Inicio » Ciudad Real

XXV aniversario de la Hermandad de la Coronación de Espinas de Ciudad Real: 25 años de espinas y perdón

- 10 abril, 2017 – 17:02Sin comentarios

El pasado 11 de marzo comenzaban los actos conmemorativos en el XXV aniversario de la hermandad de la Coronación de Espinas, con el emotivo pregón pronunciado por don Jesús González Adánez en la parroquia de Santa María del Prado. El pregonero es hermano mayor fundador, y uno de quienes tuvo la inspiración y responsabilidad de contribuir a que la Hermandad hoy sea una feliz realidad para disfrute de todos los que han podido disfrutar esta tarde de su estación de penitencia por las calles de nuestra ciudad.
adanez
Una de las estampas más emotivas de este pregón fue su mirada a los comienzos fundacionales, a lo que denominó “el álbum de los recuerdos”, en el que retrató como sólo un cofrade de corazón es capaz de hacerlo, los sentimientos que asoman en el corazón de quién vive hasta el máximo de la intensidad esos momentos previos a la Estación de Penitencia:

“Me detengo en esa estampa donde dos pequeñas túnicas junto a otra mayor cuelgan tras el olor de tela nueva y recién planchadas. Son las túnicas de dos niños que, junto al padre, con el miedo de pisarse las blancas vestiduras van de la mano camino de la Iglesia Parroquial de la Merced. Los tres, a pesar de la corta edad de los infantes, tapados con sus recién estrenados capillos bajos, van por el camino más corto, lo más rápido posible que los pasos del más pequeño les permite. Ya dentro, en el Templo, todo quedó apunto, tras mucho trabajo de priostes y camareras, y mientras los más pequeños juegan en el interior de la sacristía, vamos recibiendo a los cofrades con sus relucientes túnicas, que por el camino más corto, tapados con su capillo, vienen desde sus casas; mientras el resto de miembros de Junta de Gobierno ultiman sus quehaceres. Y ante el Monumento, ¡la fotografía es tan bella!: medio centenar de túnicas blancas adoran al Amor de los Amores antes de su primera Estación de Penitencia.”

Es lo que habrán vivido a primera hora de esta tarde de Domingo de Ramos los cofrades del Santísimo Cristo Ultrajado y Coronado de Espinas y Santa María del Perdón, ante cuya mirada es difícil permanecer impasible sin conmoverse… Como decía González Adánez en su pregón: “A todos quieres llevar tu bendito perdón, porque observas a tu Hijo que en la mañana de este día ha hecho su entrada triunfal en la jubilosa Jerusalén, pero ahora lo tienes delante de ti sentado, maniatado, coronado de espinas, ante los ultrajes de soldados romanos y sayones. Y tú, aún con esa esperanza que toda madre quiere mantener de que pudiera salvarnos sin tener que acudir al Sacrificio, nos miras con Perdón. Tarde de ultrajes, tarde de perdón.

Queremos verte en tu Palio,
llenarte de música bella,
y en tus varales de plata,
tus mujeres costaleras,
que te llevan y te mecen
al compás de una saeta,
porque eres Inmaculada,
perdón del que se confiesa,
queremos que seas guía
y luz para nuestras sendas.”

Ellos nos guíen en el pórtico de la entrada triunfal de esta Semana Santa a la Luz, aprendiendo de ellos el valor de la contemplación, el silencio, la humildad, el perdón, el valor del Amor…

Etiquetas:

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.