Inicio » Opinión

Museo del Humor de Casasimarro

- 2 abril, 2020 – 20:11Sin comentarios

Jesús Millán Muñoz.- Su nombre oficial es Museo Nacional del Humor de Casasimarro fue inaugurado en marzo del 2015 con datos sobre el humor del cine, la música, el teatro, la televisión, el diseño gráfico, la prensa, el humor gráfico…

Ha sido una iniciativa del periodista José María Iñigo en colaboración, como es obvio, con el ayuntamiento de Casasimarro, Cuenca. Intenta ser un museo vivo, es decir, con exposiciones temporales, además de las secciones fijas, y con otros acontecimientos culturales, conteniendo colecciones de realidades humorísticas, entre otras se indica el primer ejemplar del TBO de 1917.

Entre la media docena de museos del humor y del humor gráfico que podemos indicar existen en España, éste tiene salas especiales dedicadas a Gila, Chumi Chumez, Mingote, Forges, etc.

Se cree que en España las primera publicaciones sobre el humor son hacia la década de 1830, por lo cual, podríamos indicar que ya en casi dos siglos, debemos reflexionar mínimamente sobre este fenómeno. Quizás, no demasiado analizado y estudiado e investigado, a, y en las diversidad de estructuras y perspectivas de significados y significantes que este fenómeno encierra…

La palabra humor, viene del latín humor-humoris, es decir, ver o percibir el lado satírico o humorístico o risueño o cómico de una realidad. Al menos, la sonrisa mejor que la tristeza. El humor es un gran instrumento para pensar, quizás más que para reír…

A lo largo de estos siglos, diríamos de invención y diseño del humor ha tenido diversidad de parcelas, existe un humor social, un humor político, un humor cultural, un humor psicológico, un humor filosófico. Por tanto, el humor es diríamos una faceta o dimensión que entra y sale muy profundamente de los seres humanos.

Como en toda actividad cultural, que surge, posiblemente, de lo más profundo de la persona. El ser humano habrá caído o se le habrá manifestado, sin buscarlo o buscando, en momentos de risa-sonrisa-carcajada desde la noche de los tiempos. Ahora, y me refiero a estos dos o tres últimos siglos, en los que se insertan el humor en las tecnologías de la información, la prensa como más antigua, después, la radio, televisión, ahora Internet. El humor se convierte, se amplifica en una diversidad de sentidos y significados, se complejifica su realidad, se “arboriza”, podríamos indicar.

Hay autores y estudiosos de este fenómeno, creadores del humor, en una manifestación o forma o en otra, que indican que el humor gráfico, por ejemplo, está cayendo en una de las crisis más profundas de estos últimos cien años. Se debe, a que igual, que en otras décadas, todo periódico en papel, disponían de una sección de viñetas gráficas, dónde el autor de estos dibujos-palabras, se consideraba un periodista más, porque comentaba y analizaba, desde diversidad de puntos de vista, según la propia psicología del autor, y la perspectiva del periódico, la dimensión de la realidad cotidiana. Hoy, de los cientos de periódicos digitales existentes en una sociedad-país, una mayoría, al menos, la mitad, no disponen de una sección de viñetas o de humor gráfico. Por otro lado, hoy sería menos costosa la producción al ser digital de dicha actividad.

El humor se considera el noveno arte, los demás ya saben ustedes serían la poesía o literatura, la arquitectura, la escultura, la música, la danza, etc. El humor junto con el cómic es considerado como ese noveno arte. Pero esta definición o descripción no es baladí, ya que en esencia está manifestando que con este medio, que sería una combinación de arte, filosofía y literatura, el autor o la humanidad, podría alcanzar grandes desvelaciones y revelaciones e interpretaciones del mundo con sentido. O, indicado de otra manera, que un conjunto o libro de humor gráfico, véase el caso, podría tener la misma categoría y valor esencial de significado y significante que un gran libro de poemas, un libro de teatro, una novela, un mural, etc.

Como todo en la realidad necesita tiempo para su desarrollo. Todo arte, tiene siempre dos grandes entronques, el humor, posiblemente haya surgido en la humanidad en la noche de los tiempos. La humanidad y el ser humano necesitan reírse, intentar ver y percibir, lo más grato de los acontecimientos. Es más, nos reímos muchas veces, o sonreímos sin darnos cuenta, es un movimiento interior que viene de las entrañas más profundas del cuerpo-mente-alma que somos y en la que nos movemos, en relación al mundo-sociedad-cultura-naturaleza.

Se ha descrito el humor en clase o tipos como humor negro, blanco, del absurdo, irónico, satírico, etc.

Quizás, lo mejor, no sería solo que usted siguiese percibiendo realidades culturales de humor, siempre con y en el mayor grado de verdad-bondad-racionalidad-prudencia, sino que también, no solo visitara los grandes museos del mundo o de España, sino que visitase estos pequeños museos del humor, como éste de Casasimarro, el de Fene, el de Beas de Segura, el del Toboso, el Instituto del Humor de Alcalá de Henares, el Virtual o Humoristán, la base informática de la Tebeosfera… ¡Ahí, le dejo en su corazón esta pequeña propuesta…!

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.