Inicio » Opinión

Paramos

- 7 marzo, 2019 – 15:0610 Comentarios

Pilar Zamora.- El 8M ha pasado de ser una fecha reivindicativa para los colectivos feministas, de ser una jornada de lucha en la que se reivindicaba una sociedad igualitaria de forma minoritaria, de ser unas pocas las que salían a la calle y gritaban para denunciar la diferencia, a ser un día grande en el que prácticamente toda la sociedad denuncia todo aquello que sigue siendo distinto en cuanto a derechos y deberes entre mujeres y hombres.

Hoy, somos casi todas las que paramos para defender nuestro sitio en la sociedad y estamos con las que no pueden parar y con nosotras, todas las personas que creen que un mundo igualitario es un mundo mejor.

Sin embargo, el PARO no puede ser una sola jornada. Tenemos que pararnos a pensar y eso debemos hacerlo cada día.

Tenemos que pararnos a pensar en que el trabajo por la defensa de los derechos de las mujeres,  de tantas durante tantos años, no puede detenerse. Somos nosotras ahora quienes tenemos la obligación de seguir peleando por ellos y de dejar un futuro garantizado para las que vienen detrás de nosotras.

 Tenemos que pararnos a pensar en la amenaza que está suponiendo el resurgir de determinadas ideologías, que amparándose en la soflama fácil, en el discurso rancio, en la demagogia, puede calar en las mentes planas y egoístas. Creíamos que los derechos adquiridos estaban consolidados y cuestiones como el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, a elegir nuestro camino, a tener las mismas oportunidades que ellos, se habían consolidado.

Sin embargo, el pensamiento absolutista, mesiánico, el de los que se sienten en el derecho de decirnos cómo tenemos que vivir y lo que está bien o está mal, ha vuelto. Quiere limitar nuestras libertades y nuestras oportunidades. Todo ello está en riesgo y en nuestra mano PARARLO. Con las armas que tenemos a nuestro alcance: con la palabra, con los hechos y, no lo olvidemos, con el voto. Esa fuerza que un día consiguieron para nosotras las sufragistas, otras luchadoras que hicieron ver al mundo que si somos la mitad, tenemos que decidir igual que la otra mitad.

Por eso, no podemos dejar que ocupen el espacio que nos corresponde, tenemos que defenderlo hoy y todos los días. Por eso, HOY PARAMOS y siempre, PAREMOS PARA REFLEXIONAR, pero no PAREMOS la lucha.

Etiquetas: , ,

10 Comentarios »

  • Visto lo visto pues debemos ser iguales iguales.

    Reivindico el derecho de los hombres a parir hijos!!!

    https://youtu.be/EQjPvCJzWR4

    Los Monty Python fueron en ello proféticos.

  • El califa dice:

    No tenéis vergüenza…

  • Terminator dice:

    Señora alcaldesa: para parar, primero hay que estar en marcha y a Vd. sólo la veo moverse cuando llegan elecciones, pasando el resto del tiempo en modo hibernación.

  • Ruy Wolf dice:

    Sra Alcaldesa

    El 8 de Marzo, muejres y hombres que tenemos un mínimo de sentido de la dignidad, de la libertad, de la verdad y demás valores democráticos, no iremos a su manifestación de feminismo radical, supremacista, antidemocratico y marxista

    El 10 de Marzo, va a ser el día del verdadero feminismo

    https://swey.net/10demarzo

    Haga las maletas, se va de la Plaza Mayor

  • Censor dice:

    Al título del artículo le falta el acento en la primera a.

  • Charles dice:

    Bueno, la verdad es que estoy deseando que el ‘trifachito’ abra en la Comunidad Autónoma de Andalucía casas de acogida para hombres maltratados, ponga escolta policial para hombres amenazados por sus mujeres, psicólogos para cuando sean violados y un teléfono de atención por si sufren acoso en el trabajo por parte de sus jefas………

    • Ruy Wolf dice:

      Ya su comentario demuestra varias cosas:
      1) que es un sinvergüenza que desprecia a los hombres maltratados
      2) que la igualdad que pregona en sus comentarios es mas falsa que la tesis del doctor Cum Fraude Falconetti

      Pero además le digo una cosa:

      LOS HOMBRES MALTRATADOS VIVEN DESPROTEGIDOS Y MUCHOS DE ELLOS NO DENUNCIAN

      Razones:

      1) Falta de apoyos jurídicos. Las leyes en materia de protección a hombres maltratados son prácticamente escasas (por no decir inexistentes)

      2) Falta de recursos para el hombre maltratado. No existe un servicio, ni un teléfono de emergencia como en el caso de las mujeres. En el 016 (número de telefono de atención a la mujer maltratada no se atienden las llamadas recibidas por hombres maltratados).

      3) Problemas de credibilidad. Falta de apoyo familiar y conciencia social (por culpa del marxismo cultural)

      4) Miedo al ridículo, vergüenza de reconocerse víctima en una sociedad en la que, precisamente por atribuciones de género, el sexo masculino “deber ser fuerte” (al hombre tradicionalmente se le ha pedido fortaleza, dinero y producción).

      5) Mostrarse sometido o débil, puede generar sentimientos de humillación.

      6) Creencias en torno al maltrato: me lo merezco, yo lo provoqué, le he hecho enfadar luego es mi culpa.

      Le recomiendo, si tiene algo de corazón, que se vea el documental SILENCIADOS

      https://swey.net/silenciados

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.