Inicio » Entretenimientos

¿Qué le pasa al socialismo? (I)

- 6 enero, 2016 – 12:2027 Comentarios
Fermín Gassol Peco.- (Este artículo lo escribí hace cinco años y medio. Hasta ahora no había encontrado el momento idóneo de publicarlo. El contenido se refiere pues a lo que estaba acaeciendo entonces. No pretende sentar ninguna cátedra; únicamente se trata de una reflexión de andar por casa sobre esta hermosa ideología que a enero de 2016, al menos en España, parece estar perdiendo buena parte del sitio históricamente logrado) fermingassol Las líneas escritas a continuación no pretenden ser un estudio de filosofía política sobre el socialismo ni un artículo de economía socialista; se trata de un análisis de lo que el socialismo en un primer momento pretendió, de lo que ha logrado y de su estado actual. Un movimiento social muy atrayente en un principio pero que al ponerlo en práctica se encontró (como todo en esta vida) a través de su existencia con un imponderable que no había sido contemplado: la libertad. Decía José Bono en una entrevista reciente que su deseo es el de permanecer toda su vida en el partido socialista. Pues bien, ante esta afirmación podríamos preguntarnos: ¿Tiene el partido socialista tanto futuro como le deseamos a este político? ¿Se podrá seguir llamando así el partido de los obreros aunque no quede casi nada de su mensaje original? ¿Ha sabido el Partido Socialista actualizar y adecuar sus discursos sociales, políticos y económicos a la nueva situación de hoy? ¿Ha evolucionado en sus ideas con la misma rapidez que lo ha hecho la sociedad? ¿Ha seguido denunciando las nuevas situaciones de injusticia que actualmente se siguen dando? “Las evoluciones progresivas que crecen cada vez más, son la materia de la historia”. (Friedrich Von Hardenberg. 1772-1801 filósofo alemán). Cierto es que la sociedad actual nada tiene que ver con la que existía en vida de este filósofo hace más de dos siglos. Desde entonces la humanidad ha evolucionado de manera sustancial, una evolución en la que estuvo sumida una revolución, la del socialismo. Lo que siempre ha caracterizado a todas las evoluciones y por supuesto a las revoluciones ha sido el problema de la injusticia social. Sin embargo podríamos decir que en la historia, a la injusticia le ha venido sucediendo lo mismo que a la energía, que ni se crea ni se destruye, solamente cambia de lugar, de aspecto y de personas. Así trataron este recurrente problema desde sus dos orillas, tanto Bakunincomo Churchill. “Libertad sin socialismo es privilegio e injusticia, socialismo sin libertad es tiranía y brutalidad”. (MikhailBakunin. 1.814-1.876). "El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria. “Que el tener ganancias es reprochable, es un concepto socialista”. Yo considero que lo verdaderamente reprochable es tener pérdidas. (“Winston Churchill. 1.874-1965) Desde el nacimiento del primero, anarquista ruso, coetáneo de Marx, defensor de un socialismo sin estado, hasta la muerte del segundo, estadista británico y enemigo empedernido del socialismo, ha pasado siglo y medio. Ciento cincuenta años entre los cuales el socialismo nació, creció, se multiplicó y como dijo Margaret Thatcher ¿Fracasó cuando se les acabó el dinero…de los demás"? “A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es la historia de la libertad”. Albert Camús. En la última entrevista celebrada entre el Secretario General de Izquierda Unida, Cayo Lara y el Presidente del Gobierno Rodríguez Zapatero, el saludo que hizo el líder comunista al jefe del ejecutivo socialista fue ¿Qué te pasa Zapatero? Impertinente, porque impertinente es sin duda la pregunta para iniciar una conversación, pero esa misma pregunta con carácter más general si podemos hacerla nosotros desde un punto de vista más objetivo, técnico e histórico. ¿Qué le pasa al socialismo? Un eminente profesor de economía de la universidad norteamericana de Texas en cierta ocasión alegó que él nunca había suspendido a ninguno de sus estudiantes pero que una vez hubo de suspender a la clase entera. Cuenta que esa clase le insistió en que el socialismo sí funcionaba, que en este sistema no existían ni pobres ni ricos, sino una total igualdad. El profesor propuso a sus alumnos hacer un experimento en clase sobre el socialismo: Todas las notas iban a ser promediadas y a todos los estudiantes se les asignaría la misma nota de forma que nadie sería suspendido pero nadie sacaría tampoco un sobresaliente. Después del primer examen las notas fueron promediadas y todos los estudiantes sacaron un siete. Los estudiantes que se habían preparado muy bien estaban molestos y los estudiantes que estudiaron poco, muy contentos. Pero, cuando se presentaron al segundo examen, los estudiantes que estudiaron poco lo hicieron aún menos, y aquellos que habían estudiado decidieron no trabajar tanto ya que no iban a lograr obtener un sobresaliente. ¡El promedio del segundo examen fue el de aprobado solamente! Y el descontento general creció. Cuando se llevó a cabo el tercer examen, toda la clase suspendió. Los estudiantes empezaron a pelear entre sí, culpándose los unos a los otros por las malas notas ya que ninguno estaba dispuesto a estudiar para que se beneficiara otro que no lo hacía. Y el profesor les preguntó si entendían ahora la razón del gran fracaso del socialismo. La conclusión era clara y evidente. Resulta seguro que la inmensa mayoría de los seres humanos están dispuestos, en circunstancias normales, a sacrificarse cuando la recompensa es atractiva y justifica el esfuerzo; pero cuando el gobierno elimina ese incentivo, nadie hace un sacrificio mayor que el necesario para ir tirando sin más ambiciones. Ciertamente, este relato no sirve sino para explicar de una manera sumamente gráfica aquello que se pretende criticar y constituye todo un ejemplo, eso sí, algo caricaturizado, que pone de manifiesto el riesgo que encierra intentar que todos seamos iguales “a priori” en derechos, pero olvidando las exigencias, los deberes, el esfuerzo y las capacidades de cada uno entendidas éstas como elementos de colaboración para lograr un mundo mejor. Sin embargo y para mostrar una la pretendida objetividad de este escrito habría que advertir a este profesor: el experimento llevado a cabo es muy significativo y gráfico pero pudo ser que gracias al socialismo, al menos en Europa, esos estudiantes universitarios lograran acceder a los estudios superiores y no sabemos cuáles de ellos serían los menos aplicados y capaces de la clase; y digo en Europa porque en los EEUU la historia fue diferente o por mejor decir la historia no existió. Dicho lo cual habrá que analizar al socialismo como un movimiento económico social que nació en unas circunstancias determinadas y como un movimiento político fundamental en la solución y superación de esas mismas circunstancias. Esta es en el fondo la clave para entender el alfa y omega del socialismo, porqué nace y porqué se encuentra hoy superado en el aspecto económico y estancado en el mensaje social. (Continuará)
Etiquetas: ,

