Inicio » Opinión

Neoliberalismo: el terrorismo económico y social de la derecha

- 6 diciembre, 2014 – 02:003 Comentarios
Javier Fisac Seco.- 3.000.000 de niños pasan hambre en España. Nunca tendrán juguetes. Y no vivimos en la India. 5.000.000 de ciudadanos están en el paro: Y el gobierno no ha tomado ni una sola medida para potenciar el crecimiento económico. Y le da exactamente lo mismo. Ellos no viven en la calle. Escupen en las calles. Miles de personas están siendo expulsadas de sus casas. opinion Las calles se están llenando de indigentes. Millones de viviendas vacías. Muchas casi regaladas por las administraciones a fondos buitre. Miles de personas desahuciadas. El derecho a la vivienda arrojado a los estercoleros de las oligarquías. Miles, 700.000, pequeños y medianos empresarios se han arruinado. Las cargas impositivas y especialmente sobre las viviendas de los trabajadores y pequeños empresarios las han incrementado reduciendo el valor de las viviendas. Mientras tanto, un puñado de ricos acumula en sus cavernas el 70% de la riqueza. Riqueza creada por los pobres. Porque la pobreza es condición necesaria para que haya ricos. En Europa como en Estados Unidos hay cincuenta millones de pobres viviendo en la miseria. Aún más millones se limitan a sobrevivir llegando, como pueden a finales de mes. La miseria es el fantasma que se está difundiendo por todo el mundo neoliberal. El trabajador medio ha perdido, gracias a Rajoy, gracias al P.P., gracias a la Unión Europea, casi 3.000 € de renta. Que es como perder algo más de la décima parte de su poder adquisitivo. Miles, millones de jóvenes no sólo están en el paro, es que no tienen ninguna perspectiva de futuro. Este gobierno, como todos los gobiernos neoliberales, se lo está entregando todo, todo lo que es del pueblo, a las oligarquías financieras y empresariales. Ellos son los putos amos. Por eso prácticamente no pagan impuestos. Tienen barra libre. Todo son beneficios. Gracias a que reducen los salarios. Echan a trabajadores fijos y los sustituyen por dos temporales que trabajan el doble y cobran la cuarta parte. Están condenando a la clase obrera y a las clases medias a la miseria. neoDicen unos que el motor del crecimiento económico es la Divina Providencia, otros se lo atribuyen a la ética protestante, los más modernos a las políticas económicas neoliberales, hijas putativas del liberalismo económico del siglo XIX. El mismo que impedía al Estado que interviniera mediante políticas sociales de apoyo a los miserables trabajadores, porque los trabajadores no eran consumidores sino miserables ya que apenas consumían lo imprescindible para no morirse y producir las plusvalías con las que se enriquecen los liberales. Dejarnos hacer lo que queramos, que no intervenga el Estado en nuestros negocios, que no regule las condiciones de trabajo, que no limite las libertades comerciales. Es el “laissez faire, laissez passer”, consigna que gritaban los malditos capitalistas para enriquecerse. ¡Enriqueceos! Gritaban borrachos de riquezas, mientras sus generales asesinaban a los obreros. La Comuna de París fue una borrachera de sangre para mayor gloria del liberalismo y su hijo putativo el neoliberalismo. El liberalismo siempre ha sido la causa de las crisis económicas. Cada crisis tenía como consecuencia destrucción y muerte. Guerras por la conquista de beneficios y de mercados. Colonización. Imperialismo. Esos eran los monstruosos brazos del liberalismo económico. La Segunda Guerra Mundial, causó 50.000.000 de muertos, víctimas del liberalismo que dio vía libre a todos los totalitarismos. Que se ofrecieron como alternativa al caos liberal. Luego bajo sus escombros sólo hubo una posibilidad de salir del caos: la construcción del estado de bienestar, la nacionalización de los bancos, la planificación indicativa, la seguridad social, la sanidad y la educación universal y gratuita. Los seguros de desempleo. Los derechos de los trabajadores. Las declaraciones de derechos individuales. El liberalismo parecía derrotado. Pero ha resucitado y se alimenta con la sangre de sus víctimas. La política económica liberal o neoliberal está construida con la sangre, con las víctimas de los millones de trabajadores que trabajaban, de cualquier manera, sin derechos, en las minas, en los ferrocarriles, en las fábricas, en las canteras. Su riqueza se la ha oprobiado una manada de oligarcas. En nombre de la propiedad privada de los medios de comunicación la humanidad no ha parado de padecer guerras. La Dictadura franquista, la peronista, la pinochetista, la salazarista, la de los coroneles, la de los golpistas…todas las dictaduras, todas las guerras: la de Vietnam, la del Congo, la del Canal de Suez, la guerra civil española…todas han sido engendradas por el liberalismo. Por la defensa de la propiedad privada de los medios de producción y de la acumulación del capital. neo1Lo que nadie dice es que aquí, hoy y ayer, el único motor de la economía, de la esclavista, feudal y capitalista, la única política económica, la misma que obligaba a los niños y niñas desde los cinco años a trabajar en las minas, en los telares, en los basureros de la civilización, su civilización malthusiana, es la CODICIA. Vestida de liberalismo o de neoliberalismo la política económica de Rajoy, de la Unión Europea, de Estados Unidos no tiene otra ideología que la CODIA. El culto a la CODICIA es la nueva religión. Es el DIOS de todos los oligarcas y de sus gobiernos formados por lacayos que sólo piensan en cómo engendrar miseria para acumular riquezas. La CODICIA tiene millones de apologistas. Los medios de comunicación, casi todos, controlados por los codiciosos, pagan a legiones de periodistas que ahora se autocalifican de analistas políticos, cuando no saben lo que es hacer un análisis, porque lo único que hacen son comentarios o propaganda de los intereses de sus amos. Estos propagandistas del neoliberalismo, dicen que no existe alternativa. El neoliberalismo es la única alternativa. Pero el neoliberalismo está creando las condiciones apocalípticas. Su propia destrucción. Y sin embargo el Apocalipsis no es inevitable existen otras políticas que no están impulsadas por la codicia y la patología de acumular la riqueza que producen los cientos de millones de trabajadores. Esas políticas se llaman planificación, intervención, regulación, nacionalización, control de la riqueza. Se llama democracia económica y social. Esa que sólo tiene como objetivo la felicidad y el bienestar de quienes crean la riqueza. En sus manos deben estar los controles sobre la administración de la riqueza y no en manos de los codiciosos. Echemos a los gobiernos neoliberales del poder. Por ahí empieza la solución.
Etiquetas: , ,

