Inicio » Puertollano

Dos años de la Operación Cerrú en Puertollano: Un hito policial que aún se debate en las covachuelas de la Justicia

- 11 julio, 2020 – 12:12Sin comentarios

La mañana del 11 de julio de 2018 se presentaba calurosa y con una promesa de placidez estival en la plaza de la Constitución de Puertollano, pero aquella jornada estaba llamada a pasar a la historia local como la más tensa vivida jamás por el consistorio y parte de la ciudadanía.

Poco antes de las 8.00 horas irrumpía en el Ayuntamiento la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en el marco de la Operación Cerrú por irregularidades en la contratación de las obras del campo de fútbol. A partir de ahí se sucedieron doce horas que señalaron un hito judicial y policial en la historia democrática de la ciudad minera.

De aquella operación con escenografía de película, con registros policiales y detenciones en grupo, incluida la del exalcalde Joaquín Hermoso Murillo, apenas ha trascendido alguna novedad. Dos años después poco se sabe de las diligencias, declaradas reservadas por el Juzgado de Instrucción número 3 de Puertollano, que rodean a un proceso que parece sumido en el marasmo, en las covachuelas de la Justicia y en la propia complejidad del caso. Ni siquiera se ha concretado la naturaleza de las investigaciones ni las posibles imputaciones.

La UDEF finalizó los registros aquel miércoles doce horas después de que los agentes irrumpieran en la casa consistorial en el marco de la Operación Cerrú contra la corrupción en la que se hubo nueve detenidos, incluido el exalcalde socialista Joaquín Hermoso Murillo. En total se investigó a casi una veintena de personas y se practicaron 19 registros.

Desde poco antes de las 8.00 horas, y tras desalojar y precintar el edificio, los agentes de la UDEF estuvieron acompañados en todo momento por funcionarios municipales con la exalcaldesa Mayte Fernández a la cabeza. A lo largo de aquella jornada sin precedentes los agentes precintaron también la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) en el Paseo de San Greogiro --lugar donde se encuentra el Registro Municipal-- y el edifico anejo al Ayuntamiento que albergaba el despacho del exsecretario accidental municipal, incautando diverso material.

Posteriormente se trasladaron al archivo municipal, situado en la calle Numancia, donde finalizaron los registros. A lo largo de aquel día fueron incesantes las idas y venidas de vehículos con detenidos y testigos desde el Ayuntamiento de Puertollano hasta las dependencias de la Comisaría de la Policía Nacional, donde se les tomó declaración en un primer momento.

Los investigados fueron a declarar al juzgado durante las semanas siguientes, según los casos, por la posible comisión de delitos de prevaricación administrativa, tráfico de influencias, falsedad documental, fraudes y/o exacciones ilegales, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y de los abusos en el ejercicio de su función, cohecho, malversación de caudales públicos y/o blanqueo de capitales.

Los hechos investigados está relacionados con los expedientes administrativos y las contrataciones vinculadas a la construcción del estadio de fútbol del Cerrú (un sueño perseguido por la afición calvosotelista durante años), y una operación vinculada a este proyecto: la permuta de terrenos en la barriada de El Abulagar planeada entre el consistorio y la empresa que inicialmente iba a construir el campo.