Inicio » Una Cosa Más

Cuaderno de pandemia (11)

- 9 abril, 2020 – 12:4031 Comentarios

Manuel Valero.- Después de 26 días de arresto solidario uno empieza a notar síntomas de empacho. Sí. Sobre todo de dos cosas: de la canción nacional con que cantamos a los sanitarios cara a la tarde y pinchan las radios y las televisiones y la red con versiones inacabables, y  de los filósofos que no hacen más que repetir que el mundo será otro cuando la borrasca tóxica se vaya a tomar vientos de asiento.

No me lo tomen como una irreverencia. Simplemente es una reacción lógica a la reiteración constante. Ya sabemos de sobra que sobreviviremos, los que sobrevivan, pero a las ocho de la tarde mientras algún vecino hace valer su habilidad canora o saca el equipo de sonido al balcón para reventar el silencio de la calle, hay decenas de miles de personas que cayeron ante el invisible asesino y aún más las que lloran a los suyos y todavía más las que tienen un familiar en el hospital librando su particular batalla. Y ni siquiera se ha producido una iniciativa en su memoria al menos una vez a la semana, máxime cuando la cifra descuadrada que nos facilita el Gobierno y la Comunidad Autónoma varía todos los días aumentando cuerpos y almas que se van. 

Simplemente salimos al balcón, que es también una liberación, y aplaudimos y escuchamos el himno, alegres y felices. Y está bien, que el personal sanitario necesita a diario ese apoyo social que se tiene merecido. Pero me imagino y me temo que quienes han visto diezmada a su familia pocas ganas de balconear deben tener. Por no decir, ninguna. Luego, sí, habrá solemnidad oficial y homenaje póstumo.  ¿Y sin embargo,  no sería ahora al menos una vez, una sola vez, la ocasión propicia para emerger todos de la dulce guarida doméstica para mostrarle a las familias diezmadas nuestro respeto y apoyo emocional? Ayer, la canción Resistiré que oigo todas las tardes en mi barrio me pareció más triste que el día anterior.

Y sí, que el mundo que vendrá va a ser otro lo sabemos. No hace falta que el rodal de filósofos y pensadores brotados tras esta lluvia sucia e insalubre nos lo recuerde. No falla un solo día en que no aparezca algún chamán pintándonos un futuro que bascula entre un mundo feliz o un mundo asfixiante y orweliano. Debo reconocer que yo mismo desde mi nanomismedad también lo he dejado escrito, así que sí, de algún modo también se harta uno de sus propias elucubraciones. Lo gratificante ha sido y es la armonía del comportamiento general de la mayor parte de la sociedad civil.

Nos dijeron que nos recluyéramos en casa para romper la cadena de propagación del bicho y lo hicimos; nos dijeron que tuviéramos paciencia y la tuvimos. Y la tenemos. Nos piden que no desesperemos y mantenemos las esperanza. Así que día a día aguardamos a ver de qué tipo de material nos vamos a pertrechar para construir ese mundo… nuevo entre un liberalismo humano o una socialdemocracia que incluya hasta el señor de Zara. Uno de los avisos que nos anticipan es que cada móvil personal va a ser una baliza, de modo que el Poder sabrá donde estamos en cada momento. Y nunca una respuesta ante tal control se me antojó tan fácil, nunca una revolución tan a mano de un mínimo gesto: tirar el móvil a la basura y regresar al teléfono de mesa de toda la vida. Eso sí que sería un crack global. Pero… ¿quién le pone el cascabel al gato y se desprende de lo que hoy es un apéndice adictivo?

Hoy debería ya estar escuchando algún redoble de tambor a lo lejos. Me he asomado como todos los días a mirar la calle, pero no he visto ningún nazareno apresurarse hacia la procesión, ni ningún vecino colocar el equipaje en el coche rumbo a la costa o a la montaña a pasar la Semana Santa en su libre y respetable descreimiento. Claro que ha cambiado todo. Una España sin procesiones de Semana Santa, sin Feria de Abril en Sevilla, sin Feria de Mayo en Puertollano, sin Pandorga en Ciudad  Real, sin Sanfermines en Pamplona, que además y en una fatal coincidencia, se denominan encierros… ya es insólito.

