Inicio » Pares y nones

El relato catalán y otros cuentos chinos

- 19 octubre, 2019 – 10:396 Comentarios

No, no voy a hacer otro análisis de la sentencia del “juicio del Procés”, ni volver a contar datos sobre la jurisprudencia que ya estarán aburridos de oír. Quiero rebajar la crispación, porque lo necesitamos...y creo que el vídeo que aparece en este artículo les dará que pensar.

Los hechos nos dejan una lección que nadie debería olvidar: la independencia catalana no tiene el más mínimo recorrido – al menos a corto o medio plazo. El Procés (con sus leyes de desconexión, con su referéndum…) fue una apuesta maximalista y un fracaso rotundo, y por eso sus promotores cambiaron en el último minuto el relato, para transformarlo en algo “simbólico“ que les librasen de penas mayores de prisión. Y no fue un fracaso porque votasen más o menos personas el 1-O, sino porque ni cumplían la legalidad nacional, ni tuvieron el reconocimiento internacional necesario; las consecuencias jurídicas fueron nefastas.Y para colmo, las empresas catalanas (la riqueza) trasladaron sus sedes para hacer frente a la inseguridad jurídica que hubiera generado la secesión. No es que la Generalitat no crease estructuras de estado, sino que fueron insuficientes e inútiles. Fue una tomadura de pelo en toda regla a su gente, por mucho que ahora pretendan obviarlo. Pero si olvidamos el final del relato, volveremos a alterarnos con las movilizaciones y, creer que sí es posible… ¡y no lo es!

De hecho, tampoco deberíamos olvidar las dificultades que tuvieron en el frente soberanista para encontrar a alguien que no estuviera imputado para ser nombrado Presidente. Y así, nos encontramos con un personaje patético, como es J. Torra, que dice, por ejemplo, que las próximas elecciones que convoque van a ser plebiscitarias. Mal perder y mala memoria tiene quien perdió en número de votos las elecciones convocadas en 2015 con la misma intención – por más que la coalición Juntspel sí saliera favorecida por la ley electoral y gobernase después.

Las manifestaciones independentistas (ya sean pacíficas o violentas, incendiarias o simbólicas, numerosas o aisladas, persistentes o fugaces, hechos o palabras…) no pueden hacer cambiar nada de nada, ni en el presente, ni en el futuro. Nada daña más a esa supuesta revolución que los daños que causa la propia revolución.De otra parte, el tipo de manifestaciones que hacen los líderes conservadores ante los micrófonos tampoco harán cambiar nada;además de la desproporción de dichas medidas en relación a los hechos, porque hay jurisprudencia que limita el uso de las medidas de respuesta que proponen¿poner en marcha el 155 por unas declaraciones de Torra? Ya podrían contribuir éstos a enfriar el ambiente, empezando por reconocer que la sentencia no les daba la razón,cuando insistían en la indignidad de las personas que no consideraban aquellos delitos como rebelión.

En conclusión, las bravatas, de un lado y del otro, no contribuyen a resolver la convivencia o los problemas; simplemente pretenden agitar el ambiente, buscar el medio de manipular a la gente como herramienta útil para obtener más pronto o más tarde un beneficio particular – a menos de un mes para las Elecciones Generales. Vergonzoso.Los argumentos, siempre son simplones, para que llegue a toda esa gente (fuera y dentro de Cataluña)que entiende que el asunto de la independencia o la integración se puede resolver por la vía sentimental, visceral, nacional. Algunos, bastante hartos, aluden razones afectivas: si no nos quieren, que se vayan de España / si en España no nos quieren, pues nos vamos…Es absurdo; tanto, como imponer la concordia social por la vía punitiva.

Otro cuento chino es el del referéndum, apoyado por un sector de la izquierda de este país. Ya lo decía G. Rufián en televisión: a él le enseñaron que ser de izquierdas era defender el derecho a la autodeterminación de los pueblos … como Cataluña ¡Menudo lavado de cerebro! No solo es que la ley lo hace imposible (lo cual me parece muy bien: si llega el caso, exijo también miderecho a decidir sobre cualquier parte del territorio de mi nación, España),y que no hay números para reformarla; es que un problema como éste no se soluciona con una victoria pírrica ¿Y luego, qué? ¿Acaso cree esta gente que “oyendo al pueblo” se van a contentar los perdedores y a zanjar el problema definitivamente?¿O que la República Catalana va a ser una República socialista? Cataluña es un pastel muy goloso en el tablero geoestratégico internacional, como para dejarlo en manos de gente como las C.U.P.

En una ocasión, el periodista Juan José Sánchez Oro tiró de hemeroteca, para plantear sila mano oculta que mueve el procés es el capital chino que ha ido entrando en Cataluña. Ojo: China prometió reconocer a Cataluña en 2017 como Estado soberano, si se proclamaba independiente mediante un referéndum vinculante.

