Inicio » Contornos

El hombre en la cofa del palo mayor

- 22 abril, 2020 – 18:0259 Comentarios

El virus ha cogido en bragas a todo el mundo, pero en especial a los que mandan el barco, que se supone han de avistar los peligros de lejos. Contaban con prismáticos adecuados, que sirvieron, por ejemplo, para ver venir el otro coronavirus, el SARS, de periodo más corto y menos encriptado, pero igual de mortífero.

Entonces el vigía en la cofa del palo mayor pudo apercibir el iceberg y se logró cambiar el rumbo predestinado y esquivar la pandemia; ¿por qué ahora no?

Cabe imputar no poco en esta debacle al carácter sigiloso y subrepticio de la nueva variante. Pero debe notarse que, aunque el puesto de vigía en la cofa es de mucha responsabilidad, a menudo lo desempeña un marinero de mérito dudoso y que ha sido puesto ahí por castigo o porque nadie lo aguanta. Estar en la alta cofa del palo mayor (mal llamado carajo en el argot naviero) provoca mareos, pulmonías, caídas, descargas de fuego de San Telmo a la gente común. Por eso los embarcados en el rol del navío evitan el puesto y el capitán solo lo otorga al marinero más vago o sinvergüenza. De lo que vino la expresión "mandar al carajo", esto es, a la cofa o cofia del palo mayor, junto a las gavias, a aguantar la marimorena, pero también para otear el horizonte en busca de amenazas sobre el helado imperio de la sombra, un tigre como el de Blake, que aunque a veces duerme otras ruge agitando sus onduladas estrías; en cambio, el que lo ha puesto ahí duerme confortablemente en su camarote, como si con él no fuera.

Por tanto, en la vida real, que también es un océano de inquietudes (o dormitudes), los puestos de más alta responsabilidad suelen otorgarse muchas veces a las personas más dudosas, no a las más fiables, trabajadoras o preparadas. Los inteligentes suelen huir de esos cargos como de la peste (negra), así que suelen detentarlo ambiciosos sociópatas, listillos ruines o borderlines incapaces de encontrar las puertas de salida. No tengo que señalar la larga nómina de ladrones y violadores que han presidido el FMI y los increíbles sinvergüenzas que han pasado por monarquías o incluso presidencias sin contrapeso (en especial las autoritarias o las dictaduras) arrasándolo todo a  su paso y dejando una larga cohorte de amiguetes y lameculos instalados. Mencionaré tan solo que, por ejemplo, el avisado y diestro director de la OMS que destruyó el SARS dejó su puesto y ahora le tocó por vez primera a un hombre del tercer mundo, buen político y de notable trayectoria profesional, pero con fama (que solo ahora se ha hecho visible) de haber participado en un régimen genocida, prochino y antitaiwanés y de haber ocultado tres epidemias de cólera en su país en 2006, 2009 y 2011. Cosas todas que todavía es difícil encontrar escudriñando los entresijos, escondrijos y grietúsculas de Internet.  

¿Cómo puede resolverse el problema? Sin duda la prioridad en la solución, más que política, ha de ser solo técnica. No debería haber limitaciones políticas ni económicas en temas que afectaran a obligaciones que todos los estados (no digo que naciones) deben asumir: la salud, la educación, la ciencia. La industria farmacéutica debía nacionalizarse o incluso mundializarse, sometiéndose a leyes que tengan el interés general como mejor criterio; algunos estados no alineados ya hicieron mucho en ese sentido, como por ejemplo India o Brasil en el caso del SIDA; resulta paradójico, por ejemplo, que la drogadicción más severa tenga cura (la ibogaína) pero no pueda dispensarse porque la desintoxicación es un negocio con clínicas que necesitan las recaídas para poder seguir ganando dinero, o que una farmacéutica norteamericana recete opiáceos fuertes porque causan dependencia. Y es que lo que llamamos "dependencia" es solo una manifestación del capitalismo buitre y de obsolescencia programada que pretende "fidelizar" al cliente: hay que pagar dos veces o más por un producto que debería solucionar un problema para siempre. Y hay financieros que compran medicamentos investigados por universidades públicas para subirles el precio al tres mil por ciento, como ha ocurrido con el tratamiento de la hepatitis B.

La educación hace que los gobiernos empiecen a ser más odiados por un pueblo menos ignorante de sus trapacerías. Que los productos malos tengan que superar un creciente sentido crítico; que no se venda el baratillo ideológico. No es extraño que se esté estropeando tanto en Iberoamérica y en nuestro país; en Portugal, por el contrario, mejora continuamente, según revelan los índices del informe Pisa.

El fomento de la ciencia, por otra parte, va unido al ítem anterior. No hay ciencia ni prosperidad económica sin educación de base. Los países nórdicos, a los que ninguna crisis ni epidemia parece afectarles nunca, sometidos a impuestos grandes pero repartidos y razonados, han entendido que la educación es algo que no termina nunca: sus ciudadanos afirman que es uno de los fines de la vida el saber más y ser más sensible a lo que nos rodea. Seguramente porque en lo alto del palo mayor de la nave del estado hay gente sabia y sensible.

Contornos
Ángel Romera
http://diariodelendriago.blogspot.com.es/

59 Comentarios »

  • Angel Manuel dice:

    Tanto sectarismo es impresentable.

