Inicio » Sin tapujos

La oligarquía mundial tras la secesión catalana

- 28 julio, 2017 – 10:4112 Comentarios

Marcelino“Cataluña –es algo que tenemos que aceptar sin reservas- nunca abandonará su aspiración a una soberanía profunda, y entra dentro de lo posible que los cambios que se están produciendo en el mundo y la ciudadanía y la política interna española, puedan generar, en su tiempo, las condiciones adecuadas para alcanzar este objetivo”.

“Cataluña tiene que sentir la profunda admiración del resto de España por todo lo que ha hecho en el proceso de desarrollo, modernización y enriquecimiento de nuestra vida democrática, económica y cultural. Sin Cataluña hubiera sido absolutamente imposible alcanzar el grado de progreso actual”

“Cataluña tiene que sentir, además, que respetamos sin reservas –incluso con cierta envidia- la pasión por su identidad, por su lengua, por su cultura, por su historia y también sus deseos de alcanzar las máximas cotas posibles de autogobierno”

Así se expresaba Antonio Garrigues Walker en la tercera de ABC el día de ayer bajo el título “Una solución digna y civilizada”. Nada que no se supiera, salvo un detalle no menor.

¿Qué se sabía ya? El apoyo exterior a la “cuestión” catalana, bajo una apariencia de rechazo ¿El detalle menor? Que el miembro más importante de la Comisión Trilateral por España lo manifestara abiertamente.

La independencia de Cataluña no es una cuestión interna. Lo dije en otros artículos y lo repetiré hasta la saciedad. No ha surgido de ninguna aspiración espontánea del pueblo; es una cuestión de geopolítica. Puede costar entenderlo, no por falta de entendederas, sino porque estamos acostumbrados a razonar de manera equivocada.

Primero, la geopolítica define sus objetivos globales; después establece las alianzas con las oligarquías regionales o locales, quienes serán apoyadas, sin fisuras, mediática y financieramente, y………a esperar a que madure el fin buscado. Sólo es cuestión de tiempo. Siempre ha sido así. El mundo político, el financiero y el mediático, maman de la misma vaca.

Antonio Garrigues lo único que pide en nombre de la oligarquía a la que representa (no hace falta que lo explicite; es evidente) es que todo se haga “digna y civilizadamente”, es decir, todo a su tiempo, para que los españoles hayamos asumido lo irremediable sin malos rollos.

El artículo de Garrigues es taimado. Intenta ser equilibrado echando responsabilidades a uno y otro lado. Pero en un análisis riguroso del texto se distinguen perfectamente dos partes: la sustantiva, la que da razón de ser al artículo (reflejada en los tres párrafos reproducidos supra) y la irrelevante, repartida en el resto del texto, donde trata de disfrazar y confundir el mensaje esencial -forma bastante común cuando alguien se dirige a un público demasiado amplio-. De esta manera, Garrigues se asegura que aquellos a los que él dirige al artículo entiendan perfectamente el mensaje, mientras siembra la duda en el resto de los lectores sobre la verdadera finalidad del escrito.

Antonio Garrigues no es un jurista, como él gusta presentarse y firmar. Es, posiblemente, el mundialista más importante de España, y reconocido fuera de ella.

Garrigues no ha hablado por sí solo. Lo ha hecho en representación de los intereses y poderes de los que él mismo forma parte.

Nótese lo que dice en el primer párrafo de su artículo:

“(..) entra dentro de lo posible que los cambios que se están produciendo en el mundo y la ciudadanía y la política interna española, puedan generar, en su tiempo, las condiciones adecuadas para alcanzar este objetivo (la soberanía profunda de Cataluña)”

El párrafo concentra los tres elementos claves de todo el artículo y de la estrategia geopolítica mundialista.

1.- Los cambios en el mundo y en España

2.- las condiciones adecuadas

3.- el objetivo de la soberanía profunda para Cataluña

¿Qué querrá decir la Trilateral a través de su representante Antonio Garrigues con la expresión los cambios en el mundo y en España?

Pues que la Trilateral apoyará la independencia catalana. Lo cual es obvio, puesto que sin su respaldo, o el de otros poderes similares, el llamado “procés” ya se habría diluido.

¿Qué significará eso de las condiciones adecuadas? Lisa y llanamente que la independencia se produzca sin traumas. Para ello son fundamentales dos aspectos: Uno, que no haya escollos jurídicos; dos, que la secesión sea pactada.

La eliminación de los impedimentos jurídicos sería mediante un modelo federal asimétrico preparado para una secesión con anestesia. Hoy soy español, mañana no, y todo sucedería como si en realidad nada hubiera pasado.

Una asimetría bien definida para los intereses de la secesión facilitaría un pacto de Estado. Además, el mero hecho asimétrico sería un mensaje al resto de España de lo que podría suceder. En una palabra, a los españoles no nos cogería de improviso. Aceptaríamos, en su momento, el hecho como algo natural. Incluso la “pijoprogresía” organizaría festejos con loas al triunfo de la democracia y memeces por el estilo.

Y así, como quien no quisiera la cosa, se alcanzaría ese objetivo que Garrigues Walker llama con todo su cinismo soberanía profunda.

