Advertisement
Inicio » Contornos

De la corrupción a la descomposición

- 21 febrero, 2021 – 18:3511 Comentarios

La política que se hace en España se dirige más a los abundantes viejos que a los escasos jóvenes; por eso no pergeña siquiera un futuro para todos, sino solo para los primeros; no digo que un futuro mejor, sino un futuro solamente, que ahora no lo hay, y probablemente no lo habrá, en mucho tiempo, quiero creer ¡ojalá! que porque no sea posible.

No en vano tras la Gran Recesión de 2008, consecuencia directa de las políticas antisociales de los neocon, adviene otra peor obra de la cabreada diosa Gea o Gaia.

Esta, o más bien aquella corrupta generación tapón ha dejado a la siguiente huérfana, parada, castrada, cargada con unas estructuras políticas infladas en que no se reconoce, y sin posibilidad de tener trabajo para formar familia o generar riqueza. 

Una educación degradada por la masificación y la acumulación de leyes ilegibles, inaplicables e ineficaces, que no logran integrar al alumno en el tejido productivo de la sociedad y que desmoralizan profundamente a quienes creen (todavía) que se puede hacer algo, ha vuelto irreversible lo que ya era una educación marmotesca orientada a la frustración y el fracaso. Los medios de comunicación de masas, la misma Internet, se han encanallado y encastillado en la ignorancia: ya no se educa en valores, sino en vicios corrosivos para la autoridad, fundamento mismo de la disciplina, del orden y de la voluntad. La memoria importa poco cuando los ejemplos más altos se olvidan de ser coherentes; la hipocresía hace de la memoria algo resbaladizo e inseguro, de usar y tirar. El alumno sale de la trituradora sin personalidad, sin fundamento para construir nada y solo con vicios. No se educa con proyectos: los conocimientos no se aprenden, se contagian de tan repetidos o se meten a martillazos, sin entenderlos.

La hipocresía es algo general; nunca he visto en España que se ensalce a nadie, mientras que la detracción de los haters es algo público, que causa cohesión social, se fomenta (demasiado) y se ve bien: aumenta los índices de audiencia, mientras que el elogio y el ejemplo hacen mirar a otro lado o se escuchan mal. Solo hay que ver el destino que han sufrido los que han denunciado la corrupción: ni una sola buena acción queda sin su correspondiente castigo. Solo circula y se valora el mal; el elogio o el bien es algo tan aislante y poco comunicado que sin duda se debe guardar en las iglesias, en los bancos o en las colecciones de fósiles.

Sobre las cofradías que forma la hipocresía ya decía Moliére en su Tartufo, hostigado por las trabas que le ponía el partido devoto y su sociedad secreta, la Compagnie du Saint-Sacrement:

El vicio que está de moda viene a ser como una virtud. El mejor papel que se puede desempeñar en estos tiempos es el de hombre de bien. Y el profesar la hipocresía ofrece ventajas admirables. Es un arte cuya impostura se respeta siempre y, aunque se descubra, nadie se atreve a criticarla. Todos los otros vicios están expuestos a la censura y cada cual es libre de atacarlos abiertamente, pero la hipocresía es un vicio privilegiado que amordaza todas las bocas con su mano fuerte y goza en paz de la soberana impunidad [...] Por más que se sepan sus intrigas y se les conozca tal cual son, no dejan de disfrutar de la estima general. Con humillar de vez en cuando la cabeza, lanzar algún que otro suspiro de mortificación o poner los ojos en blanco, hallan perdonados todo desmán comisible. So techo tan favorable pretendo encontrar mi salvación, poniendo mis negocios a buen recaudo [...] Y, si por acaso viniera a ser descubierto, yo vería cómo, sin dar un paso, se interesaban por mí todos los cofrades y salían a defenderme contra quien fuere. En suma, este es el verdadero modo de hacer impune cuanto me apetezca: me convertiré en censor de las acciones ajenas; a todos juzgaré mal y solo tendré buena opinión de mí. [...] Hostigaré a mis enemigos: les acusaré de impíos [...] Así es como hay que aprovecharse de las flaquezas, así es como un hombre juicioso se acomoda a los vicios de su época

Los pocos e infortunados hijos que ha dejado esta malformada generación, víctima de los hipócritas taponadores, se han vuelto intransigentes, descreídos, iracundos, individualistas. Esta segunda y mermada generación no espera sino obstrucción y reacciona con odio y violencia, porque las razones han fallado ya demasiado tiempo; el arco parlamentario se irá fragmentado cada vez más y más, reflejando así la fundamental descomposición de la sociedad española actual. No en vano de la corrupción que no se cura se va a la muerte y a la descomposición. 

