Inicio » Ciudad Real

Comunicado: El Colegio de Médicos de Ciudad Real condena la “tendenciosidad” de la jornada “Actúa contra la violencia obstétrica”

- 2 octubre, 2018 – 08:0054 Comentarios

Comunicado.- El Colegio de Médicos de Ciudad Real manifiesta su más firme rechazo contra la jornada “Actúa contra la violencia obstétrica” a cargo de la abogada Lorena Moncholí y organizada por Oro Blanco, grupo de apoyo a la lactancia materna, por los siguientes motivos:
medicos
– Independientemente que sea o no conveniente un debate sobre el parto y los procedimientos médicos es inadmisible el título de la ponencia puesto que atenta contra la honorabilidad de los ginecólogos.

– Es evidente que Oro Blanco es libre de elegir la temática y el contenido de sus ponencias pero en ningún caso pueden resultar ofensivas o difamatorias. El uso del concepto “violencia” es contrario a la ética médica.

– El médico se regula por el Código de Deontología Médica que en sus principios generales establece que “la profesión médica está al servicio del ser humano y de la sociedad. Respetar la vida humana, la dignidad de la persona y el cuidado de la salud del individuo y de la comunidad son los deberes primordiales del médico. (…) La principal lealtad del médico es la que debe a su paciente y la salud de éste debe anteponerse a cualquier otra conveniencia. (…) El médico jamás perjudicará intencionadamente al paciente. Le atenderá con prudencia y competencia.

– Desde el Colegio de Médicos consideramos que es inaceptable cuestionar las actuaciones médicas conducentes a conseguir el nacimiento en las mejores condiciones tanto para la madre como para el bebé.

– Lo que se consideran prácticas constitutivas de violencia obstétrica están prohibidas en nuestro país porque suponen una vulneración de los derechos a la integridad física y moral, así como a la libertad personal.

– Los médicos en general y los ginecólogos en particular, no utilizamos ni hacemos uso de violencia en nuestro quehacer, siendo uno de nuestros principios básicos el “primum non nocere” (lo primero es no hacer daño).

Etiquetas: , ,

54 Comentarios »

  • Belén dice:

    Pues si alardean de “Primum non nocere”, ¿por qué siguen operando en una cesárea pese a los gritos de la madre a la que no se le ha anestesiado bien? Señores con bata, es violencia, sí, violencia. Métanselo en la bata y en su cabeza.

  • Luz dice:

    Han confundido violencia obstétrica con violencia, están confundiendo términos, primero que se informen bien de qué es violencia obstétrica porque desgraciadamente en el hospital de Ciudad Real sí ocurre, no siempre velan por la dignidad de la mujer por ejemplo.

  • Raquel dice:

    La técnica kristeller, según la OMS es violencia, y es una técnica habitual en el hospital de ciudad real.
    Las episiotomias en su mayoría innecesarias se practican en casi todos los casos.
    Te ponen mala cara si pides los tocos inalámbricos.
    Se sigue practicando el Hamilton sin consentimiento de la embarazada ( casi siempre sin que lo sepa siquiera)
    Por no hablar de la infantilización, o peor aún, de actuar como si la embarazada no estuviera.
    Hay mucho que renovar en este hospital.

    • Raquel dice:

      Y a todo eso se le llama violencia obstétrica.

      • ctgs dice:

        Se le llama no, La OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que es violencia… lo que quiere decir que ES VIOLENCIA…. La OMS dice que una cesárea innecesaria es violencia, que hacer episiotomía por protocolo es violencia, etc etc etc… y esas practicas se realizan en España … si no hecha un vistazo a las cifras, por ejemplo, de cesáreas realmente necesarias y las que se realizan, y n hablemos de el aumento de inducciones con oxitocina los viernes por la tarde… no se le llama LO ES

  • Pal Garcia dice:

    “…es inaceptable cuestionar las actuaciones médicas conducentes a conseguir el nacimiento en las mejores condiciones tanto para la madre como para el bebé”. Con esta frase se definen perfectamente. Quien considera inaceptable que se cuestione lo que hace, quien no acepta la crítica y revisión de su trabajo, sin duda no busca hacer su trabajo lo mejor posible ni mejorar en sus prácticas. Una vez más, juegan la carta del “bebé muerto” y de la falsa autoridad que creen que les otorga la bata. El respeto y la autoridad se gana con buenas prácticas, con humildad y con ganas de mejoría. Dejen de considerar inaceptable que se digan verdades como puños y siéntense a escuchar lo que hacen mal con ánimo de mejora.

