Inicio » La antorcha de Diógenes

El partido X en Ciudad Real

- 14 enero, 2013 – 11:1140 Comentarios

La gran lacra de la provincia de Ciudad Real es contar con una clase obrera muy extendida que se empeña en votar a la derecha. No es que sean masoquistas sino que, víctimas del hastío, prefieren dedicar las tardes al bar o a la telebasura en vez de a ilustrarse o reflexionar para votar con conocimiento de causa. Su imposibilidad o desinterés por formarse les lleva a carecer de conciencia de clase oprimida que es sustituida por una “conciencia mala” parasitada por las ideas del estamento dominante; no solo hacen suya la ideología de los poderosos sino que les legitiman con su voto irreflexivo y suicida.

Hete ahí que aventure que, lamentablemente, el Partido X no encajará, de momento, en una provincia como la de Ciudad Real en la que predomina la horda:

1. La horda no tiene el más mínimo interés por leer detenidamente borradores de leyes para aprobarlas o criticar las viejas normas para abrogarlas a través de su voto en un referéndum obligatorio y vinculante porque su lucha cotidiana por la existencia le succiona toda la energía.

2. La horda desprecia participar en un wikigobierno y detesta cooperar en la redacción de las leyes que mejor convengan al bien común porque están explotados y empobrecidos y el mayor obstáculo para la innovación reside en la existencia de numerosas privaciones dentro de la masa obrera.

3. La horda no desea hacerse cargo de votar varias veces al mes porque eso supone un grado de esfuerzo mental, laborioso y prolongado que es incapaz -por pereza, vicio o agotamiento- de asumir.

4. La horda es decadente e indiferente a la transparencia de sus gobiernos porque ni siquiera lee periódicos más allá de los deportivos en un vano intento de escapar de una realidad que le aliena.

5. La horda es testaruda e incapaz de escapar del manipulador y fraudulento esquema político derecha-izquierda para zambullirse en un ilusionante trinomio ambigüedad-incontrolabilidad-apertura.

Vivimos una coyuntura tecnológica apasionante que posibilita la existencia de un partido político en red, sin rostros, con ideas y sin intermediarios. Sin embargo el Partido X que encarna estas cuatro características se ve seriamente amenazado por una extensa capa social que sería beneficiaria de su gobernanza pero que, paradójicamente, se empeña en repudiar. Así como en los países totalitarios son las hordas analfabetas-funcionales y semiesclavizadas las que mantienen a los dictadores en el poder, en nuestra tierra son estas mismas las que entronizan a quienes atentan directamente contra el bien común. El problema se resolvería educando a la población, algo utópico en nuestra tierra donde el objetivo principal del gobierno autonómico es destrozar el sistema educativo.

http://www.rafaelrobles.com

@RafaelRob

Etiquetas: , , ,

Comentarios Facebook:

40 Comentarios »

  • Luis Mario dice:

    ¿Vinculaciones con el 15M?
    He entrado en su página de facebook y les he preguntado que ideología tienen. Espero respuesta.
    No se porque me suena a Gran Hermano de Orwell y desde luego he visto el videoclip y no me gusta nada: Un señor con corbata, una señora que mira de lado y vuelve la cabeza cuando le toca… demasiado preparado el video… y luego una frase, bajo mi punto de vista, corta del todo: “democracia y punto”.
    No se que pensar… pero pienso que los experimentos deben hacerse solo con gaseosa, no con la política pues así nos está yendo a todos y todas.

