Inicio » Sin tapujos

La mejor sanidad del mundo

- 25 mayo, 2018 – 09:3625 Comentarios

MarcelinoCorría el año 1.957. California albergaba a esa Meca del cine llamada Hollywood –Bosque sagrado-. Actores y actrices protagonizaban películas inolvidables. En Los Ángeles, esa ciudad creada en torno a la misión del fraile mallorquín Junípero Serra, se debatía sobre lo que hoy llamaríamos bienestar social.

Un hombre de unos 42 años se levantó para tomar la palabra e intervenir en el debate. Estaba en la universidad. Se acercó al micrófono y comenzó su exposición. Se trataba de Francisco Guerra Pérez-Carral, español de Torrelavega, Cantabria, exiliado por sus convicciones republicanas.

En un momento de su intervención el orador afirmó algo inesperado. El auditorio quedó consternado ante sus palabras. Si hoy tenemos noticia de ellas es porque se reflejaron en el Boletín 5, nº 28, de 25 de Febrero de 1.957, de la Universidad de California. Años después, el historiador estadounidense Powell las recuperaría y serían transcritas en El árbol del odio.

Las palabras de Francisco Guerra fueron las siguientes:

“Lima, Perú, en los días coloniales, tenía más hospitales que iglesias y, por término medio, había una cama por cada 101 habitantes, índice considerablemente superior al que tiene hoy en día una ciudad como Los Ángeles”.

El árbol del odio, de Powell, es uno de los libros escritos por autores anglosajones comprometidos en contar la verdad del Imperio español y en desmontar la leyenda negra.

Francisco Guerra escribió dos libros capitales para entender el papel de la sanidad en la Monarquía Hispánica: “El hospital en Hispanoamérica y Filipinas, 1.492-1898” e “Historia de la medicina”

En ellos podemos leer: “España tiene el mérito de haber organizado antes que ninguna nación europea estos tribunales”. Se refiere al Tribunal Real Protomedicato, reformado por, ¡ojo!, los Reyes Católicos, para convertirlo en un tribunal universitario donde se examinara a físicos, cirujanos, boticarios y herbolarios, a fin de obtener la licencia para ejercer como tales.

Los mismos Reyes Católicos, a pesar de ser muy católicos, hicieron que España fuera el primer lugar de Europa donde el ejercicio de la medicina se independizara de la caridad religiosa, suprimiendo la validez de las titulaciones médicas emitidas por la Iglesia. De esta forma, tanto la administración hospitalaria como la salud se irían orientando al Estado.

La transformación fue de tal calibre que, según indica el propio Guerra, se creó un modelo muy superior al existente en el resto de Europa, no sólo en organización y atención sanitaria, sino en la calidad arquitectónica. El hospital de San Marcos construido en Santiago de Compostela –el famoso parador actual- sería  prototípico.

Este modelo fue el que se trasplantó a América.

Nicolás de Ovando fue el fundador del primer hospital en el Nuevo Mundo. Las órdenes de los Reyes Católicos fueron claras:

“Haga en las poblaciones donde vea que fuere necesario casa para hospitales en que se acojan y curen así de los cristianos como de los indios”

-Juan Jacobo Muñoz. El primer hospital de América y otros relatos médicos. Bogotá: Instituto Caro Cuervo-

Es importante resaltar que las instrucciones de los reyes establecieron que debían acogerse y curarse tanto a cristianos como a indios, sin distinción. Es decir, sin segregación por razón de raza ni de credo, pues los indios no cristianizados debían igualmente ser atendidos.

Juan J. Muñoz describe en su libro citado la calidad de las edificaciones hospitalarias, muy superiores a cualquier otra, incluidas iglesias, cabildos o la propia casa del gobernador. No se trataba de hospitales de campaña ni nada parecido. Eran edificios monumentales. El propio Francisco Guerra nos recuerda que la mayoría de las edificaciones siguen hoy en pie y son patrimonio protegido.

Las Indias tuvieron sus propios Tribunales Protomedicatos en cuanto se crearon las facultades de medicina: 1.551 en la Universidad de México; 1.635, en la de Lima; 1.636, en la de Bogotá…..A partir de entonces los profesionales médicos ya no partirían de España.