  • Bio dice:

    La violencia obstétrica se traduce, en el ámbito físico, en prácticas invasivas; tales como: el tacto realizado por más de una persona, la episiotomía de rutina, el uso de fórceps, la maniobra de Kristeller, el raspaje de útero sin anestesia, una cesárea sin justificación médica y el suministro de medicación innecesaria.
    Por su parte, la violencia obstétrica psicológica se manifiesta en un trato deshumanizado mediante la utilización de un lenguaje inapropiado y grosero, discriminación, humillación, burlas y críticas respecto al estado de la mujer y su hijo. Asimismo alcanza la omisión de información sobre la evolución del embarazo por parte de los profesionales de salud.

    En este hospital de Ciudad Real he sufrido, como paciente, algunas de las prácticas detalladas arriba, me parece vergonzoso no sólo que critiquen la iniciativa de Oro Blanco, sino que ni siquiera sepan a lo que implica la violencia obtétrica. Nos vendría muy bien que colgaran sus egos junto con su bata y asistieran a la conferencia de Lorena.

  • Diana dice:

    Lo q es inadmisible es este comunicado. Para las q ya hemos pasado por un parto en el hospital de Ciudad Real resulta ofensivo leer esa sarta de mentiras que no se creen ni ellos. Una inducción sin justificación médica, una episiotomia innecesaria, un Kristeller sin consentimiento, q da como consecuencia un bebé con clavícula fracturada, es violencia obstetricia. Tal vez debieran volver a leer y releer su fantástico código deontológico hasta q entiendan e interioricen lo que en el se dice. Un poquito de análisis y de autocritica, las mujeres de Ciudad Real estamos ya muy hartas de los atropellos q en este hospital se comenten desde el minuto uno en que te quedas embarazada. Se hace necesario un cambio con urgencia!

  • Charles dice:

    Es necesario concienciar sobre este asunto porque no siempre “lo importante es que el niño esté bien”…….

  • Pilar dice:

    Por no hablar de los protocolos que cambian cada dos por tres y que solo ellos se saben, y que hay que seguir a pies juntillas.

  • María dice:

    Si, lamentablemente se sufre violencia, yo la sufri me sentí agradida, tactos realizados por más de una persona desnuda en una sala de recuperación sin poderme mover y la gente que padaba mirando humillada, triste sin saber de mi hijo recién nacio, con ganas de salir huyendo de este lugar, nadie fue agradable…

  • Belén dice:

    Señores con bata, la temática de la ponencia elegida por Oroblanco no es ofensiva ni difamatoria. Una ponencia así es lo que hace falta en esta provincia para que ustedes abran los ojos y se den cuenta de lo jodidamente mal que hacen su trabajo. Si han escrito el comunicado es porque se sienten aludidos. Pero de la misma forma, acudan ustedes a la ponencia y den sus argumentos allí,cara a cara. Expliquen sus protocolos tan poco respetuosos, dejen de escudarse en el bien de la madre y el hijo, pues para nada explican, calman y apoyan a una mujer embarazada y de parto. Y sobre todo, definan qué es violencia obstétrica para ustedes, porque a mí no me queda claro en su comunicado.

  • Marta Libertad dice:

    Creo que es muy fácil y de muy cobardes “dar la cara” atra ves de un comunicado, porque no sé personifican en dicha charla y debaten delante de todas las allí presente y la abogada si es o no es “violencia” como decís?!
    Yo solo puedo decir que me tuvieron más de 12h en una cama sin dejarme moverme ni para ir al baño! Sin beber ni una gota de agua, me cosieron,descosieron y volver a coser SIN ANESTESIA!!!
    Si eso no es VIOLENCIA por favor señores/as ginecólogos/as ofendidos/as, díganme qué es?!