  • abogado_del_diablo dice:

    siempre hay un grupo de “irreductibles galos” que nada contracorriente y lleva trabajando tiempo en la participación política. Llámalo X…

  • manuel dice:

    Me va a perdonar amigo y compañero de columna, pero llamar hordas al grueso pueblo desde la diletancia de la exquisitez tecnoideológica “wiki” me parece una pizca petulante. A mi personalmente neomodernismo tecnologico hibridado con la idelogía me parecen una alternativa adolescente por mucho que las redes sociales inciten a la horizontalidad activa y el asamblearismo permanente. Ni una cosa (votar cada cuatro años y ya está o estar cada quincena pendiente de la red para hacer clic al me gusta de la propuesta popular). El Partido X, ya de fastidiosa denominación, nace cual oximorón: no identidad, no portavoz, no rostros, prometiendo la diamantina claridad en la gestión pública. En cualquier caso respeto por el invento, pero uno que ya barrunta cierta decadencia personal en lo tecnológico, entiende que la regeneración antes que tecnológica es moral. Y si las NNTT sirven para interconectar al hombre y para su reafirmación en el mundo virtual,el Partido X se me antoja un partido de élites usuarias las cuales al final pugnarán por su control porque la condición humana no hay quien la domeñe. Prefiero el lider, el equipo de lideres, con nombres y apellidos al que pueda llamar perro judío si se equivoca y respondarle con el silencio cuando lo hace bien porque es su obligación, a una suerte de anonimus en nuestras vidas. Sentirse horda tampoco es malo sobre todo para los indisciplinados como el que se suscribe.
    (MAnuel Valero)

  • manuel dice:

    Como llamar lacra a que “una clase obrera muy extendida se empeñe en votar a la derecha”. Desde el punto de vista partidista se puede entender, pero desde una perspectiva imparcial ningun voto ni tendencia es lacra en democracia. Y luego habrá que consensuar el concepto “obrero” en 2013 y sí éstos están máspor la Internacional que por el partido X, a cuyos candidatos supongo que conoceremos en su día,supongo. ¿Y quien los elegirá para representar a quién y cómo rendirán cuentas? Por lo demás ya tengo escrito que lo moderno es eliminar ya de una vez los conceptos de derecha e izquierda tan antañones y en España,tan cainitas.

  • pisco dice:

    Recordar que estas afirmaciones sociológicas las hace tras unas exhaustivas encuestas ya tabuladas y no tienen nada que ver con demagogias de telepredicador de izquierdas. Es puro análisis científico. Como corresponde a un estudioso de las ciencias sociales de larga trayectoria intelectual

  • Hola Luis Mario: Quizá la estética no sea muy afortunada pero discrepo en lo de “experimentos con gaseosa” a lo que yo me referiría como innovación; si algo no funciona hay que investigar nuevas soluciones. Un saludo.

    Hola abogado del Diablo: Ojala ese grupo de irreductibles tiren del conjunto de la “horda”. Un saludo.

    Hola Manuel: Sin duda el artículo se merece una mayor extensión para matizar numerosos puntos. Soy consciente del riesgo de ser tildado de esnob al hablar de “wikigobierno” pero es un concepto adecuado que en unos años será normal (recuerdo cuando usaba hace 10 años la palabra “blog” y me miraban de forma extraña). Hay una amplia bibliografía interesante, vg. http://goo.gl/dQ2wU

    Por otro lado, y dicho con modestia aunque pudiera parecer arrogante, no está claro que una democracia necesite de rostros y de líderes (tendré que escribir una disertación para justificar esta afirmación) y sí considero que hay votos inadmisibles, como son aquellos de quienes lo hacen sin un ejercicio previo de reflexión. No se puede votar como quien compra una Coca-cola. Por lo demás gracias por tu comentario, es un lujo tenerte como compañero de columna. Un saludo cordial.

  • Hola Pisco: Muy gracioso, pero cuidado con el “ad hominem”. Un saludo

  • uno de los nuestros dice:

    El sr. Robles aún no nos ha aclarado si Diógenes tuvo abuela. parece ser que era muy listo. Más que nadie. Así que usted siga alumbrando conocimiento en Ciudad Real. No es Atenas, pero bueno, por allí tampoco corren ahora buenos tiempos, y escriba, cuantas más disertaciones mejor. A ver si va quedando claro el fondo de sus artículos. La horda, el vulgo, la chusma. La cosa promete.

