Inicio » A la luz de las ideas

Gloria y la fuerza del destino

- 9 marzo, 2017 – 10:472 Comentarios
Diana Rodrigo Ruiz.- En semanas como ésta, en las que se celebran un sinfín de actos en conmemoración del “Día Internacional de la Mujer”, recordamos a mujeres emblemáticas que han intentado contribuir de una u otra manera a alcanzar la igualdad de oportunidades, derechos y deberes entre ambos sexos. Sin duda, el triunfo de todas estas celebraciones y conmemoraciones será cuando esta jornada pase a llamarse el “Día Internacional de la Igualdad, o Día entre Iguales”. DianaRodrigoY también, en estas fechas, recordamos a todas aquellas intrépidas que se dedicaron y se dedican a la política, pintura, historia, filosofía, literatura… cuando en España y, en otras partes del mundo, no era o es sencillo para una mujer. Por eso, hoy voy a detenerme, como no podía ser de otra forma, en una gran poeta: Gloria Fuertes. Que, además, este año conmemoramos el Centenario de su nacimiento. Gloria Fuertes García, madrileña desde el 28 de julio de 1917, está considerada la abuela de todos los niños de España, al menos los de mi generación. Así crecimos, al lado de una radio donde podíamos escuchar –gracias a las cintas de casete– una voz grave que nos contaba unos poemas, unos cuentos que se nos hacían mágicos al oído. Todos sus versos se hicieron conocidísimos; sus melodías, como: “Un globo, dos globos, tres globos…”, arrasaban en las listas de ventas y se vendían sus libros como churros. Pero creo, que en realidad, lo que más ayudó a su popularidad fueron sus colaboraciones en los programas infantiles y juveniles de los 70. Aquellas apariciones en televisión, donde gastaba su ya peculiar imagen de señora entrañable, sosegada y sencilla, nos acercaron a muchos de nosotros a la poesía. Poco a poco, con su muerte en 1998, y con mi interés en otras lecturas más “para adultos”, se me fue diluyendo en la memoria. No fue hasta años después, colaborando en las jornadas de animación a la lectura de uno de los colegios de Ciudad Real, que quiso el destino reencontrarme de nuevo con Gloria; ya que al finalizar las jornadas, una de las profesoras me regaló un libro muy especial, una antología poética de la poesía más desconocida de Gloria Fuertes. En un principio, y antes de abrir el libro, pensé que serían algunos de aquellos poemas infantiles que devoraba en mi infancia; pero para mi sorpresa nada más lejos, ya que todos ellos trataban de temas “más serios”: la poeta hablaba de su familia, del amor y el despecho, de la guerra y los primeros trabajos, de sus sueños… Fue entonces, cuando aquella voz completamente inédita, igual de grave o más que la de las cintas de casete, volvía a atraparme. Así fue como descubrí a una Gloria diferente e incluso, conociendo un poco más de su biografía y quehacer literario, comprendí que sus poemas infantiles tenían mucho más trasfondo, más rabia, más silencio, más dolor… La fuerza que nos ofreció la sacó de su destino, la de nacer poeta en la época álgida y complicada que le tocó vivir medio huérfana y que, quizá por ese motivo, la acercó tanto a la literatura infantil y nos la alejó de su otra obra, la desconocida, la tan inmensamente humana. Unos versos que animo a disfrutar, porque son unos poemas que Gloria nos ofrece desde toda la fuerza de su destino.
Etiquetas: ,

2 Comentarios »

  • Charles dice:

    Enhorabuena por este artículo. Es como una bocanada de aire limpio en estos aciagos tiempos.
    Gracias por poner de relieve y traernos a la memoria a Dª. Gloria Fuertes García, una mujer nueva que se enfrentaba con ternura a los «hombres brutos».
    La recuerdo como esa tía con la que te dejan tus padres y en cuya casa escasean las normas pero nunca falta un vaso de whisky y un paquete de Ducados.
    Era el reto, la carcajada y el cariño…
    Gracias de nuevo….

  • Charles dice:

    Siento vergüenza, rabia y tristeza al comprobar que el Gobierno de mi país se ha olvidado de Dª. Gloria Fuertes García.
    Para el Sr. Rajoy y para el PP, la Cultura sigue siendo el «hobby» de la izquierda. No entienden que un artista es un trabajador.
    Lamentablemente, la única manera de subsistir en el mundo neoliberal es como «actor-empresa».
    Pena, tristeza,…

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.