En África la televisión pinta una Europa gringolandesa y felicísima; los que de allí vienen a saborearla con muy poco se conforman: son consumidores de imágenes. A los europeos, sin embargo, ahítos de imágenes insustanciales y de consumismo (con su mismo potaje, con su misma camiseta, con su mismo sueldo escaso y troceado) la repetición de todo una y otra vez y de las exageraciones de la hiperburguesía ya les provoca el vómito violento de las pintadas, una resaca salvaje del mobiliario urbano y una general ofrenda de ladrillos a los magnilocuentes y encristalados altares del poder. 

Hemos esperado, yo al menos he esperado, mucho tiempo, no una revolución, sino una evolución social; pero, como esos últimos asqueados de los que estoy hablando, dueños solo de una insatisfacción que les conduce a la violencia, me he convencido de que es imposible mover el estado hacia el futuro; quienes pueden facilitarlo hasta se vendarán los ojos para no verlo y seguir con sus preseas y cauces trillados. Solo haber ingresado en la Unión Europea nos ha permitido sobrevivir a tantos juezastros, politicastros y milicientos truhanescos y sinvergüenzas.  

Contornos
Ángel Romera
http://diariodelendriago.blogspot.com.es/

11 Comentarios »

  • Critico dice:

    Ninguna autocrítica a un sistema educativo que conoce bien y proviene de décadas de ingeniería social neo-com (unista). Vivimos en distintos mundos, realidad a la carta. Hace ya casi un año que tenemos una pandemia de sinvergüenzas sin escrúpulos para los cuales el poder por el poder es lo único importante, pero no escucharemos de su boca una mínima crítica a quienes llevan dos años descomponiendo a esta sociedad y sus familias con una propaganda infame que trata de ocultar tantos muertos y personas sin empleo.

    No, los jóvenes que salen a destrozar las calles y a intentar matar a los policías no protestaban porque sufren la mayor tasa de desempleo de Europa, o porque sus familias se han quedado sin trabajo o han perdido a alguien por la pandemia nefastamente gestionada, ni tan siquiera porque no pueden divertirse como corresponde a la juventud, protestaban porque se ha condenado a un angelito que señalaba a personas y colectivos para que fueran asesinados.

    Don Ángel, quédese con sus angelitos y aquí ya, sálvese quien pueda. El caos es la revolución y la destrucción. A esto conducen sus ideas.

    Escribe usted desde las tripas maravillosamente bien, pero desde las tripas.

    • Para El Obseso con amor dice:

      Buena cantidad de Bilis acabas de escupir. Romera habla de juventud en general y tu te tienes que llevar el tema, para soltar tu mitin, a los jóvenes de las manifestaciones, tu nueva Obsesión.

      Luego que se te llaman Obseso, si es que cuando te Obsesionas con algo no paras de dar la matraca hasta que te Obsesionas con otra cosa…

      • Critico dice:

        No es obsesión es realidad, algo que digieres mal.

        Afirmar que es Bilis es una forma de decir que tú no admites ni la realidad ni tan siquiera un análisis racional , menos una opinión diferente. Algo común (ista) a los jóvenes que se lanzan a destrozar el mobiliario urbano y a saquear negocios donde trabajan jóvenes, estos sí, con mayor valía y sentido de la realidad.

        Te quedaste neurotizado en alguna fase de tu de-formación académica. La obsesión es la patología más corriente en una neurosis.
        Ánimo, estas cosas se curan ya en un diván y siempre con madurez, asunción de la realidad. También un buen correctivo en la familia hace milagros.

        • Para El Obseso con amor dice:

          Qué poco has tardado en contestar, Obseso.

