Inicio » Desde el revés de la inopia

El periodismo es libre o es una farsa

- 19 abril, 2019 – 08:3923 Comentarios

A los periodistas asesinados, censurados o perseguidos

El título del artículo alude a la frase del periodista argentino Rodolfo Jorge Walsh (1927-1977), asesinado por paramilitares y desaparecido posteriormente, que en 1957 publica la novela Operación masacre. Un proceso que no ha sido clausurado.

Todo empieza cuando escucha la frase “Hay un fusilado que vive”. Es la primera noticia que tiene sobre los fusilamientos clandestinos de junio de 1956, que obtiene de forma casual, a fines de ese año, en un café de La Plata donde se juega al ajedrez.

Inicia entonces una intensa investigación que le lleva a publicar una serie de artículos periodísticos sobre el tema. Hace con su actividad lo que debe ser el preceder de un periodista, intentar controlar al poder y descubrir la verdad. Y eso le cuesta la vida. Después de la primera edición en libro publica otras con similar presentación de los hechos pero con diversos cambios.

Rodolfo Walsh

Incluso, con guión suyo, Jorge Cedrón realiza una película en 1972 con el mismo título, Operación masacre, que se estrena en 1973, cuando termina la dictadura militar autodenominada Revolución argentina (1966-1973). Por supuesto, el cineasta tiene que marchar al exilio con la siguiente dictadura, que los militares llaman Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), y muere en París de forma violenta en 1980, con 38 años, en circunstancias no aclaradas todavía. Gracias a su hija, Lucía Cedrón, se desarrolla desde 2001 hasta 2013 un proceso de recuperación de su obra, guardada en Cuba y Francia.

Como se sabe, en 1956 fracasa un golpe cívico-militar contra la dictadura (1955-1958), cuyos autores llaman hipócritamente Revolución Libertadora, pero que era de carácter anticomunista y antiperonista. En un descampado de la localidad de José León Suárez, provincia de Buenos Aires, son asesinados varios civiles sospechosos de formar parte del alzamiento. Sin embargo, hasta siete personas logran sobrevivir a la matanza.

Walsh se convierte así en pionero en el género del llamado nuevo periodismo. Es decir, es el primero en poner en clave de ficción hechos periodísticos reales en su emblemática novela. Lo hace antes que Truman Capote, por tanto, que da a la luz pública nueve años después, en 1966, su novela In cold blood (A sangre fría). Sin embargo, es frecuente señalar al periodista estadounidense como creador del género. Y es que de la novela de Capote se han realizado múltiples ediciones y la vida y la obra del escritor estadounidense se ha llevado al cine en varias ocasiones: In cold blood (Richard Brooks, 1967), Truman Capote's Trilogy (Frank Perry, 1969), In cold blood (Jonathan Kaplan, 1996) y Capote (Bennett Miller, 2005). Por eso, muchos estudiosos señalan el nacimiento del nuevo periodismo en EE UU y no en Argentina

Cubierta de las ediciones de 1957 1959 1994 1994 2002 y 2009

Hoy, en general, contamos con Grandes Medios de Persuasión y Propaganda (GMPP) y no con prensa libre, defensora de la verdad, controladora del poder y pendiente de los intereses generales. Hoy como ayer. Es decir, en gran medida todavía es válida una frase de Gilbert Keith Chesterton (1874-1936). En 1908 escribe Ortodoxia, uno de sus libros más representativos. Pido al lector una reflexión sobre ella pues describe una realidad en el mundo de la prensa que hoy, incluso, se ha agravado.

Es larga, pero merece la pena recordar la traducción literal: “Y nosotros mismos hemos confiado hasta el último momento en los periódicos como órganos de la opinión pública. Hace muy poco que algunos hemos reparado (y no de manera paulatina, sino con un sobresalto) en que evidentemente no lo son, sino que se trata sólo del juguete de un puñado de millonarios. No hay por qué rebelarse contra la antigüedad; contra lo que debemos rebelarnos es contra la novedad. Quienes dominan el mundo moderno son los nuevos gobernantes, el capitalista o el editor. No hay peligro de que un rey moderno intente saltarse la Constitución, es más probable que la pase por alto y conspire a sus espaldas; no se aprovechará del poder real, es más probable que se aproveche de la impotencia real, del hecho de que está a salvo de las críticas y la publicidad. El rey es el individuo más privado de nuestra época. No será necesario que nadie combata una propuesta para imponer la censura a la prensa. No necesitan que se censure la prensa. Es la propia prensa la que ejerce la censura”. Ese puñado de millonarios consigue hoy, como ayer, que sean los propios medios los que realicen su censura.