Sólo por comparar un poco, recordemos que la primera cátedra de medicina en la Norteamérica inglesa se creó en 1.765. Más de dos siglos después de la de México, apenas 11 años antes de la independencia de las 13 colonias -1.776-

Una idea de la exigencia habida para el ejercicio de médico o cirujano nos lo da la norma de 1.563, reinando Felipe II, donde se necesitaba título universitario y dos años de prácticas, o la de 1.603, con Felipe III, donde eran necesarios 5 años de prácticas para ejercer de cirujano, tres de ellos en hospitales.

En las Leyes de Indias se estableció que los Virreyes, Oidores, Presidentes y Gobernadores se encargaran de supervisar los hospitales para asegurarse de cómo se hacían las curas, el servicio y hospitalidad de los enfermos, así como el estado del edificio, dotaciones…

Una de las grandes aportaciones de Francisco Guerra fue la investigación sobre las enfermedades que diezmaron a la población indígena, como la epidemia de 1.493 sufrida en las Antillas, causada por el virus tipo B de la gripe, llevado a América por caballos y cerdos, o el sarampión. Para atender a los indios afectados por este último, Hernán Cortés mando construir el Hospital Real de San José de los Naturales.

Francisco Guerra dice taxativamente que “es raro encontrar una población de más de 500 habitantes que no tenga su propio establecimiento”.

Teniendo en cuenta que el hospital más pequeño solía disponer de 20 camas, nos indicaría un ratio de 1 cama/25 habitantes.

A través de la meticulosa contabilidad se puede saber la evolución de los costos y salarios de cada hospital. Guerra hace constar la vida exitosa de los hospitales construidos durante los tres siglos de existencia del Imperio. Él lo achaca a dos razones fundamentales: La excelente calidad sanitaria y financiera.

Para complementar los recursos recibidos a través de impuestos, cada hospital ideó fórmulas variopintas: El Hospital de San Pedro en Puebla de los Ángeles tuvo una lotería que gozó de gran popularidad. El Hospital de los Naturales de México construyó un teatro para generar ingresos extras con las representaciones. El Hospital de San Andrés de Lima recibía aportaciones del Coliseo donde se celebraban las famosas peleas de gallos.

Hubo hospitales de todo tipo: infantiles, maternidades, para enfermos mentales….El caso más llamativo pudieran ser los hospitales-pueblo fundados por Vasco de Quiroga, siguiendo el modelo utópico de Tomás Moro –Ricardo León Alanis. Vasco de Quiroga y la Utopía de Tomás Moro-

Al principio del artículo hacíamos referencia al rapapolvo de Francisco Guerra en su discurso en la Universidad de California en 1.957. por la escasez de camas en Los Ángeles, y el fabuloso ratio de 1 cama cada 101 habitantes de la Lima virreinal.

Comparemos el ratio con los de la excelente sanidad española actual

Provincia              Habitantes     Camas         Camas/Habitante

Albacete                       390.032         1.921          203

Ciudad Real               502.578           1.564          321

Cuenca                        198.718           480             414

Guadalajara                253.310         841             301

Toledo                       686.841           1.646          417

CLM                         2.284.789       6.452          354

España                    46.560.000 1    57.665        295

 

(Los datos incluyen camas totales, públicas y privadas de 2.016)

Si en la etapa virreinal Lima tenía 1 cama cada 101 habitantes, ¿cuántas tendrá hoy?: 1 cada 499 (Fuente: Ministerio de Salud –MINSA- peruano)

¿Existe algún país que a fecha de hoy tenga una cantidad de camas por habitante similar al de la Lima virreinal?

Sí, el primero del mundo, Japón, con 1,3 camas cada 100 hab. y Corea del Sur, con 1/100. Alemania estaría por debajo con 0,8/100 hab.

Hay datos que son incontestables y hablan por sí solos. Hace más de dos siglos la América española disponía de una red sanitaria igual a la de los países más avanzados de hoy día, lo que nos dice a las claras el desarrollo de aquellas tierras.

