Inicio » Pares y nones

Vivir en la inmovilidad, vivir en el inmovilismo

- 30 octubre, 2017 – 13:2814 Comentarios
ReymondeEn la intervención que hizo Francisco Frutos al final de la manifestación del 29 de octubreEn defensa de la Unidad de España (convocada por Societat Civil Catalana), instaba a intelectuales y artistas a recuperar el patrimonio cultural español y catalán. Josep Borrell, en otra similar del 8 de octubre, reprochaba a los grandes empresarios catalanes (los que trasladan sus empresas del Ibex 35 fueran de Cataluña) que no hubieran dicho en público lo que ya decían en privado. En la columna de opinión de Iñaki Gabilondo del 14 de septiembre “Cataluña se va”, insiste en la responsabilidad de instituciones y personajes de relieve por su pasividad por convencer a la población catalana que ha dejado de sentirse española: no ha sido solo Rajoy, en cierto modo hemos sido todos los que hemos estado viviendo en la inopia, inmóviles. Cuando hemos querido reaccionar, han pasado demasiadas cosas que no hubiéramos querido que pasaran. A la perplejidad de no dar crédito a la posibilidad de que Cataluña se independizase de España, hay que sumar la dificultad para participar en una manifestación en favor de la nación española, desde una posición distinta a la que existe en el imaginario colectivo: La idea de una España monocolor. Si no, recordemos el “Caso Bono”, cuando el ministro de Defensa José Bono (acompañado por Rosa Díez) fue agredido por dos militantes del PP en una manifestación contra el terrorismo de enero de 2005 (convocada por la AVT), y los policías que mandaron detener a dichos agresores fueron acusados de detención ilegal (condenados en primera instancia a pagar indemnizaciones de 12.000 € a los detenidos). Aquellos policías tuvieron que pedir después la baja … ¡por las presiones recibidas de aquellos que tanto defienden a la Policía Nacional! Tantas cosas pasan que ya se nos van olvidando... Frente a esta visión inmovilista en amplios sectores de la derecha española, tenemos el contrapeso en otra visión igualmente inmovilista en amplios sectores de la izquierda española, que el expresidente uruguayo José Múgica (nada sospechoso de involucionista) define muy bien: "Lo reaccionario es la patología de lo conservador. Es ir para atrás y de una forma dogmática y cerrada. La patología de la izquierda es el infantilismo. Es la confusión permanente de la ilusión con la realidad". La idea de liberar a los pueblos de España del “Estado opresor” es una respuesta completamente anacrónica, falsa e inútil. Y los que piensan que el camino hacia la República Federal Española comienza con el apoyo a la recién nacida República Catalana, no es que no están miopes, es que están ciegos. La solución a los problemas catalanes no es la independencia, como la solución de los problemas de nuestra región tampoco lo sería. Es preciso recuperar lo que nos une para pelear juntos por una solución que nos haga más fuertes. Es “de Perogrullo”. Además, la Constitución recoge – y estoy de acuerdo – que la soberanía española corresponde al pueblo español en su conjunto, con el derecho a la diferencia a través de las competencias de sus comunidades autónomas. Ninguna nacionalidad justifica una asimetría ¡y ya tenemos bastante con los fueros vascos! La posición inmovilista del independentismo catalán desde el viernes 27 de Octubre, conla sesión del Parlament que declaró la independencia en Cataluña,así como algunas reacciones posteriores contra la aplicación del Artículo 155, me parece el colmo de ese citado infantilismo. Los que deseábamos que no hubiera independencia, y a la vez temíamos que el artículo 155 produjera sucesos graves, esperábamos que los promotores de la independencia tuvieran una salida digna (¡aunque merecieran otra cosa!) para llegar a una solución final, sin vencedores ni vencidos – pues lo contrario sería como reactivar los rescoldos de un incendio. El principal argumento que esgrimen los independentistas no es que el Estado español les robe (aunque a la vez insistan en que el resto de España vive gracias a su aportación 18% del PIB,y olviden que el comercio de sus productoses