Inicio » Ciudad Real

Llega el trasvase al Gasset

- 8 octubre, 2019 – 08:1961 Comentarios

Ayer se inició el trasvase de 2,5 hectómetros cúbicos de agua entre los pantanos de Torre de Abraham y Gasset, este último del que se abastece Ciudad Real y otros municipios del entorno, autorizado por la Confederación Hidrográfica del Guadiana tras la solicitud de la Mancomunidad del Gasset, una vez que el embalse ha bajado del nivel de los 14 hectómetros cúbicos.

Etiquetas:

61 Comentarios »

  • Hobbes de luto dice:

    Momento importante para saber que eso que se ve en el vídeo es ORO para esta ciudad.

    Ya tenemos el trasvase, ahora toca ponerse en modo ahorro, que cada gota de agua que salga por el grifo tenga una finalidad.

    Cosas tan simples como coger agua en un vaso para lavarse los dientes pueden ahorrar miles y miles de litros en la ciudad, poner lavadoras llenas, lavaplatos llenos, ducharse en vez de bañarse….

    Ahora empieza la responsabilidad ciudadana. Para aquellos que entienden que ser ciudadano es tener una serie de deberes.

  • pepe dice:

    Si estamos en emergencia, lo primero que debemos hacer es dejar de regar los jardines con agua corriente, que usen la de la depuradora, y lo que no es de recibo es que sí se está mandando agua de la Torre de abraham, quieran los de fernan Caballero ampliar en 1000 ha la superficie de riego???

    Que tal sí de una vez la confederación hace su trabajo y empieza a controlar los riegos de la región, o acaso no ven lo que está pasando aldededor de las tablas de daimiel,?? nadie ha visto el aumento de campos de cebollas? o de los campos de pistachos, olivos, viña todos con riego???

    Todo el mundo tiene que prosperar, pero el agua es un bien escaso y a ellos (confederación), les pagan para gestionar y controlar, y más bien parece que hay descontrol y mala gestión.

    • T dice:

      Tu eres otro tonto que prefieres que los patos vivan y las personas mueran de hambre… y luego vas al mcdonalds y te pides 20 alitas de pollo… una cosa es conservar la naturaleza y otra ser tonto , aznar intento hacer trasvases para que las zonas con menos agua tubiesemos agua y los socialistas lo jodieron y murcia nos roba agua para tirarla al mar. Ahora no lloreis. Justicia social blaa bla bla

      • Albertillovernel dice:

        Una cosa es opinar y otra bien distinta faltar al respeto. Se nota que la educación y los modales usted ni los ha catado. Díganos con su proverbial lucidez de qué vivirá la gente cuando se agote el último charco en todos los embalses, porque esta situación no es una sequía, es el futuro que ha llegado para quedarse. Y pinta bien seco para todos.
        Lo de trasvasar? Pan para hoy y sed para mañana. Es como ese familiar gorrón que pide dinero prestado. La primera vez se le da, la segunda, vale, la tercera…ya empieza a escamar. Imagine un familiar que gasta más de lo que gana y le pide que le done todos los meses parte de su sueldo, como a usted le sobra…Pues seguro que lo manda al mismo sitio que donde nos mandarían si empezamos a mendigar agua.

        • Hobbes de luto dice:

          Qué cierto aquello que decía Einstein de que es más fácil descomponer un átomo que un prejuicio.

          El T este aún no se ha leído un solo renglón de los miles y miles de folios que hay sobre sesudos trabajos de investigación en los que se analizan de forma detallada los enormes problemas que tienen los trasvases y cómo se contaminan las floras y faunas de unos sitios y otros si se llevan a cabo.

          El gatillo del insulto fácil, sobre todo cuando no hay materia gris en el cerebro.

          A ver T, no es cuestión de trasvases, es cuestión de usar el agua dulce como lo que es: ORO y de hacer una agricultura acorde con el clima que se tiene. No de querer sembrar maíz alrededor de las Tablas de Daimiel como se ha hecho durante años, o de darle a los murcianos el agua del Trasvase para que llenen más de 17.000 balsas ilegales y sus campos de golf.

          El 80% del agua dulce va a agricultura, un sector que es verdad que hace mejoras, pero que aún desperdicia agua a cascoporro, lo mismo que las macrogranjas de cerdos. Es por ahí por donde más hay que hacer, pero estamos hablando de una noticia sobre agua de uso doméstico en un pantano sanitario, por eso mejor hablar de lo que hacer en casa para ahorrar agua.

      • pepe dice:

        Como imagino no eres muy leido, te digo un pasaje para que te culturices un poco.

        » En busca de fortuna y de placeres
        Más siempre atrás nos ladran,
        Ladran con fuerza…
        Quisieran los perros del potrero
        Por siempre acompañarnos
        Pero sus estridentes ladridos
        Sólo son señal de que cabalgamos»

    • Sufrido agricultor dice:

      Infórmese bien porque no hay en marcha ningún proyecto de ampliación de regadío en Fernán Caballero (Gasset) ,la superficie regable es la misma desde 1910 o incluso menor. Sí hay una propuesta de modernización con el único propósito de ahorrar el agua que por derecho tenemos autorizada.

      • Albertillovernel dice:

        El problema, sufrido agricultor, es que el agua no llueve por decreto. Da igual qué volúmenes es hayan sido autorizados para riego, porque cuando ya casi no queda agua para beber, ¿qué hacemos? Habrá que aplicarse la máxima de tanto tienes, tanto puedes gastar. Y cuando no hay, son lentejas.

  • Perico Palotes dice:

    Pues el pantano de la Torre de Abraham no es que esté muy boyante, que digamos. Es una pena pasar por ahí y ver a donde llegaba el agua y adonde llega ahora.

