Inicio » Opinión

La huida de Cervantes a Italia (I)

- 5 octubre, 2005 – 14:00Sin comentarios

Ramón Fernández Palmeral

Contentóle Florencia en extremo, así por su agradable asiento como por su
limpieza, suntuosos edificios, fresco río y apacibles calles.

(Licenciado Vidriera, Miguel de Cervantes)
Causas de la huida de Cervantes de Madrid

¿Por qué Cervantes huye de Madrid en 1568? Todavía no sabemos las causas verdaderas de ello.

   Miguel de Cervantes salió desde Madrid huyendo de la Justicia para Andalucía, tras una corta temporada en Sevilla viaje al Levante y Barcelona donde llegará a Italia en septiembre del año de Gracia de 1569, lugar donde no tenía jurisdicción el rey Felipe II. ¿Una expatriación voluntaria o forzosa o un ausentarse de Madrid?
   Tampoco existe constancia documental de cómo realizó este viaje a Italia. Un exilio que le influyó en el resto de su vida «sin este viaje no hubiera escrito El Quijote, no fuera el Cervantes que conocemos».

   Hasta finales del siglo XIX no se dio como bueno la «Real Provisión» que ordena su prisión firmada por el alguacil Juan de Medina en Madrid, acusado de «haber dado ciertas heridas a Antonio Sigura, andante en corte», documento que se encontró en el Archivo de Salamanca en 1840, y no es hasta 1863 cuando Jerónimo Morán lo inserta en el tercer tomo su Vida de Cervantes en la Imprenta Nacional y se produce el «escándalo» en tiempo difíciles de identidad del reinado de Isabel II y los cervantófilos de aquella época no le dan importancia y creen que pudo ser otro joven «un Miguel de Cervantes». Aunque tenemos la sentencia, hemos perdido el procedimiento de la causa que, sin duda alguna, nos hubiera aclarado el origen verdadero de la pendencia de honor, aunque otros dicen que fue causa de amores juveniles.

   Como no se presenta ante la justicia y es declarado en rebeldía se dicta otra «Real Provisión», donde la justicia de Felipe II se muestra severísima, tiempos en los que se practicaban las penas de ablación y tortura o galera por la necesidad que tenía Felipe II de galeotes. Procesos ya estudiados por Francisco Tomás y Valiente en El Derecho Penal de la Monarquía Absoluta /siglos XVI-XVII-XVIII).Edi. Tecnos, Madrid, 1969. La «Real Provisión» (orden de prisión) dice:

   …en Rebeldía contra un myguel de Çerbantes, absente, sobre Razon de haber dado çiertas heridas en esta corte A Antonio de Sigura, andante en esta corte, sobre lo cual El dicho miguel de Çerbantes, por los dichos nuestros alcaldes fue condenado A que con berguença publica le fuese cortada la mano derecha y en destierro de nuestros Reynos por tiempo de diez años y en otras penas contenidas en la dicha sentencia.

   Si Miguel es declaro en rebeldía, cabe la posibilidad de que hubiera una primera orden de prisión, que no se ha encontrado, porque es de Derecho que cuando no se cumple la primera orden es cuando te declaran en rebeldía por no acudir al llamamiento judicial, y en consecuencia con una agravación de la pena, por ello esta supuesta segunda «Real Provisión», es tan severa y tan temible. Pienso que debe existir en algún archivo la primera orden de prisión contra el joven Miguel.

   De la autenticidad del documento no hay dudas, según Manuel Fernández Álvarez se encuentra inserto en el Registro General del Sello del Archivo de Simancas, legajo del mes de Septiembre, fechada el 15 de ese mes. Especula Manuel Fernández que la riña o pendencia debió ocurrir entre mayo y junio de 1569 y no en septiembre, con lo que desmiente a Alfredo Alvar, ya que «la crónica sobre la muerte de la reina Isabel de Valois, compuesta por López de Hoyos (…), fue a probada el 15 de mayo de 1569 con la censura eclesiástica (aquí nada menos que a cargo del influyente confesor del Rey, Fray Diego de Chaves». En la nota 49 con dice que si la obra se puso a la venta en septiembre, Cervantes era ya fugitivo de la Justicia, y no hubiera aparecio sus poemas publicados.

   Por Luis Astrana Marín en Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes conocemos los nombres de los jueces: los licenciados Salazar, Ortiz, Hernán Velázquez y Álvarez Gracia de Toledo.

   Es una pena histórica que se haya perdido el proceso contra Cervantes por las heridas causadas en duelo a Antonio Sigura, se cree que fue vendido como papel viejo a un polvorista de Alcalá, porque no sabemos las causas entre Sigura y Cervantes, todo son conclusiones y expeculaciones gracias a la técnica historigráfica.

