Advertisement
Inicio » Opinión, Puertollano

El Ayuntamiento de Puertollano organiza una administración más moderna, eficaz y cercana para prestar un servicio público de calidad

- 25 enero, 2021 – 14:51Sin comentarios

Adolfo Muñiz Lorenzo. Concejal delegado de Administración Interna y Recursos Humanos.- Erróneamente utilizamos siglas, de conceptos muy técnicos, creyendo que son conocidos por la inmensa mayoría de las personas que nos escuchan.

Me detengo en una de ellas, RPT. Estas tres siglas son vitales para una buena organización de las administraciones públicas como lo es la política de los recursos humanos en la organización de empresa privada. Elaborarla lleva detrás un importante esfuerzo y, en mi caso, dedicación y empeño como concejal de Personal.   

Estas  siglas, RPT, se refieren a la Relación de Puestos de Trabajo, que se podría definir como el instrumento técnico sobre el que las Administraciones Públicas (en éste caso el Ayuntamiento de Puertollano) diseñan su estructura de personal para adecuarla a las necesidades del servicio público, tanto internamente como hacia la ciudadanía. De forma resumida y aclaratoria, esta es una relación, un organigrama, que se centra en los puestos de trabajo y no en las personas.

En definitiva, se trata de determinar las competencias y servicios que debemos prestar, con el personal y el presupuesto que tenemos, y organizarlo de la mejor manera posible para desempeñarlos con eficacia. La meta, el objetivo, es prestar un servicio público de calidad.

El proceso, muy esquemáticamente, se puede resumir en dos parámetros esenciales: conocer los puestos y las tareas que desempeñan las personas que los ocupan. El siguiente paso es la valoración, que consiste en definir lo que tienen que cobrar en función de las tareas que realicen. Si una vez realizado todo el proceso el trabajador fuera valorado a la baja, se garantiza que seguirá percibiendo las mismas retribuciones mientras siga en ese puesto, si bien se racionaliza y ajusta a criterios objetivos de cara al futuro.

Es decir, no se trata sólo de organizar la realidad de hoy sino de de proyectar la estructura ideal para su desarrollo futuro.

La fase de la negociación con las organizaciones sindicales y representantes de los trabajadores es preceptiva y fundamental. Es el momento de sentarse  en torno a la Mesa General de Negociación para estudiar dicho documento, que posteriormente debe ser aprobado por el Pleno de la Corporación antes de su puesta en marcha.

Es esencial un buen desarrollo de la RPT para evitar problemas posteriores de transparencia y una  mala elección de candidatos para los puestos de trabajo requeridos que no se ajustaran a perfiles de lo que realmente se precisa. Una buena estructura de gestión de los recursos humanos para la Administración Pública radica en una buena planificación. Es esencial y debe actualizarse teniendo en cuenta las nuevas tecnologías e incluso los nuevos puestos que pueden surgir según las necesidades de cada ayuntamiento o gobierno. En definitiva, estamos ante un organigrama en el que se desgranan cada uno de los objetivos que se quieren conseguir y se especifican los requisitos que deben tener los futuros trabajadores para desarrollarlos de forma óptima.

Si en la empresa, el objetivo de una buena organización de personal es un mayor beneficio económico, en la administración no debemos nunca olvidar que el objetivo es ofrecer la mejor atención a la ciudadanía y a los servicios que nos demanda.

Llevar a cabo la elaboración de un RPT no es una tarea fácil, por lo que es imprescindible la contratación de personal especializado en este tipo de funciones; el primer contrato que esta corporación impulsó fue precisamente el referido a la elaboración de la RPT. En dicho proceso salió adjudicada la empresa Rodríguez-Viñals, que es una empresa consultora especializada en Organización y Gestión de los Recursos Humanos en las Administraciones Públicas Locales, que ha realizado este tipo de organizaciones en más de un millar de Ayuntamientos a lo largo de toda la geografía nacional, con un método y un manual de reconocido prestigio.

Entre las aspiraciones del equipo de gobierno está mejorar la confianza ciudadana en la Administración Local, haciendo un Ayuntamiento más eficaz, más eficiente, más ágil y más cercano. Estas han sido las motivaciones que nos han empujado a llevar a cabo esta tarea. Y estamos confiados en que es posible conseguirlo si no perdemos de vista que ante todo somos servidoras y servidores públicos.

Etiquetas: ,