27 Comentarios »

  • Á. R. dice:

    Es muy interesante lo del experimento de la clase, pero tendría que baremar los datos pensando en la nota final y en si los alumnos sabían que estaban asistiendo a un experimento y que la nota final no sería esa, por lo cual los datos serían inservibles para sacar conclusiones. Yo te citaría también otros experimentos: el de la tercera ola, realizado también con una clase por el profesor Ron Jones, y una película: «El club de los poetas muertos», de Peter Weir. El primer caso se instalaba el fascismo en el alumnado y en el segundo un liberalismo que provocaba muertos. La única conclusión que puedo sacar de todos esos experimentos es que el poder (representado en todos los experimentos por el profesor) es inǵenitamente tan perverso como el anillo de Frodo. Porque fue el profesor del experimento que citas y en todos los demás casos el que cambió las normas, no los alumnos. Si Solón hizo leyes cuyo interés era colectivo, Anacarsis demostró que esas leyes solo se hacían para los poderosos y siempre dañaban más a los más débiles. En todos esos experimentos colectivos faltaba algo sustancial: el hecho de que los propios alumnos pudieran cambiar las normas si veían que eran malas. La libertad, que es lo que tú y yo defendemos. Uno solo ha oído a Rajoy hablar por fin de cambiar la Constitución cuando ha habido un partido político nuevo que empezaba a hablar de ello. ¿Lo habría hecho si no hubiera sido así? ¿Él, que se reía del 15-M y decía que no tenía expresión política y solo eran una panda de puercos que ensuciaban la plaza? Entonces parecían pocos, ahora son millones.