    • Perico Palotes dice:

      Según embalses.net, Gasset tiene 14 hm3 de 42 de capacidad. La Torre de Abraham tiene 18hm3 de 183 de capacidad, se va a quedar a menos de un 10%

      • Albertillovernel dice:

        Si descuentas el barro, se queda prácticamente vacío. Ya es el último trago de agua en la cantimplora, y nadie lo ha visto venir? llevo meses preguntando lo mismo ¿Dónde están las restricciones? Nadie asegura que llueva, de hecho lo que queda de mes pinta seco o muy seco. Y el invierno puede terminar sin lluvias, la primavera puede ser seca merced a la emergencia climática y vernos en otros 8 meses (ojo, en Mayo se corta el grifo de la lluvia) con apenas media docena de chapetones. Al tiempo, porque ojalá me equivoque.

  • Charles dice:

    Y es que este 2019 es ya el cuarto año más seco del siglo…..

  • Luis Mario dice:

    Ayer cuando oí/ví en una cadena de TV la noticia de la «emergencia» en el tema del agua…entre otros… pensé en todo esto que escribo ahora…

    Y ahora se dan cuenta de que hay infinidad de pozos ilegales…?
    Ahora se dan cuenta de que el maiz no se debe cultivar en España a no ser con goteo…?
    Ahora se dan cuenta de que los aspersores de los jardines desperdician muchísima agua…?
    Ahora se dan cuenta de que no se deben construir más piscinas privadas…?
    Ahora se dan cuenta de que no se debe regar por inundación…?
    Ahora se dan cuenta que no se debe arrojar basura a los rios ni al mar…?
    Ahora se dan cuenta de que no se debe construir en las riberas de los rios ni cerca del mar…?
    Ahora se dan cuenta de…???????

    • Albertillovernel dice:

      ¿Ahora se dan cuenta de que los embalses de CR están más vacíos que en el peor año de la historia reciente, 2017? ¿Todavía tendrán el cuajo de no poner restricciones brutales sólo porque ya ha pasado el verano astronómico?

  • Pohai dice:

    Truco para que no se descargue completamente el inodoro sin necesidad con el consiguiente ahorro de agua… poner dentro de la cisterna un ladrillo, o algo con cierto volumen.

    Gracias a quien lo haga.

  • M. A. dice:

    Si estoy equivocada corríjanme, por favor.
    Creo que fue el año pasado, en primavera, cuando llovió bastante y se llenaron los embalse. Creo recordar que el de Gassett estaba con 39 hm, o sea, casi al máximo de su capacidad.
    Fue a visitarlo Pilar Zamora y entre sus declaraciones, me sorprendió una frase que venía a decir más o menos, que aunque no cayera una sola gota de agua durante tres años teníamos el agua asegurada. Cosa que nadie con un minimo de sentido común cree, pero lo dijo.
    Ha pasado un año y medio y el pantano ha perdido casi dos tercios del agua embalsada.
    Me pregunto cuando los políticos dejarán de tomarnos por tontos y se pondrán a hacer su trabajo??

    • Hobbes de luto dice:

      Probablemente la pregunta correcta será: cuándo dejaremos de votar y escuchar a inútiles y ultras populistas adorando los pantanos del puto genocida?

      Quizá sí los ciudadanos nos tomamos en serio que vivimos en un país en plena desertización, que el cambio climático es imparable y que la tecnología, junto al modo de vida sostenible es el único modo de vida posible, podremos espantar de la política y los medios a idiotas que creen que la solución a lo que le pasa al mundo son los trasvases de ríos como el Ebro que cada vez se deterioran y salinizan más en su desembocadura, abocando a la ruina a todos los que cultivan en sus riveras y que nos dan de comer a los demás. Es tan simple….

      Empecemos por eliminar de la vida pública a tanto idiota y las cosas irán de otra manera. Tenemos el arma perfecta: las urnas.

      • Hobbes de luto dice:

        y no me quedo a gusto, si no digo que esos pantanos a los que alude tanto la extrema derecha, en su mayoría, son pantanos que se hicieron para producción hidroeléctrica, que se regalaron a empresas amigas del puto genocida, que en su momento debían haber sido devueltos al Estado, y que en 2019 siguen en manos de los empresarios amigos del puñetero genocida. Es decir la política hidrológica de la dictadura española simplemente fue un negocio para producir electricidad que en la actualidad sigue en manos de los mismos.

        • Hobbes de luto dice:

          pero ciertos tontos seguirán con la linde de que la política hidráulica de la dictadura española sirvió para algo.

          • Angel Manuel dice:

            Claro que sirvió.

            Pregunta en los cientos de pueblos de nueva colonización (muchos también en Ciudad Real) que surgieron del Plan Hidrológico que ejecutó Franco y diseñó la República.

            Por primera vez muchos españoles que no tenían tierra la tuvieron y encima también de regadío.

            CAZURRO SECTARIO IGNORANTE.

          • Hobbes de luto dice:

            Bla bla bla

            Vete al psiquiatra, coño!!!

          • Angel Manuel dice:

            Ve te a tomar por culo, batasuno.

            (Mira me ha salido un pareado)

  • Angel Manuel dice:

    Ojalá un día llegue a falta de lluvias…

    El agua tirada al mar del Ebro.

    Ese agua es también de todos los españoles.

    Pero aquí el agua es de quien la ve pasar por delante de su casa…

    Y claro así…falta en todas partes.

  • Angel Manuel dice:

    En España el Plan Hidrológico diseñado por la República sólo fue acometido y parcialmente por la Dictadura.