El ratio de la actual Lima, desafortunadamente, ha empeorado de manera drástica. Y si descontáramos las camas privadas del cómputo, el ratio bajaría a casi 1/800 hab.

¿Cuándo se jodió el Perú?, se pregunta Zavalita, uno de los personajes de Conversaciones en la Catedral de Vargas Llosa. La respuesta es para otro artículo.

Ahora bien, si tuviéramos en cuenta que los hospitales del Imperio eran públicos y los contabilizados en las estadísticas de hoy en día suman tanto los de aquella naturaleza como los privados, nos encontraríamos con que el esfuerzo del Imperio español no ha sido superado 200 años después, pudiendo decir que en aquel entonces los integrantes de aquella Monarquía Hispánica allende los mares disponían de la mejor sanidad del orbe, con unos indicadores insuperables, incluso en nuestras fechas, adelantos científicos al margen, por supuesto.

Si en la actualidad uno de nuestros mayores orgullos es nuestra sanidad, y con razón, creo que es fácil imaginar el esfuerzo y los recursos económicos desplegados para que la América hispana llegara a alcanzar el nivel de salud pública del que dispuso, y poder hacerse una idea de la cosmovisión de quienes lo desarrollaron.

Un Imperio que actuó así es de todo menos depredador, por eso Gustavo Bueno es su libro capital España frente a Europa, calificó al Imperio Hispánico como generador, en clara oposición al británico, holandés o alemán que sí fueron grandes depredadores.

Mª Elvira Roca Barea reflexiona en su libro Imperiofobia y leyenda negra que ese valor que los españoles damos a la sanidad pública y a su calidad sea posiblemente fruto de una tradición que viene de siglos y desconocemos ¡Desconocemos tantas cosas de nuestra historia!

Francisco Guerra fue una eminencia desconocida para la inmensa mayoría, como tantos otros. Sólo le faltó el Nobel. Obtuvo dos doctorados en Medicina y otros en Ciencias, Filosofía e Historia. Doctor honoris causa por varias universidades del mundo. Profesor de Farmacología en Yale y Presidente de la Sociedad Internacional para la Historia de la Medicina. Publicó 77 libros y más de 300 trabajos en 4 idiomas. Tras su regreso a España en los últimos años del franquismo, fue nombrado profesor emérito de la Universidad de Alcalá, a la que legó más de 4.000 libros e ingente cantidad de folletos y publicaciones menores sobre medicina, en latín, griego, árabe, japonés y otra infinidad de lenguas que abarcaban desde el siglo XV al XIX.

El sabio D. Francisco Guerra falleció en 2.011 a los 95 años de edad.

Su trabajo puso de manifiesto todo lo que la medicina moderna occidental debe a los médicos del Imperio de ambos lados del Atlántico. Desde el control de epidemias hasta la administración hospitalaria –Mª Elvira Roca Barea. Imperiofobia y Leyenda Negra

El doctor Guerra tomó gran interés en comparar la diferencia científica habida entre la América española y otros imperios contemporáneos:

“Los libros de medicina hispanoamericana precedieron a veces en siglos a los de otras naciones” “Mientras las muestras tipográficas de Canadá, Nueva Inglaterra o Brasil son hojas y pequeños folletos, México y Perú ofrecen ya en el siglo XVI libros extensos que discuten con autoridad cuestiones aristotélicas, hipocráticas, galénicas o de tratadistas islámicos y más tarden analizan con originalidad temas locales. La primera obra médica editada en México fue en 1.557, de Alonso de la Veracruz, “Phisica speculatio”. La primera impresión médica en Canadá fue apenas un folleto, en el año 1.787, 230 años después; en la Norteamérica inglesa otro folleto sencillo fue el primer documento médico, en el año 1.663, 108 años más tarde, y Brasil editó su primer libro médico en 1.809”

La diferencia y calidad científica mencionada por Guerra fruto de sus investigaciones es enorme, y no deja lugar a dudas sobre la superioridad médico-científica del Imperio español en tierras del Nuevo Mundo.