    Por demás, también habría que hablar de los defectos que posee la doctrina contraria, el liberalismo (no se puede hablar de algo sin citar lo opuesto). Produce demasiada basura material y degenera a los hombres convirtiéndolos en mero material: trasnforma las relaciones humanas haciéndolas relaciones de consumo: una esposa, un embarazo, un perro son productos de usar y tirar cuando te cansas de ellos.

  • Á. R. dice:

    Por demás, sin socialismo el capitalismo jamás habría transigido en conquistas como la jornada de ocho horas, el desalojo del trabajo para la infancia, la enseñanza y la sanidad pública, el voto femenino y tantos males y lacras propiamente socialistas que el capitalismo siempre ha considerado ajenas pero ha asumido porque enfrente tenía un espejo simétricamente opuesto en que mirarse. Sin socialismo ¿habrían sido posibles esas conquistas? El plantearse una realidad exclusivamente capitalista habría sido como dibujar sin simetría: todo se compone de dos mitades, por más que queramos imaginarnos que la realidad no es simétrica.

  • Hobbes dice:

    Mi pregunta es: hablamos de socialismo, socialdemocracia o socioliberalismo.

    Por no decir: del socialismo de Guerra, Corcuera, Barrionuevo, Leire pagín, Zapatero, González….

    Porque, alguien sabe lo que es el PSOE ahora mismo?

  • Angel Manuel dice:

    Liberalismo y socialismo comparten a mi parecer un optimismo antropológico, que imponen dos tiranías la del mercado y la del Estado.

    No se pueden eliminar dos inclinaciones naturales del ser humano,el acceso a la propiedad y la demanda de justicia.

    Todo esfuerzo merece su recompensa y esta debe distribuirse en un equilibrio que satisfaga la búsqueda de beneficio y utilidad. La economia y la naturaleza humana son así.

    Todo empeño en ir contra la naturaleza humana y contra la realidad derivan en abusos, del Mercado o del Estado, intolerables.

    El ser humano ni es bueno ni malo, depende de lo que sea capaz de hacer con su libertad. Hay quienes la entregan por miedo a realmente ejercerla, la delegan en Mercado o Estado (Erich Fromm) y hay quienes sencillamente hacen de ella cosas sublimes como entregarla por el bien de los demás.

    El materialismo socialista o liberal no son doctrinas humanistas pues ignoran la espiritualidad del ser humana, y no constituyen solución real a los problemas mas profundos del ser humano.

    El neomarxismo de Podemos reclama mas Estado. Sus soluciones son antiguas y sabemos cómo acaban. A la gente la hace creer libre porque propugnan la libertad al minimo esfuerzo y la mayor liberación sexual, pero al precio de ser masa manipulable y sumisa.

    Es un excelente artículo Fermín.

  • Angel Manuel dice:

    Echarle la culpa de las frustraciones personales a los demás es algo muy liberal y muy marxista. Son en esencia la misma antropología.

    Yo hablo de una realidad repleta de abusos, no de injusticias. Occidente esta en el siglo XXI no en el XIX.

  • Fermin G. dice:

    Lo mismo te digo Angel Manuel. Saludos.

  • Hobbes dice:

    «El neomarxismo de Podemos reclama mas Estado. Sus soluciones son antiguas y sabemos cómo acaban. A la gente la hace creer libre porque propugnan la libertad al minimo esfuerzo y la mayor liberación sexual, pero al precio de ser masa manipulable y sumisa».

    Jajajaja. Por favor, dime a qué dealer le compras eso que fumas. Quiero 50 pavos.

    Por cierto, que lo de la liberación sexual es ya más viejo que el hilo de coser….

    • Angel Manuel dice:

      Que esperas, ¿que piense como tu?,

      ¿que deje de saber lo que pasa en Venezuela, régimen al que asesoró en la toma de poder por el chavismo y en su consolidación estos profesores de la universidad mas desprestigiada de España?

      Qué esperas, ¿que fume lo mismo que tú?

      El leninismo sí que es viejo!!!

      • hobbes dice:

        Y ¿Quién te dice que no? El que tiene todas esas pajas mentales soviéticas y venezolanas en la cabeza eres tú, que tienes la misma forma de pensar que los inquisidores.