  • Cristina dice:

    Es tan fácil rebatir punto por punto:
    – Que exista un código deontológico no significa que se cumpla. También hay un codigo de la circulación, un codogo penal…
    – Es comprensible y licito, aunque en mi opinion poco inteligente, que les parezca inaceptable que se les cuestione pero esto no sirve de argumentos para demostrar que sus prácticas son, cuando menos, aceptables.
    – Que se trate de prácticas prohibidas significa, igual q antes,que no se deben hacer, no que no se hagan. Testimonios y costillas rotas prueban q existen.
    – Vuelta a lo mismo, que no hacer daño sea un principio basico suena muy bien, siempre que se cumpla estrictamente y con respeto.

    También reseñar lo raro que suena lo de que consiguen nacimientos, ¿Es como conseguir trofeos? ¿O es mas como lograr un objetivo? Y, si lo consigue el medico, ¿Que pintan en esto el bebé y la mujer de parto? Igual es solo una cuestión de uso del lenguaje y en lugar de “conseguir el nacimiento en las mejores condiciones” seria mejor enfoque centrarse en “conseguir las mejores condiciones para el nacimiento” ¿Por que hemos de creer que quien es tan poco riguroso con las palabras que usa para argumentar lo q cree q es una defensa de sus intereses es mas riguroso en el respeto a los interes de las mujeres de parto?

  • Pablo dice:

    De traca, señores.
    Honorabilidad?
    Denuncien! Claro que sí. El término violencia les molesta? A mí también. Sin embargo, ES REAL. No lo digo yo, ni Oro Blanco, lo dice la ONU. Ciudad Real es una excepción en todo el mundo? En España?
    Honorabilidad.
    Honorable es que 1)respeten la libertad de expresión y de reunión, 2) respeten la evidencia científica, 3) los derechos humanos (que las mujeres lo son), 4) hagan autocrítica comóplatos muchos la hacemos y no se nos caen los anillos sino al revés: amamos nuestra profesión y sabemos qué hay que cambiar.
    Vergüenza.
    De traca es que a 2018 emprendan acciones legales porque se quiera informar a las mujeres de malas prácticas que realizan. Sí: las realizan. Todos los profesionales? Obvio que no.
    Y sin embargo sucede con otras cuestiones que atañen a la violencia de género, el “notallmen”. Obvio que no. Tienen la osadía, la desvergüenza de negar la violencia obstétrica?

  • Granata dice:

    Como siempre las denuncias que hacemos las mujeres sobre nuestros derechos y realidades son mal acogidos… yo también estoy de acuerdo en el termino de violencia obstetrica, forma parte de las microviolencias que son igual de importantes de cara a la consecución de la igualdad real. Las demandas de las mujeres nunca son prioritarias ya que quien sigue mandando en los colegios de médicos son los hombres. Es un deber tener en cuenta nuevos debates y demandas y verlos como criticas constructivas. Si los hombres tuvieran que someterse a los partos seguramente la cosa habria cambiado.

  • Mónica dice:

    Al Colegio de Médicos de Ciudad Real le invitaría a estar al día de las resoluciones de la OMS en esta materia. Más que nada para que cuando escriban comunicados sepan de qué están hablando y cuando entren a un paritorio lo tengan en cuenta. Por si no tienen tiempo para investigar, les dejo el enlace directo a la Declaración de la OMS sobre “Prevención y erradicación de la falta de respeto y el maltrato durante la atención del parto en centros de salud”: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/134590/WHO_RHR_14.23_spa.pdf;jsessionid=A3281A10527E155B34452564D34F1583?sequence=1

  • Carmen dice:

    Siempre qué las mujeres denunciamos un trato discriminatorio se nos reprende públicamente…. qué no hay violencia obstétrica dicen!! Yo es qué me meo, me meo x culpa de mi inducción sin fundamentos con varias prácticas sin consentimiento, un parto en litotomia y una preciosa episotomia realizada a traición,sin avisar y sin necesidad ninguna…y sí me meo y además tardé más de un año en dejar de sentir dolor durante la penetración…Señoros Ginecólogos escuchen a las mujeres y escuchen a las madres, dejen de preocuparse por el tamaño de sus testículos y de ver quién la tiene más grande, y ESCUCHEN