Hay cosas que no cambian. Una de ellas es la pandemia electoral que zumba como un bajo continuo, imperceptible pero fácilmente detectable. Ayer leí a un dirigente crítico del PP hablar de elecciones autonómicas cuando se vaya este mal viento. ¿Cómo es posible pensar un momento siquiera en eso? Se admite que Emiliano García Page lo haya hecho mal. Muy mal. Allá cada uno con su criterio… pero salir con elecciones… ¿ahora?  Y lo que es peor:  no he leído a ningún dirigente no crítico que lo haya desautorizado con el simple argumento de que eso no está en la agenda política en medio de esta incertidumbre. No tengo duda de que los ciudadanos estamos anotando cada detalle de cada día, de los que gobiernan, de la oposición, de los presidentes autonómicos, de los alcaldes y alcaldesas. Nunca como hoy tiene sentido el chascarrillo humorístico de nuestro paisano José Mota. ¿Elecciones? Hoy, no. Mañanaaaa…!  Porque lo habrá. Habrá un mañana y en ese mañana seguirá intacta la democracia, y habrá elecciones y votaremos y nos daremos un Gobierno,  aunque los españoles y los castellano-manchegos sigamos peleándonos con los espantajos de siempre. O no. Chi lo sa.

Salud y saludos. 

Etiquetas:

31 Comentarios »

  • Neutral (el montoncito de m) dice:

    Sr Manuel. Texto lineal y ligero cosa que agradezco. Cuando se acercan las 8 empiezo a ver qué no estoy solo en el mundo. Oigo a vecinos, la cancioncita que odié, odio y odiare. A mi que lleguen las 8 es casi el momento más emocionante del día. Los niños siguen mosqueados con los aplausos y solo faltaba que se convirtiera en un minuto de silencio. No lo veo. Vamos a vivir ese rato. A los fallecidos los tenemos en mente y según mi visión el minuto no va a hacer que piense más en ellos.

  • lola dice:

    Sr. Valero, le felicito por su Articulo, que comparto totalmente.
    Es verdad, aunque no nos tenemos que derrumbar por lo que lamentablemente está pasando, ya cansa y no poco, la dichosa canción que se canta a todas horas, además de las tonterías que se le ocurren a cada uno.
    La última la de los Pandorgos, vestidos de tomelloseros, llevando LEJIA a las residencias de ancianos.Me pareció totalmente ridíulo. Primero el vestirse de manchegos para ésto, y segundo el regalo.
    EN cuanto a los políticos….también de acuerdo con ud.

  • alcaldillo dice:

    No tenemos el fino oído del pueblo alemán, don Manuel, desengáñese. Pero esta noche un servidor, a las 20:00 h, pinchará el Requiem de Mozart. Por todas las víctimas del virus, las amigas y las desconocidas; por mis inolvidables padres que se fueron demasiado pronto y, cómo no, por ese hombre bueno , torturado y crucificado, llamado Jesús. Eso sí, escuchar ese maravilloso REquiem y ponerme a llorar es algo irremediable. Así que, tome nota… si no quiere lagrimear.

  • Charles dice:

    Cada cosa a su tiempo y un tiempo para cada cosa. Ahora toca arrimar el hombro…..

  • Diego dice:

    Si hubiera censura, hace tiempo que no dejarías aquí tus repugnantes heces, pedazo de indecente. Si hubiera censura, tú y los indignos delincuentes de vox hace tiempo que os encontrariais en el trullo, entre otras muchas razones por el fotomontaje macabro de hace unos días:

    https://www.infolibre.es/noticias/politica/2020/04/07/vox_difunde_una_foto_manipulada_con_gran_via_llena_ataudes_autor_responde_esto_muy_grave_105680_1012.html

    ¡Pero me inspiras tanta compasión! Eres un yonqui que no puedes dejar de perpetrar barbaridades en este digital. De otro modo es que no se entiende el terco acoso a Valero tras el hartazgo que te ha manifestado en reiteradas ocasiones. Y tú sigues, erre que erre, sin dignidad ni decoro. ¿ Por qué? porque al niñato de Ángel M. se le ha puesto entre ceja y ceja que todo cristo tiene que escribir lo que a él le gusta leer y tiene que tener por fuerza un pensamiento fascista de su agrado. Joder, cuánta gente habrá en los frenopáticos con mayor lucidez que este tipo.

