Advertisement

Inicio » Opinión

Jamón 5J o el superlujo

- 11 noviembre, 2016 – 00:01Sin comentarios
Jesús Millán Muñoz.- 0. Hay temas que son enormemente complejo abordarlos, y creo que pienses lo que pienses, escribas lo que escribas te equivocarás. Tanto yo como usted. Pero como articulista creo que hay que abordarlos. opinion 1. Estamos hablando de un concepto, no ya del lujo, que pueden alcanzarlo las clases medias altas o las altas sino de superlujo que solo pueden acceder a él unos cientos o miles de personas en el mundo. Tal es el problema que ni siquiera podemos poner cifras o cuantificarlo. Aunque si podamos saber el número de multimillonarios en el mundo. Según la revista china “Hurum Report”, existen más de dos mil personas que tienen más de mil millones de dólares. Por consecuencia estas personas pueden disponer del concepto de superlujo. Pero no vamos aquí por el momento a analizar fortunas, ramas de la economía, geografía o territorios por dónde se distribuyen, etc., sino reflexionar sobre algunas cuestiones del superlujo: - Lo primero que hay que plantearse es que muchas de esas fortunas han sido heredadas, pero otras han sido obtenidas por sus actuales propietarios. Por lo cual, se han pasado lustros o décadas de trabajo y de inversión, de azar y de causalidad, de encontrar nuevos mercados o nuevos productos, etc. Por lo cual, puede que dispongan de medios para llevar una vida de superlujo, pero para mantener la fortuna tendrán que seguir trabajando e invirtiendo, pensando y tomando decisiones. Por lo cual, desde fuera puede que solo veamos sus yates o sus palacios o sus joyas pero quizás no percibamos la enorme cantidad de trabajo que todavía les queda realizar cada día. Siguiendo aquella máxima de un millonario norteamericano de finales del siglo diecinueve, “el que tiene mucho dinero, solo se puede ocupar de una cosa, de su dinero”. Lo cual, se interprete de la forma que sea, siempre es muy compleja. - Por otro lado, está siempre el eterno problema que un uno por ciento de la población disponga de un tanto por ciento muy elevado de la riqueza mundial. Según el estudio que se utilice dirán una cifra del tanto por ciento de la riqueza mundial, más elevada o menos elevada. Ya que se indica que existen setecientos millones de personas en estado de extrema pobreza. Por lo cual a lo largo de los siglos se han dado multitud de soluciones sobre este problema, tanto a nivel teórico como a nivel práctico, en definitiva las grandes ideologías sociopolíticas, desde siempre, intentan contestar a esta cuestión, evidentemente en cada época con unas cifras diferentes y diferenciadas, con distintos motivos y causas… Soluciones que van desde que “hay que repartir la riqueza de los que más tienen”, hasta el otro extremo “que se indica que toda persona tiene que esforzarse más para intentar salir de su situación”, pasando por todos los intermedios, de políticas y medidas sociales de todo tipo, y de teorizaciones en las cuales se explica que los seres humanos “muchos no pueden salir de su situación, por mil motivos, entre otros culturales, ideológicos, sociales, étnicos, territoriales, climáticos, familiares…”. Además en el mundo occidental está la lacónica frase de la Biblia, “que siempre tendréis pobres con vosotros”, que no quiere decir, que no se haga todo lo posible para que no existan. Y el problema de fondo que la riqueza, no solo es material, puede ser también cultural, puede ser intelectual, puede ser social, puede ser en el campo de la salud física o psíquica, etc. Y la pobreza también puede ser de muchas clases o tipos. - Pero nos enfrentamos al gran y grave problema, que es que la sociedad está organizada, para que pueda mantenerse y sobrevivir para que cada sujeto salga todos los días de su hogar, y vaya a trabajar, a producir algo, sea multimillonario o no lo sea. Aquella frase lapidaria de Sartre, “la escasez es la que mueve el mundo”, o en algunas de sus interpretaciones… Y dentro de esta cuestión, ¿es mejor para la sociedad y para la economía y para el bienestar de todos o de la inmensa mayoría, que algunas personas se puedan comprar relojes de un millón de euros, que algunas personas puedan degustas cenas o platos de cinco mil euros… o no? ¿Si alguien tiene diez relojes, ya que éste es el ejemplo que hemos puesto no tiene sentido que se compre el número once, a no ser que ese número once sea mucho más caro y le eleve su prestigio social o sea una inversión o sea una vanidad mucho más superior…? ¿O dicho de otra manera o de otra forma, al comprar el reloj número once que es muy superior a los anteriores, permite dar trabajo, permite producir nuevos productos, permite crear empleo y permite que otras personas puedan vivir y existir con un trabajo normal y legal…? ¿Porque si el reloj número once no fuese distinto no lo compraría…? ¿Por lo cual tenemos que terminar con la pregunta es el superlujo, siempre que sea legal y moral, una necesidad del sistema económico, para crear nuevas mercancías, nuevo trabajo y por tanto empleo…? - No estamos aquí para rasgarnos las vestiduras, y para enseguida poner soluciones con sistemas solidarios o comunitarios, en mayor o menor medida utópicos, pongan los adjetivos de propiedad que quieran. No estoy aquí para defender ningún sistema sociopolítico de ningún tipo o de ninguna clase, sino si en las condiciones actuales occidentales es conveniente el superlujo o no lo es. ¿O dicho de otro modo, las clases medias aspiran al lujo, y las altas al superlujo, y esa es el verdadero motor que hace funcionar a la sociedad…? ¿Es decir aspirar a más…? ¿Por eso, cada mañana los infantes y niños y adolescentes van a la escuela, y sus padres al trabajo…? De todas formas no podemos obviar que igual que se han resuelto otras epidemias en el mundo, las de las guerras, el hambre, trata de personas, enfermedades ya resueltas, etc., son objetivo que el ser humano y la especie humana tiene que plantearse para superarlas y erradicarlas y superarlas y solucionarlas… 2. Para finalizar el jamón 5j como símbolo, el lujo y el superlujo es la gasolina y el motor de la sociedad, porque permite de alguna manera, que todo el sistema funcione, es decir, todo el mundo quiera ir ascendiendo por la escala y la escalera social, subir peldaños y de tal modo, y por consecuencia el gran motor de la sociedad siga moviéndose y en medio y de paso puedan vivir miles de millones de personas en el planeta… unos tendrán que aspirar a comer patatas, los que ya lo hacen comer trigo y arroz, los que ya están en esa escala, carne, los que ya tienen ese nivel, degustar platos más refinados, y los que ya han llegado a ese nivel, intentar degustar alimentos de superlujo en lugares de superlujo… ¿Así, se consigue que todo el mundo se levante cada día y vaya a sus trabajos, para aspirar a más…? Nadie se rasgue el sombrero, ni nadie se lo coma, sino más bien piense de verdad lo que sienten y desean en este tema…
Etiquetas: ,

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.