Inicio » Opinión

El SIDA como factor de feminización de la pobreza

- 1 diciembre, 2006 – 01:00Sin comentarios

Carmen Quintanilla Barba (Presidenta Nacional de AFAMMER y Diputada Nacional del PP por Ciudad Real)

   En 1998 la Organización Mundial de la Salud declaraba el 1 de diciembre Día Mundial de la Lucha contra el SIDA y ese testigo era recogido también por la Organización de Naciones Unidas (ONU) que en 2001, consciente de las dimensiones que estaba tomando la propagación del virus, aprobó en su Asamblea General una Declaración a través de la que los 189 países miembros se comprometían con una serie de objetivos para proporcionar los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo del VIH con el fin de contener y erradicar en 2015 esta enfermedad, considerada una epidemia mundial y que desde que se comenzó a hablar de ella, hace algo más de 20 años, ha provocado la muerte de 30 millones de personas.
   Continuando la senda iniciada para conseguir este objetivo, la ONU puso en marcha la Campaña Mundial contra el SIDA 2005-2010 con el tema “Detener el SIDA. Mantener la promesa”. Una promesa hecha por casi dos centenares de países de los cinco continentes que todavía estamos lejos de cumplir porque existen más de 40 millones de personas afectadas por esta enfermedad que avanza con una media de casi 5 millones de nuevos casos año tras año y que se ha cobrado la vida de 3 millones de personas en lo que llevamos de 2006.

   Y, por desgracia, también cuando hablamos de SIDA tenemos que hacer referencia a la situación de las mujeres como parte de la población especialmente vulnerable a la infección por el VIH y al impacto social del SIDA. Porque, según los datos que ofrece la ONU, a nivel mundial el riesgo de adquirir el virus es 2,5 veces mayor en el caso de las mujeres jóvenes y adolescentes que los chicos de esa misma franja de edad. Una vez más nos encontramos con que las mujeres somos protagonistas de la peor parte de las estadísticas.

   En los países que cuentan con mayor índice de incidencia del SIDA como son los que se sitúan en el África Subsahariana y otros países en desarrollo, las mujeres tienen el doble de probabilidades de contraer el VIH por un único acto sexual no protegido porque, además de la falta de información y de medidas de prevención, siguen dependiendo de la cooperación masculina para protegerse de ser infectadas.

   Sin embargo, las mujeres en estos países no son sólo víctimas de esta enfermedad si son contagiadas sino que, además, lo son en el papel socioeconómico que desempeñan dentro de la familia y del hogar.

   El SIDA agudiza la feminización de la pobreza en los países en los que esta cruel enfermedad muestra su cara aún más amarga: la de la falta de atención sanitaria, de medios públicos que faciliten el cuidado de los afectados, la de donde no llegan los medios y los tratamientos necesarios para frenar el desarrollo del SIDA y sus terribles consecuencias.

   En esos lugares del mundo las mujeres siguen siendo las que llevan la carga de las tareas domésticas y el peso del cuidado de la familia, de la atención de los enfermos, lo que supone dedicar menos tiempo a otras tareas productivas dentro del hogar. Es más, las limitaciones que impone esta enfermedad a las mujeres en estos países comienzan incluso a edades muy tempranas puesto que las jóvenes tienen que dejar la escuela para atender a los familiares enfermos o hacerse cargo de los hermanos más pequeños con la paradoja de que, precisamente, la educación es una de las principales herramientas para combatir la propagación del VIH.

   Es por todo ello por lo que en este día dedicado a la sensibilización y concienciación en la lucha contra el SIDA debemos volver a recordar esa promesa, ese compromiso que rubricaron 189 países en 2001 de destinar más medios a la información, la prevención y atención de los millones de personas enfermas y sus familiares para que año tras año vayamos ganando la batalla a la mayor epidemia a la que se enfrentó el mundo a finales del siglo XX y sigue enfrentándose en el siglo XXI.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.