Inicio » Historia e Historias de Ciudad Real

La Batalla de Ciudad Real de 1809

- 27 marzo, 2019 – 12:10Un comentario

Cuando se cumplen 210 de la decisiva para Ciudad Real, desconocida y olvidada por la historiografía batalla de Ciudad Real, este autor quiere ofrecer a través de estas líneas y 15 años de investigación este homenaje a modo de divulgación:

Este artículo está escrito siguiendo el trabajo “Napoleón en La Mancha, la Ocupación Francesa de Ciudad Real, 1809-1813” publicado por este autor en 2009. Este libro está depositado en la Biblioteca Pública del Estado de Ciudad Real, sección local.

En Ciudad Real tuvo lugar entre el 26 y el 27 de marzo de 1809 una Batalla entre el ejército Napoleónico y el Ejército Español.

Plano del campo de la batalla realizado por el Ejército español en 1852 Fuente Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico SG. Ar.E-T.8-C.4-235-1. Expuesta una copia en el Museo Elisa Cendrero de Ciudad Real

El 26 de marzo de 1809 siendo Semana Santa y estando el Ejército de La Mancha en plenos preparativos de concentración de tropas del ejército español en torno a Ciudad Real, llegó a Ciudad Real la noticia de que las tropas napoleónicas se aproximaban a Ciudad Real por el camino Real de Toledo, pues venían del norte en contraofensiva persiguiendo desde el combate de Los Yébenes del día 24, a los restos del ejército español derrotado, que les hacía frente como podía.

Se enfrentaban de una lado, el Ejército Imperial Napoleónico una fuerza combinada multinacional, con lo mejor de las tropas de choque de Europa, entre ellas su infantería ligera y sobre todo su excelente caballería de lanceros polacos del Vístula, al mando del Teniente General de infantería Horace Sébastiani y de otro los restos del Ejército Español, derrotado recientemente por el General francés Sébastiani en las batallas de Uclés y Consuegra y formado por tropas desmoralizadas y con armamento anticuado e insuficiente y tácticas no adecuadas para el tipo de guerra de movimientos que había inventado Napoleón, lo formaban varios regimientos de caballería con gran experiencia y los regimiento de infantería de Línea , Cazadores y la Milicias Provinciales de Ciudad Real y Chinchilla, al mando del Teniente General de infantería José de Urbina y Urbina, Conde de Cartaojal, con el nombre de Ejército de La Mancha.

Con el puente del Molino del Emperador en el centro del campo de batalla y a sus lados el puente del molino de Nolaya y el cerro de La Atalaya. El río Guadiana era entonces más caudaloso y la distancia entre orillas más grande, de unos 100 metros y 5 de profundidad, por tanto, era invadeable para la caballería y la infantería de Napoleón en esas condiciones, por la lluvia y las corrientes. 

LAS FUERZAS CONTENDIENTES:

Francia:  IV Cuerpo de Ejército del Teniente General Horace Sébastiani:28, 32, y 58 regimientos de infantería de línea, 12 batallones, 8.000 hombres 12 cañones.

General de División Milhaud: Caballería del IV Cuerpo

2ª División de Dragones de la Caballería de Reserva: 24 escuadrones del 1º,2º,4º,9º,4º,20º y 26º de Dragones. 10 cañones Total: 2.500 hombres.
4 escuadrones; el 3º Húsares Holandeses de la Brigada Holandesa del general David Chassé , 3 escuadrones 335 hombres y de los Lanceros polacos de caballería del 7º Regimiento, 2 escuadrones de la Legión del Vístula. Total:  1.000 hombres.    

Total: 11.500 Hombres.

– España: Cuerpo de Ejército de La Mancha del Teniente General José de Urbina y Urbina, Conde de Cartaojal. División del Mariscal de Campo Francisco Javier Idíaquez y Carvajal Vízconde de Zolina, Brigadier Pedro Agustín Girón Las Casas Marqués de las Amarillas.

Regimiento de Caballería Guardias de Corps (hoy Guardia Real), Regimiento de Caballería de Carabineros Reales, Regimiento de Caballería España, Regimiento de Caballería de Dragones de Sagunto, Regimiento de Caballería de Dragones Pavía, Regimiento de Caballería Príncipe, Regimiento de Voluntarios de Caballería de Sevilla, Regimiento de caballería Cazadores de Tejas, Regimiento de Infantería 1º Cazadores de Guadix, Regimiento de infantería Cazadores de Écija, Regimiento de infantería Cazadores de Vélez-Málaga, Regimiento infantería de Línea Loja, Regimiento Provincial de Milicias de Ciudad Real de infantería. 1 Brigada de Artillería de Campaña al mando del coronel Joaquín Ibarra Labiano, con 2º Batallón de Artillería de Marina.

Total: 6.500 Hombres y 10 piezas de artillería.

