Alcaldesas

Es noticias en los últimos días. Han sido identificado los restos de la primera alcaldesa española de la Segunda República, más de ocho décadas después de su asesinato (The Guardian, 2.3.2021).

Termina así una investigación de varios meses que ha ayudado a poner de relieve “el legado pionero” de María Domínguez Remón. Hija de jornaleros analfabetos, aprende a leer y escribir por sí misma y se independiza tras ser obligada por su familia a casarse con un hombre “abusivo”, según se indica en el periódico británico.

Fuente Crónica 30.10.1932 (Biblioteca Nacional)

Alcaldesa del pequeño pueblo aragonés de Gallur durante ocho meses, aprovecha el tiempo, se escribe, para construir una escuela e implantar la legislación laboral antes de volver a la docencia y al periodismo. Tiene 54 años cuando es asesinada en septiembre de 1936 por tropas del general Franco en las tapias del cementerio de Fuendejalón. Días después, su segundo marido también es fusilado en Tabuenca.

María atesora todas las cartas posibles, escribe Héctor Vicente Sánchez en Conversación sobre Historia (https://conversacionsobrehistoria.info/, 31.1.2021), para no pasar desapercibida: sindicalista, defensora de la República y de la legislación laboral, feminista... y maestra. Es, por tanto, la primera mujer en acceder a una alcaldía en un régimen democrático en España. Antes que ella otra mujer es alcaldesa, recuerda Héctor Vicente. Se trata de Matilde Pérez Mollá, que ejerce el cargo en el pueblo valenciano de Quatretondeta durante la Dictadura de Miguel Primo de Rivera y Orbaneja, desde el 27 octubre 1924 hasta el 1 enero de 1930.

Fuente Lanza 16.6.1970 (CECLM)

¿Y en la provincia de Ciudad Real? Pues según reportaje aparecido en Lanza (16.6.1970), Piedrabuena tiene la primera alcaldesa en la provincia y es en 1970. El pie de foto textual, para que no haya dudas, es el siguiente: “Por primera vez en su historia, la provincia cuenta con una alcaldesa, la señora doña María de las Maravillas Gómez Pallete a la que vemos en la foto de Herrera Piña, en el momento de recibir la vara de su cargo, de manos del gobernador civil, señor Roger Amat”. Por cierto, la fotografía insertada en el diario del Movimiento se puede ver completa en el libro de Manuel Herrera Piña titulado Fotografías: Ciudad Real en los años 70, (Ciudad Real, 2019), publicado por la Biblioteca de Autores Manchegos.

Fuente Herrera Piña 1970

Se escribe que “Doña Maravillas” lleva cinco años en Piedrabuena, lo mismo que su esposo, notario en la localidad. Es licenciada en Políticas y Económicas, casada y madre de cinco hijos. Claro está, el despliegue informativo de Lanza muestra una información veraz en general pero con una mentira o paparrucha, frecuentes en la propaganda de la dictadura franquista, ya que no es la primera alcaldesa de la provincia. Pero no ejerce ni un año. Su marido es trasladado a otra localidad como notario y ella abandona la alcaldía. Así, el 19 de febrero de 1971 toma posesión del cargo el médico Emilio Enriquez Ferrer (Lanza, 23.2.1971).

Fuente AMA Libro de actas de sesiones 1938 fol. 96

La primera alcaldesa en la provincia data de 1938, es la comunista Blasa Jiménez Chaparro y ejerce en Alhambra. Se puede ver el Acta del Ayuntamiento de Alhambra donde figura como Alcaldesa accidental a fecha 16 de mayo de 1938 (AMA, Libro de actas de sesiones, 1938, fol. 96). Es posible leer una biografía suya Wikepedia, pero solo indicar que es conocida también como “la letrada” o “la letrá”, pues es de las pocas mujeres que sabe leer y escribir y trata de ayudar a sus vecinos para que aprendan las primeras letras.

Blasa es la primera alcaldesa “en el mundo rural en Ciudad Real”. Eso se afirma al menos en un artículo publicado en elDiario.es (7-8-2019), acompañado de una fotografía de la familia Orejón en la que puede verse a Blasa Jiménez Chaparro con su marido, Andrés Orejón y su hijo mayor, Severiano. En las entradillas del artículo se lee lo siguiente: “Los golpistas la sometieron a torturas. Hasta su muerte. Blasa Jiménez Chaparro era una presa política de Franco. Porque Blasa, alias La Letrada, había roto el esquema patriarcal: formó parte de la primera generación de mujeres que participaba en la política española”. Durante toda la guerra es concejala y desarrolla actividades importantes, como depositaria de los fondos municipales e integrante de varios comités, como representante de la organización local del Socorro Rojo Internacional, o consejera de propaganda del Ayuntamiento de Alhambra.

Blasa con su marido Andrés Orejón y su hijo mayor Severiano (Fuente Familia Orejón en elDiario.es 7.8.2019)

Sin embargo, Esmeralda Muñoz Sánchez y Mª Sol Benito Santos consideran, con acierto, que la primera alcaldesa de la provincia es la socialista Francisca Portugués Menor, doña Paquita, maestra nacida en La Solana en 1903. Ejerce en Albaladejo y allí es alcaldesa desde el 10 de enero de 1933 al 10 de mayo del mismo año (datos que agradezco a Juan Carlos Gómez Macías).

