Inicio » Economía, con E de Esperanza

La universidad hoy: ¿Enseñar técnicas sin alma o pensar la transformación social?

- 21 abril, 2014 – 10:4613 Comentarios
gregorioA lo largo del tiempo la Universidad ha cumplido el papel de gestora del conocimiento en nuestras sociedades. En las universidades se han deslindado los saberes de la humanidad y se les ha puesto el cuño de “científicos” a aquellos que cumplían determinados criterios en cuanto a la forma de generarlos y contrastarlos con la realidad. La Universidad no se ha escapado a las presiones y manipulaciones de determinados grupos que la han utilizado para disfrazar como generales sus propios intereses particulares, para justificar la apuesta social por determinados estilos o modelos de desarrollo en beneficio propio. Los desarrollos de las ciencias formales (lógica, matemáticas,…) están menos sujetos a los condicionantes definidos por los juicios de valor preponderantes de una sociedad. Sin embargo, los de las ciencias naturales y las ciencias sociales (especialmente estos últimos), están absolutamente vinculados a ellos. En muchas ocasiones, los resultados teóricos y las recomendaciones políticas de ciertas disciplinas científicas son el reflejo de determinados postulados éticos o valores que en ningún caso representan los de la mayoría social. Por eso, sin perjuicio de reconocer el gravísimo daño causado por la política de recortes en el ámbito de la Universidad (subida de tasas, reducción de becas, despido de PAS, investigadores/as y profesorado), que afecta fundamentalmente a su papel de transmisora de técnicas y conocimientos, personalmente me preocupa muchísimo la faceta de adalid del pensamiento crítico y de la transformación social que siempre se le ha supuesto (incluso demandado) a la Universidad. Creo que si hoy (y siempre) la Universidad ha tenido un papel clave, éste ha sido el de ayudar a pensar por cuenta propia a sus alumnos/as, y por extensión al conjunto de la sociedad. No a enseñar nada (porque no hay verdades absolutas ni depositarios de las mismas), sino a despertar preguntas en las personas sobre quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos…y la más importante ¿cómo vamos?. Pero desgraciadamente, frente a esta tarea de incordiar conciencias individuales y colectivas, primer paso hacia una transformación social liberadora, la Universidad actual ha ido cumpliendo cada vez más una función legitimadora de un capitalismo neoliberal que pone el dinero por encima de todo, donde las personas son simples mercancías (mano de obra) y autómatas adiestrados (consumidores). A pesar de que con la actual crisis se ha venido abajo TODO el sistema político, social, económico y de valores, a pesar de que los medios naturales y sociales que compartimos son cada vez más hostiles para el desarrollo de una vida digna, en la mayor parte de escuelas y facultades de nuestras universidades se siguen enseñando doctrinas que nacen, crecen y se desarrollan en un mundo ideal al margen de la realidad que vivimos. El debate argumentado de ideas, bien pegado a las inquietudes y necesidades reales de las gentes que peor lo están pasando, en su mayor parte tiene lugar fuera de la Universidad, en los márgenes, donde los movimientos sociales más diversos, con convicciones profundamente humanista, no admiten las respuestas del poder del tipo “no hay alternativas”. Las alternativas las construyen las personas cuando se juntan a poner en común sus sueños, y nunca podrán surgir de las modernas cátedras que en nuestras universidades financian grandes empresas multinacionales, sencillamente porque aspiran a un mundo basado en la sumisión, modelado para mayor gloria de sus intereses más mezquinos, donde las personas solo entran si aceptan a despojarse de su dignidad. O nuestra Universidad (sus alumnos/as y profesores/as) se mezcla en el bullicio de los movimientos sociales, en un plano de absoluta igualdad, para conocer lo que hoy está viviendo y sintiendo la mayor parte de la población tanto aquí al lado como allende los mares, o acabará por convertirse en un engranaje más del sistema, que ahonda en una trayectoria de injusticia social cada vez con mayor riesgo de explosión violenta y generalizada. Que las universidades privadas (guiadas por determinados intereses empresariales y de las élites económicas que allí se forman), entren en el juego de legitimar un capitalismo depredador e inhumano, tiene explicación. Lo que no la tiene es que las universidades públicas (financiadas en su mayor parte con recursos públicos y con las tasas de los/as estudiantes), se plieguen a los intereses del gran capital para seguir pregonando como inevitable la muy injusta organización y reproducción social, política y económica de nuestro mundo, en las antípodas de valores universitarios como la crítica, la ética y la vida digna. Gregorio López Sanz Economía, con E de esperanza http://gregoriolopezsanz.blogspot.com.es/
Etiquetas: ,

13 Comentarios »

  • Enano dice:

    Tienes toda la razón, aunque omites el tema de la endogamia en la universidad que lastra toda posibilidad de avance y posibilidad de contrastar conocimientos con profesores llegados de otros lugares.