A saber: China inicia un plan de libre comercio, conocido como la Segunda Ruta de la Seda, para lo cual tiene previsto invertir 100.000 millones € en diez años. Los chinosentienden que la entrada ideal para Europa sería la ciudad portuaria de Barcelona. Además, una Cataluña fuera de la U.E. tendría capacidad de legislar de manera distinta frente al proteccionismo europeo actual – paradójicamente, la gente del PdeCat que abogaba por este tipo de legislación, pretendían a la vez seguir beneficiándose del Espacio Schengen.

En junio de 2012, el China Construccion Bank (el segundo banco mayor del mundo) instala su sede española en Barcelona.Poco después, grandes grupos chinos (inmobiliarias, sanidad, empresas tecnológicas y aeronáuticas…) comienzan a instalarse en Cataluña. En 2014, Hutchinson Port Holdings invirtió 150 millones € en el Puerto de Barcelona. En octubre de 2016 la Generalitat intensifica sus relaciones bilaterales con China, ya que es “país prioritario de la Acción Exterior del Gobierno catalán, de acuerdo al Plan Estratégico 2015-2018”.En la conferencia se ilustra profusamente la continua conexión de políticos, abogados, bancos o asociaciones independentistas catalanas con la mafia y la banca chinas.

Pero al término de la citada conferencia, Sánchez concluye que todo esto no es sino un “cuento chino” (supongo que a falta de otras pruebas concluyentes, como el de testimonios personales que verifiquen la hipótesis).Y advierte al público, con moraleja, del peligro de caer en teorías de la conspiración. De acuerdo, tal vez no sean chinos, pero caben más preguntas y más reflexiones:

Siempre he pensado que detrás del independentismo no solo hay catalanes, sino grupos extranjeros (da igual que sean chinos, rusos, americanos…) que se beneficiarían económica y políticamente de la secesión catalana y la disgregación del Estado español. Si no, que alguien me explique quién sigue pagando a los abogados y el palacio donde reside Puigdemont. La deuda pública es nuestro “talón de Aquiles”. Según el diario El Economista, “el 44 % de la deuda emitida por el Tesoro Público español estaba en manos de inversores extranjeros al finalizar enero de 2018, un total de 403.448 millones de euros, según los últimos datos disponibles”.Ya no hacen falta ejércitos, solamente capitales extranjeros con sedes territoriales en nuestro país.

Mantengamos la calma,las respuestas precipitadas e impulsivas a las provocaciones, no suelen ser acertadas. La crispación no es buena, y hay mucho en juego, mucho que perder.Por eso, para resolver este problema, creo que es necesario crear las condiciones mínimas para reconducir el diálogo: hay que denunciar a los que fomentan la crispación y exigirles a todos moderación.

Al final, si conservamos la memoria (selectiva como ella sola), el tiempo coloca todo en su lugar.

Pares y nones
Antonio Fernández Reymonde

6 Comentarios »

  • Angel Manuel dice:

    Es un análisis muy bueno Antonio.

    Discrepo de la solución que propones, dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio, porque el camino sin retorno que han emprendido desde el PdCat solo puede resolverse con el 155, el 116 o la Ley de Seguridad Nacional, por la sencilla razón de que el Estado debe garantizar que millones de catalanes puedan ejercer todo ese ejercicio de derechos que implica una vida normal (derecho de circulación, asistencia, etc.).

    La mayoría de los catalanes está secuestrada y no puede hacer vida normal.

    Hay un hecho que también explica que Torra se radicalice aún más. Que ERC está manifestando que hay que frenar la revolución.

    Hay pugna entre ellos por liderar el proceso.

  • Charles dice:

    En cualquier caso, el ‘Procés’ haría bien en entender que la creación de una “Finlandia” en el sur de Europa no es posible en el actual contexto de competición geopolítica capitalista y reestructuración de la económica global….

    • Charles dice:

      Por cierto, el primer fin de semana de septiembre tuvo lugar un encuentro de los líderes independentistas en la ciudad suiza de Ginebra, a la que asistieron, además del Sr. Puigdemont y el Sr. Torra, dirigentes de ‘Junts per Catalunya’, ‘ERC’ y la ‘CUP’, así como miembros de la ‘Assemblea Nacional Catalana’ y de ‘Òmnium Cultural’…..

  • Hobbes de luto dice:

    Estimado Antonio, ayer me leí tu artículo (fantástico, como siempre) y tenía varias cosas que comentar, pero como lo que vendrá detrás son insultos, he pensado mejor dejar este enlace, que puede ayudar a entender algunas cosas:

    https://elpais.com/cultura/2019/10/18/babelia/1571420066_450799.html

    Y es que no hay nada como conocer los antecedentes para entender los lodos.

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.