Inicio » Una Cosa Más

Lo apolíticamente incorrecto

- 12 enero, 2018 – 12:4123 Comentarios

Desde años se viene estableciendo un protocolo social ante cuestiones sensibles que ha abierto una incómoda rendija en la puerta por la que se cuela cierto puritanismo. Hasta tal punto hemos llegado que uno cree que, nunca como ahora, escribe con el detector de incorrecciones políticas en alerta por si se cuela algún gazapo que vaya contra la corriente de los nuevos pietistas de lo políticamente  correcto. En España somos muy dados a los pendulazos, por eso pasamos de una educación oficial y autoritaria en la que el mojicón en la cara formaba parte del método al levantamiento de fronteras entre cursos que acumuló una buena leva de alumnos de formación manifiestamente mejorable.

ManoloValero3Llevamos acumulados 18 años ya del nuevo milenio y sin embargo, lo sacude a uno como un movimiento de retroceso bajo la apariencia de un avance modernísimo. Basta con conectarse al trantrán diario para asistir incrédulo a los nuevos pendulazos de lo políticamente correcto.

Un alcalde trata de apaciguar a un grupo de gente alterada y dice en ese contexto para justificar que no dependen de él ciertas cosas, que también le gustaría fusilar a gente pero que no puede. Y le han llovido tantas críticas como leches mediáticas y alguna que otra solicitud de dimisión. Vamos, como si hablar figuradamente en un contexto de tensión para apaciguar a una turba de iracundos fuera lo mismo que quedarse con los cuartos públicos  o que una adoración nocturna a Franco. Chito eso no se dice

En Cádiz y en el precontexto del Carnaval, ya saben el Carnaval donde por unos días vale todo, una murga simula guillotinar a Puigdemont, eso sí, pidiendo la democrática opinión del público, y salta la liebre de la polémica y no faltan quienes se rasgan las vestiduras porque tal cosa es una aberración democrática (no hay más aberración democrática que su falta) y sea de coña o no, no se debe jugar con ciertas cosas. Como si los chicos murgosos y carnavaleros reivindicaran de veras el cadalso para el citado mascarón, que en eso se ha convertido el comparsito errante. Chito eso no se dice.

En España y en todo el mundo, estamos asistiendo a un lento avance de cierta demagogia al rebufo de la defensa de la mujer. Y ahora mismo, se han disparado mis medidores de peligrosidad. Explicitar quehombres y mujeres somos idénticos como personas, con idénticos derechos, ni un milímetro más ni un milímetro menos, no basta ni como bálsamo pero es tan obvio que no merece la pena detenerse en ello. El comunicado de un grupo de mujeres francesas (las francesas ya se sabe tienen esa especial sofisticación que las hace tan interesantes) mediante el cual tratan de trazar una línea entre la violencia y el maltrato y otros comportamientos que nada tienen que ver con ello pero que la nueva cultura feminista trata de incluirlos, la ha liado parda. A mi me han llegado a decir que ceder el paso a una mujer o ayudarla a ponerse el abrigo en un restaurante es burgués, antiguo y de derechas, porque la mujer puede ponerse el abrigo solita.

Catherine-DeneuveUno, que siempre pone en cuarentena lo que viene de Hollywood,el mayor teatro del mundo en el que la exhibición de trajes, joyas, ropa interior y cuerpos, casi siempre de ellas, está a la altura de las películas, tampoco considera un auto de fe la pasada entrega de los Globos de Oro. La denuncia de actrices respecto a un ogroman sexual tiene un debate, y ya está otra vez la alarma chirriando. El pollo ese es un indeseable por utilizar los resortes de su poder para obtener favores, pero si extiendes el juicio hacia mujeres que cedieron o incluso utilizaron sus armas para hacerse un hueco en aquella selva, que debe ser peor que la virgen brasileira, ya estás condenado a la hoguera. Chito eso no se dice.