Es sorprendente la dejación de la Universidad de Alcalá y de los profesionales de la historia que sabedores del material tan excepcional legado por este hombre sabio, prefieran dedicar el tiempo a cuestiones menores cuanto no irrelevantes en vez de divulgar su obra contra viento y marea.

Este gran hombre dejó escrita una obra importantísima: “Pre-Columbian Mind: A study into Aberrant Nature of Sexual Drives, Drugs, Affecting Behaviour and the Attitude Towards Life and Death with a Survey of Psychotherapy in Pre-Colombian America”, que fue superventas en su día, agotándose en la primera semana.

Sigue sin ser traducida al español. Su contenido acabaría de echar abajo los mitos sobre el indigenismo precolombino.

La mejor sanidad del mundo se organizó, construyó, enseñó, investigó y divulgó, por personas blancas, mestizas, cobrizas, mulatas, etc., que a este y otro lado del Atlántico construyeron el Imperio generador de la Monarquía Hispánica. Es hora de que recuperemos la verdad histórica y que tanto los españoles como los iberoamericanos de hoy enterremos la estrategia de quienes han tratado de dividirnos con el único fin de debilitarnos por la sencilla razón que la Hispanidad representó una cosmovisión humanista frente a la utilitarista anglosajona. El trabajo de este sabio republicano exiliado no deja el más mínimo resquicio de duda.

Los que nos dividieron han triunfado, pero sólo de momento.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz
mlastramuniz@hotmail.com

Etiquetas:

25 Comentarios »

  • Charles dice:

    El Sr. Guerra Pérez-Carral estuvo recluido por los franceses en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer por agitador universitario en la Segunda República, por ejercer de médico en el frente republicano y por desempeñar una jefatura en el hospital de Montjuïch, en Barcelona.
    Tras la caída de la dictadura, fue el primer profesor emérito de la Universidad de Alcalá.
    En su libro ‘La medicina en el exilio republicano’ (2003), el Sr. Guerra Pérez-Carral expresa lo siguiente: “Ya es tiempo de que se conozca la verdad, la que se ha venido ocultando tras la versión oficial de los vencedores. Solo con toda la verdad se sabrá que los republicanos españoles, sobre los que se vertieron insultos sin cuento, lucharon fieles a una bandera por unos ideales democráticos más allá de toda esperanza, y en el exilio, a pesar de su extrema penuria, lograron resurgir y contribuyeron a la prosperidad de los países de acogida, con un trabajo honrado y fecundo, en el que destacaron los médicos”.
    Por cierto, el Imperio Español, como estrategia, tuvo sus luces y sombras. En su auge y caída está sintetizado lo mejor y lo peor de la historia de España….

    • Ángel Manuel dice:

      Lo mejor y lo peor??

      Desde cuándo la izquierda ha transmitido lo mejor de la Historia de España?? Lleva obsesionada décadas con la República que fracasó y la guerra que perdió.

      La izquierda española es por lo general una ignorante enorme de nuestra Historia. Hablo de la izquierda actual, la no hace mucho actual, era profundamente española por sentimiento y conocimiento.

      Una delicia de artículo.

      El artículo me suscita una cuestión interesante. Esa red sanitaria tuvo que costearse y sería muy caro. Y eso me lleva a una hipótesis que ya ha sido estudiada. Realmente eran tantos los recursos americanos que se mandaban a la Península???

      No fueron tantos. No hubo un saqueo como nos transmitieron. Sólo una pequeña parte (la contribución directa al Rey) se destinó a financiar la política exterior hispana (fundamentalmente las guerras en Europa y el sostenimiento de la Corona). La América española tuvo AUTONOMIA FINANCIERA, que fue lo que precisamente hizo estallar la revolución estadounidense, pues las colonias inglesas (nosotros teníamos provincias no colonias) no tenían esa autonomía financiera tan generosa (el impuesto del té fue el detonante).

      • David García dice:

        Angel Manuel

        Me considero de izquierda y amo a mi país. Si tus invectivas las diriges a la izquierza como un todo muy difícil va a ser q podamos dialogar o discutir con educación. Lo peor es q lo transformemos en un hábito, y como sabes, los malos hábitos son luego muy difíciles de corregir y se contagian con facilidad.
        Lo digo a tono de reflexión

        Un cordial saludo

        • Ángel Manuel dice:

          Rectifico y preciso.

