Inicio » Una Cosa Más

Teatro de calle, bonito pero no tanto

- 10 junio, 2015 – 17:3513 Comentarios
Manuel Valero.- Siempre queda el matiz. Más allá de la escena. Y la escena es, a priori, idílica. El pueblo en el ágora decidiendo el destino… del pueblo que se reúne en el ágora, que el pueblo que se reúne en el ágora no es todo el pueblo. ManoloValero3El ágora capitalina no es el ágora griega, clasista y castista, sino gente de bien que quiere discutir, analizar, aprobar, mandar, o sea, una calculada filigrana que exonera al candidato, pues si todo es para el pueblo, por el pueblo y, sobre todo, con el pueblo, pídanle cuentas al pueblo. No a todo, claro, al pueblo del ágora. A los 300, 400 ó 500. Qué más da. Las ágoras podemáticas ya están convenientemente engrasadas para que el veredicto sea concomitante con el acuerdo que en su nombre, en nombre del ágora, tomaron sus electos. No estarán en la cita de hoy, ni en la semestral o anual como prometió la alcaldablesa, Pilar Zamora los 60.000 empadronados o los 40.000 censados, ni siquiera la mitad de los censados. Es más, ni siquiera la mitad de los que votaron PSOE y todavía más fino: ni la mitad de la mitad de los que votaron Podemos que es lo que es Ganemos IU. Si así fuera, los nuevos gobernantes, perdón, las nuevas gobernantas de la ciudad tendrían un problema, porque un problema sería atender las peticiones de un gobierno popular y asambleario de verdad, fetén,masivo, hasta la bandera, tomada la plaza para discutir la mejor manera de administrar el paraíso en la tierra. Asam2 No habría dios, por supuesto, que pusiera de acuerdo a 2.000 almas tirando por lo bajo, o por lo alto, que 2.000 ya serían un incordio, ni mucho menos escriba que levantara acta a leer en la próxima asamblea multitudinaria, cuya suerte, la del acta, sería la condena a una lectura perpetua antes de su aprobación que sería la suerte natural de estos artificiosos y manipulados ardores asamblearios. Una cosa es ejercer en conciencia y en programa un gobierno justo, equitativo, que prime los intereses de una mayoría, y otra el idílico paripé de la reedición de un ágora ficticia. Porque un gobierno seá el que sea, sea- el- que- sea, del color que sea y bajo el logo que sea, siempre gestionará para jodienda de una parte de ese pueblo, se supone que una parte minoritaria porque no sería de recibo andar dando por saco a una mayoría, que las mayorías descontentas las carga el diablo. Convocar a la ciudadanía a la plaza pública para que decida si hay que modificar un crédito o hay que suscribir un contrato es de una ternura social a punto de la lágrima, pero menos operativo que tomar sopa con tenedor. Hay que tomar las decisiones donde se deben tomar, que es lo que tienen que hacer las dos izquierdas electas y sumandas, y no la puesta en escena de una democracia a la suiza, entre otras cosas porque no somos suizos y además somos mucho más que los suizos y bastante más asilvestrados. Gestionar una ciudad es una cosa mucho más seria que un juego de juventud. ¿Habría algún modo humano de administrar tantas sensibilidades como almas, esto es, cabezas? Si. En una sociedad clonada que actuara de forma refleja al modo norcoreano, pero no es el caso, claro. Por ejemplo, lo de la supresión de la zona azul aparece en los últimos puestos del decálogo a 18 de PSOE-Ganemos IU y “siempre que se pueda”, la democratización e independencia de los medios públicos sólo será creíble –porque es una evidencia que los medios públicos en la práctica dependen de quien manda, no de quien paga-cuando realmente se permita la crítica sistemática y el “control” de la gestión de gobierno y lo saben. Es muy fácil: basta con que las dos izquierdas firmen un documento de bbcización de la tele municipal. Los planes de empleo públicos como base de un modelo de progreso son un recurso fácil que soluciona una coyuntura pero genera adeptos acríticos y clientelismo, sobre la remunicipalización de los servicios públicos, legitima opción desde luego, el nuevo gobierno a dos tendrá que asumir que supondrá la cancelación de contratos y despidos de trabajadores. Tampoco se habla de suprimir coches oficiales sino de mantener el que hay, porque el coche oficial es un signo de poderío, se mire por donde se mire. ¿Se imaginan que se debata todo esto a pie de asfalto hasta que se vote cada uno de los puntos? Hoy, y mañana otro tanto hasta que un día la asamblea de la calle acabe como el rosario de la aurora? Cuidado. Porque si es verdad que el poder corrompe, ya estaríamos en riesgo de ser un corpus social corruptible (de hecho lo somos porque de aquí a cien años, todos in memorian) si aplicamos el power to the people, directamente en vena, que es una frase que queda bien, y cantada mejor, pero de praxis más bien complicada. En fin que la foto de unos centenares de ciudadanos reunidos en la plaza pública puede valer como escenificiación de otro modo de hacer política, menos soberbio, autosuficiente y sobrado, como el que haya podido ejercer Rosa Romero y un PP capitalino encantado de conocerse, vale. Pero solo eso. Pretender que la ciudad se gobierne realmente, nunca mejor dicho, desde el ágora, no solo es un síntoma de infantilismo político, sino un proceder nada práctico a poco que los electores adversos animen a los suyos a acudir a las asambleas de ciudadanos, quiero decir de Podemos, no a reventarla, ojo, sino simplemente a defender los intereses de su barrio. Lo que tienen que hacer las dos izquierdas, ya que han conseguido una mayoría legítima, es gobernar en serio, como adultos, con sus propuestas y principios sobre la mesa y dejarse de cursiladas. No vienen al caso en unos tiempos en los que el líder del PSOE al que apoya Podemos y apoya a Podemos, se va a reunir con la crema de la crema de la casta castorum, la casta de la casta, en Viena, en ese gobierno sombrío que dicen que es el club Bildelberg. Si de verdad todo fuera en serio, Pedro Sánchez, no acudiría, y de acudir, ya estaría contando a la vuelta, en plaza pública, con pelos y señales qué demonios les ha ido a decir a los amos del dinero universal , entre quienes figura Juan Luis Cebrián, el pope mediático de la socialdemocracia y la izquierda española. A que les parece ridículo? Pues a mi, no. Así que menos teatro.
Etiquetas:

