Inicio » Sin tapujos

Aguas residuales

- 13 abril, 2018 – 08:239 Comentarios

MarcelinoLos residuos industriales son unos de los grandes desafíos para la salud pública. La actual tecnología es insuficiente. Una parte de los contaminantes de los sectores farmacéutico y alimentario resisten al tratamiento sometido por las depuradoras. Hoy en día se desconoce cuál sería el límite de concentración tóxica no eliminada tolerable para la salud.

En cualquier caso, el problema irresuelto es el agregado tóxico procedente de las diversas fuentes de generación.

Toda empresa, sea grande o pequeña, debería disponer de un sistema de tratamiento de aguas residuales capaz de depurar los compuestos menos complejos. De esta manera se facilitaría la labor y eficacia de las plantas municipales. Éstas tienen que enfrentar una acumulación de elementos muy dispares que van desde los propiamente venenosos (recordemos que la palabra toxina significa veneno) hasta compresas, tampones, preservativos, etc. Estos elementos, al ser de imposible depuración, forman madejas que afectan al correcto funcionamiento de las máquinas. Por otro lado, no todos los compuestos indeseados son atrapados por los filtros y, al no serlo, vuelven al lugar del que salieron con su carga insalubre.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Salamanca ha desarrollado un sistema para combatir este ida y vuelta tóxico. Consiste en columnas rellenas de arcilla.

Las propiedades de la arcilla son extraordinarias. Es un hecho conocido de antiguo. Para la naturopatía ha sido y es uno de los elementos primordiales. Lo extraño es que se haya tardado tanto tiempo en darle un uso a gran escala.

La arcilla tiene una gran capacidad de absorción de las sustancias tóxicas, por eso en su uso humano se recomienda abstenerse en caso de estar tomando medicamentos porque podría neutralizar su efectividad.

En su papel como filtro de contaminantes, las columnas de arcilla absorberán betabloqueantes, diclocefano, paracetamol, ibuprofeno o antidepresivos, entre otros.

A los 6 meses de licenciarme del servicio militar me diagnosticaron hepatitis B. Estuve hospitalizado. Los médicos que estaban a mi cargo daban por ciertas las conclusiones extraídas en la guerra del Vietnam, según las cuales no era necesario el reposo para curarse de dicha enfermedad, y actuaban en consecuencia.

Al cabo de mes y medio hubo una huelga del personal sanitario y todos aquellos no considerados graves fuimos dados de alta, afortunadamente. Hago hincapié en lo de afortunado porque cada vez me encontraba peor.

Aquellos doctores tampoco eran partidarios de prescribir ningún régimen de comida. Recuerdo cómo mi cuerpo reaccionaba ante la carne.

En cuanto llegue a mi casa, guardé reposo y una dieta basada en verduras, me recuperé.

Al cabo de unos 5 años comencé a tener insuficiencias hepáticas intermitentes. Los especialistas a los que visité me dijeron que posiblemente la hepatitis se había cronificado. Para asegurarse decidieron hacerme una biopsia, yo me negué. No me gustaba que me punzaran como su fuera un acerico.

Coincidiendo con mi estancia en Holanda fui a la Universidad de Leiden para que me revisaran. Su recomendación fue que saliera a correr por las mañanas; que hiciera ejercicio. Cualquiera que haya tenido problemas hepáticos sabe cómo la energía se te escapa por todas partes. Lo de correr no me pareció ninguna idea brillante. En ese momento decidí investigar por mi cuenta. Me puse a estudiar medicina, no con intención de licenciarme, sólo pretendía entender el funcionamiento del cuerpo para solucionar mi problema hepático. Recordé la frecuencia con la que el practicante venía a casa a ponerme inyecciones de antibióticos siendo muy pequeño, y la facilidad con la que me resfriaba, tanto de niño como de adulto ¿Y si mi organismo estuviera intoxicado, me pregunté?

Así fue cómo descubrí a esa maravilla de la naturaleza llamada arcilla.

A efectos de este artículo el resto del proceso no importa. Tan sólo que fue exitoso y que poca gente le da crédito cuando lo cuento.

He querido compartir esta experiencia personal para hacer hincapié en que la arcilla siempre ha estado aquí, entre nosotros. Y me ha dado una gran satisfacción que investigadores de nuestra histórica Universidad de Salamanca hayan superado el tabú naturopático, ya que en demasiados círculos se ha entendido que aquello que no se sintetice en un laboratorio no es digno de atención. Yo lo llamo la soberbia de las batas blancas.

Me alegra infinito que las batas blancas hayan decidido bajar al barro de una vez, y este acto de humildad se haya producido en la Universidad de Salamanca en el octavo centenario de su fundación.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

9 Comentarios »

  • pasmao dice:

    Buenos días Don Marcelino

    Le pongo un link sobre Ignác Semmelweis, de las vidas que salvó y del desprecio con que fue tratado, ahora lo de lavarse las manos (y bien lavadas) es algo que ni se discute.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Ignác_Semmelweis

    Hay un problema con las terapias alternativas, con la ciencia alternativa en general, y es la gran cantidad de charlatanes que se cuelan.

