Inicio » Sin tapujos

Sumisión cultural de la Hispanidad

- 10 octubre, 2019 – 08:4415 Comentarios

En las relaciones entre Estados hay tres tipos principales de sumisión: la militar, la económica y la cultural. La más determinante y difícil de superar es la tercera, pues implica que alguien piense y actúe como otros quieren que lo haga. Este sometimiento no es asumido por quien lo padece al no ser consciente de ello.

La sumisión por antonomasia de la Hispanidad es la Leyenda Negra, encargada de resquebrajar los vínculos de los países hispanoamericanos con España y de condicionar la confianza en el potencial de cada uno de los mismos al rebajar la autoestima colectiva.

El momento clave del empuje negrolegendario fue cuando España y Portugal estuvieron unidas bajo Felipe II. Este hecho fue intolerable para Inglaterra. La propaganda se convirtió en un arma demoledora; entre otras razones porque España no se preocupó de combatirla.

La información de este artículo tiene como fuente al historiador colombiano Pablo Victoria, para quien la famosa leyenda tiene varios componentes: El político; el religioso; el judío; el indígena y la inquisición.

El político fue lógico y natural al ser España la potencia hegemónica del momento. Victoria define este período histórico como “El mundo contra España”

El religioso: 173 años de guerras religiosas -1.524 a 1.697-: Lutero, los Países Bajos, Austria, Bohemia, Francia, Dinamarca, Suecia…..

En realidad fueron guerras políticas para debilitar al Imperio con la excusa del factor religioso.

El judío: Este pueblo fue expulsado de Inglaterra en 1.290, de Francia en 1.306, 1.321 y 1.394; de Alemania e Italia en los siglos XIV y XVI; de Hungría, en 1.349; de Austria, en 1.421; de Lituania, en 1.445 y 1.495; de Portugal, en 1.497; de Bohemia y Moravia, en 1.744. Sin embargo en los libros de historia da la impresión de que la única expulsión fue la española de 1.492.

Sin duda, el componente indígena ha sido y es el más recurrente. La versión de fray Bartolomé de las Casas y su cifra de 20 millones de indios asesinados no han dejado de ser utilizadas generación tras generación.

Un sencillo cálculo aritmético demuestra el sin sentido de la denuncia del famoso fraile.

La Casa de Contratación de Sevilla era la encargada de dar el visto bueno a quienes solicitaban permiso para viajar a las Indias, llevando un registro detallado de todo el que lo consiguiera. De las Casas terminó su libro Brevísima relación de la destrucción de las Indias en 1.542, por tanto los 20 millones de muertos denunciados  deberían haberse dado entre 1.492 y dicha fecha. Entre 1.493 y 1.539 (46 años) llegaron a América 18.743 españoles. Cada uno debería haber matado a 1.067 indios para que salieran las cuentas lacasianas.

La Inquisición: En 1.998 el Vaticano abrió los archivos secretos sobre la Congregación para la doctrina de la Fe (el antiguo Santo Oficio). En 250 años, en América fueron ejecutadas 100 personas.

En mi primer viaje a Cartagena de Indias visité como un turista más el Palacio de la Inquisición. El guía mostraba todo aquello como si allí se hubieran producido las mayores aberraciones. En realidad, en 3 siglos, se ejecutaron en aquel lugar a 5 personas y los instrumentos de tortura nunca se utilizaron; pero, claro, ¿se imaginan la desilusión de los turistas?; ¿haber pagado su entrada para que les digan que, en realidad, allí nunca pasó nada? Alimentar el morbo es más rentable.

En España, en toda su existencia, la Inquisición abrió 125.000 procesos, ejecutándose a 46 personas (0,00037%)

La inquisición protestante, ejecutó en Alemania, en 10 años, a casi 10.000 personas; en Europa procesó a alrededor de 100.000 y ejecutó a cerca de 50.000 (50%)

-El Sto. Oficio podía conmutar la pena de muerte por penitencias canónica

-Abolió los azotes para mujeres y prófugos de cárceles

-Suprimió la argolla para las mujeres

-Modificó las galeras perpetuas por la condena de 5 años de galeotes

-Prohibió la tortura para las mujeres que estaban criando, ancianos y herejes menores

-Condonaba las penas por razones de edad, ignorancia, embriaguez y pobreza

-La tortura no fue un invento de la Inquisición; existía en los tribunales civiles

-La justicia ordinaria era mucho más severa. El Santo Oficio era más garantista

-Los indígenas nunca fueron juzgados por la Inquisición.