13 Comentarios »

  • JOSE RIVERO dice:

    Acabas por donde empiezas. Por el Teatro en la Plaza Pública, cual Auto de Fe Nueva y Renovada, aunque sea laica y muy civil.
    Práctica asamblearia que «exonera al candidato» de tomar decisiones para no equivocarse. por ello ¡Qué se equivoque el pueblo reunido grupalmente!
    Para tal viaje de Democracia Directa, sobran las alforjas electorales y sobran los responsables, por que ya no hay, ni son representantes del pueblo. Ahora les gusta más lo de ‘Gente’, dado el olor proverbial del viejo ‘Pueblo’, no el diario de Romero Emilio, sino ese cuerpo social que se afana en llegar a fin de mes.
    Si el leninismo era visto por Stalin como la enfermedad infantil del comunismo; volvemos al acné juvenil de otras enfermedades. No se si incurables, pero muy asamblearias y calientes. Aunque, ¡ojo!, que las Asambleas las carga el diablo.

  • Blisterr dice:

    Me vais a matar por cansino, pero ¿Para qué queremos la tecnología?

    Si con un botoncito se puede preguntar todo a los ciudadanos…desde la web del Ayuntamiento y sin coste adicional. Hay DNI electrónico, mil formas de identificarse seguras…

    Ya he dicho muchas veces que no soy asambleario, me agota, pero cualquiera (incluidos los mayores con ayuda de familiares) tienen acceso a decirle a Pilar Zamora lo que piensan de cada iniciativa. Y, quien no quiera opinar, está en su derecho, pero luego que acepte las decisiones y las critique.

    Seguimos teniéndole mucho miedo a los referendums, y no sé por qué… o si…

    Change.org lo hace a diario ¿El Ayuntamiento de Ciudad Real no puede?

    Creo que el programa básico ya lo hemos votado y debe cumplirse, pero no pasa nada por preguntar a los ciudadanos cuando haya temas que afecten o sean polémicos, y eso tecnológicamente está resulto sin necesidad de hacer una asamblea en El Pilar.

  • Uno dice:

    Tendrias razón Manuel si Ganemos pretendiera que sus decisiones son representativas de toda la ciudadanía, pero yo creo que lo que se pretende es que los procesos de decisión de los partidos, en este caso no del Ayuntamiento, sean transparentes y mas democráticos. Ni mas ni menos que los pactos no se hagan a puerta cerrada y los decidan 4,sino que la gente que participa en GANEMOS decida lo que hacen sus concejales. El gobierno municipal y las decisiones de los partidos son cosas diferentes.
    No obstante es muy importante buscar estrategias de participación. En portoallegre, en Rosario, y en muchas otras ciudades mas grandes y complejas hace tiempo que hacen asambleas de barrio para decidir sus presupuestos municipales. Han resultado ser eficaces para aumentar el gasto social evitar la imponer practicas trasparentcorripciontrasparentesna ciudad mejor. En el caso de llevan 20años de ensayo, y es algo sensato y eficaz. portoallegre. Asi que valoremos las cosas en su justa medida, porque hay muchas experiencias q demuestran que no es infantil pensar en formas diferentes de gobernar. Quizas lo queces iluso es pensar que haciendo las cosas igual pueden obtenerse resultados diferentes.