En cuanto a las condiciones internas de España mencionadas…..No hay más que ver la postura de todos los partidos. PSOE, Podemos y Ciudadanos favorables a una reforma constitucional federal. El PP dice que no, pero entretanto dilata y dilata cualquier decisión. Lo está haciendo de cine, facilitando la política de los hechos consumados.

El mundialismo tiene una oligarquía de lujo trabajando a su favor: la democracia de partidos, que todo el poder lo deposita en unas organizaciones vendidas al mejor postor. No es derrotismo. Es la pura realidad. Lo contrario es vivir de ilusiones vanas.

España está bajo la férula de potencias extranjeras conchabadas con las oligarquías regionales y nacionales, la primera de ellas: los partidos políticos.

Si aquéllas deciden que aun no ha llegado el momento de la independencia catalana –como manifiesta Garrigues- ésta se retrasará allanando el camino a una fecha posterior. Si aquéllas decidieran la necesidad de acelerar el proceso, se acelerará. Y si deciden que todo está bien como está, seguiremos igual.

¿Qué pasa con el pueblo liso y llano? ¿Podría hacer algo? Mi opinión es que no. No puede hacer nada. El engañado pueblo. El enaltecido poder popular no existe por sí solo. Necesita dirigentes. Sin dirigencia el pueblo no es más que masa, por más que individualmente esté repleta de premios nobel en potencia.

Nuestro nunca suficientemente reconocido Miguel de Cervantes lo deja ver magistralmente en su obra. Si uno no se somete al poder, le quedan tres salidas posibles:

burlarlo, seducirlo o vencerlo.

En cualquier caso hay que contar con dirigentes honestos, astutos e inteligentes. Y, por supuesto, con agallas.

Estaba muy reciente un artículo mío sobre el 1-O catalán y no entraba en mis planes retomar tan pronto este asunto. No he podido resistir la tentación al ver que el trilateralista Garrigues Walker venía a confirmar ciertos indeseables presagios.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

PD: Os dedico “Cantares”. Interpretada por Serrat y Miguel Ríos.

https://www.youtube.com/watch?v=SQJixrK8L-Y

Etiquetas:

12 Comentarios »

  • Gonzalo dice:

    El pueblo no necesita dirigentes, al contrario, los tenemos de sobra, dentro y fuera de nuestras fronteras.
    Lo que necesitamos es librarnos de ellos.

    Son los dirigentes los que convierten al pueblo en masa, o, de otra manera, cuando no hay poder popular -no hay democracia- la masa necesita dirigentes para ser gobernada.

    Si hay pastor, hay ovejas.

  • Ángel Manuel dice:

    Agudísimo análisis Marcelino, enhorabuena. Ciertamente la geopolítica maneja los hilos, y yo añadiría un apunte a su análisis.

    ¿Qué intereses exteriores propician la independencia no inmediata de Cataluña?

    El debilitamiento de España como potencia con protagonismo, influencia y capacidad de decisión dentro de la UE.

    ¿Quiénes estarían detrás de ello?

    Nuestros más directos rivales económicos (Francia, Alemania y Gran Bretaña, interesados únicamente en que seamos país vacacional, EEUU en Hispanoamérica, y UK por su tradicional hispanofobia y su problema gibraltareño). Rivales políticos, Reino Unido y Marruecos con los que mantenemos conflictos de frontera.

    Lo único que ralentiza la independencia es la inseguridad que provocan los líderes catalanes, muy irracionales y oscilantes al extremismo de izquierdas.

  • Ángel Manuel dice:

    Creo oportuno exponer una anécdota personal muy reciente que puede servir de ejemplo de por qué Cataluña ha sido el motor económico de España.

    En Agosto voy a una boda en Barcelona. Aprovechando que estamos allí nos planteamos pasar unos días en el para mí más bello rincón de España, la Costa Brava donde viví un tiempo y donde mi mujer y yo fuimos felices. Todavía no es seguro que vayamos porque se cruza un destino familiar distinto.

    Hago una reserva de un hotel familiar que conocemos en LÉstartit a través de una web intermediaria. La cancelación era gratuita hasta 48 horas antes. Encuentro al día siguiente un cargo en mi cuenta por la primera noche (la pestaña secreta que guardaba la oferta de la web). Mando un correo al hotel para pedir explicaciones.

    A los pocos minutos me llama el dueño del hotel, catalán de cepa. Me quedo petrificado. Me explica la razón del cargo y la palabra de que si cancelo la reserva me lo devuelve. Además me pide que cancele la reserva con el intermediario, que haga la reserva directamente con él, me hace una rebaja en el precio y me ofrece a mi llegada una botella de cava (no podía ser un tempranillo).

    Me hizo cambiar de decisión, estaba dispuesto a mandar al carajo los días en la Costa Brava. Aún lo estoy pensando con mi mujer, mis suegros pueden insistir en que vayamos a visitarles a Palma.

    Nos hemos dado la palabra, él de devolverme el cargo, yo de confirmarle cuanto antes la reserva, y por supuesto ya la decisión de retornar a ese bello rincón de España.