  • manuel dice:

    Estimado Rafael: Una cosa es la tecnología y la sociología resultante y otra la “inquietante ausencia de rostros”. Sobre lo primero nada que apuntar porque las nuevas tecnologías se iniciaron desde que el hombre ató un canto a un palo y desde entonces no han parado, y es cierto que lo novedoso siempre es visto con desconfianza al princpio; nada que objetar. Pero (soy muy tozudo yo con esto), la conidicón humana necesita rostros y líderes como una emanación natural del agrupamiento, por eso si por una parte las NNTT pueden favorecer la participación democrática, por otro dudo y me inquieta que sean las NNTT las que suplan el lugar del rostro o del líder bajo el ejercicio de una democracia total y virtual. Ni siquiera en una sociedad de hombres nuevos y avanzadísimos concibo una horizontalidad pura. Hay otro aspecto curioso: normalmente todos echamos la culpa al otro de lo que pasa: a un partido, a un dirigente, a una idea, a una ideologia. Nunca hacemos autocrítica.¿En este futuro wiki que viene de quien será la responsabilidad si las cosas se van al carajo? Puede que sea la oporutnidad para enfrentarnos por primera vez ante nuestra responculpabilidad.

  • Hola uno de los nuestros: Soy parte de la horda pero con conciencia de serlo. Mi crítica va hacia quien no tiene conciencia de clase y que por tanto mantiene en el poder a quien menos le conviene. Respecto a las ironías de su mensaje prefiero pasarlas por alto. Un saludo.

  • Democracia dice:

    Me parece un artículo, como muchos de los que escribe, muy valiente, y que desde luego no encaja en lo que podríamos llamar políticamente correcto. Independientemente de que esté o no de acuerdo (en este caso, en la mayoría NO) le alabo esa valentía de decir lo que piensa aun sabiendo que recibirá críticas. Desgraciadamente, en los tiempos que corren hay poca gente dispuesta a asumir ese riesgo.Pero cuidado con las incorrecciones, que empiezan siendo siendo políticas y acaban siendo morales…

    Por cierto, sin decir que usted sea como él, sí he de decirle que estas palabras o unas muy parecidas – sí considero que hay votos inadmisibles, como son aquellos de quienes lo hacen sin un ejercicio previo de reflexión – se las oí decir a un general golpista cuando muchos años después de su intento de golpe de Estado justificaba el motivo para no creer en la democracia.

  • Hola Manuel: Me gusta lo de la “responculpabilidad”; por supuesto la autocrítica debe ser un punto fundamental. No estoy seguro de nada de lo que escribo, son ideas que surgen de alguna parte del cerebro que parecen tener cierto sentido pero que probablemente no lo tenga, al menos los lectores me hacen pensar con sus comentarios. Por otro lado no soy un “tecnoiluso”, me inmunicé leyendo a la Escuela de Frankfurt, pero sí que creo que bien utilizada y con toneladas de autocrítica puede aportar una gran mejora a la democracia. Al menos en educación las TIC han cambiado enormemente mi forma de dar clase. Un saludo cordial

  • Hola Democracia: el general golpista dijo algo razonable, la diferencia es que para él el fin justifica los medios. Maalouf ha tratado este tema (dictadores con buenas ideas y políticos elegidos democráticamente con nefastas prácticas) en El desajuste del mundo. Un saludo cordial.

  • Pirrón dice:

    Querido Rafael,

    veo estupefácto que su artículo crea un tipo de opinión o polémica que justifica su artículo. Me ha sorprendido, ya que esta verdadera hora que le contesta es bandista y sin pensamiento crítico. Al menos, tienen la capacidad de escribir con una ortografía adecuada las “réplicas”. Si pueden llamarse así.

    Su artículo no es más que un análisis real y fidedigno de lo que ocurre en una provincia donde aun triunfa el “vino y la pandereta” y donde esa horda de pendantes, falaces, irónicos agresivos y chabacanos creen que lo dicen, y que además “va a misa”, es realmente lo verdadero. Desgraciadamente vuelven a jugar tener razón, en lugar de usarla.

    Es lamentable el nivel de críticas que hacen a su artículo y esa es la verdara razón por la que un partido que busca la despersonalización de la política (basta ya de protagonistas políticos) y la democracia real y participativa con el uso de las nuevas tecnologías nunca va a triunfar en un provincia como la nuestra.

