Inicio » Divagario

Declive

- 24 julio, 2019 – 13:446 Comentarios

Si el coste medio de una residencia universitaria, según nos informa en medios de comunicación en días recientes, se dispara y alarma, algo está pasando en la comunidad universitaria y en la sociedad en su conjunto.

Si el coste medio de una residencia universitaria se sitúa entre los 1.000 y los 1.500 euros mensuales, se están cerrando muchas puertas de acceso.

Algo parecido  viene sucediendo con otras residencias distintas, pero iguales, como son las residencias de mayores.

Como otra señal imponderable de que algo va mal en su conjunto.

Y algo se desmorona del Estado de Bienestar.

Y es que el el coste medio de una residencia geriátrica concertada o privada (dada la crónica escasez de plazas públicas) ronda cantidades superiores a las universitarias; 2.000 euros de ala.

Pagos inhábiles para buena parte de la población asalariada.

Con lo que se está produciendo una rara simetría entre esos extremos vitales del comienzo y del final de los trayectos vitales. 

Escribiendo un raro palíndromo vital.

Ya saben la frase o palabra que se lee igual en los dos sentidos: del principio al final y del final al principio.

Tan caro va resultando empezar por el final como terminar por el principio.

Tan caro va resultando ser clase obrera como ser clase media.

Y la constatación, además de todo ello, de la creciente dificultad de residenciarse como universitario y como anciano.

O de residenciarse como clase obrera y como clase media.

Algo parecido podría decirse entres otros extremos figurados y muy costeados, como puede ser el pago de una guardería privada con tutela padiatrica y ludoteca en lengua extranjera, y el pago de los servicios funerarios.

Tan difícil nacer como morir.

Y es que cuesta tanto comenzar como terminar.

Podríamos seguir poniendo ejemplos del coste desmesurado que vuelven a tener servicios que antes de los recortes sociales y de la crisis económica, eran relativamente accesibles y que hoy el ultra-liberalismo ha llevado a extremos cercanos al privilegio de casta y a la nueva lucha de clases.

Como ocurre de forma acusada con el problema inmobiliario.

Que vuelve a tener la misma vigencia como cuando Engels calibraba los problemas habitacionales de la clase obrera del Manchester del siglo XIX.

Y es que a veces se avanza retrocediendo, y otras muchas se retrocede avanzando.

De Lenin ( unpasoadelantey dosatrás), al cangrejo que avanza retrocediendo, se escribe una historia parecida.

Lo que eran servicios sociales públicos caminan por la senda de la privatización singularizada.

Además de producirse un estrangulamiento del Estado del Bienestar y el lento declive de las sufridas clases medias.

Y mucho más del encanijado proletariado,

En una sociedad cada vez más dual, y cada vez más fragmentada socialmente.

Cada vez más ricos y poderosos, cada vez más empobrecidos.

Cada vez más desigualdad y cada vez más diferencia.

Y ello trae causa de los radicalismos políticos.

Y del Neo-leninismo,

Que descreen del juego tradicional de partidos, y prolongan su creencia a los electores.

Partidos tradicionales que han gestionado la gobernanza en los últimos cuarenta años y no han erradicado las desigualdades.

Más aún, nos van introduciendo en el pozo del declive social.

José Rivero
Divagario

6 Comentarios »

  • Angel Manuel dice:

    Más que declive social es cultural. Y en concreto es el DECLIVE DE LA CLASE MEDIA.

    Había cultura de la clase media nacida en la dictadura.

    Expresión clara de ello es la cultura de propiedad y de necesidad de formarse PARA PROSPERAR. O lo que es lo mismo, la necesidad de esforzarse para ahorrar (la propiedad) y para obtener rentas cualificadas (la formación).

    Qué ha pasado en estos últimos cuarenta años.

    Pues que la propiedad se ha devaluado, pero sigue habiendo el mismo control del suelo en manos de los Ayuntamientos y Comunidades autónomas (les interesan valores altos para hacer tributar más al propietario), y que la formación ha sido un completo desastre porque se ha politizado, es decir, se ha ideologizado.

    Y de aquellos lodos estos barros.

    El marxismo sólo aporta una explicación simplona e irreal hoy día de las desigualdades sociales…

    Porque Marx o Engels encontrarían igual situación ahora que hace dos siglos?

    Cómo se explicarían que la clase proletaria (en realidad la media precarizada) tuviera vacaciones pagadas o portaran móvil de última generación y viajaran aún en low cost, estuviera obligado escolarizar a los niños, hubiera servicio público de salud, pensiones…?????

    No, el problema de esa desigualdad real es cultural. El mérito y el esfuerzo no están recompensados.

    Es económico, la globalización ha vaciado de autoridad y poder a los Estados.

    Es político, la soberanía es cedida a organismos internacionales más preocupados en satisfacer los intereses de los fuertes, que en velar por los intereses de los débiles.

    Y cuál es el inmenso coste de todo ello??

    El desmantelamiento de la clase media y de su afán de prosperar.

    La clase media acribillada a impuestos y empobrecida por la globalización agoniza.

    Merece la pena esforzarse entonces???

    El que puede ataja más con un carnet o haciéndose de un colectivo protegido (privilegiado)…para al menos, complementar un trabajo precario con las migajas que le caen de los presupuestos.

    Y ya saldremos a final de mes…eso sí tirando de la tarjeta de crédito y por supuesto…con vacaciones y no en el pueblo, que es cosa de pobres.

  • Charles dice:

    Los servicios públicos contribuyen a equilibrar la batalla en un mundo en el que los ingresos y la riqueza están concentrados injustamente en las manos de unas pocas personas……

  • Voxtarate dice:

    Me ha gustado mucho. Se echan en falta artículos como este en este diario. Sensibilidad social se llama. Gracias

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.