  • Nohemi dice:

    Si la semana pasada escribía sobre los #señoros que ante un doble parricidio empatizan con el asesino porque “los hombres sufren mucho”, hoy nos llega la versión PRO de #señoros que ejemplifican el machismo, la prepotencia, la soberbia y el narcisismo.
    EL colegio de médicos de Ciudad Real está muy ofendido por unas Jornadas contra la violencia obstétrica.
    Porque fíjense cómo somos las mujeres que estamos pidiendo entre otras cosas:
    -PArtos respetados
    -Con consentimiento
    -Sin episiotomías ruitinarias
    -Sin separación madre-hijo
    -Con evidencia
    Y tenemos que pedirlo a pesar de ser cosas que todas las autoridades en materia de salud recomiendan porque no nos las ofrecen… Si preguntan a las mujeres de su entorno que cuenten sus partos y cómo las trataron tenemos material para una recopilación de faltas de respeto, gritos e insultos, paternalismo, atentado a la dignidad e intimidad, ausencia de información, amenazas directas y/o veladas, cortes y mutilaciones sin consentimiento, inducciones por agenda, cesáreas innecesarias, fórceps didácticos, maniobras calificadas como muy peligrosas y un largo etcétera.
    Pues resulta que en ese contexto, el colegio de médicos de Ciudad Real en vez de ver una herramienta para que las mujeres conozcan sus derechos y los exijan ( a recordar que los derechos no hay que negociarlos, sino exigirlos) lo que “ven” es un acto condenable por tendencioso.
    Por cierto, señores del Colegio de médicos de Ciudad real, tendencioso sí es el acto.
    DEF de tendencioso: Que muestra parcialidad y manifiesta o implica tendencia hacia un fin determinado, especialmente en los escritos, discursos, noticias, etc.
    De hecho lo que se busca es precisamente “invertir la tendencia” de ser maltratadas sistemáticamente, hacia la otra tendencia de considerarnos personas de pleno derecho, libres y aptas para tomar decisiones sobre nosotras y nuestros cuerpos.
    Entiendo que para muchos esto es difícil de aceptar, lo sé, pero es hora de que se lo vayan mirando.
    No sé si alguna vez este colegio de médicos ha emitido un comunicado condenando la alta tasa de episiotomías, de cesáreas e inducciones innecesarias, de separaciones madre-bebé por protocolo, de vejaciones sufridas por comentarios violentos o amenazantes… Al parecer lo que les molesta es que las mujeres actúen para evitar lo que ellos niegan: LA VIOLENCIA OBSTÉTRICA.
    Suele pasar que los que ejercen la violencia no la ven… por eso , señores médicos del colegio de Ciudad Real, en vez de mirar su ombligo y su ego, pregunten a las mujeres. Porque si de verdad creen que eso que ponen en el escrito es verdad, es que están más desconectados de la realidad de lo que creemos:
    Cito del artículo:
    “-Lo que se consideran prácticas constitutivas de violencia obstétrica están prohibidas en nuestro país porque suponen una vulneración de los derechos a la integridad física y moral, así como a la libertad personal.
    – Los médicos en general y los ginecólogos en particular, no utilizamos ni hacemos uso de violencia en nuestro quehacer, siendo uno de nuestros principios básicos el “primum non nocere” (lo primero es no hacer daño).” (Fin de la cita)
    Su “condena” yo me la paso por el sitio donde un señor ginecólogo me rajó sin necesidad y sin mi consentimiento y me dejó una cicatriz y secuelas físicas y psicológicas.
    Os animo a todas las que hayáis vivido una experiencia violenta en vuestro parto comentéis para que estos señores se enteren de cómo se trata a las muejres en su profesión.
    Y sobre todo os animo a compartir, a ver si les da vergüencita preocuparse más de su honor que de nuestra dignidad.