Y así, entre que una pretendida exquisitez democrática obliga al personal, sobre todo si es un personaje público a cogérsela con papel de fumar a la hora de emitir un juicio o una opinión, y la impostura de lo políticamente correcto, uno no sabe, si la democracia era esto, o lo que era esto era la demagogia, porque demagogia es rasgarse las vestiduras contra todo lo que pueda anticipar, o sugerir una levísima insinuación micromachista, como la de mirar a una mujer bonita con cierta insistencia seductora, y permitir que las mujeres sigan cobrando menos que los hombres, o darse puños en el pecho ante una nueva víctima de violencia de género y no defender la cadena perpetua(fuera eufemismos) para los violadores asesinos como el Chicle. Tal vez sea cuestión de madurez, reconocer que hemos avanzado y ratificar cada día la igualdad radical entre hombres y mujeres sin caer en integrismos absurdos como el de la posibilidad de que el soterramiento de una vía urbana impacte negativamente sobre la mujer. Que se puede ser muy progresista, pero mucho, sin necesidad de estirarse tanto en la impostura que se caiga en el ridículo. O peor aún, en la vacuidad.

Manuel Valero
Una cosa más

Etiquetas:

23 Comentarios »

  • Censor dice:

    Ni ridículo ni vacuidad, don Manuel: en la tiranía. Entre esas manifestantas víctimas del ogroman jolibudiense, no estaban las que se negaron a pasar por la piedra. La libertad, don Manuel, fundamento de todos los derechos humanos, es lo que realmente está en peligro.

    Enhorabuena por el artículo.

  • Ángel Manuel dice:

    Muy bueno el artículo.

    Ya he escrito sobre las falacias de la ideología de género. Espero que le eches un vistazo.

    A mí la giliprogresia me la trae floja.

    Se abre la puerta y la gente pasa porque tiene mucha curiosidad y libertad. Las cosas están cambiando.

    Sólo hay que abrir puertas, y tu artículo lo hace.

    Enhorabuena.

  • Manta zamorana dice:

    Mientras lo único políticamente correcto sea defender algo sin saber que es….vamos de c. cuesta abajo y sin frenos.

  • Hobbes dice:

    Manuel, en este tema solo te puedo decir que revises los comentarios rancios en cualquier tema relacionado con la violencia de género, con la igualdad, o con cualquier tipo de derechos que hagan que la mujer sea igual que el hombre.

    Entre lo que dijo Ophra y lo que han dicho las francesas hay muchísimo en común. No hay más que leer los dos discursos completos, y no el resumen interesado de los medios.

    Cualquiera con medio centímetro de cerebro sabe la diferencia entre acoso y ligue. Y solo los enfermos sobrepasan esos límites.

    Una mujer puede ser más guarra sexualmente que un hombre, por qué no? Incluso puede, si quiere usar su cuerpo para los objetivos que se proponga, pero eso no la inhabilita para decir basta cuando quiera, o serlo con quien quiera, no con el primero que la quiera violar por su comportamiento.

    Creo que me entiendes. Aunque ellos no. En España sigue habiendo mucho trabajo por hacer, y estos foreros de MCR son un ejemplo.

    Vamos a lo de siempre, si el salido es un tío, menudo machote; si lo es una mujer, es un putón. Eso es de primero de Atapuerca.

    • Ángel Manuel dice:

      Llevas muy mal la discrepancia, no eres capaz de replicarla.

      Hay mucho que hacer con la discrepancia?? Cómo qué.

      Propugnas la uniformidad, el pensamiento único??

      Crees que estás en una sociedad de pensamiento único??

      Se comete delito por pensar diferente??

      Vives en España o en Venezuela?

      • Ángel Manuel dice:

        Mira con la gente que piensa como tú no pienso que haya que hacer nada, salvo una cosa, no callarse. La calle y la opinión pública es plural, y por eso es democrática. Nadie se impone, y si alguien lo pretende pues se manifiesta la opinión contraria y que convenza el mejor.