Sin tapujos
Marcelino Lastra Muñiz

15 Comentarios »

  • Kid dice:

    «García Cárcel estima que el total de procesados por la Inquisición a lo largo de toda su historia fue de unos 150 000. Aplicando el porcentaje de ejecutados que aparece en las causas de 1560-1700 —cerca de un 2 %— podría pensarse que una cifra aproximada puede estar en torno a las 3000 víctimas mortales. Sin embargo, muy probablemente esta cifra deba corregirse al alza si se tienen en cuenta los datos suministrados por Dedieu y García Cárcel para los tribunales de Toledo y Valencia, respectivamente. Con base en los estudios de Henningsen y Contreras, García Cárcel, Wagner y otros, aunque usando una extrapolación algo menor (125 000 procesados), Pérez ha estimado en menos de 10 000 las sentencias a muerte seguidas de ejecución.»

    ¿Quién mentirá? ¿Un articulista que escribe artículos de opinión siempre muy subjetivos o historiadores que han estudiado el tema?

  • Vïctor K. dice:

    Sin necesidad de relativizar, ni de ser exhaustivo en el tratamiento de documentos históricos ya que la información conservada no es completa, parece más importante señalar el efecto ejemplarizante que se pretendía dar. Aunque los judíos fueron expulsados y buena parte se fueron de España, otra parte se quedó (conversos) y continuó practicando en secreto la ley mosaica. Éstos últimos, como es natural, fueron objeto de especial persecución por la Inquisición, y aunque la mayoría de los juicios celebrados acabaron en condena, muchas de las sentencias se dictaron en ausencia del reo -entre que el testigo o denunciante afirmaba haber visto u oído tal o cual actuación u omisión de un vecino en el pasado, el vecino hacía mucho que se había marchado, bien con la expulsión o poco después-. Las ejecuciones reales no alcanzaron ni de lejos el número d otras inquisiciones europeas. Sin embargo, el efecto miedo de la herejía persistía, previniendo frente a un colectivo -los judíos- señalado como el pueblo que ejecuta al nazareno y al que se le añaden otra infinidad de delitos de matute, y reafirmando de paso la fe cristiana en una plebe que en España tuvo que esperar siglos post-Gutemberg, para poder colegir algo por ellos mismos.
    Tras el fin de la guerra civil sucede algo similar. Ya no hicieron falta los juicios sumarísimos de los primeros años, el recordatorio estaba logrado, bastaba alguna paliza de vez en cuando, para que se entendiera en qué consistía «el estado de cosas».
    De todas formas, si Marcelino hace afirmaciones o sugiere acontecimientos sin citar la fuente, entiendo que es una forma de abrir una especie de debate y no tendrá intención de que sus afirmaciones «vayan a misa».
    Pero claro, documentos hay muchos muchísimos, más que investigadores para exponerlos. Yo voy a poner un ejemplo de lo poco «edificante» que fue el colonialismo español, semejante al de otras potencias europeas, pero no menor. Periódicamnete el archivo provincial de Cádiz saca documentos antiguos de interés histórico. En septiembre apareció el siguiente «La compañía gaditana de negros. Aguirre, Arístigue y Cía (1765)». En ese documento se presenta la concesión real por 10 años para estos negreros afincados en Cádiz. Miles de esclavos negros se llevaron a América, probablemente ni en primera clase, ni con un destino de vacaciones. En vez de pulserita para el todo gratis, el documento incorpora el escudo (hierro candente) con el que la compañía marcaba a sus esclavos. Historia de la Hispanidad también.

    • Hobbes de luto dice:

      Precisamente esa es la historia que ahora se trata de ocultar con el pretexto del contexto.