  • Lo que es inadmisible es este comunicado, vergonzoso y mediocre, quitando importancia a una violencia que sufrimos o hemos sufrido gran parte de las mujeres, de la que ustedes ginecólogos y demás profesionales sanitarias han estado tomando parte, o bien provocándola, o bien haciendo mutis por el foro cuando lo han visto y/o escuchado. Yo misma tuve la desgracia de sufrirla en mi primer parto. Mientras una ginecóloga se subia encima de mi tripa, la otra gritaba: venga chata, que es pa hoy!!! Son unos impresentables pero ya no sé de que me sorprendo, en vez de vez la gran mierda que huele a su lado se ponen en contra de una charla de una Abogada porque vulnera su honorabilidad. Qué pena, qué lástima, que vergüenza! Y ustedes se hacen llamar PROFESIONALES?

  • Sofía dice:

    Si de verdad os preocupara no hacer daño y que se siga ese código deontológico, estaríais en la primera fila de estas jornadas con un cuaderno, un bolígrafo y un poquito de humildad, para escuchar y así poder solucionar los problemas que existen. Porque silenciar y poner en duda a las mujeres de forma sistemática también es violencia.
    “es inaceptable cuestionar las actuaciones médicas”, de verdad, qué poca vergüenza.

  • Cristina dice:

    Obviar lo evidente no lo va ahacer dedaparecer. Miles de mujeres SUFREN en sus cuerpos y sus mentes la violencia obstetrica y para muestra no hay más que tan solo revisar los comentarios que estamos dejando un montón de mujeres que hemos parido a nuestros hijos con nuestros cuerpos en centros hospitalarios y somos las únicas que podemos decir y contar cómo lo hemos vivido y qué hemos vivido.
    Acepten de una vez y sobretodo ACTÚEN!!!!

  • Lorena dice:

    Y si están prohibidas esas “prácticas” por qué las siguen realizando? O no escuchan o no quieren escuchar a mujeres relatando sus partos? En lugar de preocuparse por su honor, “señores” hagan autocrítica, revisión, introspección o lo que se les ocurra para cambiar o mejorar… O simplemente cierren la boca y respeten y hagan valer los derechos que tenemos las mujeres durante el parto y al igual que nuestras crías al nacer…
    Porque así suena (o tiene olor) a justificación rancia y anticuada.

  • Nazareth dice:

    Que sinverguenzas…la violencia obstetrica en España esta a la orden del dia. Trato patetnalista. Protocolos no basadoa en evidencia, inducciones sin informacion, carta deñ niño muerto, rechazo al plan de parto, vejaciones, amenazas, litotomia forzosa(porque ustedes NO saben atender un parto que no sea en perneras. Ustwdes creen que deben parir a las mujeres.sinverguenzas.). Episiotomias, cesareas a las que se llega por mala praxis. Hagan publicos sus protocolos y sus cifras. Sean transaparentes. Y luego vengan a llorar porque una abogada informa a las mujeres de sus derechos y con la ley en la mano, tarde o temprano se os va a acabar hacer lo que os da la gana con nosotras. Os vais a ver obligados a trabajar CON EVIDENCIA….que verguenza que ahora no lo hagais.

  • Arantxa dice:

    Lo que se deberían de preguntar en vez de afirmar que hacen las cosas correctamente, es el porque hay la necesidad de realizar este tipo de charlas.A lo mejor es que no estamos haciendo las cosas tan bien como pensabamos? Que estamos haciendo mal? Por que hay tantas quejas? Deberíamos actualizarnos? Por que lo llaman violencia? A lo mejor los “pobrecitos” se estan pensando que estan haciendo las cosas muy bien y actúan desde la ignorancia, con mas razón para que se asistan a la charla, cojan papel y boli y tomen nota.

  • Hobbes dice:

    Espectacular respuesta de las mujeres a esta barbaridad.

    Todo mi apoyo. Aunque esto lo vivamos al lado y no en primera persona, no os falta nada de razón porque lo hemos visto.

  • Afectada dice:

    “¿Ah, que no quieres maniobra de Kristeller? Pues más te vale empujar fuerte porque aquí tengo el fórceps”, uno de los dos ginecólogos que estuvieron presentes en mi parto. “Primum non nocere” las narices.

    Por no hablar de la matrona que me tocó cuando llegué y que me hizo dos tactos horribles. Hasta otra matrona que la vio vino luego y me dijo “tranquila, que yo no te voy a hacer daño, ya verás que se puede hacer un tacto sin dolor”.