    De todo ello saco esta conclusión. Para ser comerciante, de los buenos, hay que proceder como ese hombre. Su actitud no me cabe duda que ha sido transmitida por generaciones, puesto que es un pequeño hotel familiar, sin excesivas comodidades pero con concierto nocturno junto a la piscina que disfrutan mucho los giris (también eso es muy catalán).

    Los líderes catalanes se han empeñado en hacer cerrar el negocio a este hombre, y por qué digo ésto. Porque él ha prosperado dentro de la ESTABILIDAD DE ESPAÑA y sabe muy bien lo que arriesga de estar fuera de España, abandonarse a unos sinvergüenzas que han robado toda la vida autonómica y sólo buscan la impunidad frente a la justicia española.

    Puede ser que un catalán no te diga lo que realmente piensa, te dirá aquello que le conviene, pero decidirá en última instancia por su estabilidad, lo mismo que los demás españoles.

    España es rica y diversa, pero uniforme en la defensa de su estabilidad. Por mucho que las noticias pretendan darnos otra imagen.

  • Charles dice:

    La geopolítica es un juego de Estados. Las regiones no juegan, son jugadas.
    Supongamos una hipotética situación de independencia de Cataluña. Resultaría paradójico que, al día siguiente, la relación con España sería la pieza más importante de la estrategia exterior catalana en la que Portugal debe jugar un papel central.
    Por otro lado, el nuevo Estado catalán deberá aproximarse, reforzando intensamente, los lazos con París y aspirando a convertirse en el referente de Alemania al sur del continente.
    Ahora bien, parece evidente que la Unión Europea debe jugar un papel clave a la hora de dar credibilidad al nuevo Estado catalán.
    La prensa digital internacional se ha hecho eco, en mayor o menor medida, del referéndum de independencia de Cataluña para el día 1 de octubre de 2017 y ha mostrado un interés especial.
    Mientras tanto, la Comisión Europea no ha cambiado y no hace comentarios sobre temas relativos al orden constitucional de los Estados miembros.
    La cuestión no parece económica ni social. Entonces, estamos ante una cuestión esencialmente política. Por tanto, los primeros beneficiarios de los actuales escarceos independentistas no son los empresarios ni la mayoría de la ciudadanía.
    El ‘show’ del independentismo catalán traería algo más que recompensas simbólicas a las élites políticas catalanas que pasarían de ser autoridades regionales a estatales.
    No veo posible que el asunto llegue a la Corte Internacional de Justicia a petición de la Asamblea General de la ONU. Allí sólo pueden acudir los Estados….

    • Ana dice:

      Sí Charles, se trata de un asunto geopolítico -llámalo político si lo prefieres- Y de gran calado. Mucho más de lo que nos podemos imaginar.

      Hasta que una masa crítica de españoles no nos despojemos de complejos tontos procedentes de la leyenda negra y pongamos en valor el legado de los que nos precedieron, no tendremos la fuerza moral de decir ¡Basta!

      Aunque parezca mentira la sombra de España sigue planeando en Europa con una ambivalencia de respeto y de enemigo a abatir. Porque si España saliera del letargo en el que se encuentra sería el único país capaz de señalar con el dedo a todos, absolutamente a todos los países creados en su dialéctica antiespañola. Europa se creo como reacción dialéctica a la existencia de España. Y en ese juego recurrieron a todo.

      No se trata de sacar viejas rencillas. No interesa. Pero sí que los españoles actuales tomen conciencia de la cárcel mental en la que han estado, torturándose por hechos inculpados a nuestros predecesores absolutamente falsos y manipulados, y disfrutar con un sano orgullo de haber sido los protagonistas de los hechos más transcendentales de la historia. El día en que se nos caiga el velo que nos tiene hipnotizados, España dará mucho que hablar.

      Un saludo

      • Ángel Manuel dice:

        Estoy de acuerdo contigo.

        Europa es consecuencia en mucho de la Paz de Westfalia, y el antiespañolismo es una realidad de inconsciente colectivo entre los protestantes. Yo lo he percibido sutilmente en mi relación con protestantes alemanes. No me resultó ofensivo, todo lo contrario.

        Bismarck fue un impulsor ya más tardío no tanto del antiespañolismo, como del antiaustracismo y antibavarismo. Su Kultur Kampf fue un coletazo de Westfalia.

        Siempre te leo con interés.

  • Y dice:

    Si Yoko Ono y demás patulea lo dicen, es que a lo peor hay dinero por medio. Y del nuestro, para subvencionar otro intento de destruir España. Recuerden que esta se acostó con y jodió a cuatro, me refiero, por supuesto, a los Beatles.
    Bismark ya dijo que por mucho empeño y tiempo dedicado a destruir España siempre ha sobrevivido a tanto traidor.

  • Censor dice:

    Bueno, bueno… No sé si es mejor el artículo de don Marcelino o el comentario de Ana, valga la redundancia. Me quedo con Ana. Extraordinario comentario. Mi aplauso.

    Y a mí Garrigues, éste Garrigues, no me gusta. Su despacho no difiere mucho en esencia del de Juan Guerra en su momento. Un tenderete de favores y aldabas. Nada más.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.