          En fin, que las obsesivas y repetitivas excrecencias que escupes no están a la altura de los artículos de romera a los que siempre intentas esterilmente poner tu puntillita.

          Ésa es la única realidad que vemos todos los que por aquí pasamos, leemos y comparamos.

          • Critico dice:

            Es fácil no estar de acuerdo con Romera, sus análisis son irracionales.
            Respecto a ti, ve a curarte de la neurosis. En tu obsesión no cabe la realidad, tu cerebro es demasiado pequeño y tus neuronas limitadas.
            Eres un demente y niñato obseso lleno de la bilis y el odio que achacas a otros.

            Siembras…recoges. Real.

  • Srletrado dice:

    Al igual que con las causas últimas que provocaron la guerra civil (no así con la dictadura cuya única responsabilidad fue de quien la encabezó) hay un esfuerzo ,un poco sicofanta, en la izquierda en evadir sus propias responsables y endosar sus propias culpas a terceros.

    En este caso es hacer creer que la gran crisis del 2008, fue por culpa “de las políticas neocon”

    Evidentemente todos recordamos que quien gobernaba era zapatero, cuyos presupuestos los aprobaba Izquierda Unida e izquierda catalana republicana… como ahora

    Y no, por mucha ignorancia, por mucho esfuerzo en secuestrar el relato, no, no se puede sostener que la crisis la provocara una política neocon. Más bien al revés: la política de gasto improductivo y de deuda.

    Fue una crisis de deuda, de quiebra del estado, clavada a lo que hay ahora, crisis que provocó un déficit en mayo de 2010, del 12,4%, lo que provocó el mayor oprobio jamás vivido en nuestro país: LA BAJADA DE LAS PENSIONES, así como un sinfín de recortes sociales en educación y sobretodo sanidad, que no pudo remontarse hasta 2017.

    Hoy, por desgracia, vemos que la historia se repite. Es así: mismos errores, mismas consecuencias .

    Y también se repite lo mismo: engañabobos que hablan de “políticas neocon”, sologripistas que decían que no hacían falta mascarillas o tertulianos y juntaletras que hacen creer que un niñato rico que agrede a periodistas va a la cárcel por poner tuits… que tampoco hubiera pasado nada si así hubiera sido.

    “Políticas neocon”

  • Extraterrestre dice:

    Vamos que los poderes hacen girar la rueda de la vida a su antojo,y que nos hacen creer que todo cambia y en verdad no cambia nada…Es triste ver que esa evolución social de la que hablas no se ve plasmada nunca…yo sigo pensando que es posible,pese a tanto fracaso y desengaño…

  • Censor dice:

    La culpa es de los otros…

  • Charles dice:

    Bueno, lo cierto es que recientemente hemos asistido a una circunstancia inédita: «en una debacle electoral, dimite el edificio»……

    • PJTA dice:

      Pero Charles, no das puntada sin hilo. Y desvarías, deliberadamente, en interés de tus amos. Que convocan un certamen fotográfico sobre la pandemia, sueltas el dato de las mujeres asesinadas el pasado año. Que hay una crítica generalizada en este artículo, tú vas y «le tiras» al Pp. (Había que contrarrestar lo de 2008 y tu amado Zapatero).
      Charles, tú siempre «haciendo patria», (la tuya, la «patria» de los palmeros), con la objetividad que te caracteriza.

  • Hobbes de luto dice:

    Qué gran verdad Romera.

    En España si despuntas por algo que no sea repartir sobres, estás jodido.

    Solo un ejemplo: Sanitarios, personal de residencias, cajeras, peluqueras, personal de emergencias….una multitud de profesiones que lo están pasando realmente mal con la COVID19, pero lo que sale en la tele de manera machacona son las manifestaciones de los dueños de bares. Ya has visto las fotos de la Plaza Mayor con miríadas de ciudadanos protestando por el cierre de los bares…

    Esa es la radiografía de este país, que en los últimos 50 años ha estado sufriendo la «dictadura socialcomunista» que denuncia el obseso con el silencio de Censor. De verdad que merecemos el meteorito hoy, mejor que mañana.

    Si es que, la culpa es siempre de los otros…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.