    La izquierda y el separatismo se han encargado de hacer dueña del agua a las autonomías.

    Y esta es la razón por la que acaba faltando agua en todas partes.

    Las cuencas deben estar intercomunicadas!!!

    El agua es de todo los españoles y debe estar disponible allí donde más se necesite.

    Si se quiere controlar el derroche, nada como subir la factura individual.

    El agua sigue siendo demasiado barata…en un país al que le falta.

    Toda la política energética en España es un disparate.

    Y encima no nos faltan los ecofascistas.

    Aquí hemos de ser más papistas que el Papa en cuestiones ecologicas.

    Difícil país este…

    Y se necesitó una Dictadura para llevar a cabo el Plan Hidrológico diseñado en la República…

    Y gracias a Dios… porque tiramos de los pantanos del franquismo.

    • Albertillovernel dice:

      Lo dicho, si algún día tienes la desgracia de un familiar pedigüeño que gasta más de lo que gana y te pide una parte del sueldo porque a tí te sobra, seas tan generoso como propones que lo sean las cuencas donde llueve algo más. En Murcia llevan décadas desecando el Alto Tajo. Luego qué? ¿Inteconectar el tajo con el Duero, y el Duero con el Ebro, y el Ebro con las cuencas del norte? Además de que es un dislate, al final pasaría lo mismo. Hay que aplicarse el cuento de la economía doméstica. Si no entra dinero en casa, no gastes más. Pues igual con el agua.

      • Ángel Manuel dice:

        Pues sube la tarifa del agua!!!!!

        Y si no quieres comparte el agua!!!!

        Pero retroceder al siglo XIX…eso sí que es un disparate.

        Los eco-disparates acentúan el problema y crean una enorme desigualdad entre españoles según sean sus cuencas.

        Eso va contra la Constitución y contre el sentido común.

        Algo impensable en otro país de la UE.

        • Albertillovernel dice:

          Si no tienes, no puedes pretender gastar como si tuvieras. La opción es mendigar un agua que no se tiene; unas veces se consigue y la mayoría no. Y las obras hidráulicas son increíblemente caras; si se cargase su coste en cada m³ la gente preferiría ahorrarla. El ATS funciona sólo porque el agua sale casi gratis a los regantes murcianos. Por eso tienen las desaladoras paradas.

        • Albertillovernel dice:

          Imaginemos un trasvase desde el Ebro. Coste por m³: 3-5€, por ejemplo (probablemente sería más). Hale, a ver qué cultivo sale rentable a ese precio. O aquilatan la que tienen, o se quedan quietecitos. De la necesidad también surge la imaginación y la racionalidad.

          • Angel Manuel dice:

            La huerta levantina, almeriense y murciana han probado sobradamente que son rentables y productivas.

            La intercomunicación de cuencas vertebra la economía nacional y asegura el abastecimiento a todos los españoles.

            Y eso es un deber a cargo del Estado.

          • Albertillovernel dice:

            La huerta levantina ha probado que con el agua regalada y las obras del ATS subvencionadas entre todos los españoles es muy rentable. Si le sumas el coste de explotación del ATS ya no les cuadran las cuentas. No se puede pretender cultivar huerta en el desierto. Y si no, que cojan las desaladoras, las pongan al 100% y paguen el coste energético real de desalojar y bombear el agua hasta las huertas del interior, a ver cómo de rentables son. Porque cuando agoten las reservas del Tajo no les va a quedar otra.

          • Ángel Manuel dice:

            Que cojan aguas del Ebro.

            Somos un Estado con más de medio millón de kilómetros cuadrados y no sólo existen el Tajo y el Guadiana.

            El Tajo sólo por qué??

          • Albertillovernel dice:

            Para coger agua del Ebro son necesarios cientos de km de tuberías y canales con el consiguiente gasto en hormigón, remontando cientos de metros, salvando 2 cordilleras, y alimentar las bombas que muevan todo ese agua a lo largo del trayecto. Echando las cuentas seguramente no salga a cuenta, pero el punto está en que no existe esa supuesta solidaridad hídrica. Nunca la habrá, y pensar lo contrario es pecar de ingenuidad. Si un conocido te pide que le dones una parte de tu sueldo porque tú ganas más y a él no le llega para el estilo de vida que le gusta llevar, dime, con toda sinceridad, a dónde lo mandarías. Aunque fuese familiar tuyo. Pues lo mismo.

  • Angel Manuel dice:

    Tu imbecilidad te excluye como parte de la opinión pública a tener en cuenta.

    Los idiotas, sectarios e ignorantes NO CONTRIBUYEN.

    Y VUELVE A TRAICIONARTE EL SUBCONSCIENTE.

    Lo de eliminar al discrepante te hace muy batasuno que es lo que eres.

    Para tí las urnas como las del 1-O , que cada uno vote las veces que quiera siempre que piense en rojoprogre batasuno.

  • Angel Manuel dice:

    Los cultivos de regadío en la huerta murciana o levantina son sobradamente productivos. Exportan a toda Europa.

    Y necesitan agua suficiente no el Nilo.

    Lo que es caro es depender de la climatología.

    Una obra de trasvase satisface intereses generales de consumo e inversión.

    Y necesitamos ambas cosas pues somos uno de los países con más alta tasa de desempleo de Occidente.

    El agua es imprescindible para desarrollar la agricultura, y esta ha probado ser extraordinariamente rentable y productiva cuando se hace intensiva como en el Levante y Murcia y Almería.

