Inicio » Sin tapujos

¿Qué se entiende por consentir?

- 24 junio, 2019 – 08:2017 Comentarios

“Los agresores no preguntaron a la víctima ni ésta dio su consentimiento”

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia sobre el caso conocido como “La manada” y la sentencia debe ser acatada, independientemente de los recursos que los afectados puedan realizar o las críticas de quienes estén en desacuerdo. Recordemos que Adolfo Suárez escribió un famoso artículo titulado “Yo disiento” para manifestar su desacuerdo con la sentencia relativa al intento de golpe de Estado del 23-F. Sería triste que casi 40 años después el disentimiento sobre determinadas resoluciones judiciales se convirtiera en motivo de señalamiento acusador a quienes lo hicieran.

Yo solamente voy a contar una historia real. La escuché en un bar el pasado sábado a una pareja de conocidos. El asunto surgió viendo las noticias en la televisión: Hablaban de la sentencia citada.

Una elegante mujer tomaba un sorbo de algún licor. Apagó un cigarrillo; mejor dicho lo aplastó contra un cenicero de vidrio. Regaló una sonrisa a su acompañante, un hombre joven de pelo ralo y tez soleada por las vacaciones. La sonrisa de ella provocó el mismo gesto en él. La mujer se levantó, sin mediar palabra, de un taburete de asiento blanco. Fue hacia la puerta del bar y esperó a que su acompañante la abriera y le cediera el paso. Siempre marcando el camino, la mujer cruzó la calle y entró en el hotel donde se hospedaba; saludó al recepcionista y atravesó el vestíbulo, deteniéndose frente a uno de los ascensores; pulsó el botón del piso de su habitación; salió decidida; abrió la puerta; se sentó al borde de los pies de la cama; frente a ella, el hombre del bar la observaba con delectación. La mujer llevaba el pelo levemente recogido. De manera sutil, soltó la melena y movió la cabeza dibujando una onda de ida y vuelta en el aire para que su pelo se apropiara del protagonismo de la escena.

¡Alto, por favor!

Llegados a este punto, sugiero a los lectores un inocente juego de adivinanzas

¿Cómo se imaginan Uds. que continuó la historia?

Es posible que el hombre pidiera permiso a la dama para sentarse junto a ella, sacara una bolsa de pipas y pusieran el televisor para ver “Sesión de noche” en la 1 de TVE. En aquel entonces había dos canales: el citado y el UHF, tiempo después conocido como la 2. La reacción del hombre fue la normal, pues todo el mundo sabía por aquel entonces que cuando una mujer te decía, aunque sin palabras, vamos a la habitación de mi hotel, lo hacía porque tenía ganas de comer pipas y ver la película de la noche ¿Qué otra razón si no? Claro que también pudiera haber sucedido que la elegante dama en vez de comer las pipas se estuviera comiendo las uñas de desesperación, o muriéndose de risa por dentro pensando: Esto no puede estar sucediéndome a mí.

Como soy el guionista adaptador de la historia que me contaron, permítanme que plantee otra posibilidad:

El hombre se acercó a la mujer; la besó, la abrazó y ella le correspondió sin andarse con miramientos e hicieron el amor arropados por el lenguaje de sus miradas, de sus gestos, de sus gemidos, de su complicidad; entendiéndose sin romper aquella magia con palabras innecesarias.

Así reaccionaban un hombre y una mujer cuando fumar no estaba prohibido en los bares y el ejercicio de la seducción era imposible sin el componente no verbal, o de una verbalidad creativa no necesariamente explícita.

Aquel hombre no ha parado de cumplir años hasta hoy. Al leer la frase que encabeza este artículo se preguntó si no habría violado involuntariamente a aquella mujer, pues aunque ella le acompañó en cada paso de su devaneo amoroso, en ningún momento llegó a pedirle permiso ni para besarla, ni  para abrazarla, ni para desabotonarle la blusa, ni para desabrochar el sujetador, ni para…

Confundido, se preguntó si hoy alguien podría poner en duda el libre consentimiento de la mujer en aquella velada inolvidable. Según una de sus nietas, no; otra, por el contrario, afirmó que sí.

El hombre estaba perplejo mientras observaba a las dos muchachas salir a la calle.

-Qué lindas son, ¿verdad? – dijo su esposa agarrándole la mano.

-Oye ¿Te violé aquella noche?

-¿Te has olvidado de que tomé yo la iniciativa para que me siguieras al hotel?

-¡Mujer, mujer! Cómo olvidar aquella sonrisa seductora en el bar; el contorno de tu cuerpo luciéndose delante de mí, arrastrándome tras tus pasos; o cómo clavaste esos ojos sobre los míos cuando te sentaste en la cama.

-¿Quién te llevó al huerto, cariño? –dejó en el aire la mujer.

-Manda a freír espárragos a los jueces absurdos, con sus planteamientos absurdos, fabricados por ingenieros sociales absurdos.

-Te lo estás tomando a broma. Pero ¿sabes que si te diera por decir ahora, después de los años, que aquello fue una violación, y que si te casaste conmigo fue por evitar el qué dirán, mucha gente te creería; incluida una de tus nietas, sin ir más lejos?

