Advertisement
Inicio » A-41. Todo motor

Zoo logo

- 9 febrero, 2014 – 21:35Un comentario
A41La importancia del logotipo como identificador de una marca y recordatorio de sus bondades no es una cuestión exclusiva de estos tiempos si bien es ahora cuando se destinan millones a la elaboración de logotipos para cualquier marca o evento que se precie. Los automóviles y sus más que evidentes signos de relevancia social no han estado exentos, ni siquiera en sus inicios, de la necesidad de diferenciarse con un buen logotipo, escudo, insignia, baldón o como quiera llamársele. A las tendencias más o menos geométricas y abstractas como la estrella de Mercedes o los galones de Citröen se oponen otra línea algo más sentimental y más primario: los animales. zoologo01Caballos Visto desde nuestro prisma actual, elegir un bonito corcel para el logotipo / escudo de una marca tiene el evidente paralelismo con los caballos-vapor (CV) unidad de medida de potencia que en los automóviles tiene la mayor relevancia. zoologo03También podría determinarse que los automóviles (coches) son derivados de aquellos otros carruajes (también coches) de caballos, no en vano muchas de las primeras denominaciones morfológicas de los vehículos a motor eran exactas a los de tracción animal. Sin embargo, en una ligera y nada pormenorizada búsqueda, determinamos que en los tres casos siguientes la elección del caballo es poco menos que ocasional. Ferrari, sin duda el caballo rampante más conocido del planeta, “il cavallino” como gustan de nombrarlo orgullosamente los italianos, empieza a usar el famoso símbolo en 1929 en las 24 horas de Spa, sobre un Alfa Romeo y lo hace seis años después de que la condesa viuda Paoline Baracca, madre de un as de la aviación italiana de la Primera Guerra Mundial, zoologo05animase a llevar ese símbolo, amuleto, a un joven Enzo Ferrari, todavía piloto de carreras. Primero como Scuderia Ferrari y luego como constructor “il cavallino rampante” ha estado presente en la leyenda de la marca transalpina. Porsche también tiene su caballo y cuenta la leyenda que vendría del mismo sitio que el de Ferrari. Veamos, el caballo rampante de Porsche es en realidad el símbolo de la ciudad de Stuttgart que, mezclado al escudo de la región de Baden-Wurtemberg, da como resultado el conocido escudo de la marca alemana. Sin embargo hay quien dice que el primer avión que derribó en combate Francesco Baracca hubiera sido un avión que portaba el escudo de Stuttgart y de ahí colocarlo él en su avión (algo así como la cabellera de los enemigos en los caballos de los sioux). zoologo08Menos mitológica es la adopción del caballo (en este caso en frenético galope) para el Ford-Mustang. Cómo se sabe (porque ya lo hemos contado aquí) cuando Ford decide entrar en la categoría de lo que entonces se denominaban “pony-cars” elige el nombre de los caballos salvajes de la pradera americana, los mesteños herederos de los árabes que llevaron los españoles, pues bien, Mustang para el nombre y equino al galope para el frontal.zoologo06 El cuarto caballo recogido en nuestros establos virtuales es el Pegaso, vehículo de excepcionales innovaciones y una carga importante de leyenda en nuestra automoción patria, debido al ingenio de Wifredo Ricart, auténtica “alma máter” tanto de la empresa como de los automóviles y camiones que en ella se produjeron. Ricart fue también el encargado de diseñar el logotipo y para ello recordó su trabajo más inmediato: había sido responsable del mantenimiento de los motores de aviación Bristol-Pegasus, de origen británico, pero que abastecían los talleres de la división de aviación de Alfa-Romeo. El caballo saltando, carente de alas (el Pegaso alado ya era propiedad de la petrolera Mobil) y en un círculo perimetral  More information on those bets can be found in the Marvel roulette system Rules section. ilustró nuestros frustrados sueños de un deportivo nacional de alta gama. zoologo02Toros, carneros y ofidios Ferruccio Lamborghini, fabricante de éxito en el mundo de los tractores, aficionado a la tauromaquia y, hay quien afirma, amigo personal de los hermanos Miura; poseedor de un Ferrari que no le da más que disgustos y que encona una primera rivalidad contra “Il Commendatore” al que reprocha personalmente que fabrique coches tan decepcionantes mecánicamente. zoologo04Pues bien, harto de soportar esa afrenta se lanza en los primeros sesenta a construir un pedazo de máquina que eclipse a los asentados Ferrari y Maserati: el resultado el Lamborghini Miura, una joya que estrena el escudo de un toro embistiendo. Nada más obvio en un coche con ese nombre fabricado por un hombre nacido bajo el signo de Tauro. En el futuro, Ferruccio siguió bautizando a sus coches con nombres relacionados con la tauromaquia (Isleño, Espada) hasta el fracaso de su compañía y posterior venta. Actualmente, renacida de sus cenizas, Lamborghini sigue bautizando a sus coches con nombres de toros, dicen que los elige entre los indultados de la plaza de la Maestranza de Sevilla.  zoologo10Y si musculoso es el toro, qué no decir del carnero de las Rocosas, especie de primo hermano del muflón de la Sierra de Gredos, pero más a lo yanqui. El carnero sirve de logotipo a la división de todo terrenos, pick-ups y camiones ligeros de la firma Dodge y su origen se antoja en un juego de palabras local de este animal con las siglas RAM que definieron en su origen el nuevo segmento de la marca de Chrysler, juego por otra parte muy habitual en el mercado norteamericano en donde modelos que acaban siendo marca propia, descartan su original sello para implantar otros, como por ejemplo otro vehículo Dodge, zoologo09el Viper, con una magnífica cabeza de serpiente exhibiendo su lengua viperina (mira por donde), y el Shelby-Cobra, en origen Ford-Shelby, unos de los coches deportivos más bonitos que se hayan visto en un circuito (y luego en carretera) obra del preparador Carroll Shelby que ganó con él las 24 horas de Le Mans y que produjo sus Cobra con un logo exactamente igual. Hay más, pero ya es tarde Dejamos a propósito el escorpión de Abarth (división de competición de Fiat) el gripo mitológico de Saab y el magnífico felino de Jaguar, en origen automóviles llamados SS y que cambiaron su denominación por la coincidencia con la siniestra sección nazi. zoologo07Obviamos el mundo de las aves con sus estupendas alas que dan cobijo a los emblemas de Aston Martin, Morgan y Bentley, para cerrar con el león de la firma francesa Peugeot. Es curioso que el animal más reproducido en heráldica (quizá junto con el águila) se vea tan poco en los logos automovilísticos (otra cosa es el nombre, como evidencia el SEAT León) y, en el caso de Peugeot no lo hace ni por rey de la selva, ni por animal fuerte, noble y orgulloso, lo hace porque la primera factoría automovilística (y también motociclista) de los hermanos Peugeot estaba en la ciudad de Lyon y durante sus inicios el nombre de la marca fue Automóviles Lyon-Peugeot. Juanma Núñez A41- Todo Motor
Etiquetas: , , ,

Un comentario »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.