        Parece mentira que tengas la edad que tienes y parezcas un ayatolá escribiendo.

        A ver si te enteras, que los progresistas no somos leninistas, ni estalinistas ni provenezolanos, que eso es solo la basura mental que os pasáis el día rumiando los cuatro rancios que pululáis por aquí. Los demás nos dedicamos a trabajar y sacar adelante a nuestras familias. Que yo no quiero ni tu casa, ni tu dinero, ni quiero ser como tú. Que no, que no te equivoques, que los que intentamos optar a la socialdemocracia no vamos por donde tus paranoias.

        Pero esto que escribo ya sé que va a saco roto. Tú, con la linde…hala, ya hemos empezado el 2016.

        • Ángel Manuel dice:

          A mí la socialdemocracia me parece buena porque contrapesa al liberalismo, pero no el progresismo que es puro eufemismo.

          El progresismo es crear empleos estables y empresas no especulativas, familias estables y tasas de natalidad que hagan sostenibles el sistema de pensiones en el futuro.

          Lo que tú llamas progresismo en realidad es reacción y oposición a una sociedad civil tradicional, que con sus defectos es la que ha aguantado la crisis porque se apoya en el auxilio familiar y la que se cimienta sobre certezas que tú falso progresismo es incapaz de proporcionar porque es reaccionario y se niega a aceptar la realidad positiva, por considerarla casposa, de quien se esfuerza para alcanzar su recompensa y no premia a quien no aporta.

  • Ángel Manuel dice:

    La derecha no se acompleja y la opinión pública es plural porque esto es una democracia.

    Tú a tú linde, como yo a la mía.

    • Udaaa dice:

      ¿Si vives en Madrid porque das tanto la brasa en miciudadreal, cansino?

      Que pasa, que como Carmena lo esta haciendo tan rematadamente BIEN allí, si escribes toa esa mierda en un medio madrileño se ríen de ti, a que si?

      • Angel Manuel dice:

        Me estas echando de Ciudad Real por no pensar como tu? Qué tufo comunista tienes…

        En fin, Madrid, si está Carmena es gracias al PSOE. No creerás que Podemos constituye una mayoría, o es que la mayoría te importa un comino porque eres un comunista de tomo y lomo.

        Ni de coña pienses que todos los socialistas le rien la gracia a Podemos.

        • Udaaa dice:

          Yo no hecho a nadie, simplemente no comprendo como tienes que TROLLEAR todos los hilos que tratan un mínimo de política con tu CANSINA Y EXTENSA BILIS HACIA PODEMOS.

          Estas obsesionado, todo el día utilizando el termino COMUNISTA como un insulto, a todo aquel que no se deja adoctrinar ni se traga tu mierda a pies juntillas. Esa es tu «tolerancia»

          ¿O es normal que en un medio que se llama MI CIUDAD REAL, el que mas escribe sea un tipo que vive en MADRID?

          Menudo personaje, un madrileño, que suelta mítines en un medio de ciudad real, todo el día hablando de Venezuela, cuba y Rusia. Muy coherente todo, sí señor.

          • Angélica Manuel dice:

            Yo naci en Ciudad Real y mi familia vive alli.

            Yo trabajo y vivo en Madrid como tantos que son de Ciudad Real.

            Lo que es cansino es el rollo progre que hace aguas.

            Treinta años y se acabó.la derecha se ha desacomplejado, que es lo mejor que puede hacer.

            No estabais acostumbrados.

            Y Podemos es comunista, y eso es tan peyorativo como el termino fascista. Son lo que son y buscan lo que buscan.

          • Udaaa dice:

            ¿Pues ya está, si trabajas y vives en Madrid que pintas dando la brasa aquí?
            Si todavía te comportases, y no acapararas, ni insultaras,ni difamases…

            Yo tengo familia en EEUU y no me paso la vida echando bilis en los periódicos de allí. Logico, no? Y naci en Granada y tampoco me paso la vida braseando en los medios granadinos. Eres de donde paces, no de donde naces, asi que ya sabes. Dile a tu familia la que vive aquí que venga a opinar, seguro que son mas moderados y dan menos mítines que tu.

  • Brevedad dice:

    A propósito del debate -el serio- me parece interesante el artículo que escribe hoy en «Público» Manel García Biel.

1 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.