Inicio » Relatos

18.15:

- 9 abril, 2018 – 07:00Un comentario

Luis Mario Sobrino Simal.- Tras esquivar un dron que le ha pasado rozando la cabeza, se detiene ante un establecimiento muy iluminado y con música exterior. Entra a través de una puerta giratoria descubriendo una gran nave con infinidad de máquinas tipo: curiosamente algunas de las antiguas “pin-ball”, otras tienen pedales y volantes, son simuladores de vehículos de todo tipo; una pequeña nave espacial pasa a su lado con un ruido ensordecedor.

el-progresoEl HOMBRE tiene sed, saca una tarjeta de su cartera y la posiciona en el escáner de una máquina, sale un vaso de plástico y un espumoso líquido se introduce dentro. Lo toma y lo bebe. Hace gestos de asco. Se dirige a otra máquina y realizando exactamente la misma operación anterior, ve cómo aparece un cubo perfecto envuelto en plástico del tamaño de un paquete de cigarrillos. Es una especie de bizcocho deshidratado con sabor a “plumcake”.

Una nueva máquina en la que introduce de nuevo su tarjeta bancaria. Esta vez es como un iPad gigante con música electrónica. Selecciona un tema pero es tal el ruido ambiental que debe usar auriculares especiales para oír su tema favorito, “MenschMaschine” de Kraftwerk.

Después se dirige a una gran mesa donde hay máquinas miniordenadores. Se sienta frente a uno de ellos, introduce una ficha, lo enciende y tras poner sus claves personales se conecta a la gran red de redes. Abre sus “mails” con infinidad de “spam” que automáticamente elimina. Contesta unos cuantos, referidos a ofertas de trabajo, con la idea de cambiar el que tiene actualmente pero sin mucha esperanza. Lleva haciendo esta operación durante meses y… ¡nada!

lm2Tras ver sus correos comienza a entrar en las redes sociales para ver los últimos acontecimientos, convocatorias, eventos, etc. Facebook, Twitter y así unos cuantos portales. Pincha y se apunta a tres convocatorias de huelgas generales virtuales pero sin mucha ilusión pues los sindicatos de esquiroles tienen copada la red y los “hackers” anti obreros boicotean cualquier intromisión revolucionaria o antisistema.

Las redes sociales son poderosísimas; internacionalizan la comunicación pero a la vez – tremenda paradoja de la red – el HOMBRE es controlado en todas sus actividades virtuales por la Gran Mente de la Gran Red Central.

El movimiento de comienzos de siglo XXI, 15M nacido en España, es uno de los pocos referentes sociales que verdaderamente resisten al Imperio Mediático. El HOMBRE está en contacto con él aunque no pertenece al mismo, y cuando tiene tiempo y no está demasiado cansado, a pesar de su justificado escepticismo, trabaja en la comisión de Lucha por el Medio Ambiente. Esta comisión actúa en los pocos barrios obreros que aún quedan en Newyorkya, en esta ciudad y en otras muchas, distribuidas por todos los continentes. Carecen de líderes, son asamblearios y son uno de los pocos movimientos que aún influyen en las distintas clases políticas que dominan el mundo.

lm3Cansado, se dirige a la pared hacia un extraño círculo de aproximadamente un metro de diámetro, pasa de nuevo su tarjeta digital y sale de la pared una especie de sillón anatómico. Se sienta en él estirando las piernas como si estuviera en la playa y colocándose unas gafas especiales mientras se aísla del ruido y las luces del local, se sumerge mediante un sistema virtual de holografías en un paisaje paradisíaco; disfruta de 15 minutos de paz, a continuación, a través de una minipantalla de cristal líquido visiona un pequeño corto sobre la selva amazónica que parece auténticamente real, hasta 15 minutos de documental viendo lo que hace unos años estaba en peligro de extinción y desgraciadamente ya no existe…

Se levanta del sillón y da una vuelta de nuevo por el recinto: máquinas electrónicas de todo tipo: juegos violentos, juegos de simulación de guerra, matanzas, carreras de vehículos de todo tipo, etc.

Artículos relacionados

Etiquetas:

Un comentario »

  • Charles dice:

    En el futuro tendrán mucha relevancia las redes sociales que permitan el anonimato y una mayor privacidad, algo que ya están haciendo redes como ‘Snapchat’, ‘Secret’ o ‘Whisper’, entre otras. Si quieren, los usuarios pueden utilizarlas sin dejar rastro.
    Al fin y al cabo, quienes deben tener preocupación han de ser aquéllos que se parapetan en el anonimato o en identidades falsas para promover información falsa, atacar, injuriar, calumniar o amenazar.
    Soy totalmente partidario del uso cívico de Internet y de las redes sociales….

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.