Inicio » Periferia Sentimental

¿Movilidad?

- 29 agosto, 2013 – 09:008 Comentarios

José RiveroIvan Illich en su lejano texto, ‘Energía y equidad’ (1973) calculó que un americano medio invertía 10 años de su vida en atender su coche. Entre multas, reparaciones, seguros, repostajes, atascos o accidentes se le iba al automovilista yankee, una decena de años de trabajo. Imagínense si el parque móvil familiar se amplía en varios elementos, a donde puede llevarnos la contabilidad fordiana o fordista.  A varias decenas de años de trabajo, dedicados a sacar brillo a los tapacubos cromados y a quitar el polvo de la tapicería.

A mí me gustaría conocer el cálculo español de tal aventura automovilística; es decir ¿cuántos años dedica el español medio a costear ese vehículo y sus complementos exigibles?  Cálculo, que tendría que vincularse además, con el peso de la fiscalidad de la automoción en España; fiscalidad que nace ya en el momento de la adquisición de la máquina con el 33% del valor del auto, y que luego se prolonga en vida con diferentes figuras fiscales, tributarias y similares. Calculo que no debe hacernos olvidar los siempre presentes gastos financieros, derivados de su adquisición.

embotellamientoPor no citar el pleonasmo fiscal de la gasolina o del gas oíl; recorridos por la exagerada figura impositiva del 60%. Illich debería de sumar a los gastos norteamericanos, otros gastos no reflejados, como los existentes en España del Impuesto Municipal de Vehículos de Tracción Mecánica. Todos ellos improductivos, a juicio de Illich. ¿Por qué no usar pues el transporte público que procura más vida?  ¿Por qué no andar más?

Viene esto a cuento con el debate abierto sobre la ampliación de la Zona Azul en Ciudad Real, y el consiguiente encarecimiento que supondrá para la circulación local, derivado de las tarifas del aparcamiento regulado. He podido escuchar la pregunta insidiosa de algún lector irritado, sobre cuál será la utilidad del vigente Impuesto Municipal de Vehículos de Tracción Mecánica. Impuesto Municipal que debe reportar unos ingresos cercanos a los 3 millones de euros anuales a las arcas locales, pero que no garantiza nada al contribuyente motorizado; nada  más que atascos y problemas enormes de aparcamiento.

Si solucionas el problema del aparcamiento de tu vehículo, es señal de que tienes plaza alquilada,  plaza en propiedad, o vives en un ejido polvoriento y sin asfaltar. Que también cuestan y pagan esas plazas, en muy diversas formas y formatos. Lo más sorprendente de todo ello es la pretensión de que el automóvil (como por otras razones similares los Bienes Inmuebles) sean la piedra filosofal de las Haciendas Locales, que gravan la tenencia del bien, no el consumo ni la producción. Y que ahora, en horas bajas recaudatorias de ambos conceptos nucleares, precisan las Haciendas Locales de más ingresos por cualquier vía, y nunca mejor dicho lo de la vía y su jerarquía.

Lo que llama la atención, pese a todo es que los argumentos que se pongan encima de la mesa para justificar la ampliación de la Zona Azul, provengan de la Concejalía de Sostenibilidad (otros la llaman ya y de forma rara, como Concejalía de Movilidad ¿…?) y del llamado Plan de Movilidad, de dudosa eficacia. Plan de Movilidad que elude, entre otras muchas cuestiones, el peso de la gestión nefasta en materia de aparcamientos, como fuera la construcción del suspendido Aparcamiento del Torreón del Alcázar; por no hablar de la estrategia estéril de Aparcamientos Disuasorios de Cintura. Y por ello, como el Plan de Movilidad, no puede o no sabe crear nuevas plazas, somete al pago controlado las pocas existentes en la red viaria. Cuando bien cierto es, que todo, más que en el Movimiento Sostenido del Plan de Movilidad, se presenta quieto parado. Y en ocasiones, aparece congestionado  y muy encarecido. Por mucha Movilidad que desde Galileo se le pusieran al astro rey. Y por mucha movilidad que se predique desde los documentos del Plan.

Periferia sentimental
José Rivero

 

Etiquetas: , ,

8 Comentarios »

  • Carlos dice:

    Cierto es que desde hace unas décadas el coche ha sido el objetivo principal de tributaciones varias.. Nadie puede escaparse (no hay “evasión”, pues todo el mundo lo ve, está ahí, tangible).. En ocasiones nos hemos visto casi como delincuentes por haberlo dejado un momento en algún espacio vacío para algo urgente y efímero… Siempre he dicho (pues algún artículo escribí sobre esta “persecución”) que si alguien tenía algún problema serio la polícía tardaba en llegar más de la cuenta como para que el suceso se hubiera desvanecido o hubiera hecho “mutis por el foro”, pero qe no se te ocurriera dejar el coche, que antes de 3 minutos ya tenías puesto el papelito… Lo último que se sacaron de la manga fue cobrarte grúa por dejar el coche en alguna vía por donde pasaría un evento con recorrido o desfile; antes te lo retiraban allá por donde Cristo perdió la boina, ahora, además, te penalizan…; y nunca mejor dicho, esto se ha convertido en un “penal”, un “penar” (penalti); tener y circular con el coche en un acto punitivo (delictivo),… Vamos, que es una PENA,.. y ellos en meros funcionarios de prisiones!!…