principalmente con el resto de España) sino que el Estado ataca a su dignidad ¿Cuando Oriol Junqueras dice que los independentistas son buena gente, insinúa que los demás no lo son? Sería como decir que los independentistas tienen 10 dedos en los pies: pues claro, y los demás también tienen 10 dedos. Y también tienen la misma dignidad. Cuando Puigdemon se echó atrás en su decisión de convocar elecciones autonómicas, me temí lo peor. Sin embargo, obviando todo comentario sobre hechos anteriores ¿Qué dignidad hay en decidir convocar elecciones autonómicas y acto seguido contradecirse, o en votar en secreto por si hubiera acciones penales del Estado Español, o en mantener la bandera de España en un Parlament que declara la independencia de aquel país, o en pensar en fórmulas para participar en unas elecciones autonómicas? Uno podría pensar que, después de la fiesta por la independencia, el gobierno de la República haría alguna acción necesaria, no sé, nombramientos, control de fronteras… ¡algo! El hecho de que el fin de semana haya transcurrido con la mayor normalidad en toda la región, indica hasta qué punto la sociedad catalana, al completo, entiende que la declaración de independencia es una farsa absoluta ¿Qué fue de aquella dignidad? Frente a la declaración de independencia, ya no cabe decir que no se desea la aplicación del Artículo 155, porque no cabe otra medida.El Estado ya no podía hacer otra cosa que desautorizar al presidente de la Generalitat, destituirlo a él, a su gobierno y a sus altos cargos. Y ya puestos, la decisión más valiente (paradójicamente la más cobarde, que es la de quitarse de en medio cuanto antes) ha sido la de intervenir la autonomía para convocar elecciones en menos de dos meses ¡Ni Pedro Sánchez hubiera podido imaginar una convocatoria tan inmediata! ¿Y cuál ha sido la reacción de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ante la independencia y la aplicación del 155? El inmovilismo: “ni independencia, ni 155”, como si no hubiera pasado nada el día 27. Parecía que le diera urticaria reconocer que Puigdemon no es presidente de ninguna república reconocida internacionalmente, ni de su comunidad autónoma; llegados a este punto, la persona que dice que van a hacer una propuesta “En positivo” es incapaz de proponer una alternativa realista y diferente a la aplicación del 155 que no acepta. A menudo nos preguntamos qué clase de gente nos representa en las instituciones, por quién estamos dirigidos. La respuesta es tan evidente como triste: en una “Partitocracia” los méritos no estriban en las capacidades personales, sino en las afinidades sectarias. Así se configuran la mayoría de las listas electorales, con multitud de gente inútil en todos los partidos. Sin excepción. No es una descalificación generalizada, no quiero que se me malinterprete: hay representantes en todos los partidos muy capaces y competentes, pero sería imposible que fuesen elegibles si no cumplieran la condición previa de afinidad con la cúpula. Algunos pensarán que eso se solucionaría fácilmente mediante elecciones primarias internas. Error. El voto popular es igualmente afecto: no se vota al más capaz, sino al más simpático, aunque sea otro inútil ¿o acaso no es la simpatía del candidato, llegado al extremo, lo que se potencia en las campañas electorales? Como digo, la responsabilidad no es solo de nuestros representantes políticos, sino de la sociedad en general, igualmente infantil en lo que a política se refiere ¿Se solucionaría mejor si no hubiera partidos? La respuesta es igual de evidente y simple: NO. Lo único cierto y real es que hay un potentísimo conflicto internacional de intereses económicos y políticos, donde ya no somos ni siquiera hormiguitas, somos microorganismos, fáciles de manejar, fáciles de combatir. Creemos que con un comentario supuestamente audaz, con un “Me gusta”, contribuimos activamente a cambiar el mundo. Pero es un engaño, no sirve para nada, es puro teatro virtual, una apariencia de realidad que enmascara una realidad mucho más severa (como en “Un mundo feliz”, de Aldous Huxley). Pares y nones Antonio Fernández Reymonde
Etiquetas: ,