-¿De verdad están así las cosas, querido mío?

-La mujer se observó en un espejo y se vio sin arrugas. Miró a su hombre y le pareció hermoso. Dio media vuelta y volvió a repetir una maniobra de sobra conocida por ambos a lo largo de los años desde aquella primera vez. Él la siguió sin dudar.

-Hay demasiada gente con el cerebro hecho polvo –dijo la mujer mientras entraba en la habitación, esta vez de la casa de ambos.

-Tú y yo somos una sinfonía; esa gente no llega ni a un burdo reguetón.

Hoy vas a ser tú quien se siente en la cama –añadió la sempiterna dama elegante. El hombre entendió a la perfección que lo iban a violar como estaba mandado.

Varios testigos del lugar dieron fe de que se fundieron los plomos.

Aseguran que la vicepresidente Carmen Calvo prepara represalias contra los peligros de la fogosidad a la que conduce el amor romántico. Al parecer, Ana Pastor se dispone a publicar en su web, Maldito bulo, que todo ha sido eso: un bulo, no vaya a cundir el ejemplo. En los mentideros de mi pueblo afirman que Valls ha manifestado que si esta pareja es simpatizante de Vox debe ser desterrada del vecindario inmediatamente.

En los bazares chinos se ha disparado la venta de unas manos gigantes haciendo una peineta. El Centro de Investigaciones Sociológicas del Sr. Tezanos busca la mejor manera de explicar los acontecimientos.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz

17 Comentarios »

  • Charles dice:

    No olvidemos que la Sentencia deja bien claro que «los cinco acusados violaron a la víctima en un ‘escenario intimidatorio’ en el que no hubo consentimiento en ningún momento por parte de la víctima».
    Es decir, fue una violación. Solo ‘sí’ es ‘sí’. Nuestro país debe seguir avanzando en la protección de los derechos y libertades de las mujeres….

  • Hobbes de luto dice:

    Marcelino, desconozco si estás casado, pero te podías ahorrar el artículo si lo estás y, además, respetas a tu pareja. Porque es simple cual mecanismo de un chupete.

    Si es si, hasta que la mujer dice que no. Y da igual si estás a punto de correrte. Si es no, o basta, se para y punto. Es su cuerpo y sus normas. ES SU CUERPO Y SUS NORMAS. Nada más, y nada menos.

    Si una persona coquetea contigo y te pone a cien, pero cuando le entras, te dice que no, es que no. ES SU CUERPO Y SUS NORMAS.

    Es tan simple, que no requiere explicación. Al menos para las personas con un CI superior al de cualquier mamífero de cuatro patas. Para el resto…pues sentencia y cárcel.

    Si una mujer le dice que si a cinco tíos y llega hasta el final, y todos se lo han pasado bien, fantástico por los seis.

    Si una mujer se acojona, se calla, le roban el móvil, le agarran la cabeza para que haga felaciones y la violan por delante y por detrás. Le roban el móvil y la dejan abandonada en un portal con todo eso grabado para mandarlo a los colegas, ES UNA VIOLACIÓN. Ni es sexo, ni es diversión. Ni eso, ni el próximo juicio con la chica de Pozoblanco.

    Ahora los señoros de V.O.X. que ladren como lo ha hecho el bárbaro ese de Sevilla, que no sé ni como se llama, pero la Justicia ha hablado. Que se cumpla la sentencia o, si tienen algo que decir, que aleguen.

    Pero, sobre todo, Marcelino, qué coño pintan la vicepresidenta y una periodista en esto ¿Tanto odias a las mujeres? No me jodas!

    Y, para finalizar, dices: «El hombre se acercó a la mujer; la besó, la abrazó y ella le correspondió sin andarse con miramientos e hicieron el amor arropados por el lenguaje de sus miradas, de sus gestos, de sus gemidos, de su complicidad; entendiéndose sin romper aquella magia con palabras innecesarias. Así reaccionaban un hombre y una mujer cuando fumar no estaba prohibido en los bares y el ejercicio de la seducción era imposible sin el componente no verbal, o de una verbalidad creativa no necesariamente explícita.»

    Ahora no se fuma, y se sigue haciendo igual. Marcelino. No me jodas!! SI hay química la cosa va para adelanta, si no, no hay que ser muy listo para darse cuenta de que debes envainártela. Que no somos orangutanes.

    Somos muchísimos los que hemos tenido más de una pareja temporal antes de tener una estable, y no nos levantamos cada mañana pensando en si hemos violado. Simplemente porque entre el sexo consentido y la violación hay muuuucha diferencia. Quien no la vea, que vaya al psicólogo.

    • Ángel Manuel dice:

      …Marcelino, desconozco si estás casado, pero te podías ahorrar el artículo si lo estás y, además, respetas a tu pareja…

      MARCELINO…ANTES DE PUBLICAR ENVIA EL ARTÍCULO A LA COMISIÓN DE CENSURA TONTOPROGRE DE TU JURISDICCIÓN.

      Volvemos a los tiempos de Franco…

      Qué franquistas son estos «progres».