  • Blisterr dice:

    Aún dándote la razón en ese tema, enano, el asunto ha cambiado bastante y, antes de estos recortes brutales que pusieron en la calle a cientos de aspirantes a titular, en muchos departamentos ya se estaban valorando acciones para evitarlo. Ahora, simplemente, el acceso a una plaza no existe.

    Quitar la endogamia es algo que va a tardar en eliminarse pero, es cierto que muchos investigadores que estaban repartidos por medio mundo, pudieron volver a España hace unos años y son cabezas de departamentos en los que la endogamia es algo fuera de lugar.

    Yo colaboro con la UCLM, como he dicho en algunas ocasiones, y doy fe de esa política en varios departamentos «no clásicos», y con ello te doy pistas.

    Por otro lado, el otro día, en un foro de Romera, tuve una agria discusión con alguien que despreciaba el artículo de Ángel porque estaba lleno de citad. MADRE DE DIOS!!! Y, además, decía que era universitario. VIVIR PARA VER!!! Eso demuestra que los orientadores escolares siguen derivando a fantásticos candidatos a FP a la Universidad, por un entendimiento demagógico de la educación universal, ya que la universidad es para formar a mentes por encima de lo normal, el resto (y soy universitario con máster incluido) ya es suficiente con que seamos curritos.

    No quiero en ningún momento ser clasista o elitista, simplemente creo que la Universidad pública es un recurso básico para formar en igualdad de condiciones a todos aquellos que, en el futuro, puedan liderar cualquier tipo de proyecto. Ya en la universidad privada, que acceda quien quiera, que ahí manda el talonario. Pero, en la Pública, no puede haber ni un sólo cerebro que se quede fuera por falta de medios.

    Así de simple.

  • Vieja del Visillo dice:

    Atencion, debeis saber que el bacinillo colabora con la Universidad, es un intelectual. Limpia los lavabos de Derecho y de Quimicas.
    Ya sabia yo que es Tratado provenía de la practica.
    Propongo su candidatura al premio Nobel.

  • peterot dice:

    Pérdida de valores con la crisis nos cuenta. Se debe referir a los valores de derroche, enchufismo generalizado (la apertura de las facultades ha sido un festival en ese sentido), amiguismo y demás como valores a conservar y tener en cuenta. Cualquiera que haya tenido una mínima relación con la Universidad sabe cómo funciona el tinglado

  • paquito isoflauto dice:

    Ah, pues ahora que hablamos de la Universidad. Cuando yo vendía libros por la calle, una vez le vendí uno a una señora que se presentó como catedrática de una asignatura de Letras, algo así con un nombre rimbombante y muy largo. Delante de sus amigas, digo delante de sus amigas, abrió el libro al azar, y señalando una página me corrigió lo que ella llamó una errata.

    Decía la catedrática (que según me han contado llegó a ocupar el puesto de Vicerrectora de la UCLM en Ciudad Real) que la palabra “solo”, cuando actúa como adverbio, o sea cuando significa “solamente”, lleva tilde.

    Yo le dije que no, que la norma era antigua y que había sido cambiada a mediados de los años 90, pues ya la décimo segunda edición del Diccionario de Dudas de Manuel Seco dice claramente que “solo” se escribe siempre sin tilde y que solo se recurre a ella en casos de ambigüedad, ambigüedad que no se daba en mi texto.

    La señora, DELANTE DE SUS AMIGAS, no dio su brazo a torcer, puso en duda mis palabras y la cosa quedó así: esto es, que yo, como escritor principiante que vendía sus libros por la calle, me había equivocado. A ver, no se iba a equivocar ella, que es una SEÑORA CATEDRÁTICA o Doctora en Letras.