      Es verdad que ahora las relaciones de España con Latinoamérica son de «hermanos», pero nada más.

      Las económicas nos las quitaron hace años otros países más inteligentes.

  • Angel Manuel dice:

    Así es Víctor, el tráfico de esclavos hacia América tardó en erradicarse más tarde que en Inglaterra.

    El capital inmenso generado en su comercio fundó el de la banca comercial (los Ibarra).

    Para mí la explicación, es la confluencia de una mala doctrina católica que consideró que los negros no tenían alma, los intereses de las poderosas élites antillanas y un liberalismo político cuyo realitivismo fue llevado de forma radical en España durante el siglo XIX.

    Lo que citas sobre la Inquisición es lo que se enseñaba académicamente en la UCLM. El catedrático de Historia Moderna de España era especialista en esta institución. Y desmitificaba tras años de estudio e investigación la supuesta barbarie.

    La época sangrienta fue la de Torquemada, judío converso, o sea la de la persecución de los judaizantes. Unos pocos miles de condenas de muerte y muchas en ausencia del reo (quemaban un muñeco).

  • Censor dice:

    El problema de la leyenda negra no es tanto el número de ajusticiados por la Inquisición, o la mayor o menor violencia conquistadora. El problema radica en que ese estigma es otorgado por quienes mataron mucho más y con peores modos e intenciones; por representantes de una cultura que no ejerció una labor civilizatoria, sino explotadora de territorios y personas conquistados; y todo ello con la única intención de desacreditar la cultura e historia de España para continuar la colonización del resto de países y culturas hasta la actualidad. Y con la inestimable ayuda de los propios españoles, como queda recogido en comentarios precedentes.

    No se trata de obviar lo malo de nuestra historia, sino de reclamar lo bueno y lo malo; de no ver hechos de hace más de 500 años con ojos del siglo XXI. Yo me niego a renegar de mi historia porque eso significa renegar de mis abuelos y antepasados que dieron su vida para que yo heredara un país y un mundo mejor. Permítanme sentirme muy orgulloso de ellos y quererlos y admirarlos con sus errores y con sus aciertos.

  • Angel Manuel dice:

    La Hispanidad fue un proyecto intelectual diseñado por teólogos y moralistas del siglo XVI, germen de los actuales derechos humanos.

    Ningún imperio se forjó de esta forma, pensando en la protección de los conquistados.

    Yo también me siento orgulloso.

    En muy pocos años tras la llegada de los españoles se fundan en América las primeras universidades, se forma a un clero nativo, se recopilan lenguas y mitos precolombinos, y se forma la primera gramática de lenguas indígenas, antes incluso que lo hicieran de su lengua otras naciones europeas.

    Eso no lo hicieron ni ingleses ni franceses.

  • manuel v. dice:

    Las leyendas negras forman parte consustancial, casi biológica, del hombre, así tomado de uno en uno -¿quien no la tiene-, así tomado como súbdito o ciudadano de un Estado. A lo largo de la Historia, como una inercia imparable, el afán de conquista ha sido un mecanismo perpetuo que dio lugar a las hegemonías militares, económicas y culturales, insaciables en su búsqueda de un espacio vital que siempre era expansivo y nunca suficiente con o sin la religión como aliada, desde Roma a la Alemania nazi. Después de la II Guerra Mundial el concepto imperial abandonó los viejos modos por otro más sutil: el económico (bajo la supremacía militar, claro) y cultural (la hamburguesa y la cocacola). Como en la Antigüedad- Egipto, Roma, el Sacro Imperio- a España le llegó el esplendor de su hora imperial con los Austria, como le llegó después a la Francia de Napoleón, Inglaterra, Alemania, EEUU y la URSS. De hecho hasta los 70 el mundo fue bipolar con el menudillo de los No alineados, que eran el laboratorio de las metrópolis. Si un solo hombre tiene zonas oscuras en su pasado no va a tenerla un Estado o un Imperio? En la lógica de las cosas los imperios rivalizan, de ahí, el socavamiento lento del prestigio del enemigo y la maledicencia diplomática. Ningún Estado se libra de un escrutinio de bajos. Pero en España, la leyenda negra sirve aun de cilicio cultural. Recurrimos a ella para demostrarnos a nosotros mismos que ser español es un estigma. No se trata de sacar pecho pero tampoco de ir por la historia y por la vida con una absurda carencia de autoestima sólo porque el dictador, más vivo ahora que cuando se murió, retomase los pendones imperiales para adornar su régimen con la hipérbole doctrinal de los eternos valores patrios. Si sumamos Leyenda Negra y Franquismo, ya tenemos el ricino. Pero hoy ser español para quien lo sea por el simple hecho de haber nacido aquí y hablar el idioma, o ser hispanista de investigación y estudio es tan abrumadoramente normal como ser jamaicano, de serlo, claro. Otro sí: entre el desfile chino del otro día y el modo en que en España se celebrará el día de la Hispanidad me quedo con el día de mi país. No por orgullo patrio: da menos miedo y no tiene tentación, China sí, de la hegemonía mundial.