    • M.Lastra dice:

      Estimado desconocido de alias Hobbes de luto.

      Sabes que no suelo interferir en los comentarios de los lectores, salvo casos muy aislados. No voy a entrar en el texto general del tuyo, sólo en una pregunta que me haces:

      «qué coño pintan la vicepresidenta y una periodista en esto ¿Tanto odias a las mujeres?»

      Por favor, lee bien el final del artículo y verás que, además de esas dos mujeres, aparecen también en el mismo contexto dos hombre: Valls y Tezanos e ,incluso, un grupo étnico: los chinos. ¿Significaría eso que odio no sólo a las mujeres, sino a los hombres y a determinada etnia?

      Cuidado con el uso ligero de ciertas palabras. Estoy seguro que me entiendes.

      La referencia y las circunstancias en que aparecen los personajes citados es irónica, Hobbes de luto.

      Entre la ironía y el odio la distancia es infinita, ya que forman categorías semánticas dispares.

      Nada más. Agradecerte, como a los demás, contar con tu lectura e interés.

      Un cordial saludo.

      • Cristalino dice:

        Hobbes de luto, no sabes las intenciones de porque esa mujer quiere interrupir el acto sexual. Lo mismo pretende efectuar una trasmutación tantrica de la energía sexual. Fuera bromas no es algo sin base empírica, el magnífico profesor erudito y doctor Ángel Luis Fernández corrobora que la base técnica del merkaba tiene como una de sus fuentes la sexualidad y su magnetismo.

  • Ángel Manuel dice:

    Existen muchas manadas pero sólo se habla de ésta.

    Existe silencio mediático cuando se trata de manadas formadas por extranjeros…frecuentes en la comisión de estos delitos.

    Quince años…me parece muy bien…mejor si al reincidente le cayera la prisión permanente revisable, porque se podrían evitar asesinatos como el de Laura Luelmo.

    Existe igual presión social para que recaiga una sentencia dura respecto a los que perpetraron el Golpe e Estado del 1-Octubre.

    Esperemos que así sea.

    Ya sabemos que a la izquierda… las sentencias dependiendo del beneficio que pueda sacar de ellas.

  • alcaldillo dice:

    Lo que te faltaba. Aprendiz de jurista rancio y de escritor de novelas baratas.

    A la pregunta que da título a este engendro de artículo, te remito a los manuales de Rodríguez Devesa y Cobo del Rosal. Si no te dejan satisfecho, te recomiendo al penalista que todavía hoy continúa siendo el jurista de referencia para toda la comunidiad dedicada al estudio del Derecho Penal: Luis Jiménez de Asúa ( Madrid, 1889- Argentina, 1970), catedrático, vicepresidente de las Cortes salidas de 1as elecciones de febrero de 1936 y víctima de un atentado, del que salvó la vida milagrosamente, perpetrado por los pistoleros de falange en marzo de ese mismo año. Una autoridad en la materia. Hala , ya tienes deberes para tus próximas vacaciones.

  • Antivirus dice:

    El artículo me produce las mismas sensaciones de estupidez de aquellas publicaciones de adolescentes atolondrados de la revista Vale.

    Marcelino, me suena que en la revista Pronto tienen una sección para publicaciones de este tipo, andate a ver si te fichan.

    O las novelas rosas, no se…

    Y que tiene que ver la tontada que has escrito con la violación de la manada?

    Madre mía como andamos!!!

  • Cristalino dice:

    Los denominados como demonios y ángeles no son ciencia ficción ni mitología:

    https://m.youtube.com/watch?v=olRj2uI2ipw

  • Cristalino dice:

    Mirar cómo es cierto que Ángel Luis Fernández demuestra la existencia de la energía kundalini:

    https://m.youtube.com/watch?v=hPWyI2GWdUc

    Esa es la razón por la que por un lado nos hipersexualizan para que esa energía se la lleven las gárgolas a su servicio y por otro intentan frenar la fusión entre el hombre y la mujer, porque los que manejan el cotarro temen que se generalice la práctica del tantra en las parejas. No extrañarse si de conseguir activar este elemento veis que las nubes del cielo se muestran con patrones geométricos de ondas escalares, sí creo que es causal, pero bueno que tendrás pilas duracel y supervitalidad durante horas y horas y horas eso lo he comprobado aunque por desgracia solo una única vez.

  • Á. R. dice:

    Hace ya tiempo denuncié la existencia de «clubes de violadores». Desde la campanada mediática, ya se han descubierto más de cien por toda España. En muchos su táctica es muy parecida: apostarse a la salida de las discotecas de noche o en las carreteras confluyentes cercanas.

    La policía haría bien en afrontar este tipo de asociaciones ilícitas más en serio e incluso el gobierno debería elaborar una ley más dura y específica contra este tipo de conductas gregarias. Forman parte, con el botellón, de lo más detestable que ha generado la degradación y vulgarización de los estándares morales y sociales de la modernidad.

  • Cristalino dice:

    Un ser humano inmune a la ingeniería social, el amigo de Pilar, escribe otro artículo: https://lacharcaliteraria.com/la-pseudocultura-y-la-ganancia-del-estado/

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.