  • Neutral dice:

    Cómo está la brigada fachirroja hoy

  • Neutral dice:

    Es el cansancio de siempre. Que mentalizados estáis con el agua (hay que estarlo) pero con el chorro del gasto público en despilfarrar en tonterías, de ese no os interesa comentar. La doble vara fachirroja claro

    • Hobbes de luto dice:

      Neutral, te refieres al rescate de la banca, las autopistas o el Cástor? Todos ellos realizados por la derecha española?

      Ay Neutral, que no te enteras de nada. Quien ha despilfarrado sin límite hay sido la derecha española que luego viene con la servilleta de Laffer a decir que va a bajar impuestos.

      No hay doble vara. Las pensiones, la sanidad pública o la educación no son despilfarros.

  • Hobbes de luto dice:

    El gran negocio privado con el agua de todos

    Las eléctricas pagan menos de 20 millones al Gobierno por el caudal de los ríos, con el que ganan 1.000 millones – Como en el caso de la nuclear, crece el debate para revisar su retribución

    Los ríos son milagrosos. Se sabía que traían riqueza y belleza, pero lo que consiguen con ellos las eléctricas va mucho más allá. El Ministerio de Medio Ambiente ha recabado entre todas sus confederaciones hidrográficas los datos -dispersos y opacos- sobre cuánto le pagan las eléctricas por usar el agua para producir electricidad. El recuento da como resultado que por usar el agua, por ley un bien público y sin dueño, las eléctricas pagan entre 10 y 20 millones de euros al año al Gobierno, según fuentes del Ejecutivo. Con ese caudal producen electricidad que, a su vez, las eléctricas cobran al precio de mercado. De media, en los últimos años han conseguido alrededor de 1.000 millones anuales de beneficios con este sistema.

    El Ministerio de Medio Ambiente considera que esta desproporción es excesiva y busca fórmulas para cobrar algo a las eléctricas. El secretario de Estado del Agua, Josep Puxeu, advierte: «Las empresas eléctricas no pueden seguir al margen del debate de la gestión del agua ni de los costes de esta».

    El sistema de fijación de precios de la electricidad es singular. Las empresas van ofertando la electricidad en función de la demanda de cada momento. Las eléctricas primero aportan la nuclear, que no puede variar su potencia, todas las renovables entran por ley y, si hay agua en los embalses, la hidráulica. Lo que falta se completa con carbón y gas, que son más caros, y al final todas cobran el precio más alto.

    El resultado es que la hidroeléctrica -sin apenas costes y con presas construidas hace décadas- se cobra al precio del gas. Si el gas sube en los mercados internacionales, suben los beneficios de las presas. Los expertos bautizan este fenómeno como «beneficios caídos del cielo» (del inglés, windfall profits).

    La Comisión Nacional de la Energía alertó del efecto perverso del sistema en 2008, pero solo la crisis, con la necesidad del Estado de recaudar más y de contener la desbocada tarifa eléctrica, ha abierto el melón de la regulación. Según la metodología de la CNE, el sector obtuvo 1.111 millones de beneficios extra en 2008 y 647 en 2009. La cantidad varía en función de la cantidad de lluvia y del precio del gas, que fija el del mercado. En los primeros ocho meses de este año, mucho más lluvioso, la cantidad ronda los 900 millones.

    Medio Ambiente ha revisado los cánones de las presas sobre las que las eléctricas operan en forma de concesión. La inmensa mayoría son embalses construidos en los años cuarenta y cincuenta y con concesiones de hasta 75 años. «No pagan el agua. La cantidad que abonan de canon es mínima», resumen fuentes del Ejecutivo, que citan favores de los gobiernos franquistas hacia las eléctricas. La primera gran concesión que caducará lo hará en 2024, según estas fuentes.

    La Secretaría de Estado de Agua ha estudiado fórmulas para recuperar concesiones, pero legalmente, según afirman las fuentes consultadas, es prácticamente imposible. La ley exige compensar el lucro cesante de la concesionaria, que en este caso sería enorme, así que el Gobierno ha abandonado esa vía. Pero sí ha comenzado contactos con las eléctricas para ver cuál podría ser la solución. La reforma de la Ley de Aguas que presentó Cristina Narbona sí incluía un canon universal por el uso del agua que afectaría a las eléctricas, pero el proyecto fue retirado y duerme en un cajón.

    La patronal eléctrica, Unesa, discrepa radicalmente. Sostiene que las centrales hidroeléctricas «no se amortizan nunca». Da igual que fueran construidas hace décadas, da igual que el combustible -en este caso el agua- sea virtualmente gratuito y da igual que cobren el kilovatio al mismo precio que una central de gas recién construida y que importa desde Argelia el combustible. «Las centrales hidráulicas y nucleares no están amortizadas. De hecho, les queda más de un 40% de vida útil económicamente restante», afirma un borrador del informe La situación económico-financiera de la actividad eléctrica en España: 1998-2009. Unesa agrupa a Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y HC Energía.

    Unesa aporta un estudio que encargó a la consultora Deloitte en el que afirma que «se ha constatado la inexistencia de los llamados windfall profit», y algo similar ha dicho la consultora PricewaterhouseCoopers, ambas de gran predicamento.

    Unesa cita la nuclear y la hidráulica porque son casos similares. Centrales antiguas, que en muchos casos recibieron inversiones de dinero público hace décadas y que cobran al precio más alto. Alemania ha abierto una vía al gravar las nucleares a cambio de que puedan funcionar hasta los 46 años como máximo. Con el sistema, la canciller, Angela Merkel, prevé recaudar unos 30.000 millones de euros, que destinará a financiar inversión en renovables y a combatir el déficit público. La central de Garoña, propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola, funcionará como mínimo hasta los 42 años sin pagar ese impuesto ni con una menor retribución.