    Durante los nueve años siguientes la he visto por la calle mientras yo vendía mis libros. Ella me ha visto a mí, Y JAMÁS SE HA DISCULPADO por su metedura de pata.

    ¿A cuánta gente habrá suspendido esta CATEDRÁTICA o Doctora en Letras y Vicerrectora a la UCLM a tiempo parcial por escribir “solo” sin tilde?

    Menudo nivel.

    Viva España

  • Ángel Romera dice:

    La universidad es una institución muy vieja; en general, como decía el señor Eduardo Gibbon en su Autobiografía, que solo está disponible en las delebles ediciones de Espasa Argentina, «tiene todos los defectos de la vejez y ninguna de sus virtudes», incluso siendo una desuniversidad tan jovencita como la de La Mancha, llena de agujeros, como el queso de ídem. El antropólogo Caro Baroja caracterizaba algunas actitudes típicas de los profesores de universidad como «maniáticas»; coincido. Abundan, además, otros ejemplos de fauna estéril, como el esclavista de becarios, el gilipollas autodivo y la momia, experta esta en hacer currículos hinchados en los que puede aparecer como mérito no ya ser franquista, que era lo que se hacía antes (véanse las horroríficas memorias del pobre Castilla del Pino), sino incluso ser pseudosociata (no hay sociatas verdaderos nunca los ha habido en España), que es lo común en la mancheguil. Estas momias pueden hacer lucir fregar platos en su currículum llamándolo «Curso avanzado sobre filosofía de Platón». Podría reírme, por no llorar, mucho con esto y con los padecimientos que me han contado bastantes de las víctimas de la misma, que han tenido que aprenderse la carrera por sí mismas después y sin ayuda, pero tendría que poner como chupa de dómine a tanta gente que prefiero sobrevivir y, además, también hay algunos valiosos que se merecen un respeto, e incluso hasta muy alta consideración, no tanto por los méritos académicos que no les dejan adquirir sino por soportar a tanto majadero enchufado por los acreditados procedimientos de chupamindar y lamecular. Es todo; pero demasiado poco para lo que habría que decir.

    • Blisterr dice:

      Cierto que todo eso que dices existe y en dosis letales. Pero hasta en el PP hay quien no se ha beneficiado de la trama Gürtel. Con ello quiero decir que, en la UCLM, hasta hay gente que hace bien las cosas. Y a esos hay que tratar de conservarlos.

      Como dije antes, en algunos departamentos «no clásicos» las cosas empiezan a ser de otra manera.

      Ahora sí, las definiciones que has dado de algunos elementos, no pueden ser más acertadas…

      Saludos.

  • Blisterr dice:

    Señores de MCR, de nuevo me veo obligado a pedir que se borren comentarios vejatorios contra mi.

    Entiendo que técnicamente no se puede bloquear a este individuo, pero si vamos a debatir en serio, no entiendo lo que pinta este tipo de individuos llenando de mierda MCR.

    Por lo tanto ruego se borre el comentario. O, por el contrario se razone qué es lo que aporta al foro.

    GRACIAS.

    • Vieja del Visillo dice:

      Señores de MCR, este «señor» que ahora se pone tan digno pidiendo que se censuren los comentarios dirigidos a él, comenzó en su día, cuando no se estaba de acuerdo con sus opiniones y se debatía, acusandome a mí y a otros muchos, que si cobro 49000, que si soy anormal…
      En un intento de aclarar sus falsos testomonios, le cito de buenas a quedar a tomar algo y a que me demuestre si son verdades sus acusaciones.
      Como es tan valiente, se limita a volver a insultar y a echarse atrás.
      Al no tener pudor de opinar de todo a diestro y siniestro ( cosa que me da igual), alguien y no yo le bautiza como el bacin. Eso si, quiere debate pero cuando no se está de acuerdo con él insulta sin piedad.
      Que paradoja, cuando se le da de su propia medicina, pide censura.
      Ahora si quieren me censuran, estan en su derecho, pero rogaría que todas las falsas acusaciones e insultos vertidos por este individuo hacia mi y hacia otros y registradas en MCR fuesen tambien borrados.