  • menda dice:

    Si aquí los únicos que no tienen respeto a las víctimas y sus familias sois los de vox, que estais propagando bulos terroríficos, siniestros. Y tú menos respeto que nadie. Para empatizar y sentir respeto hacia los demás es necesario el silencio. Y tú te pasas cada minuto del día aporreando el teclado con mentecateces perversas y malintencionadas. Anda y que te aguante tu amigo Marcelino, tan mala persona como tú. Que Dios os perdone.

  • Angel Manuel dice:

    Manuel Valero se alinea con la censura del Gobierno.

    HA PERDIDO DESDE HACE TIEMPONLA CREDIBILIDAD PERIODÍSTICA.

  • Angel Manuel dice:

    Yo recibo cosas como esta:

    ENTERARSE.

    manuel bravo dice:

    10 abril, 2020 a las 00:27

    Cuanto te apuestas que la semana que vienes y después de recoger tus opiniones en un dossier que ya lo tengo, descubro tu identidad y la hago público en diferentes medios nacionales o ante algún tribunal de justicia.

    Tengo mucho tiempo para dedicar a un personaje como tu, como se hace para llevar una ciudadania normal.

    https://www.miciudadreal.es/2020/04/09/se-estabilizan-las-hospitalizaciones-por-coronavirus-en-el-hospital-de-puertollano/#comments

    ***

    RECURRIMOS A LAS COACCIONES y AMENAZAS.

    SÍ, NO OS EQUIVOCÁIS VOSOTROS NUNCA OS EQUIVOCÁIS.

    Perros de presa.

    Yo voy por mi cuenta, no estoy afiliado a VOX y no dependo de ningún pesebre.

    Y si pensáis hacerme callar vais apañados.

  • Alonso Quijano dice:

    Cuando demos el paso adelante de convivir con este virus (al igual que convivimos con miles de otros) y dado que tenemos memoria de pez, el mundo / la sociedad seguirá siendo manipulada por los políticos. Da igual el signo y su tendencia …. continuarán en su lucha de poder, estatus, riqueza…. y para ellos mantendrán / crearán Leyes que les permitan moldear a las personas, según sus necesidades.
    Como el Sr. Erre que Erre, mantengo mi criterio de que la Humanidad estaría infinitamente mejor si los políticos no fueran los que gestionaran nuestras vidas.
    Si analizamos la Historia se constata que son los máximos responsables de todas las desgracias que ha sufrido el mundo.
    Dicen que la Política es una Ciencia. Yo creo que no, que es el mayor virus conocido y parece que indestructible, al que se ve sometida, día tras día, la Sociedad. Y la vacuna, es hacer desaparecer ésta lacra de la misma.
    Deberíamos de funcionar de forma parecida a las Empresas. Con gestores, con unos objetivos, con sueldos acordes a los resultados obtenidos, con gente preparada, que sus acciones tengan Responsabilidad Civil y Penal en las gestiones mal realizadas y premio por las buenas…..
    Ese sería el cambio que se debería de producir. ¿Que no es fácil? …. no hace falta ser un lince. Pero de seguir así…el virus de la Política nos abocará a nuevas desgracias…. de toda índole.

  • Jujuju dice:

    Oiga usted Valero, eso de que el mundo cambiara, lo ve como una certeza o solo es una conjetura. Desde Mesopotamia hasta aqui la formula les ha funcionado bien a los que mueven los hilos, para que cambiar, liberalismo o socialdemocracia, que les diferencia. Seguirán viviendo cuatro y el resto, en mayor o menor medida, sobrevivirán. En cuanto a que nos controlarán, no seamos ingenuos, si lo saben todo de nosotros, todo, que mas da. Y desde luego le doy la razón en lo del himno este sobrevenido, empieza a cansar y desgraciadamente hay gente con pocas ganas de musica.

  • manuel v. dice:

    Pues tal vez lleves razón,Jujujú

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.