    Es más, la patronal afirma que esas presas no solo no están amortizadas, sino que nunca pueden estarlo: «Este tipo de centrales [se refiere a hidráulicas y nucleares] nunca pueden estar amortizadas económicamente hasta el mismo momento de su baja operativa. Por lo que se refiere a las centrales hidráulicas, en su inmensa mayoría se trata de concesiones que deben revertirse al Estado, al finalizar el periodo de concesión, en perfecto estado de funcionamiento».

    El fiscal ha calculado incluso cuánto le costaría un impuesto sobre las centrales hidráulicas: entre 408 y 544 millones de euros al año en función de que ese impuesto sea de 15 o de 20 euros por megavatio producido, al que se podría sumar otro sobre las nucleares de entre 893 y 1.191 millones al año. Unesa considera inaceptable esa posibilidad, aunque las empresas sí la han aplaudido en Alemania. Unesa sostiene que la prueba de que no hay beneficios hinchados es que el sector ganó el año pasado 4.689 millones de euros después de impuestos entre generación, comercialización y distribución.

    La profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, y experta en el sector, Natalia Fabra discrepa de la interpretación de la patronal: «Una cosa es la amortización contable, cómo ellos lo reflejen en sus libros, y ahí no se amortiza la obra. Otra cosa es la amortización económica, si han recibido suficientes ingresos como para pagar las obras, y en este caso los han recibido de sobra».

    Otros informes oficiales apoyan la existencia de los beneficios extraordinarios. En 2008, la Comisión Nacional de la Energía alertó: «La posición de ventaja de las tecnologías nuclear e hidroeléctrica que les suministra, con el actual diseño de mercado, una alta retribución, no es una posición o ventaja competitiva que pueda ser legitimada por los mercados. La moratoria nuclear y el agotamiento (en términos significativos) de las posibilidades de desarrollo del parque hidroeléctrico, determinan la inexistencia de libertad de entrada en estos segmentos tecnológicos y con ello la imposibilidad de que exista, de hecho, competencia real entre tecnologías, y que nuevos entrantes puedan disputar los beneficios observados».

    Algo parecido afirma el Libro Blanco de la Electricidad, encargado por el Gobierno del PSOE al poco de llegar al gobierno para ver cómo se podría reformar el sistema. Este avisa de un «desequilibrio muy fuerte en contra de los consumidores, a la vista de los amplios márgenes previsibles de explotación de las tecnologías hidráulica y nuclear».

    El tema no es menor. Entre enero y agosto, la hidráulica supuso el 19% de la electricidad de España. Es verdad que ha sido un año húmedo y que es un porcentaje excepcional, pero da idea de que no es una tecnología residual.

    Una fuente del sector con gran memoria recuerda cómo ha ido cambiando el sistema de fijación de precios: «Las presas se hicieron con el cálculo de que cobrarían precios regulados, que se ajustaban al bajo precio que pagaban por el agua. Incluso hasta 1974 el consumidor pagaba una ‘prima de las nuevas construcciones’ del sistema Ofile con la que los consumidores financiaron obras hidráulicas». A partir de entonces cobraron un precio fijo y en 1997, tras una reforma legal, el PP crea el sistema que les permite cobrar el precio más alto del mercado. El Gobierno consideró erróneamente que las nucleares y las hidroeléctricas no serían competitivas con las centrales de gas y fijó unos Costes de Transición a la Competencia, una compensación milmillonaria. El PSOE, en la oposición, rechazó con fuerza esta ayuda.

    El tema, que apenas generó debate los años de bonanza, llegó el pasado martes al Congreso. El diputado de ICV, Joan Herrera, llevó una proposición no de ley para sacar a nucleares e hidráulicas del sistema de fijación de precios: «No puede ser que presas construidas durante la dictadura de Franco, o incluso bajo el mandato de Primo de Rivera, y que no pagan el agua que usan, generen enormes beneficios caídos del cielo», lanzó Herrera.

    El rechazo fue casi rotundo. El PNV y CiU consideraron demagógica la propuesta y el portavoz popular, Carlos Floriano, afirmó que en la iniciativa «late el radicalismo» -el día anterior, la líder conservadora Merkel había aprobado un sistema parecido para las nucleares alemanas-. El portavoz del PSOE, Antonio Cuevas, señaló que la acusación de que las hidráulicas y nucleares obtienen beneficios extraordinarios «no se sostiene». Todos estos grupos pidieron mantener el debate en una subcomisión del Congreso que desde hace más de un año trata de alcanzar un consenso energético. Además, PSOE y PP negocian fuera del Congreso otro pacto sobre estos temas y las eléctricas temen que afecte a los beneficios de presas y nucleares.

    Herrera tuvo muy pocos apoyos. Solo el BNG respaldó la moción en la tribuna. El diputado Francisco Xesus Jorquera afirmó: «Las centrales hidroeléctricas explotan un recurso público como el agua y obtienen pingües beneficios dejando que la sociedad pague gran parte de los costes ambientales».

    Galicia es la comunidad que con más intensidad ha vivido el debate. El fiscal denunció a Endesa el pasado mes de abril por secar un tramo de 3,4 kilómetros del río Eume -en él pescaba Franco- durante 50 años entre la presa y la central hidroeléctrica que explota río abajo. La fiscalía denunció un posible delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por incumplir la Ley de Pesca Fluvial de Galicia, de 1992, que impone una serie de caudales mínimos, y pidió un informe a la Comisión Nacional de la Energía sobre los beneficios obtenidos por la eléctrica este tiempo.

