Ataques contra el idioma español: «El dardo en la palabra», de Fernando Lázaro Carreter

palabrasmarginalesLos atentados que se cometen contra nuestro idioma son innumerables y casi innombrables. Hago la salvedad del “casi” porque después de leer el inefable El dardo en la palabra del insigne don Fernando Lázaro Carreter, le queda a uno la sospecha, nada infundada en mi caso, de que uno es un auténtico desconocedor del idioma que usa cada día para dirigirse a sus familiares, contender con los clientes del negocio y acallar a los que tratan de pisotearnos en los distintos foros donde tratamos de hacernos comprender por nuestros congéneres.
Es tal la cantidad de sutilezas de nuestro idioma español que dominarlas o siquiera conocerlas todas es una difícil empresa que parece quedar fuera del alcance de un mortal cualesquiera. Pero he aquí que para tranquilizar nuestra conciencia el autor de este feroz tocho arremete, sin piedad pero con un estilo llano y rico a un tiempo, contra esos mastuerzos televisivos y radiofónicos que están a punto de acabar con la unidad de nuestro amado idioma. La cosa no es para tomársela a chacota. el-dardo-en-la-palabra-(2)En los siglos anteriores al advenimiento de los medios de comunicación de masas, los cambios en el lenguaje se operaban de abajo a arriba, de las clases bajas, de la masa, hacia las altas categorías sociales, en un proceso lento mediante el cual se sometían a examen ─y por tanto eran depuradas─ aquellas innovaciones que no tuvieran un sentido útil o siquiera una mínima elegancia. Hoy, por desgracia no es así. Los comentaristas televisivos y radiofónicos, una raza de augustos anormales en muchos de los casos, cuelan con calzador cualquier muletilla o barbarismo para desdicha de los buenos hablantes del idioma español, que ven como cada día miles de palabros se introducen en nuestra lengua y la van contaminando y convirtiendo en un esperpéntico almodrote, en un idioma lleno de tonterías de las que resulta harto difícil deshacerse. Desde la desesperación por lo arduo de su tarea, pero también con unas considerables dosis de ingenio, inteligencia y buen humor, don Fernando Lázaro Carreter traza en estos dardos en la palabra ─escritos a lo largo de décadas y recogidos en este tomo─ una poderosa línea de defensa y combate contra todos esos zoquetes de las ondas hertzianas empeñados en convertirnos en más tontos de lo que el sistema educativo nos ha dejado. Un excelente libro para pasar el rato y aprender de paso cómo defendernos de los ataques contra el idioma español. Que no es poco.

Emilio Morote Esquivel
Palabras marginales

---

Descargue gratis una novela del autor de estos artículos: ¡Si es usted de Ciudad Real le va a resultar un tanto familiar!

https://d01.megashares.com/index.php?d01=18JjXA0

Relacionados

Euromillones

3 COMENTARIOS

  1. Siento romperle la cara a tan respetable señor, pero el tal Fernando Lázaro Carreter era un machista de los más insufribles que ha habido, como más de una de sus alumnas / Víctimas me ha testimoniado. Por no hablar de como metió con calzador en la universidad al inútil de su hijo. ADemás fue tan cafre que ni siquiera tuvo discípulos: tuvieron que irse a formar fuera porque este señor era así. Como escritor de ficción, una obra maestra de la paletez: el guion de «La ciudad no es para mí», la obra maestra de Paco Martínez Soria y que en realidad -véase lo moderno que era el señor- es solo una comedia de figurón de las que molaban en el siglo XVIII, periodo en el cual era un experto consumado.

    Dicho esto, tengo que añadir algo: sus libros de texto de lengua y literatura han sido los mejores que ha habido… con todos los defectillos que ahora podríamos sacarles. Y es autor de un útil Diccionario de términos filológicos y algunas teorías discutibles pero dignas en su campo.

    • Y perdón por las incorrecciones ortográficas de las prisas. Seguro que don Fernando ya me habría puesto muchos ceros o, como decía Humphrey Bogart en «Sabrina» de Billy Wilder, «un montón de saquitos vacíos».

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img