Advertisement
Inicio » Divagario

Versos y dioses

- 1 marzo, 2017 – 11:003 Comentarios
joseRivero2Dice Bendelac que "el primer verso te lo dan los dioses, los demás dependen de las emociones y las ideas". En una secuencia de Inspiración, Emoción e Ideas. Algo que se complementa con lo afirmado por Pablo Picasso, al hablar de las Musas: "Que la inspiración, si llega, me encuentre trabajando". No siempre ocurre. Y más, cuando falta el trabajo. Sin trabajo ¿no hay inspiración? Que se lo pregunten a Picasso. benedetiSin trabajo, lo que no hay es ganas de estar inspirado. También podemos retocar la frase anterior y hacerla carnal y libidinosa. "El primer beso te lo dan los dioses, los demás dependen de tus habilidades, de tus artes y de tus seducciones". De los dioses inspiradores de Poesía, a los dioses iniciadores del Erotismo. Y ello habla del aburrimiento del Olimpo y del aburrimiento de otros cenáculos. De Erato a Afrodita. O si se quiere: La palabra que da vida. O de la Palabra del Verbo al Verbo hecho Carne. No sólo el barro sirve para hacer la Carne mortal de los primeros Padres. También sirve para moldear piezas cerámicas. Y ¿si el primer verso inspirado por los dioses, está equivocado o no vale un pimiento? Surge un problema. Un problema primero, Poético y Político. Y luego, Ético. Por eso y desde esa constatación, para aquellos que creen que los dioses te dan no sólo el primer verso, sino el poema entero, nace un enorme problema. Un problema casi irresoluble y viciado. Ese problema es el de la inconsecuencia e incontinencia poética de los dioses. O el de su incapacidad declarada para el relato. Incluso para el relato Bíblico. Ahora que circula un libro enorme denominado Las imágenes de la Biblia, lleno de metáforas, poesía y de relatos interminables. Philip Larkin sostenía que "prefiero no escribir poemas a escribir poemas malos". Cosa que no hacen los dioses que dictan poesía barata y ritmos erróneos. El problema del buen poeta, debe ser sólo el de preferir el silencio a la banalidad. El problema del mal poeta, es no saber callarse. Y preferir la maldad del ruido a la bondad del silencio. José Rivero Divagario

3 Comentarios »

  • Ángel Manuel dice:

    El mal poeta…se mete hoy a rapero.

    • JOSÉ Rivero dice:

      Pero el rapero ¿no es un charlista sin boina? Bavardant dicen los franceses. Antes a esos echadores de versos los llamaban rezadores sin oración.

      • Ángel Manuel dice:

        Tu cultura no tiene fondo.

        A mí hubo una época que me gustó el rap. Con el tiempo y asumiendo que era un rebelde sin causa, me volví al Gregoriano, a Tomás Luis de Victoria y Palestrina.

        Éstos me reconocerás que son rezadores con oración.

        Por cierto como corista aficionado, y pringado actualmente en ello, cantar polifonía del siglo XVI es una de las cosas más complicadas en música coral. Tanto como hacer buena poesía. Contar historias es infinitamente más fácil.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.