Inicio » Opinión

Presupuestos municipales 2015: la desilusión

- 28 diciembre, 2014 – 11:00Sin comentarios
Comisión Ejecutiva Local del PSOE de Ciudad Real.- Si hay una palabra que ha sonado en nuestros oídos en estas últimas semanas ha sido la de ILUSIÓN. Ilusión porque nos toque la lotería (“la ilusión es lo último que se pierde…”); ilusión porque llegan las navidades (“que ilusión ver las caras de alegría de nuestros pequeños…”); ilusión por volver a encontrarnos con esos seres queridos que hace un tiempo no vemos (“…vuelve a casa por navidad…”); tantas ilusiones que esperamos se hagan realidad… opinionY entre todas las ilusiones posibles, quizás la más deseada entre todos los ciudadanos sea la de que esta dura y cruel realidad llamada crisis, que nos invade desde hace unos años, y que tan difícil está haciendo el diario vivir de tanta gente, se fuera alejando de nuestras vidas, y diera paso a una etapa en la que ese derecho tan fundamental, y a la vez tan olvidado, como el de una vida digna, volviera a ser algo consustancial a todas las personas Si hay una Administración que el ciudadano sienta cercana, para lo bueno y para lo malo, es la local. Nuestro Ayuntamiento. Esa casa que sirve, o debería servir, para intentar solucionar muchos de los problemas cotidianos que en la ciudad existen. Pues bien. Miremos a nuestro alrededor. ¿Qué pasa con el gobierno municipal que rige los destinos de esta nuestra querida Ciudad Real? (un gobierno que, no nos olvidemos lleva en el “sillón” 20 años). ¿Intenta resolver los problemas de los ciudadanos? ¿Sienten los ciudadanos el calor de su ayuntamiento? ¿Perciben esos ciudadanos que ese gobierno al menos intenta solucionar, o cuando menos paliar, la angustiosa situación económica de tantas y tantas familias? La señora alcaldesa, perdón la Sra. Romero (alcaldesa es la que preside un ayuntamiento, y ella lo hace sólo de nombre, ya que su trabajo está en la Carrera de San Jerónimo), junto con su equipo han aprobado recientemente los Presupuestos para el año que viene. Inocentemente podríamos pensar que la ILUSIÓN que, como antes ha quedado dicho, parecía inundar todas las esferas de nuestra vida, también dejaría su huella en esos Presupuestos. No nos olvidemos que los mismos son el documento más importante que cada año aprueba el Ayuntamiento, y que a través de los mismos se pueden dar satisfacción a muchas de las demandas sociales que la situación actual genera. Esa ilusión, de haberse hecho realidad, habría llenado de gozo a tantos ciudadanos que sufren la lacra del paro (más de 8.500), a tantas familias con necesidades vitales que luchan para que sus hijos tengan al menos una comida al día, a tantos dependientes y familiares que se ven solos y sin ayudas, a tantos niños que se han quedado sin comedor o sin guardería, a tantos ancianos abandonados a su suerte, a tantos jóvenes que no encuentran esa primera oportunidad para incorporarse al mercado laboral y les dejamos tan sólo la “libertad” de irse a otro país o morirse de asco y hambre, a tantos y tantos ciudadanos angustiados …. Pero la realidad ha destruido esa ilusión. Y nos hemos encontrado con unos presupuestos que no son otra cosa que la continuidad de las mismas políticas aplicadas durante esos 20 años que llevan gobernando. Con unos presupuestos hechos con desgana, con desidia, con aburrimiento y sobre todo con irresponsabilidad. Porque, responsabilidad del gobierno municipal sería abordar con rigor y seriedad el problema del paro. ¿Cuál es la realidad del presupuesto? De un total de más de 65 millones de euros a que asciende dicho presupuesto, se destinan a planes de empleo CIEN MIL EUROS (EL 0,15%). Recordemos que en nuestra ciudad hay más de 8.500 parados. Eso sí. La Sra. Romero no se ha olvidad de incrementar los gastos de representación y protocolo dotándolos de un importe de CINCUENTA MIL EUROS. O sea que, cuando el principal problema que tiene la ciudadanía es el paro, la Sra. Romero y sus acólitos aprueban para gastos de boato y representación de dicha señora nada más y menos que la MITAD DEL DINERO que se aprueba para tratar de remediar esa situación de desempleo. Haciendo una simple regla de tres, de los presupuestos del Ayuntamiento para el año 2015 la Sra. Alcaldesa se adjudica para sus gastos personales de representación un total de 50.000 €, y a cada uno de esos 8.500 parados destina, con el fin de solventar un posible empleo para ellos, la ingente cantidad de ONCE EUROS para todo el año. Decía la pasada semana el Sr. Concejal de hacienda que estos presupuestos eran “REALISTAS”.  Hemos de darle la razón. Están hechos no para solucionar los problemas de la ciudad, sino para reflejar la “REALIDAD” de la misma: pobreza, desempleo, hambre, frío, angustia, miseria, ….. Todo está muy claro. La Sra. Romero seguramente no ha tenido ni tiempo (recordemos que su trabajo está en el Congreso de los Diputados), ni ganas (quizás no tenga ni seguridad de que pueda volver a ser la candidata para el año que viene), ni, por supuesto está en su ánimo acordarse de que su ciudad está llena de problemas, y que los ciudadanos la eligieron para intentar solucionarlos. Pero volvamos al principio. Si la realidad que tenemos no cambiado y la ILUSIÓN que hemos puesto, que es lo último que deberíamos perder, no ha sido correspondida, debemos ser los ciudadanos los que, con nuestro voto, consigamos desalojar de esa que es nuestra casa, de nuestro ayuntamiento, a esos representantes que no han sido capaces de ilusionarnos dejándonos tirados en la cuneta.
Etiquetas: , ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.