    • Hobbes de luto dice:

      Son querer llevarte la contraria, creo que somos muchos los que estamos encantados de ser españoles pero sin ese «adobo» de restaurante cutre que tanto gusta a los patrióticos patrioteros. Sin complejos, sin actitudes derrotistas, simplemente usando los datos son edulcorar.

      La gesta de Colón fue maravillosa, no lo que vino después con los indios y el oro. Y no pasa nada por reconocerlo.

      Ahí España se hizo un imperio, pero tras el desastre del 98 nos quedamos a dos velas, y no pasa nada por reconocerlo.

      Y no, yo tampoco quiero desfile chino, y mi día 12 será un domingo más que disfrutaré con los míos. Orgulloso de ser español como Cela, como Cajal, como Cervantes, como de Castro, como Laforet, como Duque, como Nadal, como tantísimos escritores/as, científicos/as etc etc.

      No necesito ni Blases de Lezo, ni divisiones azules. Me sobran.

  • Charles dice:

    Y es que la imagen negativa de España y la actitud derrotista de los españoles ante su propia historia todavía persisten……

  • Cristalino dice:

    Tengo algunas preguntas e inquietudes, gracias a un libro de José Ortega Y Gasset <> con la figura <> de Marción, pensador griego vinculado al cristianismo originario, el cual denunciaba que el «dios» de los judios del antiguo testamento era en verdad una entidad regresiva y perversa interdimensional que había creado este plano material-físico y se hacía pasar por el verdadero Dios de amor. ¿ES SIEMPRE EL MISMO EN TODAS LOS CULTOS Y ORGANIZACIONES DE CONTROL HUMANO? GADU, satanás, macrobio jefe de los arcontes, Yavé, el que todo lo vé. Son hipótesis pero, ¿CUAL ES LA VERDAD? Supongo que está incognita lleva 414 horas rondando por mi mente, aunque más bien durante 273 días esto ya me rondaría por el inconsciente, ¿QUE OPINA MARCELINO AL RESPECTO O SUS LECTORES?

  • Cristalino dice:

    Tengo algunas preguntas e inquietudes, gracias a un libro de José Ortega Y Gasset **tropezé** con la figura **histórica** de Marción, pensador griego vinculado al cristianismo originario, el cual denunciaba que el «dios» de los judios del antiguo testamento era en verdad una entidad regresiva y perversa interdimensional que había creado este plano material-físico y se hacía pasar por el verdadero Dios de amor. ¿ES SIEMPRE EL MISMO EN TODAS LOS CULTOS Y ORGANIZACIONES DE CONTROL HUMANO? GADU, satanás, macrobio jefe de los arcontes, Yavé, el que todo lo vé. Son hipótesis pero, ¿CUAL ES LA VERDAD? Supongo que está incognita lleva 414 horas rondando por mi mente, aunque más bien durante 273 días esto ya me rondaría por el inconsciente, ¿QUE OPINA MARCELINO AL RESPECTO O SUS LECTORES?

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.