El Gobierno de Castilla-La Mancha intercambia experiencias y herramientas en materia de adaptación al cambio climático con otras regiones en CONAMA

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha participado en el Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) que se celebra estos días en Madrid, con la asistencia este miércoles del viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, en la mesa ‘Las regiones se adaptan al cambio climático’, junto a representantes autonómicos de Canarias, Murcia o Cataluña.

Marchán ha puesto de relieve la importancia de conocer e intercambiar experiencias y herramientas y ha explicado que la región se adhirió a la Carta y a los esfuerzos de la Misión sobre la adaptación al cambio climático el pasado mes de julio. “Con esta adhesión, pasamos a formar parte de esta alianza en materia de adaptación al cambio climático para intercambiar información con otras regiones y autoridades locales de Europa y poder acceder a herramientas y recursos que la Comisión Europea ponga a nuestra disposición”, ha aseverado.

Una iniciativa que ha considerado como “muy importante, pues el cambio climático no entiende de fronteras y, aunque cada territorio tiene sus peculiaridades y condicionantes, tenemos una amenaza común y las respuestas a nivel político entre administraciones deben ser coordinadas y coherentes, porque la desertización o la pérdida de suelo fértil son amenazas para Castilla-La Mancha, pero también para Murcia o para Andalucía”.

En este sentido, el viceconsejero castellanomanchego ha apuntado que los fondos provenientes de la UE se están centrando cada vez más en aspectos relacionados con la crisis climática y en la trascendencia de aprovechar las oportunidades que ofrece a distintas escalas.

Estrategias y compromisos para la adaptación

En su comparecencia en Madrid, Marchán ha explicado que “como gobierno autonómico tenemos un recorrido en la lucha contra el cambio climático, que se remonta a algo más de diez años, cuando en marzo de 2011 aprobamos nuestra primera Estrategia de Mitigación y Adaptación, siendo la primera Comunidad Autónoma del territorio nacional en incorporar en un único documento distintas medidas”.

Un instrumento que ha ido evolucionando y que ya “se sometió a un proceso de revisión que dio como resultado la actual ‘Estrategia de Cambio Climático de Castilla-La Mancha, Horizontes 2020 y 2030’ -aprobada en enero de 2019- que incorpora novedades que emanan de los nuevos compromisos y recomendaciones realizadas en el seno de la UE”.

Así, en lo que respecta al programa de adaptación se orienta a la prevención y minimización de los potenciales efectos adversos en sectores de riesgo como son Industria, Residencial, Servicios e Infraestructuras; Agricultura y Ganadería; Bosques y Diversidad Biológica; y Salud Pública. “Para cada uno de estos sectores se plantean una serie de medidas con el fin último de conseguir una economía y una sociedad más resilientes y preparadas ante los cambios del clima”, ha glosado.

También en 2019, se aprobó la Declaración de Emergencia Climática en Castilla-La Mancha, en la que se plasmaban 19 compromisos de acción política orientados a frenar la amenaza que entraña el cambio climático y a transitar hacia un modelo de desarrollo sostenible. “Tanto la estrategia, como esta Declaración, definen el marco de actuación y en este sentido han impregnado otros instrumentos estratégicos para políticas sectoriales en nuestra región”, ha detallado el responsable de Medio Ambiente.

Del mismo modo, Marchán se ha referido al necesario cambio del modelo productivo y a la búsqueda de una región más resiliente, para lo cual se aprobó la Estrategia de Economía Circular de Castilla-La Mancha en 2021 que busca una transición hacia un modelo descarbonizado, menos vulnerable a la dependencia de materias primas.

Plan Estratégico de Desarrollo Energético y otras medidas de adaptación

Este mismo año, como ha explicado el viceconsejero, el Gobierno del presidente Emiliano García-Page ha aprobado un ambicioso plan estratégico para el Desarrollo Energético de Castilla-La Mancha, que “marca nuestra hoja de ruta para la transición energética hacia un modelo hipocarbónico y totalmente descarbonizado en 2050” pues, como ha dicho, “es imprescindible el cambio hacia un modelo económico más sostenible y, para ello, el modelo energético es una pieza fundamental”.

“Este Plan Estratégico, centrado en el fomento de las energías renovables, la mejora de la eficiencia energética, la reducción de emisiones de GEI y la potenciación de activos energéticos, busca, mediante esa transición energética justa y equitativa, continuar con la transformación de Castilla-La Mancha hasta convertirla en una región autosuficiente en materia energética y más resiliente respecto a impactos del cambio climático”, ha señalado Marchán.

Castilla-La Mancha es ya, a día de hoy, una región líder en el desarrollo e instalación de energías renovables. “En 2022, entre solar y eólica somos la Comunidad Autónoma que más energías limpias ha instalado y nuestro mix energético ya supera con creces los 9.000 megavatios (MW), que representan el 80 por ciento de su total, lo que nos sitúa 22 puntos por encima de la media nacional”, ha afirmado el representante castellanomanchego.

También ha destacado las líneas de ayudas por valor de casi un millón de euros para que los municipios puedan llevar a cabo actuaciones en materia de mitigación y adaptación. Una inversión que se divide, destinando medio millón de euros para municipios grandes que diseñen e implanten zona de bajas emisiones y otro medio millón para los menos de 10.000 habitantes, para actuaciones de carácter innovador en espacios urbanos y periurbanos que prevengan los riesgos asociados al cambio climático.

Alianza por los Servicios de los Ecosistemas, acción pionera en materia de Biodiversidad

Marchán ha concluido destacando que, en materia de biodiversidad, acciones como la creación de la Alianza por los Servicios de los Ecosistemas de Castilla-La Mancha, una iniciativa pionera de cooperación público-privada del Ejecutivo de García-Page para reconocer el valor de los servicios que los ecosistemas de la región, aportan elementos esenciales al bienestar de la ciudadanía y al conjunto de la economía. Elementos a los “que se están sumando municipios, empresas y administraciones convirtiendo nuestra región en la primera a nivel nacional y europea en reconocer de forma institucional los servicios ambientales de los ecosistemas forestales”, ha señalado.

Finalmente, se ha referido como el proyecto ‘Life Red Bosques Clima’, fruto de la colaboración entre Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia y el País Vasco. “Un buen ejemplo de acción coordinada, que tiene como objetivo final conseguir una mayor capacidad de adaptación al cambio climático en los bosques, promoviendo una silvicultura con objetivos de conservación. Y, en esta dirección, las ayudas para la ejecución de tratamientos selvícolas en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, compatible con los principios de sostenibilidad de las masas forestales”, ha indicado.

Marchán ha estado acompañado en esta Jornada en CONAMA por el delegado de Desarrollo Sostenible en Guadalajara, José Luis Tenorio.

Relacionados

Euromillones

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img