Inicio » Periferia Sentimental

RTVE, por si acaso

- 24 septiembre, 2018 – 15:235 Comentarios

José RiveroEl debate más evidente, más sonoro y más reciente, sobre el rumbo (¿…?) de RTVE, tiene que ver con el cambio de nombres propios desde el nombramiento de Rosa María Mateo como Administradora Única Provisional, tras los patinazos parlamentarios previos, donde se barajaron hasta tres candidatos posibles para dirigir la Corporación pública. Situación provisional de la vieja presentadora de informativos, hasta que se resuelva el concurso que tiene por finalidad, justamente, el nombramiento de nuevo responsable del Ente Público. Y que, presumiblemente, no será ella el nuevo responsable derivado del nuevo procedimiento de nominación, por incompatibilidad manifiesta con su puesto provisional.

Situación provisional que, pese a todo, no ha limitado la curiosidad y la sorpresa de algunos movimientos inexplicables, sabedores todos del escaso plazo temporal del ejercicio inaugurado por Rosa María Mateo como AUP. Movimientos que han llegado a corresponsalías lejanas, a la estructura del CDI (Consejo de Informativos de TVE) y a simples presentadores de deportes o de meteorología.

Salvo que la explicación de tales cambios y restructuraciones aceleradas se realice, básicamente, en clave política; o mejor dicho, se realice en clave de política electoral. Y esa es la línea argumental de diferentes medios de comunicación, que captan los movimientos internos de la Corporación, desde ópticas ajenas al devenir  estrictamente informativo, que hablan de Gran purga o de depuraciones en cadena de las cadenas informativas.

masterchef-celebrity-3-k7GB--620x349@abcEsta situación de provisionalidad de los nuevos rectores de la cúpula directiva, desde Mateo a Fran Llorente, desde María Escario a Luís Lianes, no ha impedido, por lo citado antes, un notorio movimiento en las portadas y carátulas de diferentes programas, sobre todo de los programas informativos. Como si hubiera una nítida voluntad de encauzar y controlar el paquete de programas de van desde Los desayunos de la 1, a los Telediarios, desde Informa Semanal al debate nocturno de 24 horas. Como si toda la estructura profesional anterior fuera vicaria del anterior partido de gobierno, el Partido Popular.

Y esa voluntad de cambio de portadas, formatos y presentadores, justificada por tirios pero no por troyanos, contrasta con el seguidismo de buena parte del paquete de programación de toda la parrilla. Es decir, que si lo predicado de los nuevos tiempos televisivos fuera cierto, debería de haberse notado el cambio en el impulso y rectificación de otras realidades programadas del ente y por el ente. Donde el cambio negativo y por ahora, a mi juicio, ha sido la supresión del programa de la 2, Historia de nuestro cine.

los-18-aspirantes_b92062f3_1080x694Si en RTVE se habla, como apuntan algunos devotos, de un Tiempo Nuevo, tras la llegada de Sánchez a Moncloa y tras la batuta movida por Carmen Calvo, que actúa como inspiradora de todos los movimientos descritos, debería de haberse notado en la nueva naturaleza de ciertos cambios.

Ya sé, se me objetará, que una programación, aunque sea una programación petarda y de saldo, no se improvisa en 100 días. Más aún, existen compromisos adquiridos de compra que condicionan la programación durante varios meses y aún años. Aunque haya casos como el programa petardo de Javier Cárdenas Alta tensión, que se ha rescindido unilateralmente, sin mayor problema ni quebranto.

Si el argumento de la producción anticipada, atada y bien atada, sirve de coartada para justificar el continuismo temático y conceptual, hay realidades programadas que imprimen huella y carácter. Una huella y un carácter que perpetúa y prolonga, como un imponderable genético, el formato carpetovetónico y castizo del tiempo que se dice querer superar.

descargaPor más glamour que quieran verter en las 625 líneas (que no se si siguen siendo esas 625 líneas o más), programas como Operación triunfo 2018, Masterchef celebrity o Corazón, corazón, vienen de un pasado tan lejano y añejo, que impiden la percepción del cambio predicado en los programas informativos. Programas Informativos, nos dirán, de primera división que como Buena Nueva no se compatibilizan con la banalidad recreativa de los programas ídem.

Y es ahí donde se detecta el desajuste y el desbarajuste del nuevo tiempo televisivo de finales del 2018. Una voluntad de objetivar la información y una personificación del subjetivismo más delirante de celebridades, famoseo, postureo, pintureo y pasteleo. Para demostrar que algo no cuadra en el cuadro de las transformaciones. Como tantas otras cosas de la acción de gobierno no cuadran. Porque se empeñan en la cuadratura del círculo.

Periferia sentimental
José Rivero

5 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.