   Manuel Fernández Álvarez, especula también, muy acertadamente sobre las causas de este duelo, posiblemente llevado «por el puntillo de la honra», la bella Andrea, la hermana mayor de Cervantes, había tenido una hija ilegítima con Nicolás de Ovanda, llamada Constanza de Ovando nacida a finales de 1565 y primeros de 1566, según Astrana Marín. Como Andrea fue abandonada a su suerte por Nicolás, no llegaron a casarse, se refugia con su hija en la casa de su padre cirujano-barbero, reclama una compensación económica a Nicolás por la ruptura del compromiso manitrimonial, y, Andrela ayudará a don Rodrigo en labores de enfermera. En cuando llega el rico comerciante italiano Giovanni Franchesco Localedo para ser curado por don Rodrigo, «estaba hecho una lacería», necesitaba asistencia de cueras y ungüentos para sus llagas y heridas. Una vez curado Andrea se convierte en supuesto amante del rico genovés, que después la colmó de regalos, una extraña generosidad en donación de bienes, escudos de oro y joyas el 9 de julio de 1568, para cubrir las apariencias:

   …piezas de tafetán, sayas y basquinñas de raso, terciopelo y abalorios; juboes de telilla de playa y tela de oro carmeí; cofias de oro y plata; un rosario de creistal; mantos de burato de seda; almohadas grandes y pequeñas…; 4 candeleros de aljófar; cincuenta botones de cristal; una vihuela; 300 escudos de oro en oro y otras muchas cosas más.

   Cervantes a sus 21 años en 1568 tenía un futuro prometedor como alumno del clérigo Juan López de Hoyos, maestro de Gramática del Estudio de la Villa madrileña desde el 15 de enero de 1568, preceptor por siete meses, posiblemente hubiera ingresado en la Complutense, y como poeta ya era llamado por su maestro como: «…nuestro caro y amado discípulo», había publicado cuatro composiciones, sin embargo, otros cervantistas creen que no fue estudiante a su cargo, quizás por las estrécheles económicas de la familia. El duelo de honor se debió, posiblemente, al defender el buen nombre de su hermana Andrea, de la sospechosa relación con el gentilhombre y rico genovés Locadelo, que es cuando entre en escena el desconocido Antonio Sigura «andante en corte o paseante en corte o albañil iletrado». Aunque un albañil o alarife en aquella época debía ser un personaje muy influyente. Esto le obliga a abandonar estudios, familia y amigos.

   ¿Acaso Antonio Sigura andaba en medio de esta relación amorosa entre Andrea y Locadelo? ¿Quién era exactamente este tal Sigura y qué tenía que ver son Andrea? ¿Qué causa de honor ocasionó la pendencia de Cervantes contra Sigura en Madrid? Si queremos especular sobre las causas de la riña, duelo o pendencia contra Sigura, debemos achacarla por causas de esta sospechosa donación del genovés, que nos aproxima a la fecha de la riña a mediados de 1569. Hemos de concederle dos meses de tiempo a la burocracia de los jueces reales para redactar el juicio oral, procedimiento y demás providencia reales, que está fechado el 15 de Septiembre.

   El documento de la donación de Locadelo, recoje:

   Por cuanto yo tengo mucha obligación e soy en mucho cargo a la señora doña Andrea de Cervantes, hija de Rodrigo de Cervantes, residente en esta villa y corte [Madrid], aun porque estando yo ausente de mi natural en esta tierra me he regalado y curado algunas enfermedades que he tendido, así ella como su padre…, tengo obligación de remunerar y gratificar.

   Tras las graves lesiones a Sigura, seguramente por espada en la cabeza y rostro, tenemos la especulación en la lectura de Los trabajos de Persiles y Segismunda, obra póstuma (1617), que contiene cierto carácter autobiográfico como lo demuestra en el personaje del bárbaro español Antonio donde cuenta en el Libro I, capitulo V, que:

   …Yo, según buena suerte quiso, nací en España, en una de las mejores provincias de ella medianamente nobles; criándome como ricos; llegué a las puertas de la Gramática…

   Situado Antonio (personaje de Persiles) en la plaza de su pueblo en unas fiestas, tuvo pendencia y duelo con «un caballero, hijo segundo de un titulado», donde cuenta cómo echó mano a su espada:

   …y le di dos cuchilladas en la cabeza muy bien dadas, con lo que le turbe de manera que no supo lo que le había acometido…la sangre le corrí por la cabeza de una de las dos heridas.

   Es curioso cómo el nombre de Antonio (homónimo de Antonio Sigura) es dado a uno de los personajes del libro del Persiles, que por lo que cuenta a los demás peregrinos coincide con la biografía de Miguel de Cervantes. El antagonista de la vida real pasa a ser el personaje del autor en la ficción.

   Como Cervantes huye de la justicia para no ingresar en prisión, se le declara en rebeldía y condenado a que le corten la mano derecha, lo debe ser tenida en cuenta como una segunda «Real Provisión». Huye de Madrid a Sevilla, pero ante debió parar en Córdoba casa de su tía doña Catalina, y en Cabra casa de su tío Andrés, pero como la situación en la llamada rebelión de los moriscos de La Alpujarra (Granada), Bentomiz y Bezmeliana en la Axarquía malacitana, se había extendido, Andalucía no era un lugar seguro por la concentración de ropas reales y se dice que sale para Barcelona (153 leguas), pero no por los caminos reales sino por atajos.

   Ya conocía Sevilla, en 1564 se cree que asistió al colegio de los Jesuitas con el padre Acebedo y a Mateo Vázquez, luego secretario de Felipe II, por ello le debía quedar alguna amistad. Primero pasará por Valencia de aquí a Barcelona y posiblemente de este puerto en galeras a Génova. Barcelona es el lugar donde El Quijote, en la segunda parte es derrotado y cobra la cordura, una ciudad no descrita. Un viaje en galera hubiera sido peligroso por la necesidad de u salvoconducto, que seguro ni tenía ni podía adquirir sin delatarse como prófugo de la justicia.

   Estos datos no justifican documentalmente su paso por Valencia y si salida desde Barcelona.

Sin comentarios »

1 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.