14 Comentarios »

  • Charles dice:

    Interesante artículo.
    La oferta del presidente del Gobierno de una mejora fiscal autonómica pudo considerarse demasiado pequeña y llegó demasiado tarde.
    La prensa internacional ha reprochado el inmovilismo del Gobierno español y del Sr. Puigdemont ante la crisis de Cataluña.
    Este inmovilismo fue, sin duda, una de las características más típicas del sistema social vivido en España durante los años de la dictadura; un inmovilismo que, en gran medida, a su vez, ha permanecido latente, también en la etapa del despertar democrático.
    Como decía el poeta León Felipe:

    «¿Quién lee siglos en la historia y no la cierra
    al ver las mismas cosas siempre con distinta fecha?
    Los mismos hombres, las mismas guerras,
    los mismos tiranos, las mismas cadenas,
    los mismos farsantes…
    ¡Qué pena,
    que sea así todo siempre,
    siempre de la misma manera!»….

    Y es que la vida transcurre día a día, año tras año, y la realidad problemática y, a veces, dolorosamente amarga de las personas continúa.
    Cambian las formas, se modifican las estructuras pero, en el fondo, los problemas permanecen.
    El inmovilismo, una realidad enmascarada con disfraces….

  • Ángel Manuel dice:

    Fantástico análisis, me ha gustado mucho.

    Sólo añadiría el importante papel que tienen las emociones en el espacio público, lo susceptible de su manipulación, y la falta de racionalidad en el curso político.

    Paradójicamente esta racionalidad como el realismo al que aludes, se acaban imponiendo. En cuanto se constata que lo que haga o diga, implica la exigencia de responsabilidades.

    Ciertamente, el contexto político de casta, es mediocre y pueril y, la sociedad tiene mucha culpa de ello, porque en suma, esa clase dirigente sale de ella.

  • Hobbes dice:

    Hay un asunto que me preocupa, porque pudiendo estar de acuerdo en el fondo del análisis, el artículo lo veo escorado a la derecha.

    Dices que fue culpa de todos que Catalunya llegara a esto, pero yo lo veo de otra manera. Al igual que a Rosa Romero le gusta la democracia representativa, a su jefe Aznar en su día, también le gustó lo de jugar a repartirse el poder con Pujol. Por lo tanto, más que de «todos» en general, yo lo dejaría en manos de los políticos a los que muchos No votamos y que se han turnado en el poder desde que llegó el PSOE a la Moncloa.

    Y no, no me escaqueo con esto, pero un Hobbes cualquiera no es Aznar o González callando, tragando, cediendo o achicándose ante estos genios trápalas del nacionalismo que, junto al PNV, han sacado lo que han querido a los españoles desde 1978.

    Al igual que ocurre en Castilla La Mancha con todos los cercanos al poder. Sabes perfectamente que si no callas, cedes y haces el bufón para los que te mandan, estás fuera de la foto.

    Dicho lo cual, tachas a la izquierda, usando a Múgica, de infantil. Pues no me cuadra. Creo que la izquierda está siendo más analítica con este proceso. La izquierda, por pensar, está siendo llamada ambigua, tambaleante, diletante e, incluso, por los ultras de este foro se nos llama desde terroristas, a amigos de los terroristas. No sé, me gustaría saber qué es lo que piensas de eso. No confundas a la izquierda con los anticapitalistas o las CUP, eso es faltar a la realidad. Hay mucha izquierda con cerebro que no se dedica a decir patochadas en los medios. No seas así.

    Porque estos días me ha gustado mucho Borrel, el que fue incinerado por el PSOE o Frutos, al que en su día se dijo de todo, menos bonito. O Iceta, el que ahora se hace selfies con un xenófobo Albiol ¿CON ALBIOL?!!!! en una manifestación organizada por Sociedad Civil Catalana, una organización con 75 socios, 4.000 colaboradores y muy pocos datos sobre sus cuentas. Por supuesto, absolutamente escorada a la derecha más radical.

    Se dice que es el IBEX quien la financia, como el Sabadell hizo con Falangito. De hecho, el dueño de Naturhouse es uno de los que la financian, y no es nada sospechoso de ser de izquierdas. Parece que Enric Millo, del PP, hace de intermediario entre el IBEX y SCC. Parece que Renfe subvencionó el 50% del precio del billete de tren para 245 personas que acudieron al acto que SCC había organizado en la Diada de 2014 en Tarragona y más…mucho más…

    Entonces, al final me queda una duda ¿Son catalanes todos los que salieron en las dos manifestaciones, o esto es algo orquestado desde el sistema? No sé si lo que he escrito es cierto o no, solamente lo he leído en prensa, pero como he dicho varias veces, sabremos si es cierto o no el 21-D a partir de las ocho de la tarde, porque si solo se mueven dos escaños, tendremos 20 años de conflicto enquistado e imposible de solucionar.