    • manuel v. dice:

      De momento Uno, da gusto, con respuestas así, argumentadas, que la gente es de gatillo fácil, a cara cubierta, claro. Mi escepticismo, ya crónico de natural, apunta en este caso a un modo de proceder que puede tener más de exhibicionismo democrático que práctico, aunque se trate del funcionamiento interno de un partido, como Ganemos-IU. Aun asi me parece que la pureza asamblearia puede ser un colchón donde amortiguar la responsabilidad de los ediles electos, los cuales ya se guardarán de proponer cosas de antemano chequeadas por quienes dinaminzan la asamblea que a su vez puede ser utilizada por el adversario o por la gente sin carné, salvo que se ensayen controles de acceso en cuyo caso ya empezamos con la espiral de la condición humana. En caso contrario, e improbable, de que la asamblea tumbe las propuestas… ¿no deberían dimitir de inmediato los electos proponientes? Una cosa son asambleas de barrio para conocer las necesidades colectivas y tomar nota y otra tomar nota,proponer soluciones a problemas y volver a consultarlo a la asamblea que mandata o no a los concejales a actuar en consecuencia.Conozco a mucha gente en la izquierda de Ciudad Real y a personas por las que tengo un profundo respeto y una gran admiración. Por eso me incomoda asistir a lo que creo es una performance de democracia directa para sobreacentuar la falta de apego popular anterior, en linea con el estilo Podemos más que como un método consuetudinario de trabajo. Pero admito que puedo estar equivocado y que todo puede fructificar en un mecanismo transparente, clarificador, solidario, participativo y operativo. Ojalá. Pero gobernar es algo más denso y espeso y complicado y se puede hacer bien, en función de los principios y programas de cada cual y en el caso de Ciudad Real en funcion de los «acuerdos sumandos». Obviamente si todo funciona serán los ciudadanos quienes puntúen al final. Pero cada partido es libre de actuar como quiera, porque vivimos en un país libre, en el que primero hay que ser democrata y luego todo lo demás. Un saludo.

  • Zoilo dice:

    Cae usted el los mismos errores en los que tantos ignorantes o malintencionados, pero mucho menos informados que usted, caen. Y por eso tiene más delito.

    De verdad hay que seguir explicando que en la lista de Ganemos no está Podemos?? Un periodista no es capaz de anotar ese matiz y tenerlo en cuenta??

    Por otro lado, son las decisiones de Ganemos como grupo político las que se toman en asamblea y se asume que ni siquiera se podrá hacer con todas esas decisiones (algunas muy técnicas, otras muy urgentes…), pero todas ellas con transparencia y, recurriendo al tópico, con luz y taquígrafos. La reducción al absurdo es una malísima estrategia que denota una falta de argumentos apabullante.

    Qué bien lo ha hecho el poder para que veamos mal que la gente opine. En fin, que de una persona culta e informada como usted me molestan el doble este tipo de malintencionadas manipulaciones.

  • Follutix dice:

    Qué buen artículo.

    Rosa Romero Corazón Ojete. Valero corazón rancio. Ganemos CR en realidad es corazón IU.

  • Gonzalo dice:

    Ojo, que esta asamblea no es una asamblea gubernativa municipal, sino la asamblea de una candidatura política, Ganemos. No es lo mismo ni cumplen el mismo propósito.

    Es de esperar que, si ambas candidaturas cumplen con sus compromisos, el nuevo gobierno ponga en marcha un sistema de participación ciudadana directa municipal, que resulte operativo tanto en las decisiones más generales como en las más concretas.

    Esta asamblea de Ganemos cumple un propósito, cubre una necesidad que hay, aquí y ahora. Pero eso no significa que vaya a ser el único canal de participación ciudadana disponible en el futuro. Es más, no tendría porqué seguir funcionando mucho más tiempo.

    La necesidad de participación directa puede y debe cubrirse de forma mucho más eficaz… y mucho más democrática.

    Que lo hagan o no es lo que está por ver.

    • manuel v. dice:

      Que asi sea, Gonzalo

      • José Antonio Casado dice:

        ¿Es tan malo que se recupere la función del coro en la representación teatral que es y siempre ha sido la política? ¿No merece la pena sacar de vez en cuando el drama, la comedia o la tragedia a la calle? El gobernante ha de hacerse responsable de las decisiones que toma; pero que los gobernados se expresen tiene una buena función terapéutica. Los griegos clásicos continúan siendo maestros, también en estos asuntos. Recordemos el concepto de catarsis. Y no es por salirme por la tangente.

  • manuel v. dice:

    En Cuenca, IU permitira un gobierno pp?cual es,lat asamblea buena la de cuenca o la de cr. Por lo demas, Jose Antonioen este ais desde que llego la democracia el pueblo nol ha dejadode salir la calle,afortunadamente y te refieres a coros o corifeos?

    • José Antonio Casado dice:

      Como tú bien sabes y todos los cultos tertulianos (no tiene connotación peyorativa) que participan en el debate, el coro en el teatro griego -por cierto, a Grecia le debemos casi todo lo que somos los europeos- presenta el contexto y resume las situaciones para ayudar al público a seguir los sucesos con comentarios sobre los temas principales de la obra. El coro se expresaba generalmente por el canto, pero también en ocasiones por el lenguaje hablado. Y desarrolla contrapuntos muy interesantes

  • Follutix dice:

    Nadie va a decir que este tipo de asambleas de momento son más de lo mismo, es decir votar propuestas que hacen otros, como lo que hacemos cada 4 años.

    Para un cambio de verdad las propuestas las deberían hacer también los ciudadanos, no solo limitarnos a votar a una vanguardia bunerrollera.

    Saludos

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.