La banda municipal de música de Puertollano vaga a la deriva, desencantada, e ignorada por el Ayuntamiento

Santos G. Monroy.- El vendaval de recortes para la contención del déficit y la indomable deuda municipal de Puertollano han dado un vuelco al mapa de las relaciones institucionales en la ciudad minera. Ahora es la banda de música la que atraviesa los momentos más amargos de su centenaria historia. Y es que no faltan las voces críticas que denuncian una virtual desvinculación entre agrupación y Ayuntamiento: no hay una comunicación fluida, y reina la desesperanza. La sensación es que la banda va a la deriva, ignorada por los responsables municipales, mientras se acumulan impagos sin que hasta la fecha el Ayuntamiento haya dado explicaciones.

Cunde la desazón entre los miembros de la banda municipal de música de Puertollano, quienes ven cómo, a pesar de los éxitos conseguidos en los últimos años y de su envidiable calidad y profesionalización, parece ninguneada por su patrón, el Ayuntamiento de Puertollano. La situación no es nueva, y hace ya meses que las relaciones se deterioran por momentos.

Algunos componentes de la banda han denunciado que el Ayuntamiento presidido por Joaquín Hermoso Murillo y la Concejalía de Cultura dirigida por Ana Muñoz “desatienden sistemáticamente” sus reclamaciones. El atraso en el pago de las gratificaciones es el último de los problemas, ya que aseguran que no se atienden cuestiones básicas para el buen funcionamiento de la banda. “Hay cosas elementales que se pasan por alto”, denuncian, “como el mero hecho dar publicidad a los conciertos o la realización de los programas de mano”.

Desde la agrupación advierten de que apenas hay comunicación con la Concejalía, “lo que está propiciando el desánimo entre muchos componentes, que ven cómo el esfuerzo de años se está desvaneciendo en manos de políticos insensibles a quienes no importa que esta institución emblemática pueda llegar al borde del abandono”.

Hasta la fecha, el Ayuntamiento de Puertollano adeuda unos seis meses de gratificaciones a los 70 músicos de la banda, que suelen cobrar, en función de su categoría, entre 60 y 160 euros mensuales, independientemente del número de ensayos y actuaciones.

"Ingratitud municipal"

Pero para muchos músicos, la mayoría de los cuales se costean sus propios instrumentos, ni siquiera la cuestión monetaria es lo importante. Lo que les duele es lo que definen como “ingratitud” municipal. “Nos sentimos ignorados, el Ayuntamiento no publicita adecuadamente las actuaciones, ni hace programas para los conciertos, ni garantiza unas condiciones de salubridad en la Concha de la Música”, señala uno de los componentes. “Cualquier banda, de cualquier otro pueblo, se siente más arropada que la de Puertollano, a pesar de que la mayoría presentan un nivel muy inferior”.

En este contexto crece la desidia y la incertidumbre entre los músicos. Ahora se ensaya menos (casi cuatro horas semanales), y el Ayuntamiento programa menos actuaciones (actualmente una docena al año) ante el coste que supone la apertura del Auditorio Municipal.

La centenaria banda municipal de música de Puertollano, fundada en los primeros años del siglo XX, ha sido reconocida en diversos certámenes nacionales, y se ha labrado un gran prestigio gracias a su creciente profesionalización y calidad. Actualmente está dirigida por Francisco Antonio Moya Rubio, y entre sus logros destaca la consecución del primer premio en el Certamen de Bandas Villa de Leganés, en junio de 2000 (dirigida por Ángel Parla); el tercer premio en el Concurso de Bandas de Aranda de Duero, en julio de 2001; o la grabación de discos de gran calidad, como el Homenaje a Pablo Sorozábal.

Su próxima actuación tendrá lugar el viernes, 21 de diciembre, en el Auditorio Municipal. Será con motivo del tradicional convierto de Navidad, que en esta ocasión tendrá como solista al virtuoso del violín, el joven Adrián Fernández, quien interpretará las Czardas de Monti, entre otras piezas.

Relacionados

Euromillones

14 COMENTARIOS

  1. Con la que está cayendo no creo que la Banda sea ni mucho menos un gasto prioritario. ¿Cuanto presupuesto tenia la banda, 300.000? La banda, como otras tantas cosas de nuestra ciudad, se escapa por el sumidero.

  2. suele pasar que en momentos desfavorables lo primero en caer es la cultura y el arte. Luego nos quejamos de los resultados de los estudiantes…si incluso ellos ven que la cultura es moneda de cambio…luego les exigimos….

    verguenza de país

    • más que la cultura, aquí lo que ha caido son las asignaciones presupuestarias destinadas a ‘indemnizaciones’. instrumentos, local de ensayo y todo lo demás siguen existiendo y a su entera disposción.

      • Los instrumentos son en su mayoría de los músicos, no del ayuntamiento y las reparaciones en muchos casos las paga el músico. El local está a nuestra disposición sin aire acondicionado y sin calefacción, ensayamos con abrigo, los programas de mano los estamos editando, imprimiendo y fotocopiando nosotros con nuestro dinero. No es como tú lo dices Asco

      • Asco ademas seguramente tu seras de los que luego van a las corridas de toros las cuales hacemos gratis sin esas indemnizaciones que tu cuentas y en vez de ver los toros te dedicaras a pedir musica y a llamarnos perros verdad ? por no decir los insultos peores que nos dicen que de eso tambien hay muchos

    • Suscribo totalmente tu afirmación. Sin música… sin cultura , un país es un páramo. Sólo hay que ver que el aumento de universitarios no lleva aparejado el aumento de la cultura en nuestra nación.

  3. Una muesca más en el cinturón de Don Joaquín.A este paso tendremos una nueva concejalía la de incultura,que probablemente sea la más apropiada para Puertollano y sus ciudadanos.

  4. ¿Que se esperaban, después del ninguneo asqueroso del Ayuntamiento a la Escuela Municipal de Danza…?,Todo lo que sea Cultura, molesta.
    ¡Ánimo a esos profesionales!.

    • Ya sabemos, Pilar, que este es un país de sordos, que en materia musical nos encontramos a una distancia sideral ya no sólo de Alemania o Austria, sino de cualquier país europeo. Y mientras pensemos que la cultura no es prioritaria caminaremos hacia la estulticia más absoluta. Es triste pero es así. Una banda o una escuela de danza constituyen un osasis en el desierto que son los pueblos. Y deberían ser un tesoro que habría que conservar y aumentar.

      Pero claro, como tu muy bien dices más arriba, para pagar rameras siempre hay dinero.

Responder a Juan López Cancelar comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img