    Acabo de enterarme que Puigdemont se ha pirado con una consejeros creo que a Bélgica. PAYASOS!!! Pero ya tienen varios mártires y, de nuevo, ganado el argumento ante sus votantes ¿Lo tienen los unionistas PSOE, PP, CDs? mmmmmm, como que no. Con una ERC, un PDCAT y unas CUP que se unan para seguir dando por culo, lo de diciembre va a ser de traca.

    Ahí lo dejo. Que voy a seguir en mi mundo feliz, ya que cualquiera que se salga algo del guión ya es tachado de iluso o utópico. Por cierto, ya que te has pegado el curro del análisis, podías hacer alguna quiniela o darnos alguna receta. Mójate, seguro que tienes algo bueno que contar. Yo te lo agradecería. Y que implique también alguna crítica al Don Tancredo del 155 y al PSOE de lo que diga su amo.

    Un saludo.

    • Charles dice:

      Bueno, según el vicepresidente primero del Senado, Sr. Sanz Alonso, si en las elecciones catalanas del 21-D ganan los independentistas, volvería a aplicarse el artículo 155.
      Al parecer, según el Sr. Sanz, si no ganan los míos, el juego no vale.
      En definitiva, un conflicto político en un bucle sin solución de continuidad.
      Como dice ‘Forges’: «Un conflicto sin ‘flicto’ es un ‘flicto’ ‘mu’ malo. ‘Malismo'»….

    • antonio fernández dice:

      Estimado Hobbes:

      En general, prefiero no tener la última palabra sobre los comentarios que se hacen a mis entradas, y que sea la gente la que se pronuncie, aunque los comentarios no sean de mi agrado. Pero ya que me pides opinión, me gustaría añadir que, en el «fondo-fondo», mi crítica se hace extensiva a la sociedad:

      No he dicho que todos nosotros seamos responsables, porque en realidad los responsables son los responsables y los representantes políticos (los que citas, por ejemplo), sino que todos podríamos haber hecho algo más de lo que hemos hecho ¿concretamente qué? indagar en los datos, en la historia, en la realidad de la gente, para hacernos al menos una opinión antes de que todo nos hubiera sobrepasado; dialogar, sin prejuicios ni maximalismos, estar abiertos a contrastar posturas dando el beneficio de la duda al contrario y exigiéndole al contrario que, al menos, nos otorgue también ese beneficio de la duda. De lo contrario, no sera fácil separar la verdad de la falacia, el tópico de lo alternativo, que en este conflicto ha habido mucha propaganda.

      Con respecto a la izquierda, hay muchas sensibilidades. No solo en Podemos, que son evidentes: Montilla y Antich, sin ir más lejos, votaron también en contra del 155. Pero el infantilismo lo achaco a que – en mi opinión – la identificación de la libertad con la secesión de los pueblos (tan frecuente en la izquierda) es un silogismo falso cuando se trata de Cataluña. Ya comenté en otro artículo que convenía vigilar a la Burguesía catalana, que es la promotora de la caída de este proceso, con la marcha de sus empresas. En todo caso, sí me lamento de la inmovilidad de esa izquierda que mencionas, que no ha sabido tener un discurso españolista alternativo al que capitaliza la derecha española inmovilista.

      Y sí, me parece ambigua la posición de Colau, porque en mi opinión (ya lo he dicho en otra ocasión) no se trata de decidir en un referéndum pactado, sino de revisar con antelación al referéndum la relación de Cataluña con el Estado, al igual que el resto de regiones: un tema pendiente que fundamenta el problema actual. Y me parece ambigua también, porque parece que sea lenta y torpe a la hora de posicionarse: una vez declarada la independencia, desgraciadamente no quedaba más remedio que aplicar el 155 para que Cataluña no se secesione, y eso lo sabe hasta Rajoy, quien ha dicho y repetido que no le gusta el 155 ¡menuda patata caliente! Por supuesto, que Rajoy tiene buena parte de responsabilidad por muchas de sus acciones y omisiones. Es más: menos mal que Sánchez no llegó a quitarle el poder con los votos de ERC, si no, ese gobierno estaría ahora mismo vendido, y la oposición del PP como una fiera corrupia (como hizo con Zapatero).

