Inicio » Opinión

Hipotética campana gorda en Ciudad Real

- 23 febrero, 2018 – 18:58Un comentario

El artículo periodístico como género literario e incluso filosófico y ensayístico, ofrece muchas más posibilidades de las que se suelen utilizar. Una de ellas es la de proponer entidades-realidades-posibilidades que todavía no existan, pero que puedan existir.
opinion
Por ejemplo, construir una campana, la más o una de las tres más grandes del mundo. Por los datos que conozco, la campana más grande de España, con una raja en ella, es la Campana Gorda de la Catedral de Toledo. Otras en el mundo serían la Campana del Zar, Campana de la Catedral de Colonia, Catedral de Pamplona, Campana del Sagrado Corazón de Montmartre, Campana de la Catedral de Brujas, Catedral de Viena, etc.

Partimos diríamos de dos realidades-principios, parece ser, puede usted corregirla que la región de la Mancha entre las doscientas regiones que conforman Europa, es una de las diez con menos desarrollo, con menos PIB por renta per capita de la UE, por otro lado, hoy esa unión entre turismo y cultura, puede ser una fuente de empleo, y por consecuencia de trabajo y de desarrollo y de progreso y de riqueza.

Por lo cual, es obvio y evidente, que en la Mancha, en Ciudad Real, en Puertollano, en todos y cada uno de los pueblos de la Mancha y de cada una de sus comarcas, debemos intentar, utilizar el único recurso que tenemos, la imaginación, proyectos posibles, diseños, ideas, sugerencias, y quizás, una de cada diez o una de cada cien, puedan estudiarse y analizarse y ponderarse y equilibrarse, y quizás, dejarse un tiempo en congelación, o quizás, en un momento de holgura, o de cordura-locura imponerse-activarse-realizarse-construirse…

– Uno de esos proyectos posibles-imaginarios-idealistas-utópicos, es en una de las plazas de la ciudad, en uno de los parques, intentar realizar o construir o proyectar, una campana, que sea la más grande de España, o de Europa, y que fuese una fuente diríamos, un símbolo, un signo, una señal, una metáfora, y pudiese constituir un eje de turismo-cultura-diseño-identidad, de significante-significado múltiples o de contenidos-continentes de nuestra imagen…

Ciertamente tendría que estudiarse, cuánto costaría realizarla y construirla, cuánto crear la infraestructura, si existe peligro, cuándo se tocase una vez, si hubiese peligro para los cristales o edificios alrededor, por lo cual, supongo que habría que ponerla en un lugar, que hubiese mucho espacio o suficiente para no traer consecuencias negativas a los edificios alrededor, cómo realizarla que no se rompiese como la de Toledo, etc.

Dicho todo esto, se podría poner un nombre a dicha campana, la campana gorda, la campana de la libertad, la campana de la constitución, la campana del futuro, la campana de la Mancha, la campana del Quijote o de Sancho o de Dulcinea, la campana del minero si se hiciese en Puertollano, la campana de Ciudad Real, la campana de la ciudad dónde se construyese, la campana de los derechos humanos, la campana de la paz, la campana de…

Pero sea como sea el nombre, que en parte sería consecuencia de la ciudad-pueblo-comarca dónde se instalase o crease hipotéticamente, dicha campana, se tocaría, supongo que solo una vez, en cada acontecimiento, por ejemplo, el día de la fiesta del pueblo, el día del Quijote, el día de año nuevo, el día o los días que se creyese conveniente…

– Desconozco dónde hoy se construyen campanas en nuestro país o en Europa, desconozco el coste de dicha realización, desconozco el coste económico de la construcción de una aparataje para sostener y mantener dicha campana, desconozco los estudios de las consecuencias en edificios colaterales, y desconozco otros múltiples factores, variables, constantes. E incluso desconozco, si sería un elemento esencial, o fundamental, a lo largo de las próximas décadas de identidad, del lugar dónde se instalase hipotéticamente dicha campana, sea en Ciudad Real, sea en Puertollano, sea en cualquier lugar de la Mancha.

Pero si creo que si este proyecto se hiciese, sería, un elemento más, dinamizador de esa ciudad o comarca o localidad, siempre que se acompañe de otros acontecimientos, se una y reúna con otros significantes-significados.

En la historia de los humanos, siempre sucede lo mismo, proyectos no son viables, porque no lo sean técnica, o económica o políticamente, o lo son porque hay voluntad de que lo sean, siempre que sean saludables y beneficiosos para la población y la sociedad, estén bajo los parámetros de lo posible técnicamente, sean legales y sean morales. Creo que esta hipotética o posible campana puede ser uno de esos proyectos-hipótesis, que podría ser estudiado-analizado en los gabinetes de algunas concejalías de alguna ciudad de la Mancha, y si se aprobase, se estudiase, los diferentes costes, por lo general, después, se podría obtener la remuneración, de distintas entidades regionales, provinciales, locales, públicas y privadas… Creo que atreverse a estudiar la posibilidad de este proyecto, debe ser la condición primera, tener la voluntad, y después ya se verá…

De momento y de soslayo, la campana sin badajo que existe al lado del Ayuntamiento de Ciudad Real, se podría poner un badajo y ser tocada en acontecimientos, fiestas, fin de año, etc. Sería una especie de aperitivo para estudiar-analizar-introducir la sugerencia del artículo. Y de momento, se podría estudiar, si con todas las campanas de las iglesias de las ciudades de la Mancha, en cada ciudad-pueblo se podría hacer un concierto de campanas, como en otros lugares se han organizado. ¿Se podría en Ciudad Real?

Para terminar como autor-escribidor-escribiente-escritor-observador, sé, que con este artículo, será una invitación, a la risa-humor, pero creo que como autor-observador, también hay que tener cierto valor, y que las palabras, sean mejores o peores, más verdaderas o menos, sean, deben ser un acicate para intentar diseñar un futuro mejor. Quizás, esta sugerencia-idea-posibilidad-diseño, se deba estudiar-analizar-ponderar-evaluar, y quizás, quién sabe, podría hacerse, porque debemos intentar, crear-realizar cosas-entidades-artilugios, que sean legales y morales, que puedan poner a nuestra ciudad, a nuestra provincia, a nuestra región, en el objetivo de más turismo, más cultura, y por tanto, más empleo, y mejor futuro para nosotros y los descendientes… tener la campana más grande del mundo, puede ser además de una marca-símbolo-ranking-Guinness, ser un elemento dinamizador de alguna comarca-ciudad. Y quizás, cuándo los turistas japoneses, paseen un día o unas horas, por algunos pueblos de la Mancha, visitando algunos lugares del Quijote, quizás, se pasarían a ver la campana más grande de España o de Europa o del Mundo.

Yo, ya no puedo hacer nada más, ya les dejo el guante-sombrero a otras personas, para que decidan recogerlo o rechazarlo, negarlo o afirmarlo, reírse de él o aceptarlo, les dejo a los Quijotes-Sanchos-Dulcineas de algún lugar de la Mancha, que quieran atreverse a estudiar dicho proyecto.

 

Un comentario »

  • Charles dice:

    Si queremos fabricar la campana más grande del mundo, deberíamos elaborar una campana de bronce de más de 7 metros de altura y más de 7 metros de diámetro, que tendría un peso de más de 220 toneladas. Posiblemente, su coste estaría muy cercano al millón de euros.
    Mucho ruido y mucho dinero…..

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.