Inicio » Ciudad Real, Opinión

Comunicado: Denuncian la utilización de jaulas trampa para palomas en edificios municipales

- 3 agosto, 2018 – 18:0219 Comentarios
Asociación Corazón de Paloma Ciudad Real.- Morimos de calor en Ciudad Real. Arde el asfalto, la acera, arden las calles….La gente busca refugio donde puede, sombra, algo fresco, aire, agua…. Las palomas que captura el Excelentísimo Ayuntamiento de Ciudad Real en jaulas-trampa en las azoteas de edificios municipales no tienen oportunidad de huir del sol ni del calor. jaula-trampa-guadianaCon la excusa de controlar una población de la que ni siquiera Medio Ambiente conoce el número, ya que no se ha hecho un censo oficial que es esencial para una gestión de aves urbanas eficaz y legal (a ojo han debido decidir que hay muchas), y escudándose en que tienen que gestionar las quejas de los vecinos, las palomas permanecen durante días en jaulas de metal a pleno sol.  Su vida o su muerte depende de que un operario se digne a pasar a recogerlas o a poner agua y comida para atraer a otras que caerán en las trampas y correrán la misma suerte que las anteriores. La función de las jaulas en sí no es matar palomas sino capturarlas para su posterior traslado fuera de la ciudad. Los animales acabarán (si tienen la suerte de sobrevivir en las azoteas) muriendo más tarde a manos de un halconero de un pueblo cercano. Las palomas, si al operario de turno no le da tiempo o no le apetece pasarse a comprobar las jaulas (¿quién vigila al que vigila?) mueren de sed, de calor y del estrés que le conlleva a un animal libre el ser encerrado. Medio Ambiente admite que se comprueban las jaulas “cuando se puede,” no todos los días que es el protocolo correcto para evitar sufrimiento a los animales. Afirma también que asistir a las palomas atrapadas no es una prioridad como lo es, por ejemplo, la limpieza de las calles después de fiestas como la Pandorga. La consecuencia es que los animales quedan encerrados a merced del sol de verano y de tener la suerte de que no haya negligencias en la gestión de las jaulas. Los vecinos que se quejan de las molestias que les ocasionan las palomas poco saben del proceso que desencadenan sus quejas, ya que todo se lleva a cabo discretamente en lugares escondidos a la vista del público como las azoteas. Si se hiciera a la vista de todos, quizás exigieran al ayuntamiento otros métodos no cruentos y menos arcaicos. Y ahí es donde entran en acción las asociaciones y los vecinos concienciados con la buena gestión de los animales de la ciudad. Un ejemplo son los trabajadores de la Residencia Guadiana para disminuídos psíquicos, en cuya azotea se encuentra una de las jaulas-trampa para palomas que ha instalado el Ayuntamiento de Ciudad Real. Al ver que los animales estaban a 40 grados al sol en la azotea sin que ningún operario del ayuntamiento ni el citado halconero pasaran a recogerlas, tomaron la iniciativa de darles agua y cubrir la jaula con unas mantas para que tuvieran un poco de sombra. Una de las cinco palomas atrapadas ya había muerto y su cadáver fue retirado por los mismos trabajadores, que trasladaron su queja a Medio Ambiente por la negligencia en la gestión de estas jaulas. Ayuntamientos y empresas de control de plagas afirman que el uso de estos métodos es legal a pesar de que asociaciones y organizaciones en defensa de los animales han demostrado lo contrario y han conseguido, tras denunciar, que se retiren por constituir un delito de maltrato animal. El motivo es que con frecuencia no se realizan las pertinentes comprobaciones de las jaulas como proporcionar comida y agua todos los días para que los animales no sufran y mueran hasta ser trasladados fuera de la ciudad. Además las jaulas-trampa son artes de caza no selectivos ya que pueden atrapar otras aves que no son palomas. La captura y sacrificio son métodos demostrados ineficaces ya que los animales que caen en las jaulas son los más jóvenes, desesperados por encontrar comida. Sin embargo,  las palomas dominantes, que son las que se reproducen, siguen criando. Se crea un círculo vicioso en que no se para de capturar, criar y capturar de nuevo, malgastando recursos públicos y maltratando animales en el proceso. En cambio existen métodos de gestión poblacional modernos y eficaces que respetan a los animales y atienden a las quejas de los vecinos, como es el pienso anticonceptivo con nicarbacina Ovistop. Utilizado con éxito en varias ciudades europeas como Génova y Lisboa y españolas como Barcelona y Valencia, el principio activo de este maíz es una medicación antiparásitos que se usa con los pollos y gallinas. Se descubrió que un efecto secundario era que las gallinas no ponían huevos o estos no eran fértiles. Aplicándolo a las palomas, Ovistop hace que estén saludables ya que las protege contra los parásitos intestinales, los excrementos mejoran con lo que los daños a edificios son menores y se asegura la salubridad y, además, no pueden criar. El efecto es reversible al dejar de tomar el medicamento y no afecta a otras aves, personas ni el medio ambiente. Los vecinos de Ciudad Real (porque todos son vecinos, también los que se quejan a favor de la fauna urbana) queremos gestores capaces que actúen de acuerdo a las nuevas sensibilidades con respecto al bienestar animal. No queremos que se malgaste dinero público en métodos anticuados, inútiles y crueles habiendo métodos eficaces y de escaso gasto público que pueden satisfacer a TODOS los habitantes de la ciudad. Por una gestión ética de la fauna urbana.
Etiquetas:

19 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.