          Distingo a la gente de izquierdas y los izquierdistas.

          Creo que entenderás la diferencia.

          Mi respeto a la gente de izquierdas. Posiblemente seas de este tipo de gente.

          Respecto de la Historia de España, ni la de la Enciclopedia Álvarez ni la de Guillermo de Orange.

          • Gracián dice:

            Ni a derechas ni a izquierdas, ni atajando ni dando un rodeo, “donde falta la sindéresis, no queda lugar para la dirección”.

          • Ángel Manuel dice:

            Ante la dificultad de juzgar rectamente, exijamos un análisis racional de las circunstancias.

            Las ideologías ciegan.

    • David García dice:

      Charles
      Después de leer el artículo me he sentido muy bien. Por otros comentarios tuyos he deducido q eres del PSOE, al menos simpatizante. Yo también. A lo mejor nos conocemos.
      No se si estiras la mano y escondes la piedra o quieres lavar y esconder la ropa a un tiempo.
      Me gustaría preguntarte:
      Qué sensación te produce leer que España fue el primer lugar de Europa dónde la Medicina fue universitaria? A mi me parece la “hostia” -perdona la expresión-
      Qué te parece que la creación de una red hospitalaria como la q se creó en el Imperio tuviera un índice de camas por habitante q no ha sido superado ni hoy. Nuestros colegas Bono y García Page están bastante por debajo. A mi me parece la “rehostia” -perdón de nuevo por la expresión-
      No me tomes a mal, compañero, pero me uno a lo q dijo Alfonso Guerra en su última comparecencia pública. Ya está bien de q decir gora Euskadi o visca Catalunya esté bien visto, y decir viva España se considere facha.

      Reconocer lo evidente, q España creo un imperio con una red sanitaria incomparable es decir viva España, no por patriotero, sino por biennacido. Y lo siento pero te cuesta. Al menos esa es mi impresión.

      Un cordial saludo, compañero

  • David García dice:

    Le comentaba a Charles q el artículo me había hecho mucho bien y es verdad.
    Solo quería incidir en ello.

    • Charles dice:

      España está ante un sistema sanitario solidario, equitativo, de calidad y eficaz.
      Uno de los legados màs relevantes del primer gobierno de Felipe Gonzàlez….

      • Censor dice:

        Es una pena que aproveches cualquier resquicio para tu enfermiza propaganda. El sistema sanitario actual no es herencia de Felipe González. El sistema sanitario español hunde sus raíces muchas décadas atrás, y fueron precisamente políticos conservadores los que pusieron sus cimientos. Y en su desarrollo han participado políticos de todos los colores. Pero hoy no me apetece discutir ni explicar nada. Baste decir, que el nuevo hospital de Ciudad Real fue construido gracias al trabajo de Romay Becaría y José María Aznar, del PSOE de toda la vida.

  • Censor dice:

    Gracias don Marcelino por hacer un poco más pequeña mi inmensa ignorancia. Desconocía la existencia de don Francisco Guerra Pérez-Carral. Me resultan conmovedores estos artículos. Gracias.

    • M. Lastra dice:

      Gracias a ti. Aquí me tienes, en mitad del campo en el norte de nuestro precioso país, en Asturias, preparando un trabajo.

      Te escribo en horas tardías, como podrás ver. Quería comentarte lo siguiente: En un comentario que has realizado en el artículo “Ójala un estallido” estableces una similitud entre los columnistas de miciudadreal con los del diario GARA. Personalmente no lo puedo aceptar y permíteme que rechace sin contemplaciones la comparación.

      Eso es todo. Te agradezco de corazón contar con tus opiniones. Ojalá entre todos lleguemos a crear un clima de concordia creativa capaz de trascender las diferencias. Sin éstas no habría contrastes y la vida sería totalitaria. Pero es verdad que los contrastes deben trabajar por complementarse, no por antagonizar unos con otros; ese es el secreto de la convivencia o, al menos, debería ayuda a ella.