Al analizar la evolución y la situación actual de la prensa hay que tener en cuenta una serie de premisas. Recordemos sólo cuatro. Primera, su relación con el poder. Si, como afirmaba Martin Baron, director del Washington Post, “el periodismo es pedir cuentas al poder” (El País, 25.1.2016), hoy, puede afirmarse que, generalmente,  los GMPP no cumplen ese objetivo, tanto en nuestro país como fuera de él.

Segunda, el tema de las fake news, mentiras, falsedades o paparruchas en castellano. Uno de los último ejemplos lo tenemos con la cuestión de Venezuela y la ayuda humanitaria. Una buena parte de los periódicos de todo el mundo reproduce una fotografía de un puente entre Colombia y Venezuela, cerrado con contenedores por Maduro (así se decía). Pero un periódico argentino, Página 12 (Buenos Aires, 23.2.2019), llega a demostrar que el puente estaba cerrado en realidad desde 2016, pues Colombia no cumple el acuerdo de construcción.

Fuente El País 27-10-2016

La tercera tiene que ver con la uniformidad en lo fundamental, claramente expresado con una viñeta de El Roto en la que un hombre sentado ante un televisor dice “¡Ciento cincuenta canales y todos son el mismo!” (El País, 27.10.2016). Salvo excepciones, la reiteración de la misma cantinela abunda en los medios de comunicación españoles, mucho más que en países de nuestra entorno. La homogeneidad es ciertamente exasperante. Y es que el periodismo de investigación prácticamente ha desaparecido.

La cuarta se relaciona con el hecho de que los grandes medios de comunicación están en poder de la banca: La Vanguardia (La Caixa), El País (Santander), ABC (BBVA), El Periódico (La Caixa), La Razón (Sabadell) o El Mundo (Unipol), aunque el control va cambiando (Cafèambllet.com, 15.4.2014).

En definitiva, estamos ante mercaderes de la prensa, como ha escrito el periodista Pascual Serrano (Traficantes de información. La historia oculta de los grupos de comunicación españoles, 2010). De manera que, como decía El-Hajj Malik El-Shabazz (Malcolm X), “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Isidro Sánchez
Desde el revés de la inopia

Etiquetas:

23 Comentarios »

  • tomatorrija dice:

    Mucha teoría pa los yankees. Aquí la directora de RTVE al servicio del presidente y su partido. Periodismo e información ¿dos cosas distintas?

  • El califa dice:

    Y que me dices del País?

  • Diego dice:

    Revelador artículo. Conocemos y admiramos la genial A sangre fría, de Truman Capote y la vitola de ser el creador de un nuevo género en literatura, la novela reportaje. Pero de Rodolfo Walsh , ni noticia.
    Enhorabuena, Isidro. Hacen falta muchos más artículos tan valientes como este, aunque dudo que existan demasiados ciudadanos que tengan interés en salir de la ignorancia.

  • Ruy Wolf dice:

    Creer que la información es gratis, es un mentira muy grande. La información no es gratis. Nada en esta vida es gratis, siempre hay un coste.

    ¿Google, Facebook, Twitter son gratis? No, el contrato que haces con ellos es complejo pero se resume de una forma simple. Usa todos mis servicios y a cambio me das tus datos y los vendo a empresas, al gobierno, …al que me de mas pasta.

    Por eso han salido las nuevas leyes de la privacidad, pero poco van a servir cuando los abogados que tienen descubran los vacíos legales que existen.

    En el caso de los medios tradicionales, son pagados con impuestos, subvenciones o sobrecostes en servicios esenciales. El País, La Razón, La Vanguardia, ABC,… todos reciben dinero público y privado. El grupo PRISA(El País, Cadena SER, Huff Post,…) siempre ha beneficiado al socialismo por que es el socialismo quien ha dado suculentas subvenciones que han evitado en varias ocasiones la bancarrota del Grupo PRISA.

    La libre información y libertad de expresión se encuentran amenazadas y solo unos pocos valientes se atreven a defenderlo sin mas objetivo que la propia defensa de esa libertad. ¿Quien estaría dispuesto a perder su trabajo, a quedar desempleado o, incluso, a sufrir la indigencia para salvaguardar sus principios?¿Cuantos periodistas afrontarían estos sacrificios para permitirse escribir aquello que dicta su conciencia?

    No podemos exigir a los demás que hagan aquello que nosotros mismos no haríamos. Casi nadie, sea periodista o no, aceptaría la pobreza severa, la marginación, el ostracismo o la muerte social por defender unos principios que, más allá de palabras y golpes en el pecho, casi nadie asume cuando llega la hora del verdadero sacrificio. Asi que un periodista o quien trabaje en los medios, se debe a quien le paga, le da de comer.