  • Comadronatriste dice:

    Señores ginecólogos que se sienten aludidos por una charla muy necesario.
    Tienen la solución muy cerca, a su lado… las matronas .
    Profesionales expertas en el parto normal, déjenlas a ella trabajar y decidir.
    Dejen que este Paritorio se llene de matronas libres y autónomas con poder decisión.
    Váyanse a sus consultas y vengan solo cuando son llamados por ellas, para el parto patológico, el único que necesita un obstetra.
    No antepongan la formación de sus residentes a la libertad de las mujeres.
    Basta de “alivios de expulsivo”
    Basta de mujeres tumbadas .
    Basta de creerse dioses.

    Las mujeres tenemos voz, criterio y poder de decisión en nuestros cuerpos , en nuestros partos.

    Escuchen y hagan autocrítica .

    La violencia obstetrica existe, desde que se empezó a tumbar a las mujeres pars parir hace cientos de años.

    Abran sus ojos.

  • Victoria dice:

    Lo que debería indignarles es que sus colegiados mal-traten a las mujeres en sus partos.
    Violencia es no informar. Violencia es infantilizar y codificar. Violencia es realizar intervenciones innecesarias, muchas veces por comodidad o beneficio propio. Violencia es no atender a la voluntad de la usuaria. Violencia es coaccionar o amenazar, abierta o veladamente. Violencia es no solicitar consentimiento para intervenir, o para Lo que me da la impresión es que en verdad sí que saben lo que ocurre, y están asustados porque las mujeres hemos dejado de callar. Y muchos de ustedes podrían acabar en la cárcel por mala práxis… reléanse su código deontológico, y de paso la guía para la atención del parto normal, las recomendaciones de la OMS, SEGO, NICE, ACOG… Y aplíquenlo. Verán como dejamos de hablar de violencia.

  • Natalia dice:

    Lo que no es de recibo es que un Colegio Oficial de Médicos haga este tipo de comunicado, es vergonzoso y en él se refleja la exponencia máxima de machismo. Hagan el favor de tener a bien la participación en esta jornada para escuchar que la VO existe les quieran o no, tengan la profesionalidad que se les supone para debatir y argumentar. Pueden ser capaces de hacer eso o se van a quedar llorando en una esquina porque no quieren ver?

  • Imma dice:

    Claaaaro no existe violencia…pues mejor contarlo en primera persona, no vaya a ser que nos digan que nos lo inventamos…
    En Ciudad Real yo misma tras quejarme (un simple quejido) porque una ginecóloga introdujo su mano sin avisar y de forma brusca para extraer la placenta…
    Tan mal le sentó que me quejara que dejó su mano quieta dentro y me preguntó “te duele ahora??” (Con sorna…) Y yo no, claro ahora no te mueves… Y me dice tú calladita y si no colaboras te paso a quirófano”.
    Juro que en ningún momento dejé de colaborar. Sólo que le sentó mal que me quejara y me amenazó sin más…
    Y yo pues cedí, claro. Me mordí los labios y pensé que pase pronto… Y fue el dolor más intenso de todo el parto. Más por la humillación que por otra cosa.
    Pero no existe la violencia, no en ciudad real… Eso será por otro sitio.

    • Irene comadrona dice:

      ¡Qué vergüenza! Vaya tipeja.

    • Susana dice:

      Asco, vergüenza y rabia me da. Cuánto sociópata puede haber trabajando en obstetricia haciendo estas cosas? Es increíble.
      Y en cuanto al comunicado, lo que más me preocupa es que estos médicos son capaces de separarse emocional y racionalmente de todas las experiencias relatadas (millones podrían leer y escuchar), sin sentir culpa o conseguir un ápice de autocritica, sólo centrados en defender su poder. Y lo hacen de manera oficial en nombre de todos los obstetras y demás médicos a los que representan.
      Esto es muy preocupante desde el punto de vista del perfil psicológico de las personas que nos atienden, y es inadmisible.