    Saludos y enhorabuena por su exposición.

  • Fidel dice:

    Robles es usted un provocador y si se cre lo que escribe, puede que no sea ni demócrata. La democracia es lo que tiene: que vale lo mismo el voto de un premio Nobel que el voto de un señor de ochenta años que no sabe leer ni escribir. Bendita democracia.

    • Sí soy demócrata, pero la verdadera democracia (la actual es una democracia que aún tiene mucho que mejorar) requiere compromiso de los ciudadanos, algo que no veo. Lo que escribo son simples pensamientos y si me dan mejores argumentos estoy dispuesto a desestimarlos sin ningún problema. Un saludo.

  • manuel dice:

    A Pìrrón:

    El debate y la controversia cuando no traspasa los límites de la ofensa son enriquecerdores para todas las partes. Un buen dialéctico nunca considerará lamentable las opiniones contrarias o que refunten las opiniones propias. Una política despersonalizada me daría vértigo. Se trata de exigir y desear de nuestros representantes democráticos que sean honestos, coherentes y en alguna medida desinteresados.

    • Pirrón dice:

      A Manuel,

      un buen dialéctico debe considerar que cual es la tesis que se propone y cual la antítesis. El movimiento se genera desde la calidad no desde el insulto. Solo realizo una defensa desde el nivel de algunos comentarios. Por lo demás, estamos de acuerdo.

      Creo que la política actual necesita quitar peso a la persona particular que gobierna, porque NO gobierna uno*, sino un grupo de “ministros” (con sus cientos de asesores). La política no tiene caras, sino acciones y metodologías.
      Traquilo Manuel, el vértigo que sientes es ese vértigo que uno siente frente a lo nuevo, se pasa.

      saludos.

      *En los pueblos de Ciudada Real, aun hoy, se sigue votando a las personas (si te cae bien o mal) en detrimento de un programa electoral que nadie lo le y como mucho sirve para vestir el asfalto o como protector en un asiento.

  • carlota dice:

    ¿ Todos estos principios no los enunció,un siglo y medio antes, ampliados y desde una perspectiva político_económica, un hombre orondo, barbudo y de aspecto bonachón ? Aquél gran hombre vaticinó que el triunfo de sus ideas se producirían entre la clase obrera porque el campesinado carecía de conciencia de clase. Se equivocó.

    El eterno retorno,Sr.Robles, no sólo tiene validez como recurso literario. A lo mejor esas hordas alienadas a la que usted alude se zambullen hasta el fondo en su Partido X contradiciendo su pronóstico, como mucho antes lo hicieron los campesinos con Marx.

    No se haga ilusiones.Con suerte, y si no son demasiado extensas,los ciudadanos haríamos el esfuerzo de contribuir a la redacción de las leyes y ya se encargarían los más avezados de redactar, tramposamente. los reglamentos. Vamos que me veo, eterna e irremediablemente,alienada.

    • Pirrón dice:

      El error de base es considerar al autor del artículo de un partido político específico.

      Por lo demás, el movimiento se percibe con la acción con la idea.

      • carlota dice:

        No existe error de base. Soy consciente de que el autor del artículo no alude a un partido marxista ( si así fuere tampoco pasaría nada). He puesto el acento en su forma de enunciar unos principios y en que esa forma posee resonancias marxistas. Sin infravalorar a Marx, faltaría más.

        Me llama la atención el miedo al lenguaje que tienen los comentaristas. A mi la palabra horda me gusta, no hay que ser tan puntilloso. Lo que no me gusta es la despersonalización. Yo quiero saber cómo mira a los ojos la persona a quien le doy mi voto.

        Lo que ha sido un golpe de efecto es la puesta en escena, con un primer párrafo en negrita y que todo el mundo suscribe por ser un lugar común para después atacar con una jerga pseudocientífica con la idea de suscitar la perplejidad del lector. Enhorabuena. Ha conseguido lo que se proponía.