    Pero hay algo bien cierto, y es que a las ciencias experimentales (y no sólo la medicina) se les escapan explicaciones para muchos hechos, HECHOS, inconvenientes. Y son inconvenientes porque desmienten la teoría general. Todas esos cánceres que se curan sólos, remisiones espontáneas les llaman, sin preguntarse cómo es posible y mejor no ahondar. Por ejemplo.

    Ello es debido básicamente por la gran dependencia que tiene la ciencia oficial de as subvenciones, y del gran poder (para el caso de las medicinas) de las farmacéuticas. ¿Cree usted que si lo de las arcillas pudiera ser patentable por un big farma no nos encontraríamos arcillas hasta en la sopa?

    Respecto las arcillas simplemente, en el tema que nos ocupa, me preocupa un tema ¿que se hace con esas arcillas que han filtrado esos elementos indeseables?

    O es que se destruyen, desaparecen cómo por ensalmo, por el simple hecho de llegar a la arcilla. ¿Pasa algo parecido a lo que pasa con esas plantas, que dicen que se pueden usar para absorber metales pesados? ¿que se hace con la planta una vez absorbido? Porque si son metales pesados presupongo que el metal en cuestión, y mas concentrado, seguirá ahí, dado que son acumulativos? Aún no me han dado una respuesta convincente. Cierto que es mejor tenerlos controlados que campando por ahí. Pero tener respuesta a esa segunda derivada me parece imprescindible..

    Volviendo al tema de su columna, para el caso de la medicina, además de la mafia de las farmacéuticas hay que añadir el del funcionariado. Los médicos antes eran una parte importante de lo que se llama (¿llamaba?) profesiones liberales. Eran mucho mas autónomos en la toma de decisiones, sus pacientes eran suyos, no lo eran de la seguridad social. Ahora so rehenes de un sistema y unos protocolos, y si los pones en duda te fusilan al amanecer sin juicio.

    Farmacéuticas y funcionariado del sistema de salud tienen unas sinergias mafiosas peligrosísimas.
    Como a usted le interesan los temas médicos le dejo otro link sobre otra terapia médica que se mira por encima del hombro, pero que me parece que a pesar de las mafias antes o después tendrá el reconocimiento que se merece. Los FAGOS.

    https://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_de_fagos

    un cordial saludo

  • Pabloesclavoentrenublayespejos dice:

    Gracias Marcelino, es inspirador y no solo por tener conocimiento del remedio en sí, sino más que nada por poder leer de unas circunstancias complejas que viviste de las cuales un poco yo si que me siento identificado, sobre todo en eso de que la energía se escape en el día a día cómo se fuga la gasolina de un depósito agujereado. También motivador es por ver el excelente camino que transites Marcelino y sin desfallecer ni cesar en el intento hasta que por fin coronastes el vital propósito de tener acceso a uno de los pilares indispensables y fundamentales para ser libre y para que esta vida sea un paraíso terrenal, y me refiero ni más ni menos que al supremo e irrenunciable derecho que todo ser humano debe tener a una SALUD integra.

    Saludos amigo, por compartir tu experiencia y tu sabiduría con la que aprendemos un día sí y otro día más si cabe.

    P.O.P.

  • Hobbes dice:

    Tenemos serios problemas con este asunto. Las terapias del futuro (y muchas del presente) vienen del mar ¿Hay que explicar a alguien cómo tenemos los mares de MIERDA?

    Si tuviésemos que sacar materias primas de la Fosa Atlántica, seguro que sería maravillosas para usarlas en radiología ¿No? Recordemos que ahí está toda la mierda radioactiva de Europa. 140.000 toneladas de residuos nucleares metidos en bidones de acero y hormigón que tiraron al Atlántico durante 35 años.

    Por otro lado, las terapias alternativas han caído en manos de MAGUFOS, tipejos y tipejas sin conocimiento alguno que venden agua con azúcar prometiendo lo imposible. Es meterse en Internet y da miedo. Pero nadie hace nada para pararlo. Hay negocio.

    Es fundamental que la legislación sea RADICAL en el control de estos magufos y las “homeopatías” tipo chuches.

    Ojo, que las farmacéuticas ya usan terapias alternativas. Pero están sometidas a un control al que no se someten “medicamentos” en cuyas caja pone que solo son suplementos alimenticios.

    Queda mucho por hacer en este asunto.

    • Pabloesclavoentrenublayespejos dice:

      Ahora resulta que la culpa la tiene la energía nuclear, díselo a África o a nuestro propio país, una fuente de energía que produce gran cantidad de electricidad con una inversión razonable da soberanía, independencia y prosperidad a los pueblos con eso lo digo todo aunque ahora bien no quiero me quiero imaginar que en este país sea seguro dejar rienda suelta a tal cuestión vista la capacidad de la administración de supervisar los asuntos que atañen al territorio de este pais

  • Ángel Manuel dice:

    Sobre el asunto que tratas no tengo ni idea, pero yo fe ciega en la Santísima Trinidad…

  • Charles dice:

    Lo malo de todo esto es que la arcilla se extrae, generalmente, en explotaciones mineras a cielo abierto, conocidas como canteras, a través del método de arranque directo mediante medios mecánicos.
    Y ya sabemos que todo lo relacionado con la Minería tiene unos relevantes impactos ambientales y sociales.
    ¿O, en este caso, no?……

  • jajaj dice:

    Echate un traguito de homeopatía, a ver si se solucionan todas las tonterías del mundo….

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.