Cantiga del Jueves Santo

A LA MEMORIA DEL FUNDADOR DE CIUDAD REAL
Toledo, 12 de Marzo de 1262 / En la noche clara ,el Rey Alfonso X en su cámara de Palacio observa el firmamento con el astrolabio . Su relación con las tres culturas y el conocimiento del  latín, castellano, árabe y galaico-portugués han ido avivando su avidez por la Historia, el Derecho, la Astronomía, la Música y la Lengua.

Una mano se posa suavemente en su hombro: es Doña Violante , su esposa que le sonríe. Llevan casados trece años, y si bien lo suyo fue un matrimonio de conveniencia para unir las coronas de Castilla y Aragón, el ambiente conyugal ha sido de buena convivencia y en esa fecha tienen cinco hijos:  Berenguela, Beatriz, Fernando, Sancho y Pedro.  

             El rey  invita a Doña Violante a sentarse .  Ella escucha atentamente a Alfonso  que rememora los últimos hechos en su reinado:  el intento de repoblar  Alarcos que no fructificó y como consecuencia de ello,  dada su situación estratégica respecto a la Orden de Calatrava y la confluencia de caminos reales, fundó en el Pozuelo de Don Gil una villa, dándole el nombre de Real.  De igual modo, la intención de fundar en ella  un Convento Franciscano , cuya Orden iba  teniendo muy buena aceptación donde tenía asiento.  Pondera la completa formación de sus frailes cuyos cometidos  principales eran la predicación, apertura de escuelas , confesión, oficios y enterramiento de Difuntos, todo ello a través de las limosnas fundamentalmente.   Aquí ,el rey  destaca su afecto por Fray Pedro el Gallego, franciscano muy culto y piadoso - confesor  suyo de joven- que ya gozó de la confianza de su padre Fernando III y que a partir de  1243 le ayudó en la organización de las tierras conquistadas, destacando su  intervención en el protectorado castellano sobre el Reino de Murcia.                                                                         

             Continúa Alfonso hablando  a Doña Violante de  la nueva Villa Real, describiendo la división del espacio en tres Parroquias: Santa María, Santiago y S. Pedro , dando lugar a los barrios cristiano, musulmán y judío, así como la muralla que circunda a la Villa y que se continúa construyendo. Precisamente, en su lienzo orientado al Norte, cita la Puerta que comunica con Toledo a través del Real Camino de esta ciudad a Córdoba , y que tiene su salida por Puerta de Alarcos que conduce  a aquella ciudad . Especial énfasis pone en  la Ermita de Santa María , que es objeto de especial devoción por los lugareños, ya que en 1088 la Virgen se apareció junto a un prado  y  éstos le habían erigido una humilde iglesia bajo tal advocación.  También el rey le habla del  Alcázar , edificado para asiento real en la Villa.              La Reina escucha con interés a Alfonso, que ahora cita a  la iglesia de Santiago, realizando su fábrica hábiles trabajadores mudéjares ,a partir de los restos de una pequeña torre defensiva. La dedicación es como homenaje al Apóstol, en honor a la probable peregrinación que hizo el Santo Franciscano a Compostela.  Asimismo  menciona a  la iglesia de San Pedro y San Pablo , que ha tenido su origen en la necesidad de satisfacer la espiritualidad del Barrio que se va formando en las proximidades del Alcázar, con independencia al Convento Franciscano próximo a aquél.  Alfonso está convencido de que la Villa recién creada, junto a las anexionadas aldeas de Alvalá, Villar del Pozo, Higueruela, Ciruela y Poblete,  dados los privilegios y exenciones tributarias a quienes la poblaran, será una importante Cabeza de Partido.        Luego de un rato más de conversación, los esposos se retiran a descansar.

             Beaucaire ( Francia ) ,Agosto de  1275 /  Alfonso, en su insistente “ Fecho del Imperio”, se encuentra en esta localidad próxima a Avignón para recibir el nombramiento por parte del Papa Gregorio X , de Emperador de los Romanos del Sacro Imperio Germánico. AL final tal nombramiento no recae en él  y  por una posta conoce  la noticia de que su hijo Fernando ha muerto inesperadamente en el Alcázar de Villa Real. El Infante, de 19 años, primogénito varón heredero al trono, ya había participado con su padre en algunas campañas  y ahora se preparaba para detener el avance de los benimerines desde el norte de África.   AL parecer ,Fernando de la Cerda,  consciente de su letal y súbita enfermedad, había manifestado su voluntad (conforme a lo estipulado por su padre ) que sea su hijo Alfonso de la Cerda el futuro heredero al trono.  El Rey Sabio, consternado por la noticia luctuosa, recuerda a su hijo educado siempre  con vistas a la sucesión, encomendando su protección al Apóstol Santiago.  También su boda hacía seis años con Doña Blanca, hija del Rey de Francia Luis IX, y la anécdota de cómo en esas fiestas recibió accidentalmente la coz de un caballo en la cara  , adoleciéndose desde entonces por la deformidad en su rostro. Así pues, consternado por la noticia  y abatido por la negación papal a sus aspiraciones, prepara su regreso a Castilla.

