAS IU CLM.- No ha sido bastante con las declaraciones vertidas por el cura Pablo Martín del Burgo en la misa de la Romeria de Alarcos, que hoy tenemos que aguantar de nuevo la confirmación del Obispo de Ciudad Real Gerardo Melgar. ¿Y de que estamos hablando? Pues que la curia castellano manchega, ha dejado ver lo que ya nos imaginábamos, que odian todo aquello que tiene que ver con la diversidad, igualdad y libertad de las personas que forman parte del colectivo LGTBI en nuestra región. Y no es que presuman de conocimientos claros de la nueva Ley de Diversidad sexual y Derechos LGTBI de Castilla La Mancha, sino que son capaces de manifestar el desconocimiento profundo de la norma.

Utilizan argumentos fraseados de la extrema derecha, de personas trasfobas, de radicales intransigentes en contra de los Derechos Humanos. Aprovechan sus púlpitos para sembrar el odio y el rechazo a las personas homosexuales, bisexuales, lesbianas, transexuales, intersexuales, contra todas aquellas personas que apuestan por la igualdad, el respeto a la diversidad, tolerancia, por una sociedad feminista. En definitiva, destilan odio hacia nosotras. ¿Suena contundente? No, es lo que se está haciendo. Estas declaraciones solo sirven para alimentar la lgtbifobia en nuestra región, profundizar en la herida del odio que siempre hemos sufrido por SER.

Mire señor obispo de Ciudad Real, lo hubiera tenido muy fácil. Dirige usted una diócesis que presume de ser la provincia con más movimientos y asociaciones del colectivo LGTBI. Hubiéramos estado encantados en explicar la realidad de nuestra región, del sufrimiento que supone para muchas personas sus declaraciones, sus argumentarios, sus homilías, pero ha preferido hacer reunión de amigotes para lanzar unas reflexiones llenas de confusión, desconocimiento, mentiras y engaños. Esos son pecados.

Y ya está bien de ampararse en la libertad de expresión para destilar odio. No estamos dispuestos a soportar ningún delito de odio más en nuestra región. El odio se combate y así lo garantiza la nueva Ley, para que todas, todos y todes tengamos la región por la que hemos luchado: plural, diversa y libre. Deje de odiar a las personas.

Y si le queda alguna duda sobre la intención de mis palabras, quiero que reflexione sombre ellas y descubrirá que en ningún momento he mencionado a la Iglesia. Iglesia, menos curas y obispos, partidos políticos, organizaciones sindicales, organizaciones sociales, colectivos, ciudadanía, están a favor de la norma. Usted, se ha quedado solo y se queda con su odio.

Relacionados

3 COMENTARIOS

  1. Lo que ocurre, es que estos mozos solterones ven que la sociedad esta evolucionando y ya no les basta con la venta de humo para mantener unido al creyente, y cuestionan lo habido y por haber…………..olvidando que muerden la mano que les da de comer. Pues no se autofinancian como prometieron hace ya muchos años . La solucion seria que se privatizara la iglesia y que la mantengan sus fieles………….

    • A lo que uno la absoluta y total dejadez por parte de la Justicia y las administraciones en lo que se refiere a que ninguno de ellos pasa por el juzgado cuando dicen esas barbaridades, ni tampoco cuando se follan de manera inmisericorde a un/a menor. Ni siquiera hay condenas firmes desde las CCAA o el Gobierno Central sobre esas barbaridades que sueltan desde los púlpitos.

      Ahora mismo se está breando a la vicepresidenta Oltra por un tema de abusos a menores, y me parece perfecto, hasta que se sepa toda la verdad sobre el tema, caiga quien caiga, pero de los cientos o miles de menores violados/as por curas en España, nada de nada.

      Lo mismo hay ahí un problemilla de compadreo…no sé yo. Habría que darle una vuelta a ese tema y ver qué piensan las tres derechas sobre el asunto o los tribunales de Justicia.

  2. Yo tengo la creencia de que discrimina y odian a la propia mujer, si hasta impiden que un cura se case y mucho menos que una mujer sea sacerdote.
    Pienso que solo les gustan lucirse en las misas y las procesiones y ver como las monjas y no monjas trabajan exclavizadas para ellos, ahora no lo sé pero he visto mujeres trabajando de «cuidadoras» en casa de curas solo por la ropa y la comida.
    Y aunque Dios existiera, cosa que no creo, seguiría sin entender la existencias de religiones. Si los curas castrenses bendicen hasta los tanques para la guerra.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img