        Y luego la realidad pondrá a cada uno en su sitio.

  • Hobbes dice:

    ¿Existe eso del machismo y el patriarcado? Nooooo, que el jefe del Estado haga arrojar a una mujer por la borda es lo normal en su “ejemplar” comportamiento. Qué campechano. Uy, es que si no Sofía se pillaba un rebote.

    Por cierto, contigo. no se discrepa, se está absolutamente en contra. No eres más que el largo brazo de lo más negro y odioso de este país.

    No sé ya las veces que te lo han dicho.

  • Hobbes dice:

    Esta semana ha sido negra en lo que a violencia de género se refiere.

    Pero nadie ha dicho nada en los comentarios.

  • atilu dice:

    Como en el culteranismo, lleno de gongoradas pero sin tanta altura.

    Que alguien diga cuando una mujer ayudó a ponerse un abrigo a un hombre. Seguro que será a un hijo, un padre, o un familiar impedido.

    Por favor, qué artículo tan ñoño

    • menda dice:

      Yo iría más lejos aún.Que alguna mujer diga cuándo un hombre le ayudó a ponerse el abrigo en un restaurante o si , en caso de hacerlo, ella ha reaccionado llamándole burgués, antiguo, de derechas… Por favor, si la última vez que cedimos el asiento en el bus fue a una anciana con muletas. No manipulemos los hechos, mezclando churras con merinas, para adaptarlos a nuestra opinión ideológica.

  • atilu dice:

    por cierto, que si abres esta noticia en otro buscador aparece que el autor es angel manuel garcía sanchez.
    Me parto.

    Os pongo el link y aquí va
    opinión »
    Falacias de la igualdad de género
    12 enero, 2018 – 09:01 | Un comentario

    Ángel Manuel Sánchez García.- La única revolución del siglo pasado, además de la tecnológica, que permanece en el siglo XXI es la sexual. El feminismo que cuando se radicaliza es algo así como un machismo a la inversa, tiene una fuerza extraordinaria en nuestra cultura.
    Leer la historia completa »

  • menda dice:

    El cinismo del señor censor produce bochorno. Tiene guasa que se llene la boca con la palabra libertad un tipo que niega que el régimen del tirano de El Pardo fuese una dictadura o que, en el colmo de la desfachatez, afirme que el derecho de voto se reconoció a la mujer en la Dictadura de Primo de Rivera.Y que lo haga en la columna de Isidro Sánchez, cuestionándole su categoría como historiador.
    Dejemos en paz a las mujeres. Son muchas asesinadas, demasiadas. Dejemos que expresen lo que les gusta y lo que les ofende porque algo estaremos haciendo mal. No les neguemos la posibilidad de pelear por lo que ellas creen justo. Este artículo y los comentarios me parece innecesarios .

  • Intercolumno dice:

    Pues yo lo que pienso, veo y leo es justamente lo contrario: que lo que abunda es la frivolité, lo que está de moda es el vacile y que la tendencia es recurrir a lo políticamente incorrecto para epatar a una sociedad en busca de “likes” que ya no se escandaliza con nada. Y el monstruo del poder tan satisfecho con esta deriva, que ve cómo se acalla el sentido crítico y la capacidad analítica entre carcajadas, vacuidades y bravuconerías. Tampoco es que quiera un claustro de Silos, pero recuperar un poco de silencio y seriedad no nos vendría mal en estos años ruidosos y vanales que vivimos desenfrenadamente.

    Lean a Gilles Lipovetsky y su “ética indolora de los nuevos tiempos democráticos”, o al propio Ziygmunt Bauman (tan citado en este foro, pero creo que poco leído) y su “sociedad sitiada” y comprobarán que el asunto no es insustancial.

  • Felipe dice:

    Me aburre mucho este articulo, no me gusta pero que nada.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.