    Pedro Brufao, presidente de la Asociación Ríos con Vida y profesor de derecho administrativo de la Universidad de Extremadura, insiste en que no solo hay efectos económicos para el consumidor, sino también perniciosos impactos ambientales. «España vive un expolio hidroeléctrico con el consentimiento de la Administración. La mayoría de las presas se rigen por la Ley de Aguas de 1879, en vigor hasta final de 1985. Era una ley en la que se ofrecían inversiones muy seguras. La Ley de Pesca de 1942 ya incluía condicionantes ambientales, como ciertos caudales, que aún se ignoran».

    Brufao pide que se aplique la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas y que las centrales hidroeléctricas que incumplan las condiciones de la concesión sean demolidas. «El Sil no existe y el Miño está destrozado, secan el río Mijares y el Turia, el Llobregat tiene la primera presa a solo 50 metros de su nacimiento. No queda ningún gran río en España», lamenta. Ríos con Vida denunció ayer con fotos que una psicifactoría queda seca cada verano desde 1969 el río Castro, en Galicia.

    En la elaboración de los planes de cada cuenca hidrográfica que prepara el Ministerio de Medio Ambiente, algunas eléctricas han pedido compensaciones, ya que al fijar caudales ecológicos no podrán poner turbinas para producir electricidad ni elegir el momento más propicio. La respuesta que les ha dado Puxeu, y que ha enviado a los presidentes de las confederaciones, es que no puede haber contrapartidas, que el caudal del río es previo a la concesión administrativa y que el negocio privado con un bien público como el agua debe tener límites.

    • Hobbes de luto dice:

      Por si alguien duda de cómo el puñetero genocida les hizo el regalo del siglo a sus amigos de las eléctricas con el agua de todos, mientras daba migajas a los españoles.

      • Hobbes de luto dice:

        Extraigo esto porque es importante leerlo:

        El gran negocio privado con el agua de todos
        Las eléctricas pagan menos de 20 millones al Gobierno por el caudal de los ríos, con el que ganan 1.000 millones – Como en el caso de la nuclear, crece el debate para revisar su retribución

        Los ríos son milagrosos. Se sabía que traían riqueza y belleza, pero lo que consiguen con ellos las eléctricas va mucho más allá. El Ministerio de Medio Ambiente ha recabado entre todas sus confederaciones hidrográficas los datos -dispersos y opacos- sobre cuánto le pagan las eléctricas por usar el agua para producir electricidad. El recuento da como resultado que por usar el agua, por ley un bien público y sin dueño, las eléctricas pagan entre 10 y 20 millones de euros al año al Gobierno, según fuentes del Ejecutivo. Con ese caudal producen electricidad que, a su vez, las eléctricas cobran al precio de mercado. De media, en los últimos años han conseguido alrededor de 1.000 millones anuales de beneficios con este sistema.

        El Ministerio de Medio Ambiente considera que esta desproporción es excesiva y busca fórmulas para cobrar algo a las eléctricas. El secretario de Estado del Agua, Josep Puxeu, advierte: «Las empresas eléctricas no pueden seguir al margen del debate de la gestión del agua ni de los costes de esta».

        El sistema de fijación de precios de la electricidad es singular. Las empresas van ofertando la electricidad en función de la demanda de cada momento. Las eléctricas primero aportan la nuclear, que no puede variar su potencia, todas las renovables entran por ley y, si hay agua en los embalses, la hidráulica. Lo que falta se completa con carbón y gas, que son más caros, y al final todas cobran el precio más alto.

        El resultado es que la hidroeléctrica -sin apenas costes y con presas construidas hace décadas- se cobra al precio del gas. Si el gas sube en los mercados internacionales, suben los beneficios de las presas. Los expertos bautizan este fenómeno como «beneficios caídos del cielo» (del inglés, windfall profits).

        La Comisión Nacional de la Energía alertó del efecto perverso del sistema en 2008, pero solo la crisis, con la necesidad del Estado de recaudar más y de contener la desbocada tarifa eléctrica, ha abierto el melón de la regulación. Según la metodología de la CNE, el sector obtuvo 1.111 millones de beneficios extra en 2008 y 647 en 2009. La cantidad varía en función de la cantidad de lluvia y del precio del gas, que fija el del mercado. En los primeros ocho meses de este año, mucho más lluvioso, la cantidad ronda los 900 millones.

        Medio Ambiente ha revisado los cánones de las presas sobre las que las eléctricas operan en forma de concesión. La inmensa mayoría son embalses construidos en los años cuarenta y cincuenta y con concesiones de hasta 75 años. «No pagan el agua. La cantidad que abonan de canon es mínima», resumen fuentes del Ejecutivo, que citan favores de los gobiernos franquistas hacia las eléctricas. La primera gran concesión que caducará lo hará en 2024, según estas fuentes.

        La Secretaría de Estado de Agua ha estudiado fórmulas para recuperar concesiones, pero legalmente, según afirman las fuentes consultadas, es prácticamente imposible. La ley exige compensar el lucro cesante de la concesionaria, que en este caso sería enorme, así que el Gobierno ha abandonado esa vía. Pero sí ha comenzado contactos con las eléctricas para ver cuál podría ser la solución. La reforma de la Ley de Aguas que presentó Cristina Narbona sí incluía un canon universal por el uso del agua que afectaría a las eléctricas, pero el proyecto fue retirado y duerme en un cajón.

        La patronal eléctrica, Unesa, discrepa radicalmente. Sostiene que las centrales hidroeléctricas «no se amortizan nunca». Da igual que fueran construidas hace décadas, da igual que el combustible -en este caso el agua- sea virtualmente gratuito y da igual que cobren el kilovatio al mismo precio que una central de gas recién construida y que importa desde Argelia el combustible. «Las centrales hidráulicas y nucleares no están amortizadas. De hecho, les queda más de un 40% de vida útil económicamente restante», afirma un borrador del informe La situación económico-financiera de la actividad eléctrica en España: 1998-2009. Unesa agrupa a Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y HC Energía.

