El alcalde de Alcázar sostiene que fueron los socialistas los “verdugos” de Aguas de Alcázar «al dejarla en situación de quiebra»

El alcalde de Alcázar de San Juan, Diego Ortega, ha hecho este martes un llamamiento a la responsabilidad del Grupo Socialista para que abandone las “declaraciones malintencionadas que rondan el insulto, las mentiras y la alarma social” en lo que se refiere al futuro de la empresa Aguas de Alcázar.

En su repaso al último Pleno municipal celebrado el pasado viernes, Ortega se refirió a la aprobación del inicio del expediente para el cambio del modelo de gestión de Aguas, que pasará a ser una sociedad mixta con la participación del Ayuntamiento y de una empresa privada. Igualmente, se aprobó designar una comisión formada por miembros de la Corporación y técnicos de la empresa para encauzar todo este proceso y que se reunirá por primera vez este mismo jueves.

El alcalde quiso dejar claro que, como decían algunas pancartas portadas por ciudadanos en el Pleno, “el agua es un bien público y lo seguirá siendo, y no se vende; esto es obvio”. Asimismo, lamentó que el agua se esté utilizando como herramienta política de manipulación. “Se ha llegado a decir que se va a vender el pozo de Las Perdigueras, lo que es falso”.

Según aseguró Diego Ortega, “el Ayuntamiento seguirá controlando el servicio de agua”, pero manifestó que la conversión de la empresa pública en sociedad mixta viene motivada por la necesidad de “dar viabilidad a la empresa para evitar su cierre tras evaluar las cuentas”. “Teníamos dos opciones: no hacer nada y que se cerrara según la legislación o hacerla viable con un cambio en el modelo de gestión”, explicó.

Asimismo, Ortega insistió en que Aguas de Alcázar ha sido una empresa “maltratada por los anteriores gestores socialistas”, y añadió que “los que ahora critican el cambio de modelo y se presentan como salvadores fueron los verdugos de la empresa, dejándola en una situación de quiebra con una deuda de ocho millones de euros y una gestión por la que hemos tenido que presentar una querella en los tribunales”. El alcalde hizo hincapié en que “la deuda es dinero de los vecinos y nosotros tenemos ahora la responsabilidad de tomar decisiones para garantizar el servicio asegurando la viabilidad económica y gestionando con responsabilidad cada euro de los vecinos”.

Por otra parte, quiso aclarar que los vecinos no notarán en nada el cambio en el modelo de gestión. “Se mantendrán las tarifas, que sólo subirán según el IPC, se mantendrá la calidad del servicio y se mantendrá la plantilla, como ya se les indicó la misma tarde del Pleno”, afirmó.

Ortega también se refirió al diálogo mantenido al final del Pleno con un grupo de vecinos preocupados con el futuro de Aguas de Alcázar y destacó el carácter “constructivo” de ese diálogo e intercambio de reflexiones en un “buen clima” en el que, según dijo, “se dejó clara la situación”.

Otros puntos

El orden del día del Pleno también incluyó una modificación presupuestaria del plan plurianual de financiación de las obras de evacuación de pluviales a realizar entre 2012 y 2014, con una inversión total de 3,4 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aporta el 40 por ciento y la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha el 60 por ciento restante. La modificación viene motivada por un retraso en la ejecución de las obras previstas para este año 2013, por lo que ha habido que cambiar la distribución económica de las anualidades que, en cualquier caso, permitirá que a lo largo de 2014 se completen las actuaciones necesarias para evitar futuras inundaciones por fuertes lluvias.

También se aprobó el precio público, el reglamento de utilización y la encomienda de la gestión del nuevo campo de prácticas de golf que se inaugurará en los próximos meses. El alcalde destacó que será la empresa pública Viveros Abedul, orientada a la integración laboral de personas con discapacidad, la que se haga cargo de la gestión de estas instalaciones que vienen a incrementar la oferta deportiva y educativa de Alcázar de San Juan, añadiendo además un componente social.

Diego Ortega mencionó también la aprobación de la cuenta general del ejercicio 2012, que se cerró con un superávit para el Ayuntamiento de 356.000 euros. Igualmente, hubo superávit en el Patronato Municipal de Cultura (346.000 euros), en el Instituto Municipal de Deportes (59.000 euros) y en la desaparecida Fundación Municipal (360.000 euros).

Por otro lado, destacó la modificación presupuestaria para habilitar nuevas partidas para la atención social, destinadas al CUR, los comedores escolares, las consejerías de los museos y el Centro Cívico, el servicio de ayuda a domicilio y el Espacio Saturno de atención a la adolescencia. También se ha prorrogado por dos años el contrato de gestión del CAI El Tobogán y se aprobó el expediente de justiprecio de las tres últimas viviendas del barrio de Hermanos Laguna para su derribo. En una de ellas se ha llegado a un acuerdo con los propietarios, mientras que para las otras dos se acudirá al Jurado Regional de Valoraciones, ya que los propietarios de una de las viviendas no han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento, y los de la otra no han comparecido.

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img