      • Blisterr dice:

        Coño, eres capaz de escribir sin insultar. A ver si sigues así y no habrá que pedir que te borren. Que por fin he conseguido que te den donde más te duele.

        Acepto tu propuesta. Me da que te van a quedar pocas líneas de tus gloriosas intervenciones en este foro en el que hasta ahora has demostrado nada de educación.

        Eusebio, por mi parte puedes borrar todos aquellos comentarios míos en los que haya un insulto como comienzo de una discusión u objetivo de un post. A ver cuántos borras. Me da que ni uno solo.

        Y espero que no quede ni uno de este tipo que solamente hace persecuciones para insultar y no razonan absolutamente nada. Por supuesto tengo el pantallazo en el que llamas puta a mi madre y, dependiendo de lo que me diga el abogado mañana, obraré. A mi llámame lo que quieras, pero a mi familia no te lo consiento.

        Lo digo y lo diré, con razonamientos, hasta donde sea, con el insulto como objetivo no me pienso callar y voy a responder.

        Y te repito, contigo, ni a por dinero. Cuanto más lejos, mejor. Te lo tomas como quieras y lo de cobarde, bipolar, bacín o bacinillo te lo metes por donde más te guste.

  • Afrofilipino dice:

    El debate puede ser largo. Yo so(ó)lo quiero apuntar a un aspecto: La revalorización del gasto público. Si las facultades (algunas) disponen de equipamientos carísimos y el resultado de esa inversión no procura suficiente provecho social hay que reflexionar, porque podemos estar ante instituciones zombis.
    Entiendo que la productividad social de una institución universitaria no es fácilmente medible, pero creo que la mayoría estaremos de acuerdo en que su valor público no se puede medir en títulos, ni siquiera en proyectos de investigación cruda que no tienen aplicación práctica. Cuando se menciona el lugar que ocupa una universidad en calidad, siempre me pregunto si el resultante final en relación al bienestar presente y futuro que proporciona es positivo o negativo.
    Lo dejo a la reflexión de cada uno. En todo caso, como dice el sr. López Sanz, el paso por la universidad debería afirmar valores como los que señala. Pero, ¿no lo hace, o no lo hace de determinada manera?
    Las universidades no son islas en las sociedades capitalistas, ni siquiera las públicas (dónde antes todos estudiábamos). Yo creo que hay que aceptar (como hecho) que el propio desarrollo del capitalismo causa desigualdades sociales importantes (no sólo en los ingresos). Y bien sea la debilidad – o ausencia- de las políticas socialdemócratas las que impiden corregir suficientemente esos desequilibrios, o bien resulta que las propias políticas liberales (nuevas o viejas)no solo aceptan las desigualdades, sino que las consideran beneficiosas para la economía como incentivo económico.
    Podría poner muchos ejemplos de directivos de empresas del IBEX 35 que estudiaron en universidades públicas. ¿Fueron ajenos a éstos o aquéllos valores? ¿No desarrollaron espíritu crítico? ¿No se guían por principios éticos?
    En realidad, ya estaríamos introduciendo en otros territorios. Yo, la verdad, me conformo con que las universidades creen valor, al menos para que proporcionen a los egresados trabajo y que éste pueda expandirse por la sociedad (capitalista) en que vivimos.

  • paquito isoflauto dice:

    Joder, este foro se anima, al colega ese que se defiende de que lo quieran censurar, que bueno, que no se preocupe, que aquí ya somos al menos dos que no nos cortamos un pelo (yo menos, porque soy calvo). Y bueno, a lo que iba, que el foro se anima, y que dejen a la gente decir lo que quiera, que oír siempre a los mismos ya cansa. Venga, un saludo al paisanaje y en especial al coleguita que no se corta.

    Bravo. Jajaja. Nos lo vamos a pasar en grande sacando a relucir a tanto incompetente y tanto granuja como hay suelto en este país. Y no me refiero a los de arriba del todo, que eso ya sale en los telediarios, sino a gente muy tiesa ella que nos cruzamos todos los días por la calle por esta ciudad y que parece que vienen de la pata del Cid.

  • Vieja del Visillo dice:

    De nuevo vemos como se retrata cada uno.
    Por cierto, veo que ya te han borrado el comentario en el que me llamabas gilipollas, comentario del cual tb tengo el pantallazo.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.