             Una vez allí, el panorama es preocupante:  los benimerines continúan en su avance y Sancho, segundo hijo varón de Alfonso  y Doña Violante, apoyado por los nobles se había hecho cargo del poder como” hijo mayor del Rey”. Por iniciativa de éste, se convocan varias Cortes para dirimir el asunto , y después que varios episodios inverosímiles,  en Segovia se nombra heredero a Sancho. La mayor parte de las fuerzas políticas fueron favorables a éste, incluso la familia del Rey con Doña Violante a la cabeza. La guerra continúa por todo el reino, y Alfonso permanece en su Alcázar sevillano, enfermo. Sancho sigue al frente de las tropas castellanas, con la adhesión de las Ordenes de Calatrava y Santiago, y en Abril de 1280 organiza unas Cortes en Valladolid, en las que si bien continúa en el poder, se  desposee a su padre del título real.

             Sevilla, Marzo de 1284 /    Alfonso está en cama, y sabe pronta su muerte.  Acusa entre otras dolencias  los efectos del sarcoma, provocado hace años por el accidente del caballo. Adolece del abandono de los suyos, salvo el bálsamo que tiene en Beatriz: esa hija que tuvo con el amor de su vida ,Doña Mayor Guillén de Guzmán, antes de su matrimonio   con Doña Violante  (  aquélla se retiró a un convento y Beatriz fue siempre la hija preferida del Rey ).   Sentada a los pies de la cama de Alfonso, escucha atentamente lo que con dificultad pero con cariño paternal le cuenta…    “ Tanto dolor me produjo la inesperada muerte del Infante D. Fernando, que vos, que bien conocéis mi devoción por Santa María a través de mis Cantigas , no pude por menos que dedicarle una, pidiéndole por el ánima de mi hijo.  Fue al año siguiente de su muerte: estando esa Semana Santa   en mi Alcázar de Villa Real , me acerqué al Convento Franciscano a rezar los Santos Oficios junto al sepulcro de mi hijo que se encontraba en el centro de la nave. El Jueves Santo, al terminar pedí a Fray Francisco Torres  que cuando fuera menester se dijera una Misa por él. Me expresó que así se haría y que hiciera la merced de asistir. Al regresar al Alcázar, impregnado de la emotividad religiosa, me impulsó un deseo de implorar a Santa María por Fernando, componiendo una Cantiga al efecto. A la semana siguiente, fueron los funerales, y un día al terminar le enseñé a Fray Francisco  el pergamino pautado y con la letra de mi humilde composición. Respetuosamente me pidió autorización para que  se la dejara, a fin de que sus frailes realizaran una copia para su repertorio en el coro. Accedí a ello, y en agradecimiento realizaron la miniatura ,que por la premura con que había sido hecha, no pudo adornarse con tal ilustración…”

             La hija , sonriendo quiso reconfortar al Rey en su turbación, toda vez que no pudo cumplirse su deseo de que el heredero fuera Alfonso, el hijo del Infante muerto, y que Doña Violante, Sancho y el resto de familia le habían dado de lado.  Beatriz le quiso animar ponderando  todo lo  conseguido en su reinado,  rodeado además de buenos consejeros cristianos, judíos y árabes. Le enumera entre otros logros la continuación importante en la Reconquista llevaba a cabo por su padre, el impulso del castellano como lengua oficial del Reino  y del cristianismo como núcleo humanístico  , su obra literaria, jurídica, histórica y científica, y acaso su legado más emblemático : la fundación de Villa real…

             El rey, a pesar su postración, agradece a su hija sus palabras con una sonrisa.  El día 4 de Abril, Beatriz asistió al Rey en su postrera jornada.

             Ciudad Real,  Mayo de 2021    /  Hace pocos meses que se ha inaugurado la remodelación del Arco del Torreón , y un grupo de estudiantes visita los pasadizos subterráneos, que ahora con las explicaciones de Prado  -guía turística- se pueden ver. Quedan admirados  por esos retazos de la historia medieval local y departen con ella en animada conversación, acerca de los escasos pero interesantes restos arqueológicos que quedan en la ciudad.  Acabada la visita, proponen a la guía continuar la charla compartiendo unas cervezas.  Así lo hacen, y se sientan en una cervecería de la Plaza de San Francisco. Aquélla les continúa hablando  del fundador de la ciudad con respecto al lugar que han visitado y en el que están ahora: Alcázar real, Convento Franciscano, Cantigas…  Al escuchar esta palabra, uno de los estudiantes muestra especial interés , ya que se forma en el Conservatorio de Música de la ciudad .  Prado y el resto del grupo le invitan a que les hable de tales composiciones musicales. Con timidez les expresa su conocimiento sobre el tema, y en sintonía con él busca en el móvil alguna que tiene grabada . Encuentra varias, pero se afana en buscar una que había conocido recientemente. Al fin la encuentra y se las muestra: en la pequeña pantalla se distingue una  ilustración miniada muy antigua, con una deliciosa música medieval. Parece ser que se había recuperado recientemente y que se llamaba“ Cantiga del Jueves Santo”. Es del gusto del grupo, que comenta la buena aceptación que curiosamente  este tipo de música tiene en la actualidad, a pesar de los siglos pasados por ella… Aún continúan un rato más y Prado manifiesta  que tiene que marcharse; igual el resto. Se despiden al tiempo que van diciendo sus nombres, que curiosamente no habían expresado.  Al llegar al estudiante de música, éste se presenta: “ Fernando”.

Relacionados

1 COMENTARIO

ESCRIBE UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img