    Un video que explica porqué somos la vergüenza mundial.

    https://youtu.be/m5SwQx7i2vU

    Más de 21000 muertos, nuevos parados y NI UN PUTO EURO en las arcas públicas porque el gobierno se gastó 16.000 millones en propaganda durante los viernes sociales.

  • caminante dice:

    Los epidemiólogos no han sido votados y parece que son los que gobiernan, o sirven como escudo al gobierno para lo que sea. Creo que interesaría más un equipo formado por virólogos (con estudios prácticos sobre la transmisión y prevención de la infección, que nos preparen mejor ante la inexistencia de tests, mascarillas adecuadas,etc, etc.), psicólogos, sociólogos, economistas…qué se yo, técnicos interdisciplinares sobre las consecuencias en la persona no solo enferma, sino como un todo. Buscar una salida equilibrada a la crisis sanitaria, hoy; social y económica mañana. Si le hacen caso sólo a esos que llaman epidemiólogos estamos en esa desescalada lenta (Romera,usted es especialista, analice todas esas chorradas que se están poniendo de moda) hasta 3021. A nadie le gusta morirse ni de forma súbita, ni penando una vida entera. El gobierno está a por uvas, sin plan y haciendo experimentos con un población, ¡oh, sorpresa! de un sumisión y con una falta de sentido crítico que llama la atención cuando te están recortando derechos en aras de un fin superior y no te explican ni los cómos ni los porqués.

  • Angel Manuel dice:

    Aquí mucha gente se está quedando sin trabajo y siguen siendo enterradas muchas personas en la más completa soledad.

    Creo que la realidad es suficientemente dura ya como para tratar de acusar o de tapar.

    Irse al carajo puede ser toda una terapia.

  • Hobbes de luto dice:

    Yo a toda esta banda de cuñaos del palillo que nos están llevando al límite de lo soportable, lo que hacía es darles un brazalete y barra libre. Como dice Trump, un número no demasiado grande de bajas tampoco es grave si así no se jode la economía (me van a perdonar la animalada que acabo de poner, copiando a ese anormal de EEUU), pero escuchando a Casado decir que quién coño es el ministro de Sanidad para tener poderes en un Estado de Alarma Sanitario…pues qué quieren que les diga, que salgan, pero ya. Al resto, ni de coña!!! En casita y obedeciendo.

    Repito: los demás en casa hasta que la ciencia, la investigación y la tecnología consigan una vacuna y una cura. Porque aquí no valen ni cuñaos con palillo, no vírgenes ni hostias. Esto es un virus.

    Es verdad que no estamos en buenas manos, que no hay material, que son incongruentes. Todo es verdad. Pero, párense a pensar si la cosa fuera: Ortega Smith de Ministro de Sanidad, Teodoro García Egea de Ministro de Sanidad o Marcos de Quinto de Ministro de Sanidad. Quién da más?

    Por lo demás, gracias Romera por poner las cosas bien claras. Aquí, como siempre, gana la banca. Y ganan porque la ruleta está trucada y los de la cofa, tuertos.

  • caminante dice:

    Yerras el tiro, canano. En España actúa la policía porque entiende que hay personas que infringen la norma. De esos supuestos (quizás malentendidos, o interpretaciones de parte)) hay que extraer la realidad, puesto que no creo que todos sean unos cafres, ni mucho menos.
    En Alemania no ha habido necesidad de policía porque no ha habido confinamiento. Más claro agua.
    Yo hablaba de cuestiones técnicas. No comparo Alemania y España. Digo que técnicos los hay de muchas clases y los de aquí parecen parbulitos comparados con los alemanes y probablemente con los de otros países. ¿Déficit de inversión en ciencia? Puede ser. Pero no sirve de nada mirar atrás. Yo me refiero a la gestión actual y a los gestores no les veo la gracia, es decir, son ineficientes.

    • Angel Manuel dice:

      Por qué no somos más claros.

      Existe una corrupción moral, la de la subordinación de la ciencia a la política.

      Y eso es lo que ha pasado.

      Que hay quien se corrompe por conservar su estatus y quien se sirve de él para venderse mejor.

      No es algo nuevo en la Historia.

      Era la super arma de Hitler o era la bomba atómica o de Hidrógeno de Truman o Stalin.

      La ciencia o la técnica pueden perfectamente corromperse porque la forman seres humanos.

      Ignorar la naturaleza humana es el peor pecado de esta cultura que presume de moderna y evolucionada.

      Y realmente es soberbia e infantil.

    • Canano dice:

      Caminante, claro que hay probabilidades de que yerre, no soy AM alias el majete golpista que todo lo sabe y en todo lleva la razón, pero también yerras tu en lo de que no hay que mirar atrás. Siempre hay que mirar atrás para que las malas decisiones e ineptitudes que puedan ser susceptibles de haber ocasionado parte de un problema detectarlo, y corregirlo debidamente, con el fin de tenerlo en cuenta y en lo posible no volver a cometer los mismos errores.

  • Charles dice:

    Es un virus insidioso ya que se puede contagiar incluso sin presentar síntomas. Una pandemia anunciada pero impredecible hasta por el hombre en la cofa del palo mayor, como a lo largo de la historia de la humanidad…..

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.