        • manuel dice:

          Más que mas Marx, me evoca a 1984. Gobernados por una virtualidad, uff. Me consuela que al final todo irá a parar al control de la élite resultante, porque de todo, ay, siempre emerge una élite.

          • Así es Manuel, ya dijo Hegel que la historia es un continuo proceso de tesis, antítesis, síntesis, tesis, antítesis, síntesis, tesis, antítesis, síntesis, tesis, antítesis, síntesis… Ahora se trata de sintetizar una democracia real. Un saludo.

          • carlota dice:

            El sempiterno Orwel…

      • Hola Pirrón: Me interesa la política (como debería interesar a todo ciudadano) pero no simpatizo con ningún partido actual, no me siento representado por ninguno. Un saludo.

    • Así es Carlota, además el concepto de “conciencia mala” es marxiano. Ojala la horda deje de serlo y sea capaz de autogobernarse pero, sobre todo, desee autogobernarse, algo que, hoy por hoy, no tengo claro. Un saludo

  • uno de los nuestros dice:

    Lo de hordas, la verdad, me parece inadecuado. Creo que todos estamos un poco perdidos y un bastante cabreados. Claro que yo no me siento culpable, en absoluto, del desaguisado económico actual y, sin embargo, tengo -me obligan- que asumir una responsabilidad conjunta con millones de españoles ¿Quizá soy parte de esa horda irresponsable que eligió a políticos impresentables? Sinceramente, no lo creo. No son peores que los que hicieron la transición y eran aclamados. Aquí parece haber muchos comentaristas con gusto por la filosofía o la literatura, por eso, como dice Hamlet: “The times is out of joint: o cursed spite That ever I was born to set it right!” (el tiempo está fuera de quicio. ¡maldita suerte/ que haya nacido yo para ajustarlo!). Aquí muchos responsables políticos han sido zarandeados por el destino (Ni eran más ineptos ni más malvados que la media).
    Sí, echo de menos en los políticos una preparación específica para las tareas que tienen que acometer y echo de más ese ego tan alto que tienen. Pero más allá de la posibilidad de mejorar la selección, no veo alternativa y menos en esa despersonalización tan rara. Creo en la democracia representativa y en la capacidad de elegir y de juzgar racionalmente de los individuos. Aunque ha habido fascismos con mayorías populares, habría que ver el momento histórico de ofuscación o desesperación en que aparecieron,ya que no lo considero nada natural. Hoy es poco probable en sociedades calmadas. En situaciones límite -como casi lo es la nuestra ahora- surgen ideas digámoslo de forma moderada “muy raras” pero eso nos llevaría -creo- más cerca del autoritarismo que de la democracia (ya se sabe, con sus limitaciones)

  • Maria Angustias dice:

    Sr. Robles, tengo una pregunta para usted: ¿una horda alienada, cuándo deja de ser horda alienada?, tal vez cuando sigue la misma dirección ideológica que usted?
    En cuanto a lo de su consideración de “hay votos inadmisibles, como son aquellos de quienes lo hacen sin un ejercicio previo de reflexión”, supongo que también se refiere a todos aquellos que no comulguen con sus ideas.
    Sus ideología tienen un nombre, pero es un nombre muy feo.

  • Sor Prendida dice:

    Si no fuera porque imagino que escribe usted determinadas cosas sólo por provocar, le llamaría fascista. Lo de las “hordas” que usted identifica con una “clase obrera” que vota a la derecha, es realmente de juzgado ideológico de guardia. Vamos a ver: Ciudad Real, socio-económicamente, no es diferente de otras provincias de España donde el peso del sector primario es aún importante. Además, y por falta de sector industrial, en la capital, el peso del funcionariado y el pequeño comercio es muy importante. Nada que no pase, qué se yo, en Orense, Burgos, Jaen, Soria, Teruel, Cuenca… Y, lógicamente, los resultados electorales son, también, muy parecidos en todas estas provincias, salvando matices muy locales. Así pues, y según usted, la mayoría electoral de España (la que dio, en su día, el poder a Suárez, luego a Felipe González, más tarde a Aznar…) es una “horda”. ¿O sólo es “horda” cuando vota a Aznar o Rajoy, no lo es cuando vota a González o Zapatero y 50/50 al votar a Adolfo Suárez? Ignoro si para usted soy (o no) clase obrera. Mi patrón es el peor de los patronos, porque es el estado. Pero vivo exclusivamente de mi trabajo. No tengo rentas, acciones ni negocios. Y he votado al PSOE y al PP, según las veces. No veo a penas la tele y en mi casa tengo una biblioteca de más de 1000 volúmenes, leídos todos. Dígame, ya que se arroga el poder de dar los carnets correspondientes: ¿soy “horda”? ¿Soy, siquiera, clase obrera? Estoy en un sinvivir y espero su respuesta.