      Tengo mis dudas sobre si es lícito o no participar en una manifestación en favor de la unidad de España en Barcelona ¿Aunque, por qué no mostrar a los catalanes que quieren seguir siendo españoles que se les quiere? Que luego haya gente de la derecha inmovilista, que viaje con o sin ayudas, que acuda más o menos gente, con más o menos banderas… ya me da igual del todo. No obstante, me llama la atención los carteles «domésticos» que llevaban estos manifestantes frente a los que llevaban los secesionistas, con diseño de imprenta a dos caras y dos colores.

      Receta me pides… Ojalá fuera tan listo, compadre.

      El artículo lo escribí antes de saber que Puigdemon estaba en Bélgica… al respecto, está ya todo dicho, es más de lo mismo.

  • asombrado dice:

    Cuánta inspiración han encontrado los colaboradores de este diario en el filón de la crisis territorial. Sorprende a la vez que mosquea las escasas ganas de escribir que han tenido y tienen ante los desahucios, la pobreza infantil, la corrupción rampante y la impunidad en la mayoria de los casos de un PP en el que toda su plana mayor y menor saquean este pais. Todos , excepto D. Ángel Romera, parece que han girado la cabeza más que la nena del exorcista ante realidades tan sangrantes. Cosillas de la naturaleza humana, han debido pensar con mentalidad de pequeños burgueses.

    • Ángel Manuel dice:

      Jajajajajaja, una región declara la independencia, y lo que hay que hacer es lo de todo el año, cualquier cosa para hundir al PP.

      Pues hundidos Podemos y el PSOE…

      El tiro por la culata, por pensar que estáis por encima de los demás, que sois más listos que los demás, y que sabéis lo que necesita este país, que es la NADA salvo la revolución de ponerme yo sin mayorías ni Democracia.

  • Tatacoa dice:

    Al final el PP hace otra vez lo que le da la gana esta vez usa Alós bufones de su corte,ese artículo 155 parece que es el único que se comen y aplican a su antojo.pero los de mas artículos de la Constitución esa que tanto juran,no los utilizan para nada esos se conoce que no valen,donde esta el de los derechos humanos,donde esta todos somos iguales ante la ley,ah no ese no la ley solo actúa para los políticos corruptos,que vergüenza,y donde está el que dice que todos tenemos derecho a una vivienda digna,y el de la sanidad y educación y la dependencia los enfermos esos,a los que se les hace tanto daño,con injusticias y esos que pasa que ningún partido los conoce,que vergüenza de verdad,da el pp y sus títeres todos nos han robado y no,no están en la cárcel están en la calle disfrutando de el dinero de los españoles y de todo lo que tienen embargado,a otros les embargar el piso por quedarse sin trabajo,y viene la secretaria del juzgado y vas a la calle sin contemplaciones a estos no les quitan nada,y eso que la justicia es igual para todos jajajajaja perdonen que me ría porque que bonito es decirlo pero luego todo los que nos prometen,es todo una gran mentira,del dicho al echo hay un trecho,en fin es todo una mierda y todo son intereses creados por unos y por los otros,osea lo peor de todo esto es que nos van seguir jodiendo,siempre eso sí a los mismos

  • Ángel Manuel dice:

    Rajoy ha disuelto tambien el Consell de Garantias Estatutarias, una especie de Sanedrin Juridico, que cuida de la armonizacion entre Estatut y Constitucion. Un auténtico camelo, vamos. Lo forman 9 miembros,.Juristas de Prestigio??, con sueldos entre 150 y 180.000€/año. Se acaba de saber que uno de los 9 miembros del equipo juridico se llama Pilar Rahola??!!!
    Como, nos vamos a divertir cuando nos vayamos enterando de golfadas como esta. Lo dicho, Cataluña era el Cortijo propiedad de toda esta colla de nazionalistas.

    DETRÁS DEL INDEPENDENTISMO EL GRAN NEGOCIO.

    POR ESO LOS INDEPENDENTISTAS SE PRESENTAN SIN PONER PEGAS AL 21D.

  • remigio dice:

    Todo es muy sencillo: los políticos que trabajen, que suden, que tengan callos en sus manos o sus mentes, que curren de una puñetera vez por el bien real de sus conciudadanos en vez de usarnos como peleles de sus neuras, y sus ambiciones personales que las sofoquen jugando al monopoli con sus hijos. A trabajar de una vez, que son unos zánganos y menos filosofías baratas y encajes de sus mamandurrias, pandilla de cuentistas a los que pagamos unos sueldazos y una vidorra de escándalo.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.