        Unesa aporta un estudio que encargó a la consultora Deloitte en el que afirma que «se ha constatado la inexistencia de los llamados windfall profit», y algo similar ha dicho la consultora PricewaterhouseCoopers, ambas de gran predicamento.

        Unesa cita la nuclear y la hidráulica porque son casos similares. Centrales antiguas, que en muchos casos recibieron inversiones de dinero público hace décadas y que cobran al precio más alto. Alemania ha abierto una vía al gravar las nucleares a cambio de que puedan funcionar hasta los 46 años como máximo. Con el sistema, la canciller, Angela Merkel, prevé recaudar unos 30.000 millones de euros, que destinará a financiar inversión en renovables y a combatir el déficit público. La central de Garoña, propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola, funcionará como mínimo hasta los 42 años sin pagar ese impuesto ni con una menor retribución.

        Es más, la patronal afirma que esas presas no solo no están amortizadas, sino que nunca pueden estarlo: «Este tipo de centrales [se refiere a hidráulicas y nucleares] nunca pueden estar amortizadas económicamente hasta el mismo momento de su baja operativa. Por lo que se refiere a las centrales hidráulicas, en su inmensa mayoría se trata de concesiones que deben revertirse al Estado, al finalizar el periodo de concesión, en perfecto estado de funcionamiento».

        El fiscal ha calculado incluso cuánto le costaría un impuesto sobre las centrales hidráulicas: entre 408 y 544 millones de euros al año en función de que ese impuesto sea de 15 o de 20 euros por megavatio producido, al que se podría sumar otro sobre las nucleares de entre 893 y 1.191 millones al año. Unesa considera inaceptable esa posibilidad, aunque las empresas sí la han aplaudido en Alemania. Unesa sostiene que la prueba de que no hay beneficios hinchados es que el sector ganó el año pasado 4.689 millones de euros después de impuestos entre generación, comercialización y distribución.

        La profesora de la Universidad Carlos III de Madrid, y experta en el sector, Natalia Fabra discrepa de la interpretación de la patronal: «Una cosa es la amortización contable, cómo ellos lo reflejen en sus libros, y ahí no se amortiza la obra. Otra cosa es la amortización económica, si han recibido suficientes ingresos como para pagar las obras, y en este caso los han recibido de sobra».

        Otros informes oficiales apoyan la existencia de los beneficios extraordinarios. En 2008, la Comisión Nacional de la Energía alertó: «La posición de ventaja de las tecnologías nuclear e hidroeléctrica que les suministra, con el actual diseño de mercado, una alta retribución, no es una posición o ventaja competitiva que pueda ser legitimada por los mercados. La moratoria nuclear y el agotamiento (en términos significativos) de las posibilidades de desarrollo del parque hidroeléctrico, determinan la inexistencia de libertad de entrada en estos segmentos tecnológicos y con ello la imposibilidad de que exista, de hecho, competencia real entre tecnologías, y que nuevos entrantes puedan disputar los beneficios observados».

        Algo parecido afirma el Libro Blanco de la Electricidad, encargado por el Gobierno del PSOE al poco de llegar al gobierno para ver cómo se podría reformar el sistema. Este avisa de un «desequilibrio muy fuerte en contra de los consumidores, a la vista de los amplios márgenes previsibles de explotación de las tecnologías hidráulica y nuclear».

        El tema no es menor. Entre enero y agosto, la hidráulica supuso el 19% de la electricidad de España. Es verdad que ha sido un año húmedo y que es un porcentaje excepcional, pero da idea de que no es una tecnología residual.

        Una fuente del sector con gran memoria recuerda cómo ha ido cambiando el sistema de fijación de precios: «Las presas se hicieron con el cálculo de que cobrarían precios regulados, que se ajustaban al bajo precio que pagaban por el agua. Incluso hasta 1974 el consumidor pagaba una ‘prima de las nuevas construcciones’ del sistema Ofile con la que los consumidores financiaron obras hidráulicas». A partir de entonces cobraron un precio fijo y en 1997, tras una reforma legal, el PP crea el sistema que les permite cobrar el precio más alto del mercado. El Gobierno consideró erróneamente que las nucleares y las hidroeléctricas no serían competitivas con las centrales de gas y fijó unos Costes de Transición a la Competencia, una compensación milmillonaria. El PSOE, en la oposición, rechazó con fuerza esta ayuda.

        El tema, que apenas generó debate los años de bonanza, llegó el pasado martes al Congreso. El diputado de ICV, Joan Herrera, llevó una proposición no de ley para sacar a nucleares e hidráulicas del sistema de fijación de precios: «No puede ser que presas construidas durante la dictadura de Franco, o incluso bajo el mandato de Primo de Rivera, y que no pagan el agua que usan, generen enormes beneficios caídos del cielo», lanzó Herrera.

        El rechazo fue casi rotundo. El PNV y CiU consideraron demagógica la propuesta y el portavoz popular, Carlos Floriano, afirmó que en la iniciativa «late el radicalismo» -el día anterior, la líder conservadora Merkel había aprobado un sistema parecido para las nucleares alemanas-. El portavoz del PSOE, Antonio Cuevas, señaló que la acusación de que las hidráulicas y nucleares obtienen beneficios extraordinarios «no se sostiene». Todos estos grupos pidieron mantener el debate en una subcomisión del Congreso que desde hace más de un año trata de alcanzar un consenso energético. Además, PSOE y PP negocian fuera del Congreso otro pacto sobre estos temas y las eléctricas temen que afecte a los beneficios de presas y nucleares.