  • Carlos dice:

    Sobre los ingentes gastos que llevan aoparejados los coches, un taxista me hizo esas mismas cuentas que comentas y “salía por un pico”, por lo que no encontraba lógica moverlos, salvo para un negocio como el suyo. Algo de interés y subjetividad tenían sus palabras, pero razón no le faltaba; respecto a lo de “penalizar” me recuerda a las compañías telefónicas con sus “permanencias y penalizaciones” que además de tener ciertos tintes de ilegalidad se permiten esas confianzas al tratarnos como “delincuentes”. No estaría de más que, dada tu buena pluma (en el mejor sentido), analizaras o indagaras sobre estas licencias en el lenguaje, y en el trato discriminatorio, o punitivo, y dejaran de “tratarnos como reos”…

  • Fermín G. dice:

    Esta fotografía José,bien pusiera resumir la actual situación de saturación que existe entre la oferta del sistema y la demanda de los ciudadanos. Menudo atasco social…

  • no a la zona azul dice:

    Realmente si se unificasen las Concejalías de Hacienda y Movilidad nos ahorraríamos, al menos, el salario de el Concejal de turno, porque es en lo que se ha convertido la Concejalía de Movilidad, en una institución recaudatoria, sin más, porque de movilidad realmente hacen poco y mal. Me rio de los estacionamientos que nos venden como disuasorios, parcelas a las que les han puesto un cartel de parking pero que no reúnen condiciones algunas para estacionar, con un poco de suerte te dejan encerrados otros usuarios, o le produces algún daño a tu vehículo ante los numerosos socavones existentes, o algún gorrilla te exige su correspondiente “impuesto” por aparcar. Este tema daría mucho de lo que hablar…, que no nos vendan la moto de las muchas ventajas de la nueva ZONA AZUL, donde solo hay un afán recaudatorio, a costa de penalizar aún más al ciudadano. Saludos.

  • blisterr dice:

    Dice Roncero en Lanza:

    “Roncero comentó que este tipo de manifestaciones violentas “generan daños a elementos de mobiliario urbano que son de todos, de los 75.000 ciudarrealeños”, y advirtió de que “estamos entrando en un terreno delicado que va en contra de la convivencia democrática”.

    La edil hizo un llamamiento a los responsables de los grupos políticos municipales para que “además de condenar este tipo de actos, cuiden sus formas, planteen sus críticas con cuidado y no amparen estas conductas que cualquier ciudadano rechaza”.”

    Pues nada, Roncero, lo mismo también los que estáis en el Gobierno Local debéis cuidar los fondos y las formas. Así veréis que, gobernando para los ciudadanos y sabiendo siempre que SOIS SERVIDORES DE QUIENES OS VOTAN Y QUIENES NO, acertaréis y no tendréis a delincuentes que hagan esas salvajadas.

    Pero poner el acento sobre los grupos políticos de la oposición es una sandez. Porque estás acusándoles de llamar a la violencia. Y la violencia también la genera quien gobierna MAL. Y, sobre todo, NINGÚN PARTIDO DE LA OPOSICIÓN representa a los violentos. Como imagino que vosotros no representáis a los de la bandera del pollo y el saludo nazi que aparecen estos días en los medios ¿No?

  • Ángel Romera dice:

    En La Mancha siempre hemos preferido ser caballeros rodantes, o cocheros andantes, que es lo mismo. Michael Knigth o Miguel Caballero en su coche fantástico. Andarín es la palabra más retrasada del diccionario pijo.

    • Carlos dice:

      Si Roncero dice que “estamos entrando en un terreno delicado que va en contra de la convivencia democrática”, será porque el terreno en que el Ayuntamiento está entrando (un barrizal) va en contra de la convivencia democrática; ergo le pediria que se tome en serio sus palabras y no “hagan oídos sordos” a lo que los ciudadanos les venimos planteando. Con respecto al llamamiento que la edil hizo a los responsables de los grupos políticos municipales para que “además de condenar este tipo de actos cuiden sus formas, planteen sus críticas con cuidado y no amparen estas conductas que cualquier ciudadano rechaza” decir que a mi nadie me ampara al decir que la ampliacíon de la Zona Azul es un lamentable acto de tiranía al desestimar todas y cada una de las quejas, y problemas, que a tenor de los comentarios leídos son más que dignos y justos de tener en cuenta,.. y Uds., como si nada.. ¡ya me dirán cómo debemos de decírselo!!, Sra. Roncero…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.