Pero el 2 de mayo se celebran las elecciones municipales, suspendidas el 23 de abril, con numerosos incidentes. Se produce una batalla campal entre partidarios de derechas e izquierdas, con la plaza desempedrada y rotos cristales y puertas de las casas. Hay ocho heridos, entre ellos Enrique González, que resulta con la nariz destrozada (Luz, Madrid, 3.5.1933).

En suma, la primera alcaldesa de la provincia de Ciudad Real no es María de las Maravillas Gómez Pallete, en 1970, como se miente en las páginas del diario Lanza. Ni Blasa Jiménez Chaparro, en 1938 y en Alhambra, como se afirma en elDiario.es. Según los datos conocidos hasta el momento, es Francisca Portugués Menor, primera autoridad de Albaladejo en 1933.

Isidro Sánchez
Desde el revés de la inopia

Relacionados

Euromillones

22 COMENTARIOS

  1. Lo bueno de ser alcaldesa es que puedes arruinar igual que un alcalde a un ayuntamiento. Qué bonita es la igualdad.

  2. Grandes mujeres. Antonina Rodrigo le dedicó un espléndido libro a «Las silenciadas». Es evidente que la nómina estaba y seguirá estando incompleta por mucho tiempo.

    Gracias, don Isidro. Da gusto leer textos tan bien documentados…y escritos.

  3. Se tiene que ir muy atrás para que no se le venga abajo la mentira. Ya le duele hablar de la alcaldesa de Piedrabuena. La primera alcaldesa de la democracia en Ciudad Real le produce alergia. Ni la nombra. No falta la dosis de resentimiento y verdad a medias, que es la peor de las mentiras. Porque hay mujeres y mujeres. Según murieras a manos de unos u otros. Según la ideología. Se dicen feministas.

    • Pero qué nivel de odio eres capaz de generar contra el Dr Sánchez. Es que no aprobaste su asignatura?

      Estás enfermo.

  4. Genial, Isidro, genial. Leer sus artículos es como escuchar hablar a Joan Coscubiela: razonables, calmados y muy inteligentes. Mujeres silenciadas, ninguneadas y despreciadas por la historia. María Lejárraga fue una de las más ilustres, pero ¡ hay tantas!

    Por Dios, Isidro, escriba más en este diario. Necesitamos plumas de este nivel.

  5. Pues yo me quedo con Loyola de Palacio, Isabel Tocino, Esperanza Aguirre, Ana Pastor, Ayuso, etc.
    Las mujeres más sobresalientes en política en España no lo han sido en los últimos 40 años en la izquierda.
    Sí hemos visto a la mujer de un vicepresidente de Ministra. Inaudito en las democracias occidentales.

    No hay que olvidar que la izquierda no quería el sufragio femenino en la II República.

    La izquierda no se mueve por convicciones se mueve por puro deseo de poder y privilegios.

  6. Querría reivindicar a la que según las fechas publicadas en este artículo sería la segunda alcaldesa de la provincia de Ciudad Real. Desde el 31 de enero de 1933 al 25 de mayo del mismo año fue alcaldesa accidental de Villahermosa otra maestra que allí estaba destinada: doña Margarita Dehesa Santos. Poco fue el tiempo que fue alcaldesa pero dejó un buen recuerdo, le dio tiempo a mandar arreglar algunos caminos, y en Villahermosa donde fue maestra muchos años los más mayores aún la recuerdan.

  7. El comentario de Calducho-f, que agradezco, me ha puesto en la pista del interesante y reciente artículo de María Isabel Rodríguez Iglesias titulado «Alcaldesas y concejalas por designación en la provincia de Ciudad Real durante la Segunda República: Las Comisiones Gestoras de 1933», publicado en Cuadernos de Estudios Manchegos (2020). Hasta siete alcaldesas fueron nombradas en Albaladejo, Almedina, Ballesteros de Calatrava, Caracuel, Fernán Caballero, Poblete y Villahermosa. Casi todas eran maestras.

    • Recordemos a otra mujer de izquierdas que la propia izquierda (vosotros y vosotras no sois ya ni chicha ni limoná) no quiere recordar, Hannah Arendt, en su obra principal «El origen del totalitarismo»:

      «¡Nadie tiene derecho a obedecer! Porque bajo un régimen totalitario, todos los que obedecen, que participan y se muestran responsables, son de hecho «partidarios».

      «Basta con imaginar por un momento lo que le ocurriría a este tipo de gobierno si un número suficiente de personas actuara de forma «irresponsable» y se negara a apoyarlo, incluso sin una resistencia activa o una revuelta, para ver el arma tan potente que podría ser».

      Arendt era consciente, sin embargo, de los peligros que corren los pensadores de la resistencia, ya que si «uno intentara liberar a sus conciudadanos de los grilletes del error y la ilusión, ‘si pudieran apoderarse de él y matarlo, en efecto, lo matarían’, como dice Platón en la última frase de la Alegoría de la Caverna».

      Saludos de profesor a profesor.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img