    Existe una solución sencilla, pero a la vez complicada; requiere que cambiemos nuestra forma de pensar: dejemos de dar por sentado que, si el poder político y económico ya “pagan” la información, la opinión y el análisis… a nosotros nos salen gratis y es mentira, por que al fin y al cabo eso «gratis», la manipulación, la desinformación a los que estamos acostumbrados lo pagan nuestros impuestos.

    Los verdaderos medios que son fiables son los que pagan las facturas unicamente con el dinero que el lector da voluntariamente, sin intereses detrás. Público, El Diario,… hacen «crowdfunding» pero hay intereses detrás.

    • Á. R. dice:

      Pues la Wikipedia es gratis y nadie dice que sea mala, sino la más completa y crítica que hay. Muchos escribimos gratis y solo por principios, por ejemplo en este periódico, y no con pasamontañas de nick. Incluso el propio Jesucristo trabajaba gratis y no le gustaba la banca. En cambio usted, señor Lobo, a limpiar la sangre que otros derraman.

      • Ruy Wolf dice:

        El problema es que usted no diferencia el tocino de la velocidad.

        En inglés, que es la lengua originaria de Wikipedia su lema es «The Free Enciclopedia» y «free es una palabra que tiene dos significados dependiendo del contexto: Gratis (a coste cero) y libre (sin restricciones).

        Y en español es la Enciclopedia libre, no gratis. Libre, en el que todo el mundo puede participar pero mantener Wikipedia cuesta un dinero.

        Y eso de que «nadie dice que sea mala», lease La revolución Wikipedia de la Editorial Alianza o el estudio que menciona el libro que le he dicho, el de la revista Nature, que comparaba Wikipedia con la Enciclopedia Británica. ¿Seguirá el historial de ediciones del artículo sobre Fernando Savater en donde en un principio decía que estaba exiliado en Francia?

        MiCiudadReal cuesta dinero mantenerlo abierto, hay que pagar al menos el alojamiento web y el dominio como mínimo (por tanto no es free en el sentido gratuito) y precisamente se mantiene no de manera exclusiva (al menos en aparencia) con el dinero de todos (impuestos convertidos en publicidad institucional de Ayuntamientos, Diputación, JCCM,…)

        Como decía Richard Stallman: «Piense en free como en libertad de expresión, no como en cerveza gratis»

  • Censor dice:

    El próximo artículo irá dedicado a Carnicerito de Mondragón. Busquen la biografía de Rodolfo Walsh en internet. Los atentados y su colaboración con terroristas y el régimen cubano. Rodolfo Walsh también era un feminista convencido, algo que no cuenta el articulista. Tela.

    • Censor dice:

      Todo sea dicho a propósito del periodismo libre y, sobre todo, la farsa.

      • Ruy Wolf dice:

        ¿Y que esperas, Censor?

        Los blanqueamientos de terroristas es lo típico del rojerío

        • Censor dice:

          Pues espero que la gente entienda que ser antifranquista no significa ser demócrata; que los que se proclaman feministas no son los que mejor defienden a las mujeres; y que la Libertad, en suma, no tiene dueño y nos pertenece a todos y cada uno de nosotros. Y el mejor ejemplo de lo que digo es este artículo, compendio de la superioridad moral que algunos se adjudican sobre el resto. Incapaces de ver el horror que sus ideas trasnochadas y asesinas han traído a la humanidad. Sin escrúpulos para disculpar todo ese horror y crimen porque la excusa es el bien de colectivo. Aunque sea a costa del sacrificio de la libertad de cada individuo. El Bien, todo es por nuestro bien.

  • Charles dice:

    Está claro que no son buenos tiempos para el periodismo. El futuro de esta profesión pasa por su refundación ética con el fin de recuperar la credibilidad que tenía y que ha perdido debido a prácticas como la confusión entre hechos y opinión o la difusión de bulos a cambio de ‘clicks’.
    Ya sabemos que en una democracia, el periodismo tiene un rol fundamental. Pero la democracia requiere hechos….

    • Censor dice:

      ¿Lo que se hace en esta sede es periodismo? ¿Farsa? ¿Tomar como ejemplo y guía de periodismo honesto al pedófilo, terrorista montonero y funcionario castrista, Rodolfo Walsh, es moral? ¿Se puede hablar con legitimidad sobre manipulación informativa utilizando como modelo a un propagandista del comunismo más asesino y criminal, Rodolfo Walsh? ¿Es un totalitario comunista, Rodolfo Walsh, un luchador por la libertad en todas sus facetas, incluida la libertad de prensa?

      Al final va a ser verdad que peligra la libertad de prensa, pero por culpa de los que la defienden.

  • Casta dice:

    Resumen: la prensa libre solo existe en los paises comunistas ( ironía) . Que le pasen el artículo,a los periodistas venezolanos, de la prensa cerrada. Expropiese!!

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.