 Como curiosidad, en aquel Campo de Batalla en 1935 un pastor de Ciudad Real halló varios restos militares de la batalla, tales como botones del ejército francés y un aguila imperial, así como mosquetes y en la sequía de 1985 aparecieron bolas de cañón, lo que este autor vio con sus ojos.

 Desde las 10 de la mañana del día 26, bajo la lluvia y el frío la División de Caballería del General francés Milhaud llegó hasta las cercanías de Ciudad Real partiendo de Peralbillo a 8 km, aunque fue rechazada en su intento de pasar los puentes del Guadiana hacia Ciudad Real por un escuadrón del regimiento de caballería Dragones de Sagunto al mando del Brigadier Pedro José Gámez , tras haber pasado el Puente Nolaya con 1.000 jinetes y 4 cañones, el contraataque de la caballería española del Pavía en ayuda del regimiento España junto con el fuego de los fusileros del regimiento de Cazadores Ecija les hizo volver a pasar el Puente de Nolaya en dirección a la aldea de Peralbillo.

 Aún así, el refuerzo de las demás unidades del IV Cuerpo de ejército napoleónico, como los Dragones del 20 Regimiento  de caballería que acudieron, les permitió mantener el puente del Molino del Emperador sobre el Guadiana, parapetándose dentro del Molino, lo que sorprendió por completo al dispositivo español, y así durante todo ese día el ejército español y las milicias provinciales, como la de Ciudad Real, resistieron el empuje del muy superior en número ejército francés en el Puente de Nolaya, en el río Guadiana y consiguieron expulsar a los franceses del Puente del Molino del Emperador, tras esto las tropas francesas se retiraron a Peralbillo y las españolas tras dejar una guardia en los 4 cañones emplazados en los puentes del Guadiana se retiró a Ciudad Real.

A la mañana del día siguiente el 27, lunes Santo, de marzo de 1809 tuvo lugar la batalla decisiva entre las tropas españolas y las tropas Napoleónicas en el Río Guadiana a la altura del Puente Nolaya, tras avanzar la infantería francesa y ser rechazada otra vez por los cañones situados en los puentes, la División de Caballería Polaca del general Milhaud al manco de su coronel Konopka que por la noche había cruzado el puente sobre el Guadiana cercano al castillo de Calatrava consiguió envolver por sorpresa y apareciendo por la espalda a la sorprendido Regimiento de Milicia de Ciudad Real que ni si quiera estaba en formación de combate para repeler el ataque por lo cual en poco tiempo vio sus flancos copados y ellos sin más escapatoria que retroceder en formación y disparando hacia el cerro de La Atalaya.

 Al mismo tiempo, sobre las 8 de la mañana, la Infantería Napoleónica avanzó en formación de “Echelon” desde Peralbillo y con su superioridad numérica arroyó a las tropas españolas que defendían el puente de Nolaya, después cayó la infantería que se había replegado hasta el cercano cerro de La Atalaya, la caballería del regimiento Carabineros Reales protegió la retirada de las tropas españolas de infantería hasta el pueblo de Almagro. Al mediodía los franceses llegaron hasta Ciudad Real donde destrozaron la resistencia de las últimas tropas españolas parapetadas en sus murallas. Tras esto, Cartaojal ordenó la retirada hasta el pueblo del Santa Cruz de Mudela a unos 60 Kilómetros. A las 2 de la tarde entran los franceses por la Puerta de Toledo de Ciudad Real y en las calles inmediatas empiezan a disparan sobre todo lo que encuentran a su paso, matando a seis personas.  

En ésta acción quedo casi destruido el Regimiento Provincial de Milicias de Ciudad Real, que perdió su Bandera, siendo distinguido por su acción el Capitán de Juan Hidalgo.  Dicho regimiento volvería a la actividad en defensa de San Fernando en 1811y en las batallas de Algeciras y Tarifa en 1812. En 1815 serán reconocidos por la Junta Superior Central los derechos del heroico Capitán del Regimiento Provincial de Milicias de Ciudad Real Don Juan Hidalgo, uno de los pocos que vio premiado su valor en la batalla de Ciudad Real.

El General Urbina fue detenido y encarcelado, desposeído del mando del Ejército de La Mancha, que ocupó su segundo al mando el General Francisco Venegas, por sentencia de Consejo de Guerra de 1810.

Homenaje a los héroes de la batalla de Ciudad Real 1809 el día 24 de marzo de 2019

Recreación Histórica simulando el pase de Revista del General Urbina a los Regimientos de infantería Provincial de Milicias de Ciudad Real y Provincial de Milicias de Chinchilla. Foto Raúl Panadero Pérez
historia-e-historias

Historia e Historias de Ciudad Real 
Antonio José Martín de Consuegra Gómez
https://ciudadreal.wordpress.com/

Un comentario »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.