        Herrera tuvo muy pocos apoyos. Solo el BNG respaldó la moción en la tribuna. El diputado Francisco Xesus Jorquera afirmó: «Las centrales hidroeléctricas explotan un recurso público como el agua y obtienen pingües beneficios dejando que la sociedad pague gran parte de los costes ambientales».

        Galicia es la comunidad que con más intensidad ha vivido el debate. El fiscal denunció a Endesa el pasado mes de abril por secar un tramo de 3,4 kilómetros del río Eume -en él pescaba Franco- durante 50 años entre la presa y la central hidroeléctrica que explota río abajo. La fiscalía denunció un posible delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por incumplir la Ley de Pesca Fluvial de Galicia, de 1992, que impone una serie de caudales mínimos, y pidió un informe a la Comisión Nacional de la Energía sobre los beneficios obtenidos por la eléctrica este tiempo.

        Pedro Brufao, presidente de la Asociación Ríos con Vida y profesor de derecho administrativo de la Universidad de Extremadura, insiste en que no solo hay efectos económicos para el consumidor, sino también perniciosos impactos ambientales. «España vive un expolio hidroeléctrico con el consentimiento de la Administración. La mayoría de las presas se rigen por la Ley de Aguas de 1879, en vigor hasta final de 1985. Era una ley en la que se ofrecían inversiones muy seguras. La Ley de Pesca de 1942 ya incluía condicionantes ambientales, como ciertos caudales, que aún se ignoran».

        Brufao pide que se aplique la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas y que las centrales hidroeléctricas que incumplan las condiciones de la concesión sean demolidas. «El Sil no existe y el Miño está destrozado, secan el río Mijares y el Turia, el Llobregat tiene la primera presa a solo 50 metros de su nacimiento. No queda ningún gran río en España», lamenta. Ríos con Vida denunció ayer con fotos que una psicifactoría queda seca cada verano desde 1969 el río Castro, en Galicia.

        En la elaboración de los planes de cada cuenca hidrográfica que prepara el Ministerio de Medio Ambiente, algunas eléctricas han pedido compensaciones, ya que al fijar caudales ecológicos no podrán poner turbinas para producir electricidad ni elegir el momento más propicio. La respuesta que les ha dado Puxeu, y que ha enviado a los presidentes de las confederaciones, es que no puede haber contrapartidas, que el caudal del río es previo a la concesión administrativa y que el negocio privado con un bien público como el agua debe tener límites.

  • Hobbes de luto dice:

    Vaya, se me ha pegado entero. Era esto solo:

    Pedro Brufao, presidente de la Asociación Ríos con Vida y profesor de derecho administrativo de la Universidad de Extremadura, insiste en que no solo hay efectos económicos para el consumidor, sino también perniciosos impactos ambientales. «España vive un expolio hidroeléctrico con el consentimiento de la Administración. La mayoría de las presas se rigen por la Ley de Aguas de 1879, en vigor hasta final de 1985. Era una ley en la que se ofrecían inversiones muy seguras. La Ley de Pesca de 1942 ya incluía condicionantes ambientales, como ciertos caudales, que aún se ignoran».

    Brufao pide que se aplique la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas y que las centrales hidroeléctricas que incumplan las condiciones de la concesión sean demolidas. «El Sil no existe y el Miño está destrozado, secan el río Mijares y el Turia, el Llobregat tiene la primera presa a solo 50 metros de su nacimiento. No queda ningún gran río en España», lamenta. Ríos con Vida denunció ayer con fotos que una psicifactoría queda seca cada verano desde 1969 el río Castro, en Galicia.

  • Ángel Manuel dice:

    Hobbit-o podría llenar de parrafadas autocopiativas (carece de esa brillantez que proporciona el tener tanta cultura como personalidad) los secos pantanos de la provincia…

    Pero seguiríamos sin agua.

    EL AGUA SE COMPARTE SI SOBRA EN OTROS SITIOS.

    EL AGUA ES DE TODOS LOS ESPAÑOLES.

    LOS IDIOTAS NO HACEN LLOVER.

    Sencillo…y certero…y sobretodo personal.

  • Hobbes de luto dice:

    JAJAJA eres simple como el mecanismo de un chupete, qué fácil es jugar contigo. Enfermito

    Hala te dejo, que esto molesta a los demás. QUE TE DEN!!! JAJAJAJA.

    • Ángel Manuel dice:

      Es precisamente a tí al que le gusta que le den.

      Hoy no te va a bastar solo con la pomadita.

      Me alegra que tengas pudor, hacer el ridículo te aterra…

      Suele pasar a los que vais de seres superiores por el hecho de ser tontoprogres.

  • Neutral dice:

    Ángel Manuel no te piques con un tontaco comemocos. Si es que los fachirrojos no se cansan

  • Raul Cp dice:

    Es increíble que en plena sequía los regantes del Maiz (que luego se lo dan de comer al ganado) hayan consumido 30 Hectómetros cúbicos de la Torre de Abraham, encima no satisfechos pedían consumir mas… aunque la confederación no lo llegó a autorizar… ahora tras ello le quitan 2,5 Hectometros cubicos mas al pantano de la Torre ¿Pero que pretenden? ¿Acaso quieren dejarlo completamente seco? tras el trasvase apenas le van a quedar 15 Hectometros de los 184 que puede llegar a acumular…y si el próximo año no llueve habrá fuertes restricciones de agua, alta mortandad de peces y tendremos el Bullaque y el Guadiana completamente secos ¿En que cabeza cabe cultivar Maiz para el ganado? Podrian cultivar chumberas que apenas gastan agua y tambien sirven de forraje….

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.