  • Patricia dice:

    Lorena, TODO MI APOYO como psicóloga, madre y mujer que ha sufrido VO.
    Qué hartazgo, por favor. Es lo que faltaba ya. Que ejerzan coacción hasta cuando nos quejamos de la violencia que estamos sufriendo!! Es que no sé si estoy más enfadada o alucinada

  • Irene comadrona dice:

    Dejé de trabajar en hospitales españoles por la violencia obstétrica. No he trabajado en Ciudad Real pero solo hace falta un comunicado como este para ver que está a la orden del día.
    La obstetricia nos ningunea desde hace muchísimo tiempo y ya es hora de que deje de hacerlo.
    Estamos hartas de recibir esta violencia y de que cuando nos quejemos, encima tengan la desfachatez de decirnos que no. ¿Estamos mintiendo? ¿Nos estamos inventando esto? ¿Con qué fin miles de mujeres exponen esta situación? ¿Para difamar a una profesión que las trata de maravilla?
    La VIOLENCIA OBSTÉTRICA existe y tiene que terminar. En vez de escudarse en ridículos comunicados, escuchen, aprendan, pidan perdón y comiencen a ejercer está profesión como nos merecemos sus clientes. Es fácil: solo hay que informar y actuar según decida la persona dueña de ese cuerpo sobre el que queremos actuar. Si dice que NO, no lo hacemos y seguimos ayudándola, apoyándola y respetándola.

  • Mónica dice:

    La violencia obstétrica es una realidad en la atención durante el embarazo, parto y postparto en la Sanidad española.
    No es sólo un clamor entre las mujeres que lo han sufrido. Es reconocido por la OMS y otras tantas organizaciones sanitarias como algo existente y que debería de desaparecer por el bienestar de las madres y de los bebes.
    Que el Colegio de Médicos de Ciudad Real la niege y reniegue de cualquier crítica, hace más evidente que esta jornada es muy necesaria. No sólo para las madres que ya han sufrido estos malos tratos, si no para las que pueden pasar por ello en el futuro. Y sobre todo animo a todos esos médicos obstetras a que asistan, dejen su ego y su corporativismo a un lado y se den cuenta del maltrato que infligen a diario a las mujeres que confían en ellos para que las atiendan en un momento tan importante.

  • Marta dice:

    No doy crédito con este comunicado. Primero, porque siento q a todas las mujeres q nos quejamos de la atención recibida en nuestros partos se nos está llamando mentirosas, y encima desde una institución como el colegio de médicos. Segundo, porque en vez de sentirse atraídos por una charla de la que pueden aprender y sacar muchas cosas se escudan en el “yo lo sé todo y no admito q pueda hacer algo mal o cometer errores”. Tercero, porque ni siquiera se han puesto en contacto directo con las organizadoras del evento Sino q se han limitado a publicar un comunicado defensivo, y me pregunto: de q os defendéis? Si lo hacéis todo tan bien porq no vais a verificar lo estupendo y lo legales q son vuestras prácticas? Miedo me da pensar q estáis convencidos de q estáis al tanto de todo y q no tenéis margen de error.
    Confío en q estos comentarios os hagan ver q queremos profesionales sanitarios bien formados, bien actualizados y q estamos deseando q vosotros apoyéis lo mismo, porq contra lo q vamos en contra las malas prácticas, y de verdad quiero creer q el colegio de médicos busca lo mismo.

  • Rosa dice:

    Yo también sufrí violencia obstétrica y no quise verlo, pero no por el dolor que me iba a causar, eso fue después. Fue porque me trataron amablemente y me explicaban todo y por eso pensé que lo que hicieron no era violencia.
    Después conocí a Lorena Moncholí y comencé a seguirla y su Proyecto Diké para prevenir la VO.

    Entonces comprendí que muchas de las cosas que sucedieron en mi parto fueron VIOLENCIA OBSTÉTRICA, en la semana 41+ 2 (por protocolo) un parto por inducción, 6 tactos vaginales en 10 horas, rotura de bolsa debido a uno de los tactos (muy muy dolorosos de los que pensé que eran necesarios y me decían ” tú relájate”), una vía y 3 bolsas de “suero” en menos de 2 horas (y lo entrecomillo porque dije en varias ocasiones que no quería oxitocina y me decían que no, pero no sé lo que me pusieron, tumbada en una cama con los monitores desde las 15:00 hasta las 00:30 que me llevaron a quirófano.
    Y me reconfortaba solo de saber que me trataron bien y que hubo algunas cosas que no estuvieron tan mal, como que tenía una pelota de pilates, que me podía levantar y quitarme los monitores para ir al baño y que me dieron un zumo en todo el día, pero sobre todo que fueron simpáticos.