      Un cordialísimo saludo.

      • Hobbes dice:

        CENSOR ha sobrepasado ya todos los límites de lo razonable. Y se lo hemos dicho más de uno.

        Una pena porque es un tipo listo, pero por ahí…

      • Censor dice:

        Pido disculpas por el comentario al que hace referencia, don Marcelino. Y las pido sinceramente. Probablemente haya sido uno de los muchos comentarios que no debí escribir. Lo lamento.

        Ahora bien, el comentario está escrito en un contexto y un lugar distinto a este, y su intención no es más que señalar lo evidente. Por supuesto, no todos los columnistas de Miciudadreal defienden los mismos postulados, gracias a Dios. Pero remarcar que, por ejemplo, la búsqueda de una solución política al problema del nacionalismo, la defensa de un sistema republicano, el benéfico recuerdo de la República de 1931 y de la de 1868, el pensamiento de que nuestra democracia sigue infectada de franquismo y como tal se comporta… En fin, como digo, todos estos postulados y más son los mismos que se defienden desde las tribunas de GARA y desde posiciones nacionalistas extremas, racistas y totalitarias. Y esa era mi única intención, señalar esta coincidencia.

        En cualquier caso, reitero mis disculpas, solicito la retirada del comentario a los moderadores e intentaré en lo sucesivo decir lo mismo de manera que no ofenda a nadie.

        Otro cordial saludo, don Marcelino.

        • Ángel Manuel dice:

          No pasa nada Censor.

          Tengo registrados y grabados comentarios de tipo GARA de otros comentaristas.

          Muy noble tu actitud. Eres un caballero.

          • Ángel Manuel dice:

            Coincido en tu impresión de que varios artículos de columnistas son verdadera apología de totalitarismos.

            Y el comunismo es uno de ellos.

            Tanta libertad de expresión ejercen como sus críticos.

        • Censor dice:

          Te agradecezco tu comprensión, Ángel.

        • M. Lastra dice:

          Hola Censor.

          Muchas gracias por tu nobleza. Quiero darte alguna explicación que omití en mi mensaje anterior. España está en una etapa que yo llamo precrítica; en uno de mis próximos artículos lo expondré. Temo que la dinámica pueda desembocar en extremismos irracionales. Trataré de poner mi humildísimo grano de arena para ayudar a que eso no suceda. Como dice el refrán: “las armas las carga el diablo”, pero a las palabras también, añado yo. Toda confrontación comienza con escaladas verbales. Y esto que te digo a ti se lo diré asimismo a quien me quiera oír.

          Nunca pretendí que retiraras el comentario que te afeé. De verdad pienso que no es necesario. Sólo una llamada a la reflexión; ojo, que no es únicamente tuya, nos corresponde a todos.

          Espero haber sido capaz de explicarme. Aquí me tienes no obastante por si desearas alguna otra aclaración.

          Muy buenas noches y un muy cordial saludo.

          • M. Lastra dice:

            Y a ver si alguna vez somos capaces de conversar los que soléis dar vida a los artículos, con un café de por medio.

            Esto de hablar con “fantasmas” me parece muy antinatural por muy de moda que esté.

  • Hobbes dice:

    Exagero o miento si pienso que los recortes en Sanidad y Discapacidad de estos años de negra derecha han causado más muertes que el terrorismo en 40 años?

    Hay datos. La Sanidad española ha vivido su etapa más negra con el PP y, en concreto, con Cospedal en Castilla la Mancha.

    Revisad hemerotecas y me lo rebatís.

  • Censor dice:

    “España tiene un sistema público de salud que es aberrante, porque tiene 17 sistemas, lo que crea inequidades y situaciones grotescas. Puede ocurrir que en una región un fármaco se apruebe y en otra no. Es como tener 17 países”, lamenta Miguel Martín, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

    https://elpais.com/elpais/2018/05/24/ciencia/1527180737_897788.html?id_externo_rsoc=FB_CC

  • antonio fernández dice:

    Marcelino, flipo con el trabajo de investigación que has hecho, y la exposición. Lástima de estos tiempos cortoplacistas y mediocres

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.