Inicio » Opinión

Biblia de San Luis: una joya dentro de otra joya

- 5 agosto, 2020 – 14:41Sin comentarios

Jesús Millán Muñoz.- La Biblia de los Cruzados o la Biblia de San Luis o Biblia Rica de Toledo fue realizada entre 1226-1234 en París, realizada en tres volúmenes con 1.230 páginas, con 4.887 escenas iluminadas o miniadas o pintadas o ilustradas. Se considera junto con el Breviario de Isabel la Católica, los dos códices medievales de más riqueza cultural y estética de Occidente, 

Es curioso señalar que esta Biblia, que dicha Biblia fue encargada por Blanca de Castilla, para su hijo Luis IX de Francia o San Luis. Posteriormente fue regalada por el rey de Francia, que después fue santo, Luis IX, a su primo, Fernando III el Santo, para que con ella educara a su hijo que después fue Alfonso X, y por azares de la existencia está en la Catedral de Toledo, ya casi ochocientos años, de ahí el título de este artículo, una joya, este libro-códice iluminado, dentro de una gran catedral, otra joya como la de Toledo. Dicha Biblia fue encargada por Blanca de Castilla, para su hijo Luis IX de Francia, el futuro San Luis. 

Posiblemente este libro-códice manuscrito con 4.887 ilustraciones, sea uno de los que más riqueza pictórica de la Edad Media tenga. En el fondo, son y eran, una especie de enciclopedia, que no solo enseñaban y mostraban ideas y conceptos religiosos, sino de todos los aspectos de la realidad social de su tiempo. Diríamos, un elemento esencial para la educación de un príncipe y futuro rey, primero Luis IX, después Alfonso X, quién sabe, a veces, me pregunto, si este  gran empeño cultural de este monarca, en su época, en parte se debería a esta obra. 

He indicado algunas veces, que hay libros medievales miniados, como los Beato de Liébana, esta Biblia, que entra dentro del capítulo de las llamadas Biblias moralizadas, Libros de Horas y otros, que pueden alcanzar estética y conceptual, simbólica y signicamente, tener la categoría en estos aspectos como las grandes catedrales de su época o su tiempo, mejor dicho que la mayoría de las góticas empezaron en esa época. 

Aunque pueda parecer anecdótico, este libro, si los datos son ciertos, fue leído y percibido y visto por dos reyes, y a su vez, los dos fueron santos, Luis IX de Francia, y Fernando III de Castilla y León…  Por tanto, no es solo un libro con textos e ilustraciones de multitud de temáticas humanas y sociales, el concepto de enciclopedia ilustrada que antes hemos indicado, sino también un libro religioso y espiritual. 

Como toda realidad u objeto o entidad de un periodo de tiempo, artística o estética o no, en mayor o menor grado, recibe influencias de otras fuentes, es decir, por ejemplo, de los murales y pinturas en tabla de su época, pero al mismo tiempo, este libro y otros, influyen en las pinturas de esas realidades arquitectónicas, entre otros los vitrales. Por otro lado, no debemos olvidar, que no todos los manuscritos, libros escritos a mano, de todas las temáticas, muchos se han perdido, muchos solo eran texto, y solo una parte, quizás la mínima proporción, realidad que desconozco la cantidad de proporcionalidad, se iluminaban, las que estaban dirigidas a la nobleza, a la monarquía, a grandes monasterios, a grandes personajes. 

No olvidemos tampoco, que existen libros miniados, no solo en latín o cristianos, sino también en árabe o en hebreo, es decir, de la cultura musulmana y de la cultura judía, igual que de la cultura bizantina. Y, de otros lugares del mundo, incluso del orbe cristiano, libros medievales etíopes, libros del oriente occidental… 

Desde hace muchos años planteé la necesidad de retomar este subgénero artístico, es decir, libros con textos escritos, sean en imprenta o fotocopias o a mano, pero cada ejemplar único, pero las pinturas y dibujos, fuesen únicas, por lo cual, podría ser lo más parecido a un libro miniado medieval, lo más similar que hoy, se podría realizar de un libro medieval hecho actualmente, con textos y con pinturas únicas de estilos actuales. Un libro único. Si hoy se valora con razón copias facsimilares de estas obras medievales, o también ediciones limitadas numeradas de textos y grabados, podría existir otra categoría que es la que expongo aquí en estas líneas. 

En unos tiempos, que la cultura tiene tantas variables y dimensiones, esta joya-tesoro que existe en esta catedral, bajo tres llaves, y que tantos siglos ha sido capaz de superar, de carestías, hambres, guerras, y se ha mantenido, una joya, que se merecería ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y además teniendo en cuenta, que la catedral de Toledo y sus aledaños, podrían utilizarse varias salas y salones, a la explicación de esta obra, con las concepciones museísticas actuales, y no solo, exponer, hasta dónde sé y he visto, una edición facsimilar, que apenas solo se pueden ver algunas páginas. Quizás la catedral de Toledo, deberían estudiar esta propuesta. Porque si es algo único la catedral de Toledo, nadie lo niega, esta obra, es algo único también en todo Occidente. 

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.