3 Comentarios »

  • Blisterr dice:

    Es de esperar que todos aquellos, hartos de los manejos del PSOE regional, votaron a Cospedal como castigo, piensen y valoren lo que hay y los fines últimos que personajes siniestros como Cospedal están preparando para nuestros hijos.

    Es muy duro ver que el 15M aún no ha cuajado en estructuras políticas en la región. Sobre todo cuando el futuro que nos espera con Cospedal es tan oscuro como ella y los ultraliberales, por no decir otra cosa, que la ayudan a urdir el hundimiento de la sociedad castellanomanchega que empezaba a salir del letargo de dictaduras de todo tipo, incluida la de los señoritos y sus fincas a lo largo de nuestra geografía regional.

    Yo no pido el voto para nadie, pero si digo bien claro que votar a Cospedal es poner un ladrillo más en nuestra tumba social, económica y laboral y que votar al PSOE de Page es volver a las andanzas de Bono y Barreda. Por lo demás, está por ver qué nos ofrecen el resto de fuerzas progresistas. Un futuro de mucha miseria económica y social para todos y de disfrute en sus fincones de unos pocos.

    Los castellanomanchegos cada día estamos más cerca de vivir como en La escopeta nacional. Y es una triste gracia. Pero Cospedal tiene su maquinaria en marcha. Parémosla, por favor.

  • amerindio dice:

    El problema es que en este país de tanto gritar «libertad sin ira» nos hemos terminado convirtiendo en domésticos gatitos castrados, o aún peor, en caniches falderos. Lo más gracioso es que todavía hay algunos que vaticinan una hecatombe ,esgrimiendo el fantasma del cainismo. Y hombre, que seamos un pueblo muy dado al cabreo y poco proclives al diálogo,no significa que nos liemos a tiros unos contra otros, al contrario, es más que evidente que tenemos unas amplias e insaciables tragaderas y que aguantamos lo que nos echen . Pero, claro, el fantasma del miedo es muy rentable para el conservadurismo y sus cortesanos, muchos de éstos auténticos muertos de hambre. Qué decir de Cospedal…pues que muchos la votaron por hartazgo de Barreda y ,a los pocos meses, la tiparraca se hizo odiosa. Hay que botarla…pero costará.

  • Por la lucha dice:

    Es triste que a pesar del saqueo a nuestros derechos y chulerío oligarquico general. La abstención y la anti-política con sus discursos demonizadores de “casta política, partitocracia y demás sandeces ciudadanistas o tercer-posicionistas, están haciendo su trabajo para perpetuar el monopolio de la oligarquía y por ende de sus mamporreros del PPSOE.

    Por otra parte la pedida abstención de unas masas adormecidas, que pregonan que todos los políticos son iguales y que no hay que votar a ninguno, es tan útil como aguantar la respiración para protestar, tan sólo te perjudica a ti.

    Aunque pueda sonar jocoso, creo que la estrategia chantaje-farol de Podemos ha conseguido justo lo contrario de lo que anunciaba Pablo Iglesias como acicate a su iniciativa: ha restado fuerza a IU y la ha frenado, para gran alegría de la derecha y el PSOE (que por algo le han dado tanta cancha a Podemos) el ascenso de una alternativa real de izquierdas al bipartidismo.

    Lo triste es que todo eso ha estado potenciado desde la derecha que ha dado pase libre a Podemos en todos sus medios para atacar la única amenaza a su oligarquía: IU, que en Andalucía está demostrando la alternativa que supone, por eso la monstruosa campaña demonizadora contra Elena Cortés y su Consejería de Vivienda o contra Gordillo y Cañamero.

    IU se ha convertido en la alternativa al sistema neoliberal, sus élites y en Europa lo saben, por eso se intentan todo tipo de estrategias y se da sobreexposición a agentes erosionantes, y es que la derecha desde la República ha tenido muy clara la única manera de derrotar a la izquierda: dividiéndola, atomizándola.

    IU, junto a sus socios de Syriza, dice claramente que es de izquierdas y que la lucha de clases es la base de la lucha. No el “sentido común” (palabra a interpretar por todos, un neonazi te dirá que el sentido común válido es el suyo para eliminar a los emigrantes) ni la “ilusión” generada por el PP con un programa electoral del que ni tan siquiera cumplió las comas.

    Desde el 15M y su profundo componente burgués se ha popularizado ese discurso que rechaza la izquierda tradicional y la lucha de clases buscando discursos más falsos, cómodos y populistas, pero es que la lucha no es cómoda ni popular. Ninguna televisión va a programar una amenaza real a su capitalismo destructor, disidencia controlada sí, toda, pero las amenazas reales siguen siendo invisibles.

    En nuestras manos está echar al PPSOE que nos ha traído a la situación que actualmente tenemos, pero cuidado con lo que votamos que nuestra decepción puede ser mayúscula.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.