Gentrificación manchega (vivienda CR 7)

DiegoPerisDebo empezar por explicar qué es eso de la “gentrificación”, palabra de origen inglés pero que tiene malas traducciones al castellano y por ello muchos geógrafos y urbanistas la han asimilado en castellano.

La gentrificación es un fenómeno urbanístico que se produce en una zona con una buena posición en la ciudad, en la que por diversas razones se ha ido produciendo un deterioro físico y social y llegado un momento, las posibilidades urbanísticas del lugar, hacen rentable una renovación de la zona, ya sea con nueva construcción o con la rehabilitación de lo existente. Los nuevos precios de los edificios rehabilitados o construidos hacen rentable la operación y obligan a los antiguos residentes a abandonar la zona. Nuevos propietarios de mayor nivel (los “gentry” y de ahí lo de gentrificación) llegan el lugar a ocupar el nuevo espacio urbano que ha recuperado valor.

En los años sesenta, cuando el geógrafo Smith presentaba un artículo para ser publicado en una revista, los revisores decían: Es verdad pero es tan obvio que no parece una aportación importante. Smith hablaba de las “ganancias de renta” como la causa del proceso de gentrificación. Las diferencias entre el valor del suelo degradado y deteriorado y el de las nuevas edificaciones establecen el negocio de la actuación, las rentabilidades económicas del proceso. Otros autores han tratado de explicar el proceso por la voluntad de determinados grupos sociales amantes del centro urbano, de zonas con determinados valores culturales como la razón de estos procesos. Son fenómenos que rompen las explicaciones liberales del desarrollo urbanístico, que ponen sobre la mesa la evidente realidad de los procesos especulativos en el desarrollo de la ciudad. Y procesos que tienen su máximo exponente negativo en la expulsión que generan de aquellos habitantes que han construido la zona y que con su presencia han dado sentido a estos espacios de la ciudad.

Procesos que se dan en grandes ciudades en zonas centrales, en espacios de borde con usos industriales que se reconvierten, en zonas históricas que se recuperan, o en circunstancias diversas que siempre tienen como elementos fijos la revalorización del lugar y la expulsión de sus primitivos ocupantes. Procesos que tienen un desarrollo temporal largo y que cuentan con el apoyo de la administración tanto en el abandono previo de las zonas con la no inversión y la faltad de actividad como con el impulso a la renovación que se produce posteriormente con mecanismos diversos.

¿Gentrificación en el Torreón del Alcázar?
La zona del polígono del Torreón del Alcázar tenía en los años sesenta del siglo pasado 142 edificios que albergaban a 1436 personas y un total de 367 familias. En 1968 la Gerencia de Urbanización iniciaba los trámites para expropiar estos terrenos con una superficie de 115.300 metros cuadrados, ocupados en general por gente humilde, indicando al Ayuntamiento que suspendiese la concesión de licencias en la zona. En 1969 Pedro Bigador, Director General de Urbanismo, informaba a la Corporación que ya se habían expropiado el 60% de los terrenos. En diciembre de 1970 se aprobaba, en el BOE, el expediente de expropiación del Polígono del Torreón del Alcázar y en abril de ese año se pagaban las expropiaciones a los vecinos de la zona. Se había expropiado por algo más de mil pesetas el m2, a una población eminentemente obrera, a la que se le decía, que en el Torreón del Alcázar, se podría “llegar a la construcción de viviendas auténticamente sociales” según acuerdos del Pleno de enero de 1970. El Alcalde de Ciudad Real, dos años más tarde, decía estar convencido de haber llegado a una saturación de viviendas de tipo medio y de lujo… La vivienda social es solamente aquella por la que no hay que pagar ninguna cantidad en concepto de entrada, cuyo pago se pueda diferir en un plazo no inferior a los veinte años, como mínimo… resumiendo para terminar… construir vivienda eminentemente social… siempre que fuesen promovidas y ejecutadas por Órganos de la Administración.gentrificacion01

La realidad es que este proceso supuso una transformación de la ciudad y la expulsión de sus primitivos habitantes en un ejemplo evidente de un proceso de gentrificación programada desde la administración. El proyecto de ordenación de la nueva zona fue redactado por los arquitectos Idelfonso Prieto, arquitecto municipal y Francisco Bernalte, arquitecto del Ministerio de la Vivienda, que fue nombrado alcalde en agosto de 1973, un mes antes de su aprobación, sustituyendo a don Eloy Sancho. La zona se ha consolidado con viviendas construidas en bloques aislados, con amplios espacios libres que se han ido terminando a partir de 1980.

Las nuevas viviendas construidas en la zona tenían en 1980 un precio de 19.000 pesetas metro cuadrado las construidas por la Cooperativa de Viviendas del Magisterio Manchego y de  25.000 pesetas metro cuadrado las 56 de la Caja Postal de Ahorros y las 72 construidas por Impousa. Nuevos habitantes, con mayor capacidad adquisitiva llegaban a la zona. Son los “gentry” manchegos que ocupaban una zona de la ciudad renovada con amplias zonas verdes y equipamientos educativos y sanitarios previstos en su proximidad.gentrificacion02

Los antiguos vecinos del Torreón serían alojados en parte en un grupo de ochenta viviendas construidas por la Obra Sindical del Hogar junto a las viviendas construidas por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid y otras cien viviendas prefabricadas junto al grupo de viviendas Jacobo Roldán. Es el claro efecto negativo de la gentrificación que renueva la ciudad a costa de sus habitantes que son, en definitiva, los que han generado el nuevo valor de ese espacio urbano.

Espacios
Diego Peris Sánchez

Relacionados

Euromillones

2 COMENTARIOS

  1. Demencial y enfermizo articulo, en la lonea habitual de este individuo. ¿ se supone q esta columna trata sobre arquitectura y urbanismo?? No lo parece, es un escrito de marcado sesgo politico.
    Aclaro para los q no tengan esos datos que las viviendas del torreon, por lo menos los trece bloques q se construyeron en la avenida. Son VPO, cualquiera q vaya a tomar cañas o copas por la zona, podra mirar la placa identificativa en los portales de esas viviendas.
    El torreon es ejemplo de zona degradada a la q un urbanismo inteligente le dio nueva vida y q se volvio a degradar por que se han permitido ciertos excesos a los hosteleros. Los vecinos, en su mayoría funcionarios y curritos, no ricos como piensan estos envidiosos de clase. Lo sufre y no lo disfruta.

    Eso sin hablar de los restos arqueológicos sepultados en aras del progreso.
    Sinceramente peris, espero q este articulo q has excretado, sea simplemente una provocación.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img