    • convidado de piedra dice:

      A Sor Prendida:

      “Mi patrón es el peor de los patronos, el Estado”. No sé si es consciente de la hipérbole que acaba de soltar.El peor patrono es el INEM, y lo digo desde la experiencia de haber trabajado para los dos. Yo he trabajado para la Administración Pública y vendería mi alma al diablo, salvo a la hora de pedir ser enchufado, por pertenecer a su plantilla. Trabajé bastante , por supuesto, en unas condiciones inmejorables.

      Desgraciadamente, no he tenido el talento o la suerte suficientes para obtener plaza. Encontrarse en desempleo, créame, sin prestación contributiva ni asistencial ,es mucho peor que tener como patrono al Estado. Y, bueno, trabajar vendiendo pescado, colocando ladrillos o elaborando pan desde las tres de la madrugada… En fin, no escupamos al espejo y conservemos el sentido de la ecuanimidad intactos. Yo, por mi parte, lo que no quiero seguir conservando es mi status de parado forzoso. Y, francamente, con tantos teóricos y tan pocos emprendedores veo muy difícil la salida del pozo de forma perentoria.

    • patrono dice:

      Sor Citroén a ti te regalaba yo a mi patrón. Ibas a saber lo que es pasarse la jornada sin el cafelito que te tomarás tu todos los días. A las 9:55 mientras escribías el comentario me encontraba yo descargando cajas de 50 kg. Si el peor patrón es el estado vente con el mío, cuantas gilipolleces dicen estos funcionarios se nota que trabajan poco.

    • Desde el momento que has votado previa seria reflexión en mi opinión dejas de ser horda. Un saludo.

  • Wenceslao dice:

    “…considero que hay votos inadmisibles, como son aquellos de quienes lo hacen sin un ejercicio previo de reflexión. No se puede votar como quien compra una Coca-cola”. A mí esta afirmación, como otras que se expresan en el artículo, me parece un claro ejercicio de intolerancia. Se vota como se quiera, que para eso estamos en Democracia, y esa es una libertad que nadie nos puede quitar, y mucho menos criticarnos por la manera en que la ejercemos. Me chirría cada vez más la falta de respeto constante al que piensa diferente, yo pensaba que lo importante de todo esto era no sólo tener la libertad de pensar (o no pensar) como uno quiero, si no (y esto es lo más importante), ser capaces de respetar al opuesto e incluso defender su derecho a elegir la ideología que crea oportuna.

    Con Manuel Valero, casi siempre estoy de acuerdo, incluso cuando no lo estoy.

    Por lo demás, si el objetivo del artículo es una invitación a la reflexión y al debate, desde luego que lo ha conseguido.

    Wenceslao Montarroso.

  • Juan de arco dice:

    El articulo tiene tela… para empezar definir a un grupo de ciudadanos con iniciativa por mejorar su entorno o ser una alternativa a lo establecido como horda es algo desmesurado…y solo por comenzar..

    Definición de HORDA de la RAE…

    Del fr. horde, y este del mongol orda; cf. turco ordu, campamento militar).

    1. f. Comunidad de salvajes nómadas.

    2. f. Grupo de gente que obra sin disciplina y con violencia

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario debajo, o trackback desde tu propio sitio. También puedes Comments Feed vía RSS.

Por favor, debate respetando a los demás.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.