    Pues luego abrí los ojos y me dí cuenta que las buenas palabras no hacen respetarte, sino los actos, las buenas prácticas, lo que aconsejan distintos organismos oficiales como la OMS y que desde luego, los protocolos están obsoletos y que las matronas necesitan recuperar su lugar para que el parto pueda ser respetado y natural, fisiológico, que nos den nuestro tiempo, nuestra intimidad y nuestro espacio, que somos personas, somos MUJERES y sobre todo somos MADRES.

    Así que el comunicado de este Colegio de Médicos debería de dejar su ego a un lado, acudir a estas jornadas, escuchar a las mujeres y aprender de ellas, de lo que tiene que decir Lorena Moncholí y de lo que comentan muchas matronas, que son las que están en contacto con las mujeres y las madres. ESCUCHEN Y APRENDERÁN DE LA REALIDAD POR LA QUE ESTÁN CEGADOS

  • María dice:

    A mi en mi parto me mintieron, me ningunearon, y me hicieron una cesárea innecesaria. Me rompieron la bolsa sin mi permiso, pusieron un monitor interno a mi bebé y a mi sin necesidad y sin mi permiso. Me intervinieron y medicaron engañándome, me mintieron sobre la necesidad del uso de medicamentos de la necesidad de la cesárea, hicieron todo lo posible porque acabara en cesárea, y así fue. Separaron a mi hija de mi en contra de mi voluntad. Me dejaron durante horas en una habitación vacía de madrugada convulsionando por los efectos de la anestesia. Sin saber como estaba mi hija. Viví mi parto como una auténtica violación. Ya es hora de que se legisle contra la violencia obstétrica. ¡Vergüenza de clase médica! Se supone que están para protegernos. Más grave es su delito.

  • Javier dice:

    Ladran, Sancho… Queda mucho por hacer. Ánimo!!!

  • Inma dice:

    Mi primer parto lo recuerdo subrealista. A pesar de estar de parto me rompen la bolsa y me ponen oxitocina, cuando casi ya se habia consumido la bolsa se estropea el gotero y me vuelven a poner TODA la medicacion de nuevo, el dolor de las contraciones era intensisimo. Ya en el expulsivo episiotomia, kristeller y ventosa, mientras se oian martillazos y taladros, ya que estaban de obras en el quirofano contiguo.
    En una de las visitas del facultativo ya en planta me refiere que tengo un ematoma de libro, ¡¡y tanto!! que ni me podia mover sin ver las estrellas para coger a mi bebe para darle de mamar.
    Pongo a mi hija en la cama para darle tumbada que no me podia ni sentar y soy reprendida duramente ¡que puedo aplastar al bebe!!
    Si, soy primeriza, pero no una incosciente.

  • Darkie dice:

    Esto ya es de concurso de victimismo gilipollesco. Ya solo les falta a todas las que mencionan las OMS, ONU y demás entidades supranacionales que decían que el jamón era tan malo como el amianto o hace unos cuantos añitos que la homosexualidad era una enfermedad.

    Era como esa noticia de EEUU que una mujer denunció a un socorrista que la rescató de morir ahogada por que no tenía derecho a tocarla. Que salga esta asociación a quejarse de la violencia de un masaje cardíaco para salvarles la vida.

    Y esto pues es simplemente un calco de Beauvoir y Firestone, en la que la primera decía que las embarazadas “encierran en su interior un elemento hostil: la especie que las roe”. Por eso Firestone aspiraba a la ‘reproducción artificial’. Demencial

    Estas quejas son justificaciones de las enormes cantidades de dinero que estas organizaciones “feministas” reciben de los presupuestos. Mucha gente a la que alimentar, mientras muchos se hacen de oro.

    Se ahogarán de su propia estupidez

2 Pingbacks »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.